Tarjetas gráficasTutoriales

Las peores y mejores tarjetas gráficas de NVIDIA de la historia

¿Tuviste alguna? Os traemos una entrada diferente porque vamos a echar un vistazo a la historia de NVIDIA para encontrar las tarjetas gráficas que mejor y peor resultado han dado. No hay duda de que habrán modelos con cierta polémica.

Todas las empresas tienen sus productos fallidos, pero vamos a desmenuzar cuáles han sido las peores y mejores GPUs del «Equipo Verde» con el objeto de recordar viejos tiempos. Seguro que alguno de vosotros tuvisteis el mismo modelo u otro parecido, y es que no «atizamos solo a NVIDIA», sino que destacamos los modelos custom más míticos.

Las peores tarjetas gráficas de la historia de NVIDIA

tarjetas gráficas nvidia de mejor a peor

Empezamos por la peor parte de NVIDIA, una empresa que ha dado tumbos en sus inicios hasta que logró la estabilidad a base de éxitos. Sin embargo, merece la pena que echemos un vistazo a las peores tarjetas gráficas.

nVidia NV1 (1995)

nvidia nv1

Lanzada en 1995, fue una GPU que tuvo su polémica por su precio y calidades, pero especialmente por el uso de superficies cuadráticas: por aquel entonces era mejor la representación de polígonos. Es más, muchos usuarios tuvieron problemas con el audio, reseñando que era mediocre.

Potenció la Sega Saturn, una consola que fue un fracaso, si se tienen en cuenta otras consolas de la época. Y el problema de trabajar con superficies cuadráticas estaba en que era compatible con pocos juegos, no más de 10 en total. La única baza que tenía era que podíamos jugar a juegos de Saturn con ella.

NVIDIA desarrolló un chip NV2 para una evolución de dicha gráfica, pero los desarrolladores y SEGA abandonaron su financiación. Al final quedó en nada y la NV1 se amontonaba en las tiendas porque nadie las compraba: 3dfx ganó con sus Voodoo (de momento).

GeForce 5800 (2003)

geforce fx 5900 ultra

Nos referimos a las GeForce FX 5800, unas tarjetas gráficas de gama alta que suponen la quinta generación de GeForce y que venían con la arquitectura GeForce FX. La incorporamos en este recopilatorio de tarjetas gráficas de NVIDIA de peor a mejor porque su rendimiento en Shader Model 2 era bajo, esta GPU era una máquina de crear polvo y fue polémica por su ruido, ¡sonaba como un demonio!

En términos de rendimiento, la polémica vino por la técnica para subir los FPS, que no era para nada satisfactoria. Esta GPU decepcionó tanto que NVIDIA lanzó la FX 5900 Ultra para arreglar el desentuerto: más silenciosa y un ligero aumento de rendimiento sobre la Radeon 9800 Pro que no usaban Shader Model 2.0.

Finalmente, la FX 5800 Ultra fue decepcionante porque la Radeon 9700 Pro era mejor y encima no hacía tanto ruido.

9800 GTX (2008)

nvidia 9800 gtx

Pocos elogios recibió la 9800 GTX, una tarjeta gráfica cuyo precio era muy alto y que no mejoraba mucho a la generación anterior. De hecho, cuando se comparaba con la 8800 GTX, podía incluso superarla en algún título en concreto, ¡algo inadmisible!

Tened en cuenta que ATI y NVIDIA sacaban nuevas generaciones de tarjetas gráficas de forma anual: cada año, nueva familia. Ahora, la realidad ha cambiado porque vemos nueva generación cada 2-3 años aproximadamente. El caso es que la generación 200 GTX de NVIDIA dejó hechas añicos las GPUs de la serie 9000.

Para más inri, la Radeon 4890 venía con variantes de 1 GB y 2 GB de VRAM, mientras que NVIDIA había apostado por 512 MB GDDR3 en su GTX.

GTX 480 (2010)

GTX 480

Aquí hay división de opiniones: hay gente que asegura que fue decepcionante y otras personas guardan un buen recuerdo de la GTX 480. Nos situamos en la generación con arquitectura Fermi, la cual fue criticada por cómo se sobrecalentaban las tarjetas gráficas.

Se comparaban con las HD 5000 de AMD Radeon (AMD había comprado ATI) y es que fueron muchos los que se quejaron de su bajo rendimiento, alto consumo de energía y unas temperaturas escandalosas. Es más, hicieron memes sobre el asunto y los usuarios de AMD estaban muy satisfechos con sus HD 5000 (que fueron muy buenas).

tarjetas gráficas nvidia de mayor a peor

Geforce GTX 590 (2011)

historia de nvidia

Las NVIDIA GTX 590 tuvieron grandes problemas y no fueron un gran producto, y es que se trataba de una GPU dual cuyos consumos y temperaturas eran monstruosos. Hay varios vídeos por YouTube que enseñan como la GTX 590 se quemaba y se rompía, una muestra de que no fue suficientemente testada en aquel momento.

Sin duda, en un ranking de tarjetas gráficas NVIDIA de mejor a peor… esta tiene que aparecer en el lado negativo.

ASUS GT 640 y GTX 660 (2012)

historia nvidia geforce

El problema de esta generación estaba en que eran GPUs demasiado caras para lo que ofrecían a cambio, o eso opina el público. Llevaban arquitectura Kepler, la cual nació para mejorar la eficiencia que Fermi había destrozado. NVIDIA había mejorado muchos aspectos relacionados con la carga de texturas en Kepler, incluso aumentó la frecuencia de memoria.

Hubo mucha queja con el precio de las GeForce 600 porque no ofrecían una potencia descomunal, pero aquí volvemos a ver una división de opiniones, ¿será que AMD lo estaba haciedno bien?

GTX 700 (2013)

tarjetas gráficas nvidia de mejor a peor

Las GTX 700 no fueron malas tarjetas gráficas, el problema estaba en que se trataba de un mero re-fresh de las GTX 600 en el que se mejoraba la eficiencia energética y la potencia se incrementaba un poco. Usaban una actualización de la arquitectura Kepler, pero las GTX Titan o Titan Z de aquella época se desmarcaban como «la bestia».

¿Por qué la ponemos como una GPU mala? Porque la GTX 780 se quedó obsoleta en tan solo 1 año, y era una GPU que costaba alrededor de $500. Para que os hagáis una idea más actual, fue una GPU

Las mejores GPUs de la historia de NVIDIA

tarjetas gráficas nvidia de mejor a peor

Volvemos a la normalidad, y es que la línea general de NVIDIA es sacar muy buenas tarjetas gráficas a un precio poco popular, pero que sigue siendo la 1ª opción para la mayoría de usuarios. Vamos con las tarjetas gráficas que mejor han aterrizado, dejando atrás las que peor convencieron.

Riva 128 (1997)

historia nivdia

Conocida como NV3, la RIVA 128 fue lanzada en 1997 y consiguió que NVIDIA se redimiese de la NV1; de hecho, hubo una variante más potente llamada RIVA 128ZX, que salió un año después. NVIDIA observó de cerca a Microsoft y su primera versión DirectX, así que lanzó la Riva 128 para aprovechar todas las bondades de esta API.

Decir que traía un soporte AGP 2x, pero sus rivales usaban 1X en PCI o en AGP, por lo que su mayor baza fue su rendimiento en 3D y en 2D, ¡muy bueno! No tardó en ser comparada con las Voodoo 3dfx, siendo menospreciada por su calidad de renderizado y por ciertos errores gráficos.

Sin embargo, muchos la posicionaron por encima de las GPUs de 3dfx.

GeForce 256 y Geforce 2 GTS (1999)

nvidia geforce 256

En nuestra entrada de la historia de NVIDIA, desmenuzábamos esta tarjeta gráfica como la primera «GPU» de la historia de la compañía. Veníamos de la RIVA TNT2 y la GeForce 256 aumentaba su rendimiento en un 50%, viniendo con 32 MB y 64 MB DDR.

La GeForce 2 GTS se lanzó en el 2000, justo el año en el que NVIDIA compra 3dfx y absorbe toda su propiedad intelectual (el famoso SLI). La GeForce 2 GTS tenía el doble de TMUs que la 256 y venía con 3 GPUs distintas como variantes. La novedad estaba en que soportaba varios monitores simultáneos.

GeForce 6800 Ultra (2004)

nvidia geforce 6800

Recordada con mucha nostalgia por parte de muchos, NVIDIA se resarcía de una generación polémica (5000) y la 6800 Ultra encabezaba la gama alta con 256 MB GDDR3 a 1.1 GHz. Era una GPU que hacía uso de PCIe 1.0 x16 y que era líder en su gama porque ATI no ofrecía mucha competencia en gamas altas.

Decir que la GeForce 6800 venía con hasta 512 MB GDDR3, bus de 256-bit y era el doble de rápida que la FX 5950 Ultra, ¡vaya bicho! Eso sí, barata no era y es que oscilaba entre los $400 y $500 de aquella época, que no son ninguna tontería.

GeForce 7800 GTX

nvidia 7800 gtx

La NVIDIA 7800 GTX forma parte de la primera gama «GTX» de la historia de la marca verde y es que dejó la 6800 en una simple anécodota, especialmente después de sacar una variante de 512 MB con mejores temperaturas y menor latencia que su antecesora.

Es difícil conocer a usuarios que se hayan sentido decepcionados con esta tarjeta gráfica, y es que NVIDIA siempre ha sido dominante en las gamas altas de cada generación.

GeForce 7950 GX2 (2006)

GeForce 7950 GX2

Seguimos en la misma generación, solo que tenemos «una GPU» que es una bestialidad: son 2 GPUs en 1. Básicamente, eran 2 7800 GTX porque esta GPU equipaba 2 G71, contaba con 1 GB GDDR3 y se podía jugar a 2560 x 1600 con ella, ¡en 2006!

Su precio oscilaba por los $600, lo que era bastante alto para aquella época, igual que su consumo: son 2 GPUs que alimentar. Fue una bestialidad de tarjeta gráfica.

GTX 280

nvidia gtx 295
GTX 295

También tuvimos la GTX 295 como un emblema de aquella época, pero tengo que decir que la GTX 280 fue una grandísima tarjeta gráfica. Y es que la serie GTX 200 llegó con la arquitectura «Parallel Computing» o de «cómputo paralelo», por no hablar de las mejoras a nivel GPU que trajo. Esta arquitectura sentó las bases para las siguientes que desarrolló NVIDIA, así que no nos podemos olvidar de ella.

Curiosamente, se hablaba de Stream Processors, que son los chips que potencian las tarjetas gráficas de AMD. Y es que NVIDIA ahora usa CUDA Cores como los pilares de sus chips: a más CUDA Cores, más potencia (aunque no solo depende de esto).

En esta generación hubo muchas configuraciones SLI, algo que parece haber desaparecido desde las RTX 2000 en adelante. Eso sí, su historia tuvo su parte gris cuando la HD 4870 salió al mercado, la cual compitió de tú a tú con esta NVIDIA.

GTX 980 y GTX 980 Ti

tarjetas gráficas de mejor a peor

Nos ponemos el traje de gala porque la cosa se pone seria cuando se habla de las GTX 900. Era una generación basada en la arquitectura Maxwell, que sucedía a Kepler y que puede que se trate de la familia de GPUs con más configuraciones SLI del planeta.

No conozco a nadie que haya tenido malas experiencias con estas tarjetas gráficas, y en mi grupo habían muchos con una GTX 970 y GTX 960. La alternativa de AMD no era muy interesante en calidad-precio y NVIDIA convenció con sus tarjetas gráficas construidas por TSMC.

Tampoco se libró de las críticas: la GTX 970 no venía con 4GB, sino con «3.5GB+0.5GB», es decir, los primeros 3.5GB eran veloces, y si hacía falta más el rendimiento se desplomaba. También, había discrepancias en las cachés, pero todos los problemas apuntaban a la GTX 970, no afectando a las demás. Dicho esto, no conozco ningún caso cercano afectado por esta anomalía y los usuarios que conozco con dicha GPU disfrutaron «como enanos» durante 3 y 4 años usándolas.

Con todo esto, hay que destacar las reinas: la GTX 980 y GTX 980 Ti. Mientras la GTX 970 y GTX 980 montaban la GPU GM204, la GTX 980 Ti usaba la misma que la Titan X. Básicamente, las diferencias radicaban en lo siguiente:

  • Una tenía 4 GB GDDR5, mientras la otra llegaba a 6 GB GDDR5.
  • Casi mil CUDA cores más de diferencia.
  • 100 dólares de diferencia.
  • Casi 1 año de lanzamiento de diferencia (una en septiembre de 2014 y ola otra en junio de 2015).

Chapeau por NVIDIA, no podíamos olvidarnos de ellas en esta recopilación de tarjetas gráficas de peor a mejor.

GTX 1060 y GTX 1080 Ti (2016)

GTX 1080 y 1080 Ti

Si antes nos poníamos el traje de gala, ahora nos ponemos el smoking para recibir a, quizás, una de las mejores generaciones que NVIDIA ha lanzado jamás: las GTX 1000. Estaban basadas en la arquitectura Pascal, la cual demostró un potencial apabullante sobre sus rivales, así como un rendimiento descomunal.

Fijaros si fueron buenas tarjetas gráficas, que la GPU más usada en Steam es una GTX 1060. En concreto, vimos 2 versiones: una con 3 GB GDDR5 y otra con 6 GB GDDR5. Quiero destacar la crisis que hubo en el sector de las tarjetas gráficas por culpa del auge del Bitcoin: todo el mundo compraba GPUs, se encarecieron y veíamos una GTX 1060 de 6 GB por 400€.

En realidad, su precio rondaba entre los 280€ y 350€, siendo una GPU que ofrecía un rendimiento en 1080p a 60 FPS más que suficiente. No olvidarme de la GTX 1070 de 8 GB, que también fue un grandísimo producto porque no tenía una rival en su gama, aunque su precio era menos popular.

Pero, tenemos que hablar de las GTX 1080 y 1080 Ti: las joyas de la corona. En concreto, la GTX 1080 Ti fue la primera GPU de escritorio GeForce en equipar 11 GB GDDR5X, que era una auténtica barbaridad en 2016. Es una GPU que sigue siendo muy usada y fue objeto de numerosas compras para minería porque su rendimiento era brutal.

Aquí se empezó a hablar del 4K, pero todavía quedaba mucho desarrollo y potencia por venir.

RTX 2070 Super y RTX 2080 Super (2018)

tarjetas gráficas de mejor a peor

Llegó el Ray Tracing, una tecnología con la que NVIDIA pretendía ilusionar en 2018, y detrás de todo estaba la arquitectura Turing y las RTX 2000. No he encontrado a nadie descontento con una GPU de esta familia, pero NVIDIA dejaba sus variantes Ti para dar paso a las SUPER: versiones vitaminadas muy interesantes.

A NVIDIA le tocó rivalizar con RDNA y las RX 5000, una generación corta, pero intensa que no tenían opción para la gama alta. NVIDIA vio como la RX 5700 XT daba un rendimiento brutal (aunque sin RT) y estaba reñido con la RTX 2070, así que lanzó la RTX 2070 Super y se acabó.

Hablamos de una época en la que jugar en QHD (1440p) es una normalidad, mientras que NVIDIA DLSS surge como una tecnología esencial para hacer viable el Ray Tracing. Si tenemos que destacar algún modelo, son las RTX 2070 Super y la RTX 2080 Super.

Es cierto que NVIDIA ofrecía su variante RTX 2080 Ti, pero era absurdamente cara para lo que ofrecía en comparación con la Super. Justo soy usuario de la RTX 2070 Super y estoy encantado con ella, es una GPU súper interesante que cumple con lo prometido.

Respecto a la RTX 2080 Super, veíamos algún modelo custom por unos 600-700€ en oferta, lo que era un «chollo». Qué bonitos tiempos aquellos, ¿verdad? Esta GPU puede con muchísimos juegos en QHD a 144 FPS, ideal para monitores 1440p a 144 Hz.

RTX 3080 y RTX 3090 (2020)

tarjetas gráficas de mejor a peor

Finalizamos con 2 barbaridades por tarjetas gráficas: una ofrece versatilidad y la otra «se ríe» del 4K, flirteando con el 8K. En 2020, un año pandémico, llega Ampere: las RTX 3000 con Ray Tracing de 2ª generación, proceso de 8 nm por Samsung y un rendimiento 4K que roza los 144 FPS en muchos juegos actuales AAA.

Ambas vienen con la innovadora memoria GDDR6X: la RTX 3080 con 10 GB GDDR6X (12 GB la RTX 3080 Ti) y la RTX 3090 con 24 GDDR6X. En todas las comparativas que he abordado lo he dicho y me he mantenido: la RTX 3080 es la GPU más versátil de la última generación. Las RX 6000 son buenísimas también, pero el Ray Tracing les merma porque su FSR no está igual de pulido que el DLSS de NVIDIA.

tarjetas gráficas de mejor a peor

La única pena de Ampere estriba en la crisis de semiconductores y el elevado precio de las tarjetas gráficas porque no hay suficiente stock para abastecer la demanda. Lamentablemente, esta serie se ha visto ensombrecida por culpa de este suceso, además de un consumo energético muy elevado. Hace falta una fuente de alimentación muy potente para una RTX 3080 o 3090.

Te recomendamos las mejores tarjetas gráficas del mercado

¿Para vosotros cuáles son las peores y mejores GPUs de NVIDIA?

Ángel Aller

Graduado en Derecho y estudiando el máster de Abogacía. Amante de los videojuegos y geek inconformista. Leal a Alt+F4. Alicante.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba