NAS

NAS vs DAS: comparativa, funciones, hardware y características

En esto últimos días hemos tenido la oportunidad de probar dos de los nuevos productos de QNAP, el NAS QNAP TS-332X y el DAS QNAP TR-004. Por eso hemos aprovechado para ver las diferencias entre un NAS vs DAS, y así aclara conceptos y funcionalidades para cada uno de estos dispositivos.

Qué es un NAS y Qué es un DAS

Pues lo primero que tendremos que conocer es la definición de cada uno de estos dos dispositivos. Con esta definición, ya podremos tener mucho conocimiento acerca de las principales diferencias que tendremos entre uno y otro.

NAS

NAS vs DAS

Pues un NAS (Network Attached Storage o almacenamiento conectado en red) es un dispositivo que en su versión más básica se utiliza principalmente para almacenar archivos y ojo, para compartirlos a través de una red. Hablamos de la versión más básica porque un NAS puede hacer mucho más que esto, es un repositorio centralizado en el que se administrarán una serie de permisos de acceso para los usuarios y equipos que estén conectados a él a través de una red.

Los NAS son capaces de actuar como servidores propiamente dichos, es más, incluso tienen un sistema operativo propio en la mayoría de casos que dotarán de completa inteligencia a los dispositivos. Con un NAS podremos crear un servidor multimedia, ya que la mayoría de ellos soportan DLNA y transcodificación de vídeo H264, por ejemplo. Esto permite tanto compartir como transmitir directamente desde red ficheros multimedia en tiempo real en los dispositivos clientes que tengamos conectados a él.

De igual forma realizan la importantísima tarea de almacenar ficheros mediante sistemas RAID, que, en función del tipo, tendremos asegurada la integridad de los mismos mediante la replicación de archivos por instantáneas, por ejemplo, con un RAID 1 o 5. También podremos realizar backups de los equipos conectados en la red y disponer siempre de una copia de seguridad a buen recaudo de los archivos.

DAS

NAS vs DAS

Y un DAS (Direct Attached Storage o almacenamiento de conexión directa) es un dispositivo que básicamente irá conectado a nuestro ordenador mediante una interfaz cableada, ya sea USB, Firewire, eSATA o Thunderbolt. De esta forma el dispositivo se conecta directamente a la estación de trabajo y éste hará uso de él para almacenar archivos, con posibilidad incluso de crear RAID.

Un DAS no cuenta con un sistema operativo como normal general, sino que será gestionar por un firmware básico que además podrá ser accesible mediante un software instalado en nuestro ordenador. Por regla general, no cuenta con la posibilidad de convertirse en un centro multimedia, así que estamos ante un simple sistema de almacenamiento masivo de datos como si de un disco duro portátil se tratase.

Un hecho importante es que a veces los DAS de los fabricantes están orientados a complementar y ampliar la capacidad de almacenamiento de sus NAS, como es en este caso el TR-004 de QNAP.

¿Cómo es su sistema de almacenamiento?

NAS vs DAS

Pues en este sentido, NAS vs DAS son muy similares, incluso en su aspecto externo podría llevar a error.

Tanto NAS como DAS son básicamente unas cajas cuadradas, o rectangulares en las que tenemos una serie de bahías para instalar discos duros. Estas bahías son pequeñas bandejas extraíbles en donde podremos colocar unidades de almacenamiento, bien de 3,5 pulgadas o de 2,5, SSD o HDD. En la mayoría de ocasiones bajo interfaz SATA III a 6 Gbps.

En la actualidad, tanto unos como otros, soportan discos duros mecánicos y SSD. De hecho, también encontramos en su interior una PCB que incluye ranuras M.2, bajo interfaz SATA casi siempre, aunque los equipos de más elevado coste también tienen soporte para M.2 NVMe PCIe. Eso sí, esto solamente está disponible para equipos NAS, por el simple hecho de las limitaciones de velocidad de un DAS y su hardware.

Conectividad en red

NAS vs DAS

Un aspecto fundamental que ya queda patente en la definición, es que un NAS se conecta a través de una red, es decir, dispone de puertos RJ45 o en su caso, de puertos de fibra óptica SFP+ de alta velocidad que directamente se conectan en un router o switch para ser visibles por todos los equipos conectados en esa red.

Esta conectividad generalmente es de gigabit Ethernet o hasta 10 gigabit Ethernet para aprovechar al máximo para capacidad de lectura y escritura de los RAID o la alta velocidad de las ranuras M.2. No olvidemos que un NAS es un servidor de almacenamiento que es capaz de hacer streaming de vídeo en tiempo real ser un recipiente de máquinas virtuales.

Por su parte, un DAS no lleva conectores RJ45 ni tampoco de fibra. No va conectado en una red, sino directamente a un PC a través de USB, aunque existen unidades con Thunderbolt 3 destinadas a uso profesional.

QNAP TS-332X

QNAP TR-004

2x RJ45 GbE
1x SFP+ 10 GbE
3x USB 3.1 Gen1
1x Jack 3,5 mm audio
1x USB 3.1 Gen1 Type-C

Las conexiones típicas que podemos encontrarnos en NAS y DAS serán las siguientes:

Conexiones

NAS

DAS

USB
Thunderbolt
RJ45No
SFP+No
HDMI / DisplayPortPodría tener
Jack audioNo
Wi-FiNo

Los equipos NAS que admiten transcodificación de vídeo y protocolo DLNA implementan casi siempre conectores como HDMI para conectar directamente monitores o SmarTV y visualizar el contenido.

Soporte de RAID

NAS vs DAS

Si algo básico debe tener un NAS de al menos dos bahías es soporte para niveles RAID. RAID es un sistema avanzado de almacenamiento recursivo de datos que utiliza dos o más discos duros para crear un único almacén de datos.

Los niveles RAID son fundamentales a la hora de almacenar copias de seguridad y datos importantes, de hecho, el fin básico de un NAS o también un DAS es el almacenamiento de datos. En este aspecto, ambos equipos presentarán casi con total seguridad soporte para RAID básicos como son 0, 1, 5, 10 o JBOD para discos virtuales.

Almacenamiento híbrido

Los NAS por su parte llevan esto uno o dos pasos más lejos, ya que los que implementan ranuras M.2 o soporte para SSD, nos permitirán incluso crear unidades caché, o de almacenamiento rápido como por ejemplo los QNAP.

Otra funcionalidad muy interesante es la configuración de niveles de almacenamiento en función del uso de archivos mediante autotiering, Qtier para el caso de QNAP. Con esto, el NAS de forma inteligente almacenará los datos más utilizados (calientes) en las unidades más rápidas (SSD), y los menos utilizados (fríos) en las unidades mecánicas más lentas.

Sistema operativo vs software básico

QTS para NAS

NAS vs DAS

Para ser capaz de hacer todo esto, un NAS necesita un sistema operativo. No tiene sentido que un servidor de almacenamiento en red necesite un software instalado en un equipo cliente para su gestión. Así que esta es otra diferente básica y fundamental de NAS vs DAS.

La flexibilidad que un sistema como QTS brinda a un NAS QNAP lo hace extremadamente superior al firmware básico de un DAS. Casi siempre, contamos con una gestión gráfica a través de interfaz web, como si de un router se tratase.

QTS es un sistema que cuenta con infinidad de aplicaciones instalables, para dotar de mayor funcionalidad el NAS que tengamos, siempre que sea compatible, claro. Pero, además, estas aplicaciones se podrán comunicar con otras que tengamos instaladas en nuestro PC, como QSirch o Qfile para gestión de archivos, o QVR Pro para montar una estación de vigilancia.

QTS es capaz de detectar de forma inteligente los discos duros instalados y proporcionar una gestión muy avanzada de los aniveles RAID, cache SSD, Qtier y almacenamiento de instantáneas de forma automática. Un aspecto muy importante es que todas estas funciones las realiza de forma autónoma el NAS, con su propio hardware.

Software para DAS

NAS vs DAS

En cambio, un DAS no tiene sistema operativo, lo que tendremos es un firmware que establecerá comunicación con el software que instalemos en nuestro equipo. Este software en la mayoría de casos no será más complejo que el de un disco duro multimedia. Con funciones básicas como la creación de niveles RAID y monitorización de temperatura y volumen de datos a lo sumo.

Solo algunos más complejos soportarán la configuración de copias de seguridad o reproducción de contenido multimedia, pero siempre con el hardware que tiene el ordenador, no el propio DAS.

Funciones y capacidad

NAS vs DAS

De funciones podríamos hacer un solo artículo, o mejor dicho un manual, porque las que nos brinda un NAS son tremendamente grandes, directamente proporcional al coste y capacidad hardware del equipo en cuestión.

Precisamente por esto será mejor elaborar una tabla con las funciones que nos brindan tanto un NAS como un DAS.

Funciones NAS

Funciones DAS

·       Transcodificación de vídeo
·       Sistema operativo
·       Gestión web
·       Gestión con App móvil
·       Intercambio de discos en caliente
·       Aceleración de caché SSD
·       Autotiering
·       Sensor IR para mando a distancia
·       Reproducción de audio
·       Soporte para archivos EXT3, EXT4, NTFS, FAT32, HFS+, exFAT
·       Servicios de red UPnP
·       VLAN
·       Cifrado de archivos por hardware AES
·       Soporte para instantáneas
·       Creación de RAID 0, 1, 5, 5+, 6, 6+, 10, 10+, JBOD, disco único
·       Recuperación, ampliación y migración de RAID
·       Soporte para iSCSI e iSCSI LUN
·       Volumen de aprovisionamiento Thin
·       Contenedor de virtualización
·       Estación de virtualización VMware/VirtualBox/Citrix/Hyper-V
·       Controlador de dominios
·       Gestión de permisos
·       Servidor y cliente LDAP
·       Copia de seguridad remotas
·       Gestión por VPN, PPTP, OpenVPN, L2TP
·       Gestión en la Nube myQNAPCloud o similar
·       Wake-on-LAN
·       Protocolo SNMP, SMB, DLNA, SSH, FTP, HTTP, AirPlay, Chromecast
·       Servidor de vigilancia QVR Pro, Surveillance Station
·       Caja de extensión para NAS
·       Gestión a través de software en PC
·       Gestión a través de QTS conectado a un NAS (en el caso de QNAP)
·       Creación de RAID 0, 1, 5, 5+, 10, JBOD, disco único
·       Disco duro multimedia (según el caso)
·       Copias de seguridad
·       Soporte para archivos EXT3, EXT4, NTFS, FAT32, HFS+, exFAT

Salta a la vista que poco tienen que ver un NAS con un DAS en cuanto a funcionalidades. Eso sí, un aspecto interesante de un DAS es que seguramente la propia marca tenga NAS que san compatibles con la función de extensión de almacenamiento. En este caso, el DAS pasará a forma parte activa del NAS para crear RAID y todo lo necesario.

Indicar también que para compartir un archivo por red con un DAS, éste deberá de estar conectado al PC, y será éste el que permita la trasferencia por red. En ningún caso será el DAS propio el que lo haga.

Hardware

NAS vs DAS

Y claro, llegados a este punto, a nadie se le escapa que, si cuenta con tantas posibilidades, el hardware deberá tener una potencia acorde a las necesidades. Así es, un NAS es prácticamente un ordenador, mientras que un DAS solamente cuenta con un hardware básico provisto de una ROM para almacenar el firmware y un chip de procesamiento más o menos complejo y veloz en función de su podemos reproducir contenido multimedia o tengamos conectividad Thunderbolt.

Hay NAS más potentes que un PC de gama baja

E incluso PC de gama media nos atrevemos. La PCB de un NAS es prácticamente una placa base, en la que tendremos conectividad SATA para HDD, ranuras M.2 para unidades sólidas ultrarrápidas e incluso ranuras PCI-Express x2, x4 y x16 para instalar una tarjeta gráfica básica, una tarjeta de expansión con Thunderbolt, o tarjetas de expansión con M.2 y conectividad 10 GbE de red.

Procesador: los NAS de gama baja cuentan con procesadores RealTek, Marvell o Alpine que varían en potencia entre los 800 y 1,5 GHz aproximadamente de 2 y 4 núcleos. Algunos de ellos cuentan con soporte para gráficos integrados. Los NAS más potentes cuentan con procesadores Intel Celeron, llegando a los más potentes que tienen CPU AMD Ryzen 5, Ryzen 7, Intel Core i3, i5 e incluso i7, casi nada.

Memoria RAM: por supuesto tenemos memoria RAM, casi siempre superior a 512 MB, e incluso llegando a cifras de 64 GB DDR4. Lo normal es encontrarnos con NAS de 1 o 2 GB como el TS-332X ampliables hasta los 8 o 16 GB con ranuras SO-DIMM DDR3L o DDR4.

Tarjeta gráfica: En la totalidad de ocasiones, los NAS que permiten transcodificación de vídeo cuando con CPU con gráficos integrados, por ejemplo, Intel HD Graphics o AMD Radeon. Pero los más potentes, permiten la instalación de una tarjeta gráfica dedicada en una de sus ranuras PCI-Express.

Memoria Interna: para instalar un sistema operativo, es necesario tener memoria Interna, mediante una tarjeta flash. Esta variará entre los 128 MB y los 4 GB, para soportar gran cantidad de aplicaciones.

Gestión con App móvil

NAS vs DAS

Con tanta funcionalidad no se los olvida la posibilidad de integrar el NAS con otros sistemas operativos como Android o iOS de SmarPhone. Fabricantes como QNAP o Synology cuentan con aplicaciones para acceder al NAS y compartir ficheros directamente con él. Incluso hay aplicaciones como QCam para configurar nuestro móvil como una cámara de vigilancia que trasmite una señal de vídeo en tiempo real al NAS.

Este aspecto los DAS no lo permiten, al menos los sistemas más básicos. Pero, en cualquier caso, la interacción de un móvil con ellos, será prácticamente para ver archivos.

Conclusión sobre NAS vs DAS y precio

NAS vs DAS

Finalmente tendremos que hablar del precio. Por razones obvias los NAS suelen ser más caros que los DAS, aunque esto dependerá en gran medida de las bahías que tendrán estos y demás características.

El NAS más barato lo podemos encontrar por un precio en torno a los 170 euros, siempre sin almacenamiento incorporado y quizás con una o dos bahías a lo sumo.

Pero es que un DAS como por ejemplo el TR-004 lo encontramos por un precio aproximado de 270 euros, que es significativamente más, aunque tenga 4 bahías, ofrece mucha menos funcionalidad. Es un coste similar al de un disco duro multimedia.

Por todo esto, nosotros vemos mucho más ventajoso adquirir un NAS, porque tampoco hay tanta diferencia de precios frente a lo que pueden ofrecer. Con un NAS como el QNAP TS-332X de unos 400 tendremos un sistema muy versátil incluso con 3 ranuras M.2 y otras tres bahías de almacenamiento.

Los NAS son dispositivos cada vez más utilizados tanto por Pymes como por usuarios domésticos. El contenido en 4K ocupa muchísimo espacio, y son cada vez más usuarios los que hace streaming y edición de vídeo. Un dispositivo como los NAS son ideales para mantener los archivos seguros y con volúmenes de hasta cientos de TB.

Las funciones como instantáneas, almacenes de máquinas virtuales o servidores de vigilancia también son opciones muy atractivas que un DAS o un disco duro portátil no es capaz de realizar.

Dejamos aquí los correspondientes análisis de estos dos productos de QNAP para ver de primera mano lo que son capaces de ofrecer cada uno de ellos.

Última actualización el 2019-09-19

Esperamos que este artículo haya despejado todas las dudas acerca de las diferencias entre un DAS y un NAS. Si tienen cualquier pregunta, contacta con nosotros mediante la caja de comentarios o en nuestro foro de hardware.

José Antonio Castillo

Graduado en Ingeniería en Tecnologías Industriales. Amante de la informática, el gaming y casi cualquier deporte de motor.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba