Tutoriales

¿Tengo que cambiar la fuente de alimentación si compro una RTX 3080 o RTX 3090?

La salida al mercado de las NVIDIA GeForce RTX 3080 ha despertado una gran preocupación relativa a su consumo, debido a los números ofrecidos NVIDIA, que muestran un importante incremento respecto a su predecesora. Por ello, muchos usuarios estarán planteándose si deberán cambiar su fuente o no para acomodar esta potente gráfica.

En este artículo vamos a intentar dar respuesta a esta cuestión profundizando lo máximo posible en los datos de consumo que tenemos sobre las RTX 3080. Sin duda va a ser una lectura profunda y reveladora, así que coge palomitas. ¡Empezamos!

Introducción: cómo la RTX 3080 se convirtió en una gran excepción

Como en cada generación, se producen aumentos en la eficiencia energética de las tarjetas gráficas que disminuyen la potencia que requieren para un mismo rendimiento. La última generación de gráficas Ampere no ha sido una excepción, pero esto no ha impedido que aumentase el consumo.

¿Por qué? Pues sencillamente porque se ha aumentado el rendimiento muy por encima de lo que ha mejorado el rendimiento por vatio. NVIDIA ha querido ofrecer un salto generacional tremendo ante la amenaza de AMD, y todo ello ha sido a costa del consumo.

Tras el lanzamiento de las RTX 3080 y RTX 3090, surgieron importantes preocupaciones sobre el consumo energético de las gráficas, al haber reportes de usuarios cuyas fuentes se apagaban y datos de consumo alarmantes desde algunos sitios web. Nuestro artículo va a intentar desentrañar todos estos aspectos y mucho más para dar una idea lo más nítida posible de las necesidades de alimentación de la RTX 3080 y RTX 3090.

Lo primero de todo es que tengas una fuente de calidad

Un verdadero motivo para cambiar de fuente sería la calidad. Una gráfica con un consumo tan elevado necesita una fuente capaz de proveerlo durante el tiempo que sea necesario, y para ello debe cumplir unos estándares de calidad mínimos.

Sabemos que esta web no es el único sitio razonable para consultar información sobre fuentes. Pero lo cierto es que hay una cantidad preocupante de páginas que se dedican a la proliferación de mentiras y mitos que pueden resultar muy dañinos para quien compré una gráfica de semejante consumo. Por ello nosotros os recomendamos como fuente alternativa para consultar la calidad de una fuente de alimentación la “tier list” del foro de Linus Tech Tips.

No te olvides de que la RTX 3080 cuesta 700€ y la 3090 1500€. ¡Gráfica de gama alta, fuente de gama alta!

La recomendación de NVIDIA para RTX 3080 y RTX 3090

Empecemos ahora con la recomendación de fuente que da la propia NVIDIA. Según indican en su página web, se recomienda una fuente de al menos 750W de potencia. La cuestión es que este tipo de recomendaciones son en muchas ocasiones excesivas. Eso es lo que nos ha demostrado la historia, hay que intentar soportarlas en pruebas de consumo independientes y fiables.

La RTX 3090 mantiene la recomendación de la RTX 3080, un requisito mínimo de 750W. Esto en la Founders Edition. Los modelos personalizados consumen más.

Esto es muchísimo más importante en esta ocasión, con tantas sospechas sobre picos de consumo elevados.

¿Qué recomiendan otros fabricantes?

Tras el lanzamiento de las RTX salió a la luz una tabla de ASUS en la que figuraban recomendaciones de potencia en función de la tarjeta gráfica.

En ella, vemos cómo el mínimo recomendado para la RTX 3080 y 3090 es de 750W en el caso de usar un procesador Intel Core i7 / AMD Ryzen 7 o inferior. Y para CPUs superiores, 850W o incluso 1000W con una 3090 y procesador HEDT.

Esta es una referencia interesante, pero no sabemos nada de la metodología y criterio usados. En todo caso, pueden ser interesantes de cara a una nueva compra, pero no deberíamos tomarlo como la tabla de los 10 mandamientos.

Recomendación en base a datos de consumo independientes

Las recomendaciones propias de los fabricantes no tienen por qué ser veraces. En la mayoría de casos, incluso, están sobredimensionadas de cara a asegurar la compatibilidad a aquellos usuarios con fuentes de menor nivel. Por eso es imprescindible acudir a pruebas independientes que demuestren valores de consumo reales.

No obstante, como os hemos explicado, Ampere es diferente y puede ofrecer picos verdaderamente altos. Por eso, la información del 99.9% de reviews (incluida, por desgracia, la nuestra) es insuficiente o inexacta. Vamos a explicaros por qué.

Las mediciones de consumo habituales no son suficientes

Casi todas las reviews de tarjetas gráficas incorporan datos de consumo que generalmente se miden de la siguiente manera: se estresa la GPU y se mide el consumo del equipo completo con un medidor de enchufe.

Nuestros datos de consumo constatan los elevados valores de las RTX 3080 y RTX 3090.

Esta es una muy buena manera de determinar las necesidades de consumo básicas de una tarjeta gráfica, pues nos da una idea precisa de lo que puede consumir el equipo completo en juegos.

No obstante, como resulta de esperar en una forma de medir tan barata no se pueden conocer los picos de milisegundos que se pueden dar con estos métodos. Por norma general no es algo de lo que preocuparse, pero cuando tenemos gráficas sospechosas de grandes picos de consumo como las RTX 3080 o 3090, o AMD Vega 64, la historia cambia.

¿Qué datos de consumo tomamos como fiables?

Junto con la RTX 3080 se publicó un artículo en el medio chino FCPowerup realmente alarmante. Esta web es la misma que filtró por primera vez los conectores de 12 pines de NVIDIA, así que tienen buenos contactos. Lo que publicaron fue una demostración que mostraba picos de consumo de más de 700W en las RTX 3080. No hace falta decir lo preocupante que es un dato así, pero… ¿es fiable?

El gran problema de estas mediciones está en su metodología. Según hemos podido saber, el tipo de de sensores (de efecto hall) que se usan son especialmente sensibles a interferencias electromagnéticas. Cualquier señal “sucia” que se pueda interponer en la medición de corriente la puede distorsionar por un amplio margen.

Recordando que la potencia en corriente continua es el producto de voltaje e intensidad, hay algo más que tener muy en cuenta: Resulta especialmente difícil medir con precisión el valor de voltaje en una escala de nanosegundos, así que tenemos unas altas posibilidades de inexactitud por partida doble.

A esto hay que sumarle el hecho de que este medio fue quien habló de picos de consumo de 1200W con gráficas AMD Vega 64, algo que desde entonces no ha podido ser verificado por ninguna otra fuente, y que suena alejado de la realidad. Esto resta, a pesar de la complejidad técnica de las pruebas, mucha credibilidad a las mismas.

Una alternativa que siempre ha dado resultados más razonables está en las pruebas de Igor’s Lab, que antes la usaba en las reviews de Tom’s Hardware, y que también está basada en mediciones con osciloscopio pero en principio cuenta con un cierto filtrado que haría los datos más fiables.

La alternativa final está en Powenetics. Este es un proyecto de la empresa de certificación de fuentes de alimentación Cybenetics, que destaca por una rigurosidad líder en sus mediciones. Su proyecto se basa en unas resistencias especialmente sensibles que se usan para medir corriente, precisamente del mismo tipo que usan las fuentes para implementar sus protecciones. Según ellos, estas dan los resultados más fiables al no contar con ningún sesgo externo por interferencias electromagnéticas.

Los resultados con las tarjetas gráficas se pueden comprobar en su página web oficial, pero en nuestra opinión la metodología tiene un problema: las mediciones en gaming se hacen a resolución WFHD (Full HD Ultrawide) con un procesador básico, el i5-9400F. Esto es insuficiente para llevar a sus límites en juegos a las RTX 3080 y 3090.

Por ello, no nos basaremos únicamente en los datos de Powenetics. Los combinaremos de manera comprensiva con los de Igor’s Lab, y adicionalmente incluiremos los de Tom’s Hardware, que usan una unidad del sistema Powenetics, y con metodologías más estrictas.

Combinaremos para los datos de consumo 3 fuentes: Igor’s Lab (osciloscopio), Tom’s Hardware (Powenetics) y la web oficial de Powenetics.

Datos de consumo

Vamos ahora a ver un gráfico con los datos reales de consumo que se han publicado en estos sitios web. Serán los que usemos para interpretar la información y dar las recomendaciones de potencia.

Como vemos, los consumos medios son bastante consistentes en todos los casos: entre 300 y 340W en la RTX 3080, y unos 360W en la RTX 3090 Founders Edition. Son valores altos, pero no preocupan en exceso.

La gran discrepancia está en los picos observados. La medición de Igor’s Lab, que está en cuestión pero es lo más fiable que tenemos, indica picos de hasta 500W en la RTX 3080 y 575W en la RTX 3090. Esto es lo realmente preocupante, y lo que puede llevar a los usuarios a pensar en cambiar su fuente.

La novedad de los drivers de NVIDIA

https://www.profesionalreview.com/wp-content/uploads/2020/09/NVIDIA-456.55-WHQL-2.jpg

El consumo elevado y los picos no han sido la única preocupación de estas tarjetas gráficas. Han salido con problemas de estabilidad derivados de la severidad del algoritmo de boost de NVIDIA, que llevaba a las gráficas más allá de lo que podían aguantar. Esto combinado con el abaratamiento de algunos fabricantes en el filtrado de la alimentación ha sido un cóctel explosivo que trajo muchos problemas.

Pues bien, reflexionemos: si el problema de inestabilidad viene por picos de muy alta frecuencia en la gráfica, ¿tendrá esto que ver con los problemas de consumo? ¿Provocarán esos aumentos de frecuencia los picos tan altos de consumo? La respuesta es rotundamente sí.

Afortunadamente, los nuevos drivers de NVIDIA afinan el control del boost de frecuencias para así evitar semejantes picos. Igor’s Lab ha analizado los cambios en el consumo con el driver nuevo y el antiguo en una RTX 3080 de KFA2, y vemos que el listón baja considerablemente.

Mientras que los drivers antiguos dejaban picos de casi 600 vatios en el modelo analizado, con los nuevos esa cantidad apenas supera los 500W en alguna ocasión. Es una reducción drástica, que sin duda mantiene consumos muy indeseables, pero la reducción está ahí.

Estos datos también nos sirven como demostración de que los picos de consumo ocurren en juegos, con datos mucho más comedidos en pruebas de estrés, lo que vuelve a demostrar que la severidad del algoritmo de boost está detrás de los problemas.

Conclusiones sobre el consumo y recomendaciones de fuente de alimentación

Una vez vistos los datos, vamos a intentar sacar conclusiones para las necesidades de cada usuario.

Ya tengo una fuente de alimentación de calidad: ¿es suficiente para mi RTX 3080 o 3090?

Valora tu caso:

550W o menos

En estos casos, la verdad es que es muy improbable que la fuente pueda aguantar la RTX 3080 o RTX 3090, así que en este caso aconsejamos actualizar la fuente de alimentación. Es paradójico, pues 550W era hasta ahora una recomendación ideal para equipos Mono-GPU. Sigue siéndolo, en todo caso, para quien no prevee comprar una gráfica tope de gama.

650W

Aquí, es probable que la RTX 3080 sea capaz de aguantar. Acuérdate de los criterios de calidad que mencionamos arriba en el artículo, y prioriza tener una fuente “Tier A”. Eso garantiza un funcionamiento adecuado de las protecciones. Por ello, nuestra recomendación si tienes un buen modelo de 650W es que pruebes la gráfica al máximo con tu fuente de esta potencia. Es muy probable que aguante la RTX 3080, y si lo hace no tienes por qué cambiarla.

En todo caso, no te queda otra que comprar la 3080 pensando que quizás necesites una fuente nueva.

750W o más

Si cumples los criterios de calidad, es previsible que con este consumo no tengas ningún tipo de problema con la RTX 3080, e incluso con la RTX 3090. Con esta última podría haber importantes limitaciones de cara al overclock, eso sí.

La única excepción sería que tu modelo concreto de fuente tenga problemas con tarjetas gráficas de alto consumo. En cuyo caso deberías quizás contactar con el fabricante, con total legitimidad puesto que los requisitos de NVIDIA te respaldan.

Quiero comprar una nueva fuente de alimentación

También es posible que no busques actualizar tu fuente, sino comprar directamente una nueva. Es lo propio si tu modelo no es de muy buena calidad o si es una fuente vieja. En ese caso prepara al menos 100 euros, que vas a montar una gráfica de 700 a 1500 euros, y que ya de por sí te obliga a invertir en otros componentes (no vas a ningún sitio con una CPU básica en una RTX 3080 o 3090).

Si vas a comprar una RTX 3080

En estos casos la recomendación es relativamente sencilla, en vista de la información publicada. Si vas a montar un procesador de buen nivel pero no demasiado demandante o sin perspectivas de overclock, entonces una buena fuente de 750W debería ser más que suficiente.

Última actualización el 2020-11-24

Si por lo contrario planeas overclockear tu procesador o gráfica, vas a montar un procesador de mucho consumo, o cuentas con un presupuesto especialmente holgado y quieres olvidarte de problemas 850W es un buen punto dulce.

Recuerda nuestra guía de fuentes de alimentación por precio.

Si vas a comprar una RTX 3090

Las RTX 3090 pueden llegar a picos de consumo mucho más elevados que la RTX 3080. Además, confluyen varios hechos:

  • La información de consumos es más escasa.
  • Es más probable que se emparejen con procesadores muy potentes, incluso HEDT.
  • Su precio es muy alto, de 1500 euros. Quien la compre tendrá un gran poder adquisitivo.

Por ello, consideramos que quien busque una RTX 3090 debería enfocar su compra a fuentes de mucha potencia, de 850W o más. Incluso podría llegar a ser legítimo comprar un modelo de calidad de 1000W.

¿Qué hay de las RTX 3070, 3060 Ti y demás?

El TGP de la RTX 3070 es de 220W, en contraposición con los 320 y 350W de las 3080 y 3090. Además, es obvio que será un lanzamiento mucho más refinado, tanto NVIDIA como los fabricantes habrán tenido mucho más tiempo para testeo. Por lo tanto, es previsible que casi cualquier fuente buena de 550W o más aguante perfectamente un equipo con la RTX 3070. Pero todavía es pronto para hablar.

Respecto a la 3060 Ti, otro modelo que se lanzará en octubre, todavía no tenemos suficiente información pero todo apunta a que habrá un TGP inferior a los 200W.

El conector de 12 pines: ¿Motivo para cambiar de fuente?

Nuevo conector de 12 pines

Uno de los aspectos más polémicos que acompañó al lanzamiento de las nuevas tarjetas gráficas ha sido la inclusión de un conector de alimentación totalmente nuevo. Concretamente, han abandonado los clásicos conectores de 6 y 8 pines para incluir un único conector de 12 que no se encuentra en ninguna fuente de alimentación. A nivel técnico, se llama Molex MicroFit y está diseñado por la misma compañía que está detrás del resto de conectores de fuentes.

Esto viene acompañado de la comprensible duda de si el conector de alimentación es un motivo para cambiar de fuente. Lo cierto es que no, puesto que ya de por sí NVIDIA provee un adaptador de alta calidad que podremos usar en cualquier fuente compatible. Así que tened en cuenta el resto de aspectos de este artículo y no os centréis en el mencionado conector.

Dos cuestiones a tener en cuenta: estética y modelos custom

Si bien os decimos que el conector de por sí no importa, en realidad debéis tomar en consideración dos cosas. La primera es que aquellos usuarios más interesados en la estética quizás os sintáis decepcionados con el adaptador que provee NVIDIA. Y es que al ser tan corto siempre estará a la vista en vuestro PC. Por ello, algunos querréis reemplazarlo por un cable totalmente compatible. Estos serán provistos por buena parte de los fabricantes de fuentes modulares, aunque a día de hoy apenas tenemos confirmación de Seasonic y Corsair.

Recordad que los modelos personalizados no incluyen el conector de 12 pines, sino que hacen uso de los tradicionales.

¿Tengo cables de 8 pines suficientes?

Una preocupación adicional es el hecho de que la mayoría de fuentes, modulares y no modulares, incluyen dos conectores de 8 pines en cada cable. Esto les permite reducir costes de producción drásticamente, pero es perjudicial para todos aquellos que planeen montar una gráfica de alto consumo.

Tened en cuenta que, en la mayoría de fuentes de alimentación, se dedican tan solo 3 pines de 12V a estos cables. La recomendación de Molex, el diseñador de estos conectores de alimentación, es de hasta 8 amperios por cada pin. Entonces, tendríamos soporte para hasta 288W por cada pareja de conectores de 8 pines. Resulta evidente que esta es una cifra muy pequeña, así que de aquí se extrae una de las conclusiones más importantes sobre el consumo de las nuevas gráficas:

Usa siempre dos cables de alimentación distintos con tu RTX 3080 o 3090. NUNCA uno solo. ¡Incluso si solo un cable tiene ya los conectores que necesitas!

No en vano todos los adaptadores para fuentes modulares ofrecidos en la actualidad van a 2 conectores modulares distintos.

Palabras finales y conclusión sobre recomendaciones de fuente para RTX 3080 y 3090

El consumo de las nuevas RTX 3080 y RTX 3090 es sin duda un aspecto muy polémico debido a que, si bien se aumentó la eficiencia energética respecto a la pasada generación (rendimiento por vatio), no ha sido así con el consumo en sí, debido a que las subidas en eficiencia no han sido suficientes para contrarrestar el aumento en potencia gráfica.

Además, las nuevas tarjetas gráficas adolecen de un problema de picos de consumo elevados bastante preocupante. Esto está provocando problemas con muchas fuentes de alimentación, sembrando dudas sobre qué fuentes son compatibles con las nuevas gráficas.

Ante ello, hemos analizado los mejores datos de consumo disponibles en la red. Y es que para conocer el consumo en picos de una tarjeta gráfica hace falta equipamiento especial. Nosotros hemos analizado qué sitios lo tienen y qué datos han arrojado.

La conclusión final es que el requisito mínimo de 750W para la RTX 3080 es realista, y recomendamos fuentes de esta potencia o más para librarse de problemas. Los usuarios que vayan a emparejarlo con procesadores overclockeados, o montar la RTX 3090, quizás deberían empezar a mirar en 850W.

En todo caso, lo primordial es la calidad de la fuente de alimentación, que debería ser de primer nivel para poder aguantar los picos de consumo. En esos casos, y con una RTX 3080, lo más probable es que una fuente de 650W también aguante. Esperamos que este artículo os haya resultado de ayuda con un tema tan complejo.

Breixo Gómez

Apasionado del Hardware, exigente con la calidad de los productos. Intento aprender lo máximo cada día. No dudes en dejarme cualquier duda o sugerencia en los comentarios ;)
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba