Fuentes de alimentaciónTutoriales

¿Tu PC se ha apagado y no vuelve a encender? Esta es la causa más común

¿Tu PC se apaga y no vuelve a encender? Cuando de manera repentina se apaga el equipo y el botón de encendido no responde, esto suele deberse a un problema muy concreto con la fuente de alimentación, que requiere de un buen diagnóstico para solucionarlo. En este artículo, repasaremos de forma breve cómo y por qué ocurre esto, y qué puedes hacer para solucionarlo.

PC se apaga y no vuelve a encender

Si el PC se apaga y no vuelve a encender, casi siempre es culpa de la fuente: protecciones latch

La gran clave de esto está en los sistemas de protección de una fuente de alimentación. Repasemos brevemente cuáles son los más comunes:

  • OVP: protege el equipo de que la salida de un raíl tenga un exceso de voltaje, para no dañar los componentes.
  • UVP: lo mismo, pero con voltajes demasiado bajos.
  • SCP: protege el equipo de cortocircuitos que puedan dañar los componentes.
  • OPP: si el PC demanda a la fuente más potencia de la que puede entregar, esta protección debería actuar.
  • OCP: en este caso hablamos de un exceso de corriente, y no de potencia.
  • OTP: protege contra el sobrecalentamiento de la fuente.

Hay más, pero en este artículo tenemos más que suficiente con estas protecciones. Pues bien, dos de las más comunes y que más suelen afectar a la gente son el OCP y el SCP. Cuando actúa una de estas dos protecciones, la forma de apagar el equipo se denomina «latch off», lo que traducido se podría considerar como un apagado «con cerradura», «con pestillo», «asegurado», etc.

Fractal Design Ion+ 860W
En el centro (SiTi), un circuito integrado de protección de una fuente.

Vamos, que en este tipo de apagado el equipo no se puede volver a encender inmediatamente. Entonces, si tu PC se apaga y no vuelve a encender, es muy probable que la fuente de alimentación haya entrado en ese estado, y para eso es este artículo: después de explicarlo, intentaremos que diagnostiques tu problema concreto de la mejor forma posible.

¿Y por qué ocurre esto? ¿Qué explica que la fuente haga un «latch off»? La verdad es que es bastante sencillo y entendible: no es más que seguridad adicional, para evitar que el equipo vuelva a encenderse de inmediato, con todos los posibles problemas de seguridad que acarrearía eso. Nos da, además, la oportunidad de solucionar cualquier circunstancia que se haya podido dar.

Desconecta la fuente y comprueba si todo vuelve a funcionar

¿Y cuándo se «rearma» una fuente y se recupera de ese estado de cierre? Normalmente, será en la circunstancia de que el problema que haya causado su apagado deje de estar ahí. Entonces, salvo que conozcamos de primera mano lo que ha ocurrido (por ejemplo, si sabes que has hecho un cortocircuito, arréglalo primero), lo que debemos hacer es desconectar la fuente con la esperanza de que al volver a encenderla todo funcione bien.

Entonces, si tu PC se apaga y no vuelve a encender, lo primero que deberías hacer es, si no sabes qué ha pasado, desconectar la fuente, esperar unos segundos y volverla a conectar. Puedes hacerlo tanto con su interruptor trasero como sacándola del enchufe, como más te convenga.

Luego de hacer esto, enciende el PC y comprueba si funciona con normalidad. Si es así, puedes saltar directamente al último punto de este artículo, en el que discutimos qué ha podido pasar, ya que esto no es algo que se pueda comprobar a ciencia cierta, pero hay muchos indicativos. Si no has conseguido que el PC encienda, continúa leyendo.

Si tu PC todavía no enciende, puentea la fuente

En el caso de que el equipo se haya apagado, no vuelva a encender, y tampoco consigas rearmar la fuente de alimentación, lo que debes hacer es comprobar si en realidad lo que ha ocurrido no ha sido una protección, sino que directamente te has quedado sin fuente, pues siempre se puede dar el caso de que esta deje de funcionar repentinamente. Incluso puede pasar con fuentes de muy alta calidad: es una lotería inevitable y perversa.

conector ps onPara comprobar si la fuente sigue funcionando correctamente, la estrategia es la de puentear su encendido, es decir, probar si enciende por sí sola, no accionada por la placa base del ordenador. Para esto, debes sacar el conector ATX de la placa base, que es una conexión de 24 pines bastante alargada,

Conector ATX fuente de alimentaciónUna vez tengas el conector entre manos, consigue algo similar a un clip que nos sirva como un puente metálico. En caso de que sea un clip de plástico, recuerda pelarlo por los extremos para exponer su parte metálica. Entonces, sitúate en el diagrama de arriba (sigue la orientación de la pestaña) y encuentra la posición del conector PS-ON, el que marcamos con un color verde.

Una vez lo hayas localizado, introduce un extremo del puente ahí, y lleva el otro extremo a cualquiera de los conectores COM que señalamos con un color negro, siendo estos pines negativos.

En caso de que el ventilador de la fuente encienda, claramente la fuente sigue funcionando y puedes pasar al siguiente punto, «Descartando cortocircuitos internos». Si no, las posibilidades son otras:

  • A lo mejor tienes una fuente semi-pasiva, y por ello el ventilador no se enciende al puentear la fuente. Si oyes un único ruido de click al encender y uno al apagar, que sería el del relé de la fuente, entonces ahí tienes tu encendido y apagado. Si no, puedes intentar «escuchar» si la fuente hace algún ruido eléctrico al encenderse, monitorizar voltajes, etc.
  • Otra posibilidad es que el puente esté mal hecho. Comprueba muy bien que la elección de los conectores ha sido la correcta. Además, recuerda que la fuente debe estar conectada y que debes mantener la unión hecha mientras quieras que funcione la fuente. No vale con «puentear y sacar» inmediatamente.

¿La fuente sigue sin dar ninguna respuesta? Entonces es muy probable que sea una fuente de alimentación estropeada. Desconéctala por completo y sácala del equipo, y repite el proceso de puenteo. Si efectivamente ha encendido, analicemos la posibilidad de un cortocircuito.

Descartando cortocircuitos internos

Ahora, nuestra mayor sospecha es que el apagado se haya debido a un cortocircuito, que todavía está presente, por ello nuestra fuente no se puede encender de nuevo, incluido si la hemos podido puentear, que en ese caso también tiene esta posible explicación.

PC se apaga y no se vuelve a encenderSi tienes la caja de PC abierta, o sabes que ha podido caer algo metálico dentro de ella, es muy probable que esa sea la causa. Pero en la mayoría de casos no sabemos nada sobre qué ha podido pasar. Entonces, realiza una inspección visual para comprobar si efectivamente hay alguna pieza metálica donde no debería estar, pues es un causante muy común de cortocircuitos. Por ejemplo, que se te caiga un tornillo dentro de la caja y acabe «en mal sitio».

De todas formas, lo más normal es que no tengas ni la más remota idea de dónde viene el cortocircuito. Si tienes experiencia en montaje de PCs, una forma razonable de saberlo es sacar la placa base de la caja, e intentar hacer funcionar el PC así.

La alternativa final es que el cortocircuito provenga del interior de un componente, justo lo mismo que cuando un electrodoméstico estropeado está provocando una bajada del diferencial de la que es imposible recuperarse, hasta que lo desconectas. Prueba a desconectar tarjeta gráfica y discos de la fuente, por ejemplo.

¿Has conseguido arreglarlo? Consigue que no vuelva a pasar

Silverstone ET750-HGSi has conseguido arreglar el problema, ahora la cuestión es que no vuelva a aparecer. Partamos del primer caso planteado, en el que tras desconectar la fuente has conseguido que el PC vuelva a encender:

  • Si ha ocurrido mientras estabas en una situación de alta carga, es decir, jugando, renderizando o haciendo cualquier tarea que demande mucho a la fuente, lo más probable es que haya sido el OPP o el OCP. Esto significa que la potencia de la fuente de alimentación es insuficiente, lo que te da dos soluciones posibles:
  • Ojo con el caso anterior, pues si tienes una fuente multiraíl y no has distribuido bien las conexiones, esa puede ser la causa.
  • Si la causa ha sido espontánea, entonces nosotros le encontramos dos explicaciones principales:
    • En realidad hay algún tipo de cortocircuito que no está haciendo contacto siempre, a veces lo hace y provoca ese apagado.
    • La fuente de alimentación está estropeada, llevando a este tipo de fallos de manera constante. Esta sería la última opción a considerar.

Y, si has detectado que solucionar un cortocircuito ha sido lo que arregló tu equipo, entonces no hay nada que añadir ni que plantear, y ya tienes la solución correcta a un PC que se apaga y no vuelve a encender. Toma nota, eso sí, de todos los consejos, ya que nos puede pasar en cualquier momento.

Un consejo final: a veces, estos apagados ocurren por razones totalmente desconocidas, pero luego no vuelve a pasar nada.

Es decir, espera unos días antes de realizar reemplazos o gastar dinero en tu PC. Intenta discernir por qué ocurre esto, pero si el problema desaparece no deberías preocuparte demasiado.

En caso de que no hayas conseguido arreglar nada, te recomendamos encarecidamente que accedas a nuestro foro de hardware y comentes tu caso de la forma más detallada posible.

Palabras finales y conclusión sobre un PC que se apaga y no vuelve a encender

FSP Hydro PTM Pro 850W ReviewSi tu PC se apaga y no vuelve a encender, debes saber que en la inmensa mayoría de casos se debe a las protecciones de tipo «latch» de las fuentes de alimentación. Esto significa que, cuando algunas  protecciones actúan, provocan que la fuente no se vuelva a poder encender hasta solventar el problema.

A efectos prácticos, implica que no se encenderá más hasta que la desconectemos y volvamos a conectar (sea del interruptor o directamente del enchufe de la pared). Cuando solucionamos el problema de esa forma, podemos concluir que el apagado se debió a motivos como por ejemplo:

  • Un exceso de potencia o corriente en la fuente, si se ha apagado mientras jugabas o exigías carga al PC.
  • Si los apagados fueron más bien «aleatorios», entonces apunta a un cortocircuito puntual o a un defecto de la fuente, o quién sabe si de la placa.

Sin duda, la clave está en que intentes entender por qué ha ocurrido el problema, y tomar las medidas necesarias. En caso de que no tengas control sobre estos apagados, ni sepas por qué ocurren, es posible que con el paso de unos días no se vuelvan a dar las circunstancias nunca más.

Finalmente, te volvemos a recordar que si no eres capaz de diagnosticar el problema (imaginemos que no lo está causando la fuente…) entonces te invitamos a acceder a nuestro foro de hardware en el que te daremos consejo personalizado.

¡Esperamos que este artículo te haya resultado de ayuda para solucionar uno de los problemas más comunes encontrados actualmente!

Breixo Gómez

Apasionado del Hardware, exigente con la calidad de los productos. Intento aprender lo máximo cada día. No dudes en dejarme cualquier duda o sugerencia en los comentarios ;)
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba