SSD M.2 SATA y NVMe: toda la información y modelos recomendados

Hoy hablaremos todo sobre M.2. Las M.2 que anteriormente se les conocían con el nombre de NGFF, y es que son los sustitutos de los ya viejos mSata, creando discos muchísimos más pequeños y con mayor capacidad. El objetivo principal de estas unidades SSD, es brindar soluciones prácticas y rápidas cuando el almacenamiento “colapse”.

En un principio, eran alternativas mucho más caras que las unidades SATA de 2.5 pulgadas, pero finalmente se han convertido en una mejor opción por rendimiento y por precio. Conoce todo sobre los discos M.2 SATA y NVMe: velocidades, factores de forma, distintas interfaces PCIe, disipador o no, etc.

Discos o unidades M.2: qué son y cómo funcionan

ssd m.2

La tecnología va en evolución y no es un secreto para nadie que los futuros portátiles y PC serán de menor tamaño y más rápido que los actuales. Esto quiere decir que es necesario la optimización de varios elementos, el más importante, los discos duros. 

Reseñar que antes de la llegada de los SSD M.2, llegaron los SSD PCIe, que eran unos SSD conectados a PCI-Express. Por aquel entonces, lo más avanzado era PCI-Express 3.0 y hacían uso de PCIe 3.0 x1 o x4, lo que en la práctica permitía brindarnos 4000 MB/s en una dirección.

Los SSDs de 2.5 pulgadas habían tocado techo en términos de rendimiento: era imposible subirlos de 600 MB/s de transferencia en escritura o lectura. Samsung, Western Digital y SK hynix empezaron a trabajar en una evolución, la cual se llamaría M.2 (pronunciado M-dot-2), anteriormente llamado NGFF (Next Generation Form Factor). Finalmente, optaron por renombrarlo a M y, aunque no está del todo claro, derivaría del naming mSATA.

El conector o slot M.2 es una ranura ubicada en la placa base en la que se inserta el SSD M.2 y se fija con un tornillo. Todo es mejor:

  • Se hace uso de la interfaz PCI-Express (mucho más rápida y directa), concretamente de 4 carriles (rara vez x8).
  • Se eliminan los puertos SATA.
  • No hay que alimentarlo desde la fuente de alimentación.

Al igual que los SSD PCIe, las unidades M.2 hacían uso de PCI-Express, lo que se traducía en ofrecer más de 1000 MB/s en escritura o lectura secuenciales. Primero, vimos los SSD M.2 SATA, pero luego llegaron los NVMe y cambiaron el curso de la tecnología. Dicho en otras palabras, ver SSD M.2 de escritorio a más de 3000 MB/s no era un desafío y era más corriente de lo que nos pensábamos.

La evolución de estos discos duros se ha supeditado a la evolución de PCI-Express: conforme pasamos de versión, conseguimos SSDs más veloces. Así se ha visto en las unidades SSD PCIe 4.0, que lograban 7000 MB/s de lectura sin pestañear, algo que se quedará en una anécdota con PCIe 5.0. La maquinaría no para de girar, así que estas cifras son lo que son: cifras sin más.

slot m.2

Los discos M.2 son los discos ideales, ya que a efectos práctico desaparecen muchos problemas que ofrecen los discos duros convencional, teniendo la ventaja de los discos SSD: rendimiento y potencial.

En cuanto a mejoras en el rendimiento, es fundamental que la placa base, el dispositivo y el sistema operativo tengan un entendimiento entre sí, que se conecten entre ellos para lograr la mayor optimización. Ya que existen varios modos de uso y te puede pasar que no logres la configuración adecuada para obtener el mejor rendimiento.

También puede ocurrirte que el cambio de funcionamiento te pida instalar el sistema operativo de nuevo, ya que lo tenías en Legacy y para funcionar correctamente es necesario la opción AHCI.

Hay que tener en cuenta que algunos discos SSD SATA rinden mejor que algunos SSD M.2, esto se debe a que son peores en lectura/escritura secuencial, pero de manera positiva, son mejores descomprimiendo archivos y en uso normal. Es un alivio que no tengan problemas con el recolector de basura en RAID.

Posiblemente tendrás problemas para el arranque si utilizas el modo “PCI Express” para Windows 7 y anteriores. Si cuentas con el sistema operativo Windows 10 si que podrás utilizarlo como disco de arranque y sacarle el máximo rendimiento.

Factores de forma

Si nunca habéis visto uno, es más pequeño que un módulo de memoria RAM, pero tenemos que reseñar que hay distintos factores de forma:

  • 2230: 22 x 30 mm. Se utiliza para conectar tarjeta Wi-Fi y Bluetooth. Usa interfaz SATA o PCIe x2.
  • 2242: 22 x 42 mm. Formato para SSD en Mini-PC y portátiles con interfaz SATA y PCIe x2.
  • 2260: 22 x 60 mm.
  • 2280: 22 x 80 mm. Es el tamaño más habitualviéndose en portátiles y sobremesas.
  • 22110: 22 x 110 mm. Son las unidades más grandes, y casi siempre las más rápidas y de mayor coste. No suelen estar indicados para portátiles por sus dimensiones.

Sin embargo, existen muchos más factores de forma:

factor de forma m.2

SATA y NVMe: principales diferencias

nvme m.2

Sabéis lo que es la interfaz SATA, pero NVMe (NVM Express) es otra historia y, en su momento, le dedicamos una entrada específica para explicarlo bien. Se trata de un protocolo usado en las memorias NAND, que están conectadas a la CPU a través de PCI-Express. Dicho protocolo se basa en los carriles que estemos usando: cuantos más usemos, más rápido sería el SSD.

Una de las grandes diferencias es que los SSD M.2 con NVMe hacen uso de rutas de datos paralelas de baja latencia, mejorando severamente a SATA en rendimiento y latencia. En la práctica, un SSD M.2 SATA se puede mover por los 1000-2000 MB/s, mientras que los NVMe traspasan los 3000 MB/s sin problemas.

NVMe puede soportar varias colas de entrada y salida (hasta 64K), mientras que SATA solo soporta una cola individual y cada cola puede tener entre 254 y 32 entradas (cada cola de NVMe tiene entradas de 64K). Por otro lado, está el software, que desahoga bastante a la CPU en transferencias de datos a través de a creación de varias colas.

Así que, NVMe es el «next-level» porque su arquitectura posibilita que las aplicaciones ejecuten y finalicen variadas solicitudes E/S a la vez. No sólo logra mejorar la velocidad, sino que se han agregado nuevos comandos que minimizan el consumo. Lo que puede ser extraordinario e ideal para los equipos portátiles.

En conclusión, la principal diferencia no solo es toda la arquitectura, optimización software y rendimiento, sino en lo que disfruta el usuario al final: velocidades de transferencia mucho más altas (por encima de 3000 MB/s).

Ventajas y desventajas de los SSD M.2

Resumimos todo este análisis en una tabla con ventajas y desventajas de los SSD con este factor de forma.

Ventajas

Desventajas
Más velocidad de transferencia

Las unidades PCIe 4.0 o 5.0 tienen precios disparatados

Tamaño menor

Necesitaremos un buen disipador pasivo en la unidad en caso de exprimirla al máximo
Eliminación de conectores SATA

Se pueden sobrecalentar más

Menos consumo

No avisan de los fallos: no son HDDs
Menos cables

Su precio es más alto que el de los HDD

Tasa de fallos y seguridad mejorados

¿Menos vida útil? En servidores sí

Antes, el precio era una gran desventaja, pero sí que es cierto que se ha mejorado muchísimo conforme ha ido madurando la tecnología. Ahora, se equiparan y mejoran a los precios de las unidades SSD de 2.5 pulgadas, por lo que se han convertido en una opción mucho mejor.

Prueba de rendimiento SSD SATA vs M.2 SATA vs M.2 NVMe

ssd-vs-m2sata-vs-m2-nvme

Hemos emparejado al Samsung 850 EVO de 500GB con interfaz SATA 3 a 6 Gbps, al Kingston SSDNow M.2 SATA de 240GB y al Samsung 950 PRO M.2 NVMe para que veáis claramente cuales son sus diferencias. Como podemos ver, se nota la evolución de la tecnología y sobretodo el precio. Actualmente los discos M.2 NVMe su valor Euro/GB es el doble y hasta el triple que el de un disco SATA tradicional o M.2 SATA. Si quieres lo último, te tocará pasar por caja.

Modelos recomendados

No hay mejor manera que terminar con una breve selección de los modelos que os recomendamos desde Profesional Review. Algunos los hemos probados y podemos atestiguar que son ideales.

Antes de nada:

Kingston A400, el SSD M.2 más low-cost

Kingston A400

Si buscamos una unidad BBB en bajas capacidades, el A400 nos parece la elección ideal para los 240 GB. De todas las unidades que os mostraremos, esta es la única que viene sin protocolo NVMe, por lo que es una unidad SSD M.2 SATA.

Debido a que usa la interfaz SATA, ofrece unos 500 MB/s en lectura y otros 320 MB/s en escritura. Sus 3 años de garantía son interesantes porque solo pagaremos por él algo más de 35€ con envío incluido.

Rebajas
Kingston A400 SSD Disco duro sólido interno M.2 2280 SATA Rev 3.0, 240GB - SA400M8/240G
  • Rapidez en el arranque, la carga y la transferencia de archivos
  • Más fiable y resistente que un disco duro
  • Diversas capacidades, con suficiente espacio para aplicaciones o para sustituir un disco duro

Última actualización el 2022-06-26

Kingston NV1 NVMe de 500 GB

kingston nv1 1tb

Con el factor de forma 2280, esta unidad SSD M.2 nos parece perfecta por su calidad-precio porque son 500 GB aprovechables con el protocolo NVMe. Traducido en cifras, estamos hablando de 2100 MB/s en lectura y 1700 MB/s en escritura.

Es ideal para sobremesas y portátiles, pero podéis optar a capacidades más altas porque este modelo viene con hasta 2 TB. Por algo más de 45€, nos parece ideal para usuarios medios.

Rebajas
Kingston NV1 NVMe PCIe SSD 500GB M.2 2280 - SNVS/500G
  • Rendimiento del disco SSD PCIe NVMe
  • Adecuado para portátiles y equipos PC de pequeño factor de forma
  • Disponible en diversas capacidades
  • Código de artículo: SNVS/500G
  • Compatibilidad: la presencia de una ranura M.2 no significa que todos los SSD que se ajusten a este factor de forma serán compatibles; hay dos SSD separados que cumplen con este factor de forma, M.2 SATA y M.2 NVMe, a veces la ranura puede acomodar solo uno u otro, mientras que la mayoría de los sistemas más nuevos son capaces de ambos. Faltan los requisitos previos necesarios: en lo que respecta a los SSD M.2 (SATA o NVMe), es importante que los SSD estén correctamente asentados y atornillados correctamente en el tarjeta madre. Además, tanto el BIOS del sistema como cualquier controlador de controlador NVMe o SATA deben estar completamente actualizados.

Última actualización el 2022-06-09

Corsair MP400 1 TB

Corsair MP400

La cosa se va poniendo seria conforme subimos a 1 TB, y es que aquí tenemos mucha más «chicha». Podéis optar a otras unidades que están por debajo de los 100€ en esta capacidad, pero os adelantamos que serán mucho más lentas.

Corsair usa memorias QLC para este disco duro, caracterizado por usar PCI-Express 3.0 x4 y protocolo NVMe para conseguir 3000 MB/s de escritura secuencial y 3.400 MB/s en lectura.

El factor de forma es 2280 y deciros que soporta hasta 1600 TB escritos, por lo que no os parecerán mucho sus casi 120€.

Corsair MP400 1TB Gen3 PCIe x4 NVMe M.2 SSD Velocidades de Lectura Secuencial de hasta 3.400 MB/s y de Escritura Secuencial de 3.000 MB/s, 3D QLC NAND de Adecuada Densidad Negro
  • Rendimiento rapidísimo Disfrute de unas velocidades de datos con una velocidad de lectura secuencial de hasta 3.400 MB/s y de escritura secuencial de hasta 3.000 MB/s
  • Interfaz Gen3 PCIe x4 NVMe Asegura su compatibilidad de amplio espectro y un adecuado rendimiento de ancho de banda
  • 3D QLC NAND de adecuada densidad Ofrece un mayor valor que la generación anterior de TLC NAND, almacenando más datos en la misma cantidad de espacio físico
  • Fuerte resistencia La MP400 almacena los datos durante muchos años de uso, soportando hasta 1.600 TB escritos
  • Formato M.2 2280 Encaja a la adecuación en su placa base sin necesidad de cables

Última actualización el 2022-06-26

Sabrent 1 TB Rocket PCIe 4.0

sabrent rocket 1 tb

Para llegar a los 7000 MB/s de transferencia hay que gastar mucho dinero, y lo vemos incluso innecesario. Sin embargo, el medio camino son los 5000 MB/s en lectura y los 4000 MB/s en escritura, algo que consigue el Sabrent Rocket PCIe 4.0.

Tenéis opciones en 500 GB y 2 TB, pero os recomendamos que compréis un disipador decente u optéis por las opciones que hay con disipador incluido. Por 139.99€ tendremos una unidad estupenda con la que volaremos, pero os adelantamos que necesitaréis PCI-Express 4.0 en vuestra placa base, así como un slot que haga funcionar esta interfaz.

¡Tenedlo en cuenta a la hora de comprarlo!

Rebajas
Sabrent 1TB Rocket Nvme PCIe 4.0 M.2 2280 SSD interno Unidad de estado sólido de rendimiento máximo (Última versión) (SB-ROCKET-NVMe4-1TB)
  • NVMe M.2 PCIe Gen4 x4 interfaz. Cumple con PCIe 4.0 / Cumple con NVMe 1.3.
  • Soporte de administración de energía para APST / ASPM / L1.2.
  • Soporta los comandos SMART y TRIM. Admite las interfaces ONFi 2.3, ONFi 3.0, ONFi 3.2 y ONFi 4.0.
  • Nivelación de desgaste avanzada, gestión de bloques defectuosos, código de corrección de errores y exceso de provisión.
  • Todos los SSD Sabrent vienen con Sabrent Acronis True Image GRATIS para el software Sabrent para una fácil clonación. Para aquellos que requieren un tamaño de sector específico para clonar sus SSD existentes: una utilidad Sabrent recientemente lanzada permite a los usuarios volver a formatear la unidad Rocket y elegir el tamaño de sector de su agrado, ya sea 512 bytes o 4K bytes.

Última actualización el 2022-06-14

Te recomendamos los mejores SSD del mercado

Esperamos que os haya sido de ayuda esta información, y si tenéis alguna duda podéis comentar abajo para que os echemos un cable.

Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba