Tutoriales

mSATA Qué es y para qué sirve

Los sistemas de almacenamiento han evolucionado mucho en los últimos tiempos. Conectores como SATA, mSATA y SATA Express han venido siendo utilizados en mayor o menor medida hasta el día de hoy. SATA ya es un estándar de conexión que lleva bastante tiempo en nuestras vidas, concretamente desde 2001 y cada vez más, está siendo sustituido por los nuevos M.2 o PIE Express con el protocolo NVMe. Es por esto que hoy daremos un repaso al estándar, concretamente veremos que es el conector mSATA y para que se utiliza.

Conector mSATA

Sin duda el estándar de transferencia de datos en serie SATA trajo consigo muchas innovaciones con respecto a la clásica interfaz PATA, la cual todo o casi todos recordaremos por esos tremendos conectores de 80 cables y por la insufrible tarea de configurar los dispositivos en maestro o esclavo.

Pero finalmente este terminó y pasamos al mundo de la conexión en serie, típica de la interfaz USB. Gracias a ella, fue posible aumentar considerablemente la velocidad de transferencia de datos, llegando hasta cifras actuales de 600 MB/s en disco duros mecánicos y SSD. Daremos un repaso a SATA y su interfaz orientad a notebooks mSATA y veremos la diferencia entre éste y una Mini PCIe.

Interfaces de conexión SATA

Conector mSATA USB

Para situarnos mejor, vamos a ver qué tipos de conexiones SATA podemos encontrar. Existen diversos tipos de conectores SATA, entre los que se encuentra el que hoy veremos un poco más en detalle, el mSATA. Básicamente los tipos de conectores SATA que nos encontramos en el mercado son los siguientes:

  • Conector SATA: Este es el cable de conexión de datos típico y tradicional de tipo “Wafer”. Está compuesto por 7 conductores bajo un mismo encapsulado normalmente de tipo rectangular. El conector tiene una anchura de 8 mm y en un extremo dispone de una terminación a 90 grados para identificar la posición correcta del conector macho y hembra. Este conector puede tener una longitud máxima de 1 m. Lo podremos encontrar en prácticamente todos los discos duros mecánicos de 2,5” y 3,5”, además de en las unidades SSD de 2,5”.
  • Conector eSATA: esta conexión se caracteriza por ser de tipo externo, similar a la de un USB, y orientada a conectar discos duros externos que cuenten con este interfaz. Es bastante poco utilizada actualmente, ya que USB 3.0 supera considerablemente los 115 MB/s de esta interfaz.
  • SATA Express: Esta interfaz es una evolución de SATA capaz de trabajar tanto con discos duros SATA como con unidades PCI-Express. Cuenta con una interfaz propia y es capaz de alcanzar los 16 Gb/s o lo que es lo mismo, 1,97 GB/s

Revisa nuestro artículo que explica más en detalle qué es SATA Express

Interfaz mSATA

Conector mSATA

La interfaz Mini-SATA o más conocida como mSATA, es una variante de una conexión de tipo Mini PCI Express de bajo perfil, aunque no necesariamente compatible con ella eléctricamente hablando.

En un principio SATA International Organization, pretendía que esta interfaz fuera el estándar de los nuevos portátiles de la época, precisamente por tratarse de un conector pequeño y estéticamente similar al Mini PCI Express. Además, se pensó para unidades de almacenamiento SSD de tamaños entre 2,5 y 1,8” propias de ultrabooks. Pero debido en gran parte, a la aparición del conector M.2, los fabricantes se decantaron por esta interfaz y mSATA quedó desplazada.

Las dimensiones de una ranura mSATA son de 30 x 50,95 mm en tamaño completo y de 30 x 50,95 mm en tamaño medio, y está dividida en dos zonas de conexión de distinto tamaño con 8 y 18 pines por cara respectivamente.

Conector mSATA SSD

Actualmente solamente algunos portátiles disponen de este tipo de conexión mSATA en su hardware. Concretamente los dispositivos que utilizan la arquitectura de procesador de Intel Sandy Bridge, junto a la plataforma Huron River. Los podremos identificar como las CPU que montan en un socket LGA 2011, LGA 1155 y Socket G2.

Ejemplo de ello, son algunos portátiles Lenovo de allá por 2011 y otros, que tienen soporte para tarjetas SSD mSATA en la ranura WWAN. También es una interfaz que ha sido utilizada por equipos como el Apple MacBook Air o el Dell mini9 y mini8, que cuentan con este tipo de interfaz para unidades SSD.

Esta variante comentada, utiliza una serie de pines reservados para implementar el paso a través de la interfaz SATA. Esto nos permite que las unidades SSD de este tipo sean incompatibles con las verdaderas implementaciones de Mini PCI Express, que es un conector físicamente igual pero que utiliza otra configuración eléctrica.

En el mercado existen pocos dispositivos con mSATA SSD, por lo que prácticamente está fuera de uso. Sn ejemplo típico que cuenta con esta interfaz es el Samsung SUV500MS, el cual está disponible en esta configuración mSATA. En formato medio para notebooks.

Conector mSATA SATA

La velocidad a la que trabaja mSATA es de 1,5 Gb/s y en otros casos de 3,0 Gb/s, velocidades típicas de SATA, en todo caso. Y como hemos dicho, se utiliza para notebooks. En el mercado existen multitud de conversores de mSATA a otras interfaces como SATA o USB.

mSATA no es mPCIe

Aunque parezcan idénticos, son dos interfaces distintas y funcionan de forma completamente distinta. Tanto eléctricamente como en protocolos de transmisión de datos.

mPCIe consiste en la versión reducida en tamaño del estándar de conexión PCI y orientado a su empleo en ordenadores portátiles. De hecho, las señales eléctricas utilizadas en mPCIe son exactamente las mismas que se utilizan en las ranuras PCIe de escritorio.  El bus que usa es de 32 bits a una tensión de 3,3 V. La velocidad de transferencia de datos se sitúa en los 533 MB/s. precisamente este tipo de ranura es muy utilizado para instalar Tarjetas de red Wi-Fi

El tamaño es exactamente el mismo que hemos comentado para las ranuras mSATA por lo que son perfectamente confundibles, e incluso un dispositivo de esta interfaz entra perfectamente en ambos tipos de ranuras.

Con esto queremos dejar claro que ambas ranuras son confundibles a primera vista, aunque si nos fijamos bien en la serigrafía que haya cerca de este conector en la placa base, saldremos rápidamente de dudas. También podremos consultar el manual de nuestra placa base para identificar este tipo de conexiones mejor.

SATA, Pasado, presente y ¿futuro?

El estándar SATA ha creado a lo largo de los años distintos tipos de interfaces de conexiones, cada una de ellas, orientadas para unos fines concretos. Eso sí, casi todas cuentan con las mismas características de trabajar en serie, proporcionar conexión en caliente y tasas de transferencia de hasta 600 MB/s, excepto SATA Express que es capaz de llegar hasta los 1,97 GB/s, una cifra considerablemente superior.

Con soluciones como mSATA o SATA Express el estándar deseaba encontrar nuevas posibilidades en cuanto a compatibilidad, velocidad y soporte, aunque esto no ha sido precisamente lo que ha ocurrido. Debido a las limitaciones de SATA Express y la aparición de otras soluciones mejores, mSATA prácticamente no se utiliza a día de hoy en ningún sitio.

Con la aparición del gran competidor de SATA SSD en unidades solidas, el conector M.2 que supera con creces las prestaciones de nuestra clásica interfaz, es muy posible que dentro de 2 o 3 años ya encontremos en el mercado solamente discos duros en estado sólido de este tipo. Por lo que es cuestión de tiempo que las nuevas tecnologías desplacen a un lado este interfaz.

Sin duda, si decidimos comprarnos ahora mismo, en 2018, un disco duro de gran capacidad de almacenamiento, es seguro que necesitaremos irnos directamente a la interfaz SATA. Y consideramos que esto va a seguir siendo así no en un año próximo, sino en varios, ya que hoy por hoy, las unidades en estado sólido. A pesar de ser muy rápidas, cuentan con un hándicap importante, y es que su ciclo de vida es relativamente corto, mucho más que los discos duros mecánicos. Además, también son considerablemente más caros, especialmente si nos vamos a unidades M.2. Y a esto debemos de sumarle que aún no es viable llegar a los tamaños de los discos mecánicos sin gastarnos un pastizal en uno de ellos.

En definitiva, si queremos grandes capacidades y discos baratos, tenemos SATA para rato amigos. Pero no busques una mSATA porque no vas a encontrar casi seguro.

Hasta aquí llega nuestro conocimiento y opinión sobre mSATA, esperamos que te haya sido de utilidad, al menos para saber de su existencia.

También te recomendamos:

¿Has tenido o tienes algún conector mSATA en tu equipo? cuéntanos qué opinas sobre el estándar SATA y sus competidores. ¿Cuánto crees que durará en el mercado?

José Antonio Castillo

Graduado en Ingeniería en Tecnologías Industriales. Amante de la informática, el gaming y casi cualquier deporte de motor.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com

Quizás te interese:

Cerrar
Botón volver arriba