Portátiles y ordenadoresTutoriales

La historia de los portátiles gaming, ¿cómo han evolucionado?

El ordenador portátil gaming es un producto muy vendido a día de hoy, por lo que hacemos un pequeño flashback con el objetivo de conocer toda su historia y evolución. Antes, eran ladrillos, pero hoy son productos muy refinados y con mucha ingeniería detrás que permiten a los gamers jugar allá donde vayan.

En un principio, los ordenadores portátiles gaming eran productos demasiado grandes para cumplir la función de «portátil», algo que cambiaría con el paso de los años. Al final, la evolución es posible no solo gracias a los fabricantes de portátiles, sino a Intel, NVIDIA y AMD, empresas que se han esforzado en traer al mercado chips y componentes más delgados que nunca.

1975, el primer portátil de la historia es el IBM 5100

IBM 5100 portable

¡Portátil por decir algo! Pesaba 24 KG e IBM se atrevía a denominarlo como «Portable Computer» en 1975. Equipaba un procesador IBM PALM con una frecuencia de 1.9 MHz, junto con varias posibilidades de configuración en la RAM y en el ROM:

  • 16-64 KB de RAM.
  • 32-64 KB ROM.

Incorporaba una pequeña pantalla CRT de 5 pulgadas con 60 Hz y la unidad que usaba era de cinta, quedando lejos los HDD IDE y, mucho más, los SATA. Bromas aparte, era un avance para la época y esto se pagaba con un precio que oscilaba entre los $8.975 y los $19.975. Si os parece mucho dinero, pensad en el nivel de vida de los 70 en Estados Unidos, ¡eran mucho más caros!

¿No te logras situar? Calculando la diferencia de inflación de 1975 en comparación con 2021, esos $8.975 equivalen a $45.043 de hoy; el IBM 5100 más caro costaría $100.249,87 hoy, ¡qué barbaridad!

Este ordenador portátil no era gaming, pero sentó las bases del concepto y no fue para nada un fracaso: estuvo en el mercado hasta 1981, siendo sustituido por el IBM 5150.

2002, Alienware Area 51-M: el primer portátil gaming

ordenador portátil gaming

Alienware ya era una empresa fundada en 1996 que se dedicaba a crear sobremesas, y lo cierto es que, dependiendo de la fuente que consultéis, veréis que dan a un modelo u otro como «el primer ordenador portátil gaming de la historia«. Unos indican que fue MSI, otros Razer, pero según mi investigación sería Alienware con su Area 51-M.

Fue el primer ordenador portátil gaming de Alienware cuyas especificaciones principales eran su panel de 15 pulgadas potenciado por un Intel Pentium 4 a 2.4 GHz y una GPU ATI Radeon 7500 (entonces ATI no pertenecía a AMD).

Solía venir con 512 MB de memoria RAM y 40 GB de disco duro, integrando una disquetera y una unidad DVD-ROM. Ante el auge de Internet, decidieron incorporarle un módem para hacerlo un completo sustituto de un PC sobremesa.

Su precio partía desde los $2.700, que serían unos 3.980 dólares en 2021, pero lo que tenía que mejorar mucho era el concepto principal del ordenador portátil gaming, superando 3 barreras:

  • Refrigeración. Veíamos las primeras «invenciones» para evitar el thermal throttling, como era incorporar un ventilador en la fuente de alimentación.
  • Autonomía, era súper corta, debiendo estar con el adaptador enchufado la mayor parte del tiempo.
  • Peso. Este modelo pesaba más de 4 KG, lo que le convertía en «poco portable».

Ahí donde la veis, Alienware fue una empresa muy visionaria porque estuvo trabajando en un sistema de realidad virtual llamado Area 51 VR hace más de 15 años.

2003, Dell lanza el Inspiron 5100

dell inspiron 5100

No era un ordenador portátil gaming tan ambicioso como el de Alienware, pero ojo con este Dell Inspiron 5100 porque equipaba un Intel Pentium 4 a 2.6 GHz (versión escritorio) acompañado de una ATI Mobility Radeon 7500 de 32 MB que hacía uso de la interfaz AGP y 4 raíles (podía venir con 16 MB) y 758 MB DDR a 333 MHz.

Su pantalla era de 15 pulgadas, montaba un panel SXGA+ y su resolución era 1400×1050, ¡no está nada mal para 2003! Se podía jugar en títulos de aquella época en ajustes medios y bajos, aunque los títulos de los 90 eran fáciles de ejecutar.

Un dato curioso es que nunca soportó Windows 98 oficialmente porque causaba conflictos en equipos que usaban más de 512 MB de memoria RAM. Algunos os habréis preguntado, ¿cómo es posible que funcionase con un chip de escritorio? ¿Cuánto consumía? Lo cierto es que su bloque de alimentación era de 90 W y se calentaba una barbaridad.

Luego, vimos Pentium 4 para portátiles, pero su frecuencia era más baja, así como su bus de memoria. También os diré una cosa: para aquella época tampoco se requería muchísimos MHz. Al contrario que Alienware, los diseños de Dell serían sobrios o «sosos», aunque se tratase de un portátil gaming.

Después, vimos los Inspiron 5150 que venían con GPUs ATI Moblity Radeon 9000 o la NVIDIA GeForce FX Go 5200. Os aconsejo que echéis un vistazo a la historia de NVIDIA y a la historia de ATI para más información.

2004, Dell Inspiron 9200 con 1GB de RAM

ordenador portátil gaming historia

Tened en cuenta que la memoria RAM DDR2 todavía no había llegado al mercado, pero lo cierto es que este ordenador portátil gaming fue «de época» porque era una auténtica bestia. Para empezar, su pantalla era de 17 pulgadas y su resolución era de 1920 x 1200 píxeles.

Flojeaba un poco en el procesador portátil Intel M 725 que funcionaba a 1.6 GHz, pero se compensaba con un 1 GB DDR a 333 MHz y con la ATI Radeon 9700 Pro con 128 MB (que hacía uso de APG 4x). Las especificaciones las completaba un HDD de 100 GB a 5.400 RPM, que ofrecía una estabilidad secuencial, pero peor rendimiento que los de 7.200 RPM.

Ya veíamos los códecs de audio AC’97 por estos lares para dotar a los equipos con un buen audio. No se exigía más de sus 60 Hz en la pantalla por aquel momento (tenían poco sentido), pero se mejoraba lo más importante:

  • Autonomía, gracias a su CPU (unas 4 horas).
  • Peso, que bajaba a 3.63 KG.

2005, Sager NP-5320

Sager NP-5320
Notebookreview

A partir de 2005 se empezaron a hacer mucho más populares los ordenadores portátiles gaming debido a los avances de la época. Nosotros os traemos este ejemplo curioso de la marca Sager, un PC equipado con el Intel Pentium M 750, 1 GB DDR2 a 533 MHz de memoria RAM Dual Channel y una ATI Moblity Radeon x700 de 256 MB GDDR2.

Además, su pantalla traía la novedad principal en monitores de inicios del siglo XXI: el panel TFT. Este panel TFT WSXGA+ era de 15.4 pulgadas y traía una resolución de 1680 x 1050. Entonces, la única resolución estándar era la de 1024 x 768 píxeles, mientras que subir de ahí era «un cajón de sastre».

Era un equipo muy interesante porque ofrecía su unidad de CD-ROM, su webcam, su lector de tarjetas 4 en 1, conexión Wireless a través de Intel PRO y su instalación con Windows XP. Este portátil competía con los ASUS Z70VA o Z71V, como otros dentro de la misma marca.

Entonces, era mejor opción el Z70VA de ASUS, pero costaba 250 dólares más, mientras que este Sager tenía un precio de $1621 en 2005 (menos de 2500 dólares de hoy). Su peso era de de 3,4 KG, lo que dejaba clara cuál era la tendencia: bajar de los 3 KG.

Os habréis fijado que el mercado de portátiles gaming en la primera década estaba dominado por ATI, mientras que NVIDIA lanzó GeForce Go como una alternativa que no termino de convencer por su relación calidad-precio.

2006, Alienware Aurora mALX

Alienware Aurora mALX

Alienware fue comprada por Dell y tenía claro cuál era su objetivo: sacar el ordenador portátil gaming más potente posible por aquel entonces. Con esta idea surgió el Aurora mALX: el primer portátil gaming en usa 1 GB VRAM. Era un portátil cuidado con mucho mimo:

  • Vinilado y pintura personalizada.
  • Chasis Clevo M590K, marca de la casa.
  • Pantalla de 19 pulgadas con resolución 1680 x 1050 píxeles.
  • Desaparecen los puertos seriales o paralelos para dar lugar a 5 USB.
  • Usaba una AMD Turion 64 ML-44 a 2.41 GHz, que no era la CPU más moderna.
  • 2 GB de memoria DDR2.
  • Las GPUs eran las NVIDIA GeForce Go 7900 GTX, ¡venían 2 en el mismo portátil! Cada una tenía 512 MB.
  • Tarjeta de sonido Creative Sound Blaser Audigy 2 ZS con certificado THX.
  • HDD Seagate de 100 GB.
  • DVD-ROM NEC ND6750A.
  • Adaptador Gigabit Yukon.
  • Windows XP Professional.

Alienware fue de las pocas empresas que apostó por AMD en procesadores cuando se trataba de portátiles en gama alta. Sin embargo, el precio siempre fue el problema: desde $4.499. Por otro lado, cabe destacar que tenía un peso de 6.8 KG.

2007, MSI GX600: un ordenador portátil gaming ambicioso

ordenador portátil gaming

Aquí no teníamos 2 tarjetas gráficas, pero sí un gran avance en distintos puntos. Nos da nostalgia ver el logo inicial de MSI, el cual no era nada estiloso, pero detrás había un equipo con ganas de hacer grandes cosas. El MSI GX600 es considerado por muchos el primer ordenador portátil gaming de la historia, ¿por qué? Por lo siguiente:

  • Potenciado por un Intel Core 2 Duo T9300 a 2.5 GHz.
  • 3 GB DDR2-667.
  • NVIDIA GeForce 8600M GT con 512 MB DDR2.
  • Pantalla WSXGA de 15.4 pulgadas con resolución de 1680×1050 píxeles.
  • Uno de los primeros portátiles en venir con Windows Vista Home Premium.
  • HDD de 320 GB de Western Digital.
  • Lograba más de 60 FPS en Doom 3 con todos los ajustes en Ultra.
  • Llegaba a casi 50 FPS en Crysis.
  • La autonomía seguía siendo pobre: imposible ir más allá de las 3 horas.
  • Puertos USB, eSATA, HDMI, FireWire, VGA, lector de tarjetas, unidad DVD-ROM, RJ45, Bluetooth, WiFi; de todo.

Era lo que había en aquel momento y fue considerado un gran portátil gaming porque se adaptaba al último hardware del mercado.

2010, Alienware m11x: el portátil gaming más pequeño

Alienware m11x

Poco a poco, se iban consiguiendo nuevos hitos en el sector, y Alienware era una de esas empresas que apostaba por innovar mucho más allá. Nos tenemos que remontar a 2010, momento en el que el Alienware m11x vio la luz de la mano de Intel y NVIDIA.

No era tan absurdo construir un ordenador portátil gaming tan pequeño y compacto porque Razer, en pleno 2020, lanzaba su Book de 13 pulgadas. El Alienware m11x montaba un panel LED TN WXGA de 11.6 pulgadas y una resolución de 1366 x 768, estando potenciado por un Intel Core i7 640UM y una NVIDIA GT 335M de 1 GB.

Entonces, podíamos elegir entre almacenamiento HDD o SSD (500 GB y 256 GB respectivamente), aunque la unidad SSD era de poca capacidad. A partir de esta década, los SSD protagonizarían un gran ascenso para quitar a los HDDs de la palestra en portátiles.

También es necesario decir que existía una variante con una GPU AMD Radeon R5 M335 con 2 GB DDR3. De todos modos, la noticia era que un pequeño ordenador portátil gaming era capaz de llegar a los 30 FPS en títulos como Batman: Arkham Asylum y Crysis (si poníamos las texturas en medio).

Fue el ganador del «Performance Award» que daba el evento CES en 2010, y es que podíamos jugar al mítico Call of Duty 4: Modern Warfare 2, Left 4 Dead 2 o el famoso Crysis. Era realmente pequeño, pero eso no significaba que fuese lento o poco potente, ¡era pequeño, pero matón!

Traía la novedad de Windows 7 Professional, un sistema operativo que era un lujo después del calvario de Windows Vista. Jugar a más de 30 FPS era considerado un buen negocio, pero esto pasaría a la historia pocos años después.

2013, Razer Blade Pro

ordenador portátil gaming

A comienzos de la segunda década del siglo XXI, Razer hizo famosa su familia de portátiles gaming gracias al Razer Blade Pro que salió en 2013. Se trataba de un equipo potenciado por el Intel Core i7-4702MQ que tenía 4 núcleos y podía funcionar hasta 3.2 GHz.

Su acompañante era la NVIDIA GTX 765M con 2 GB GDDR5 y una pantalla TN de 17.3 pulgadas con resolución Full HD. Las opciones de almacenamiento y RAM eran variables, pero podíamos elegir hasta 512 GB en SSD y hasta 8 GB en memoria RAM DDR3.

Aunque el cuerpo era de aluminio, el peso llegaba hasta 2.98 KG, pero ya era un buen dato para lo que estábamos acostumbrados. Después de comentar sus especificaciones, la novedad más sonada fue su teclado y alfombrilla:

  • La alfombrilla estaba justo al lado derecho del teclado y disponía de hasta 10 botones que funcionaban como acceso directos.
  • La misma alfombrilla era una pantalla táctil como tal.

Muchos dijeron que estaba inspirado en el Macbook de Apple por la forma y diseño «slim». Mientras tanto, Razer hacía méritos con su teclado retroiluminado y montando procesadores Intel Haswell que daban ese plus de rendimiento.

Es cierto que fue criticado porque su tarjeta gráfica no era del todo potente, no pudiendo superar los 32 FPS en varios juegos AAA, como Battlefield 4. Era un equipo que sobrepasaba los 2.000€ y la gente pedía mucho a cambio, pero puso la primera piedra en el nuevo concepto: ordenador portátil gaming delgado.

2015, MSI GS60 Ghost Pro, ¡pantalla 3K!

MSI GS60 Ghost Pro

Imagino a los ingenieros y diseñadores de producto de MSI en la mesa de trabajo, ¿qué podemos ofrecer para convencer? ¡Una pantalla 3K! Dejando las bromas a un lado, esta bestia tuvo mucha repercusión en los medios y en la comunidad gaming porque fue un portátil épico.

No había mucho avance en las CPUs, montando un Intel Core i7-4710HQ de 4 núcleos que era capaz de ir hasta 3.5 GHz. Sin embargo, la novedad estaba en la memoria RAM de 16 GB (DDR3L) a 1600 MHz y en la GPU NVIDIA GTX 970M de 3 GB GDDR5.

Sin embargo, la pantalla de 15.6 pulgadas del MSI GS60 Ghost Pro acaparó todas las miradas: panel IPS de Panasonic con resolución 3K (2880 x 1620). No solo era la resolución, sino que estábamos ante un panel IPS que no eran nada baratos por entonces.

msi-gs60
resolución

Además, venía con un teclado SteelSeries retroiluminado que era impresionante, así como con 2 SSD de 256 GB. Dicho esto, había un «pero», y era la batería: todavía era una quimera obtener una autonomía decente jugando a videojuegos.

Y es que no podemos hablar de un ordenador portátil gaming sin una autonomía decente, ¡pierde el sentido!

2018, MSI se «adueña» del mercado de portátiles gaming

MSI GS65 Stealth Thin 8RF

MSI fue considerada como una de las mejores marcas (si no la mejor) de portátiles gaming del mercado, y es que la primera década se le dio de fábula. Pero, ¿por qué era la mejor? Pues bien, productos como el GS65 Stealth Thin o el GE63 Raider RGB conquistaron al público.

Por un lado, el GS65 era un portátil gaming bastante ligero y fino que era un espectáculo. Nosotros mismos dimos la medalla de platino en nuestra review del MSI GS65 Stealth Thin, un producto remarcable por su diseño y potencia. El modelo que probamos tenía estas especificaciones con tan solo 1.8 KG de peso.

MSI GS65 Stealth Thin 8RF Review

Por otro lado, teníamos al GE63 Raider RGB cuyo peso era mayor, pero su potencia era superior, teniendo opciones más potentes y menos potentes.

MSI GE63 Raider RGB Review

2020-2021, AMD complica a Intel y NVIDIA, ¿el futuro son los SoCs?

Seguro que muchos habéis echado de menos a ASUS, y lo cierto es que es una marca que siempre ha estado ahí en lo que se refiere a portátiles gaming. Sin embargo, sus precios eran superiores y su plus de calidad no convencía a los usuarios a invertir más dinero y «pasar de MSI».

MSI era la marca calidad-precio en portátiles gaming por antonomasia, y lo cierto es que sigue plantando batalla a Razer, Alienware, Asus, HP y Lenovo. Así que, hemos querido reservarnos este último año para hacer hincapié en el «cambio de juego» y en las novedades que se han ido mejorando en la historia de los ordenadores portátiles gaming:

  • Aunque AMD había presentado Ryzen en 2017, el mercado de portátiles seguía dando a Intel como el «Rey». Sin embargo, la cosa cambiaría a partir de 2019-2020, momento en el que AMD presenta los Ryzen 4000 con arquitectura Zen 2 y un rendimiento más que interesante. Dicho esto, la oferta de portátiles AMD seguía siendo baja.
  • En 2021, AMD apuesta fuerte con sus Ryzen 5000 para portátiles, por los que muchos fabricantes de portátiles apostarían: Razer, Lenovo, Asus o MSI, entre otros. Vienen con un proceso de 7nm y arquitectura Zen 3, pero aquí no acaba la cosa.
  • Lisa SU es insaciable y planta cara a NVIDIA con sus nuevas RX 6000M, afectadas por la escasez de tarjetas gráficas. En teoría, vienen a competir con las RTX 3000 Mobile, pero todavía tienen camino por delante, ¡aunque tienen Ray Tracing y Smart Access Memory!
  • NVIDIA presentó Dynamic Boost con sus tarjetas gráficas Turing (RTX 2000) para portátiles, que ofrecía maximizar el consumo de la GPU cuando el portátil lo necesitase.

Ahora bien, ¿cómo podemos resumir la evolución del concepto de ordenador portátil gaming? Se me ocurre lo siguiente:

  1. El peso se ha reducido desde los 6 KG a unos 2.5-2.8 KG como máximo en los equipos más potentes.
  2. Los portátiles gaming tienen sus propios chips portátiles, sin tener que portar las CPUs de escritorio que consumen más energía.
  3. Se ha mejorado la pantalla del portátil, los marcos, así como su tecnología y resolución.
  4. La retroiluminación en los teclados de portátiles gaming es un «must-have».
  5. Cambio de dominio en GPUs de ATI a NVIDIA, siendo esta última quien consigue ofrecer 144 FPS en portátiles.
  6. Subida de núcleos e hilos en los portátiles, viéndose modelos que tienen 8 núcleos y 16 hilos.
  7. La autonomía se ha incrementado una barbaridad: de 2 horas a llegar a las 6 u 8 horas en ciertos modelos.
  8. Mayor eficiencia y mayor rendimiento.
  9. Aparición de puertos como Thunderbolt que posibilitan el uso de una EGPU.
  10. El diseño en general, pero haciendo hincapié en el grosor de los portátiles, ¡ahora sí son portátiles de verdad!

Esperamos que os haya sido de ayuda esta información. Si tenéis alguna duda, comentad abajo y os responderemos en breve.

Te recomendamos los mejores portátiles del mercado

¿Qué os parece la historia del ordenador portátil gaming?

Ángel Aller

Graduado en Derecho y estudiando el máster de Abogacía. Amante de los videojuegos y geek inconformista. Leal a Alt+F4. Alicante.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba