ProcesadoresTutoriales

Infinity Fabric Clock o FCLK: ¿Qué es? ¿Merece la pena subirlo?

El Infinity Fabric Clock, o FCLK, es una de las frecuencias más importantes de los procesadores AMD Ryzen. En una CPU, la frecuencia de su reloj no es la única que nos importa, hay muchas más (como la de la RAM) que son realmente importantes. En este artículo cubrimos la frecuencia asociada a Infinity Fabric, y te enseñaremos: para qué se utiliza, qué valor tiene, y si merece la pena cambiarlo o no. ¡Comenzamos!

infinity fabric clock fclk

Un poco de contexto: definiendo Infinity Fabric

Para hablar del FCLK debemos tener claro lo que es Infinity Fabric. Se trata de un bus de interconexión usado en los procesadores AMD Ryzen para conectar entre sí distintos complejos de núcleos (CCX), además de conectar cada uno de ellos con los controladores de memoria, el controlador PCIe, SATA, USB, etc.

Infinity fabric clock enlaces AMD CCD cIODEs decir, Infinity Fabric es la “autopista” de alta velocidad por la que se conectan todas las regiones del procesador físicamente separadas, incluyendo cuando esta separación implica salirse de un die o troquel a otro, como te mostramos en la imagen de arriba, donde cada CCD es un silicio distinto dentro del chip de la CPU.

El eje central del artículo es la frecuencia de reloj de Infinity Fabric, es decir, el Infinity Fabric Clock o FCLK. Además de conocer qué significa este valor y qué peculiaridades tiene, te recomendamos que eches un vistazo a nuestro artículo completo sobre Infinity Fabric a nivel técnico.

El Infinity Fabric Clock o FCLK frente al MCLK

Una vez conocido el Infinity Fabric, veamos en qué contexto se sitúa la frecuencia de este sistema (FCLK). En los procesadores Ryzen, además de la frecuencia de reloj normal tenemos otras tres muy importantes:

  • Infinity Fabric Clock (FCLK), la gran protagonista de este artículo.
  • Memory Controller Clock (UCLK), que controla la rapidez con la que el controlador de memorias puede recibir o enviar comandos desde la RAM.
  • Memory Clock (MCLK), que es la frecuencia de la propia RAM.

Pues bien, el Infinity Fabric Clock determina exactamente cómo de rápido se pueden comunicar los núcleos de la CPU entre ellos (cuando están en un die distinto) o con la parte de E/S del procesador. Vamos, definen la rapidez de lo que te explicamos en el apartado anterior.

Por defecto, estas tres frecuencias tendrán una relación 1:1:1, es decir, que las tres estarán perfectamente sincronizadas. Así que básicamente el FCLK estará ligado a la frecuencia que le pongamos a nuestras memorias RAM.

No debéis olvidar que la frecuencia de la memoria es la mitad de los “MHz” que se suelen anunciar. Eso se debe al funcionamiento de las memorias double data rate (DDR), no dudes consultar nuestro artículo explicativo.

Esto contrasta con dos cuestiones importantes que ocurren desde Ryzen 3000: por una parte, esta relación 1:1 (olvidémonos del MCLK y UCLK y tratémoslo como uno) no siempre se cumple. Además, podemos cambiar a nuestro antojo el Infinity Fabric Clock. Indaguemos en estos dos asuntos.

Modos 1:1 y 2:1

En Ryzen 3000, el uso de memorias RAM de 3733 “MHz” o superior implica que el FCLK pase a modo 2:1, esto significa básicamente que su frecuencia se divide entre 2. Por lo que, sabiendo que unas RAM DDR4-3733 tienen una frecuencia de 1866.5MHz, entonces Infinity Fabric llevará su reloj a 933.25MHz.

En Ryzen 5000, en palabras de Robert Hallock de AMD el límite del FCLK llega en los 2000MHz, es decir, con frecuencias DDR4-4000 en la RAM. En ambos casos, el hecho de tener una mayor frecuencia en las memorias RAM lleva a esta situación, que merma el rendimiento de Infinity Fabric, y te vamos a explicar a continuación hasta qué punto es un problema.

¿Merece la pena subir el Infinity Fabric Clock?

fclk infinity fabric clock¡Esta es la gran cuestión! Os hemos dicho que el FCLK se puede cambiar al antojo del usuario, y seguro que muchos estaréis pensando que, sobre todo con RAMs lentas, subirlo es una muy buena idea. Lo cierto es que sí que puede ser una buena idea, aunque no sale “gratis”.

Primero, nos enfrentamos a las limitaciones que podamos sufrir al subir esta frecuencia, ya que como os mostramos antes el FCLK no puede escalar demasiado. En una persona que tenga RAMs de 3000 o 3200 seguramente sea viable darle una subida, pero ahora nos enfrentamos al reto de discernir si realmente compensa. Esta desincronización provoca que aumenten las latencias de acceso a memoria, siendo esto un problema bastante importante en Ryzen, y que precisamente merma el beneficio de usar RAMs de mayor velocidad. Es decir, que si aumentamos el Infinity Fabric Clock porque hemos mejorado la velocidad de la RAM y por lo tanto siguen en una relación 1:1 mejoraremos la latencia, pero si los desincronizamos empeorará.

Pero, ¿qué es mejor, que haya mayor latencia entre núcleos o mayor latencia de acceso a memoria? Es un dilema complejo en el que resulta complicado encontrar un compromiso. Para ello nos hemos valido de las pruebas del overclocker Buildzoid, que es toda una eminencia en lo que se refiere a la combinación de OC, memorias y Ryzen. Según él, una mejora del FCLK de al menos 166MHz respecto al valor 1:1 ya consigue ser “rentable” y compensar la mayor latencia de memoria. Así que, en un caso de ejemplo en el que usemos RAMs DDR4-3200, conseguir un FCLK estable a 1800MHz ya debería resultar beneficioso en el rendimiento en juegos. En todo caso, es algo que cada uno debe comprobar.

Otro caso particular más, el de los portátiles

El otro caso particular que podemos mencionar respecto al FCLK es el de los procesadores Ryzen 4000 para portátil (y superiores). Estos tienen un Infinity Fabric Clock variable, de tal forma que en reposo se reduce drásticamente con el propósito de ahorrar en consumo energético.

Cómo cambiar el FCLK

Para cambiar el FCLK, lo primero será tener un procesador compatible con ello. Debe ser, sí o sí, un AMD Ryzen 3000 o superior (no valen las APU 3000G), ya que debe tener la arquitectura Zen 2 o Zen 3. Las versiones con arquitectura Zen+ y Zen no permiten cambiar el Infinity Fabric Clock manualmente, no hay ninguna posibilidad de hacerlo.

El siguiente paso es que la placa permita cambiar el ajuste en su BIOS. Todas las B550 y X570 deberían permitirlo, y en A520 también debería estar, ya que son los chipsets que en su día salieron junto a Ryzen 3000 (o a posteriori en el caso de A520).

En el caso de las placas B450 y X470 o anteriores, es posible que no encontréis esta opción ya que son chipsets que salieron antes de las CPU Ryzen 3000 en sí, entonces todo dependerá de que el fabricante haya implementado esa opción en las actualizaciones que dieron soporte a esos procesadores. Por lo que hemos visto es muy probable que sí tengáis las opciones disponibles.

como cambiar el infinity fabric clockSea como sea, la clave está en acceder a los modos de la BIOS de vuestra placa base que muestren todos los valores para realizar overclocking. Estas son las indicaciones para las principales marcas:

  • Asus. Dentro del modo avanzado (si estáis en el EZ Mode tenéis que ir al otro, dándole a F7) tendréis un muy rápido acceso a esta configuración desde el AI Tweaker.
  • Gigabyte. En el menú de arriba, entrad en Settings y buscad la parte de DDR and Infinity Fabric Frequency/Timings. Dentro de ahí estará el ajuste de Infinity Fabric Frequency and Dividers.
  • MSI. En este caso, en el menú denominado OC el FCLK Frequency se encuentra en la parte de configuración de la RAM (DRAM Setting). ¡No lo confundáis nunca con el FCH BCLK que aparece justo arriba!
  • ASRock. Dentro de la parte de “OC Tweaker” encontraréis, en la sección de DRAM, Infinity Fabric Frequency and Dividers. Ahí podréis cambiar el FCLK.

En todos los casos tendréis que buscar un ajuste que indique FCLK (el término más común) o Infinity Fabric Clock y cambiarlo del modo automático al que necesitéis para vuestro caso.

Si notas cualquier problema de inestabilidad, lo mejor es que bajes el FCLK o lo devuelvas a su valor predeterminado. Además, después de realizar el cambio lo mejor es probar la estabilidad del sistema. Las características de la prueba de estabilidad correcta son:

  • Que consuma mucha RAM para estresar el controlador de memorias y ver si la CPU se lleva bien con esta desincronización.
  • Que estrese lo máximo posible la CPU, más allá de lo que conseguirás con cualquier juego o aplicación. Esto es clave para probar estabilidad, algunos lo hacen con cargas “realistas” pero eso solo lleva a que luego suframos algún crasheo momentáneo en un momento de gran demanda de la CPU. En el caso de testear el FCLK estresar la CPU es conveniente para que las temperaturas sean superiores a las que vayamos a tener normalmente, ya que es menos estable a altas temperaturas.

Las opciones que nosotros os recomendamos para este propósito es:

  • Linpack Xtreme con el consumo de RAM máximo posible. Es una versión renovada, mejorada y actualizada de un viejo benchmark que usan otros programas como OCCT o IntelBurnTest pensado para ser más duro que prime95.
  • La otra opción que os recomendamos, precisamente, es prime95 haciendo uso del modo Blend que estresa mucho la memoria RAM.

Haz la prueba siempre durante un período significativo. Dejarlo 5 minutos no te va a servir de mucho si quieres garantizar la estabilidad.

Así puedes saber si Infinity Fabric Clock ha afectado negativamente a la latencia de la CPU

¡No todo es probar la estabilidad! También hay que comprobar hasta qué punto ha afectado el cambio a las latencias. Para ello, el programa clave es AIDA64, el mismo que usamos nosotros en nuestras reviews para hacer la medición. Os dejamos aquí el enlace de descarga.

Se trata de un software de pago pero no debéis preocuparos: podéis usar la versión de prueba gratuita, que tendrá esta prueba de rendimiento. Para entrar a ella, hay que dirigirse al menú Herramientas -> Rendimiento de memoria y caché, e iniciar el benchmark, ya sea dándole al botón de inicio o directamente haciendo click sobre el campo correspondiente a la latencia de memoria, ya que al fin y al cabo es el que nos interesa.

Haz las pruebas antes de cambiar el FCLK y después, y comprueba que no se suba demasiado (menos es mejor). Si quieres ver una referencia de los valores esperables, consulta nuestra review de tu CPU (por ejemplo, la del Ryzen 5 5600X)

Y para la mejora de rendimiento de la CPU en sí puedes apostar por hacer pruebas tú mismo en los juegos que más uses, será la mejor manera de comprobar la diferencia para tu caso particular. Si lo que buscas es algo más sintético y relacionado con el renderizado, quizás Cinebench es una opción rápida y fácil.

¿Hay FCLK en Intel?

La respuesta es que no hay un equivalente en funcionamiento, ya que los procesadores de Intel hacen uso de un diseño monolítico, por lo que todo estará dentro del mismo ‘die’ en el chip. De todas formas, sí que tenemos un cierto equivalente en cuanto a comunicación interna, que sería la frecuencia del ring bus. Pero no está ligada a la frecuencia de la RAM por lo que efectivamente es bastante distinta.

Lo que sí comparten es que son frecuencias que se pueden variar, y aquí nuevamente no todo sale gratis, pues aumentar la frecuencia del Ring Bus puede llevar a una mayor inestabilidad.

Palabras finales y conclusión sobre Infinity Fabric Clock

Infinity Fabric es una de las tecnologías más importantes de los procesadores AMD Ryzen, ya que es lo que consigue interconectar los núcleos de la CPU (que pueden tener una separación física considerable) entre sí, y con la parte de entrada/salida del chip. Por lo tanto, su velocidad es un aspecto crítico.

Esta velocidad la determina el Infinity Fabric Clock, abreviado como FCLK, que es simplemente la frecuencia de funcionamiento (en MHz) de dicha tecnología. Por defecto, esta estará sincronizada con la frecuencia de las memorias RAM, lo que hace aún más beneficioso montar RAMs veloces en procesadores Ryzen. Esto se cumple hasta un cierto límite, pues con memorias a partir de DDR4-3733 (en Ryzen 3000) o DDR4-4000 (en Ryzen 4000) ya no se da este escalado.

Otra cuestión importante es que, desde Ryzen 3000, se puede cambiar esta frecuencia de manera manual. Como hemos explicado, subir el FCLK manualmente puede ser positivo si tienes RAM que no son demasiado veloces y la subida es lo suficientemente alta (+166MHz). La cuestión es que desincronizarlo con la RAM aumenta las latencias de memoria, así que hay que compensarlo con una subida significativa del FCLK: nos penalizará el rendimiento si lo subimos solo un poco.

¿Realmente merece la pena subir el Infinity Fabric Clock? Pues depende. Nosotros hemos la referencia de las memorias de 3000 o 3200 como “lentas”, simplemente porque es un valor al que suele salir rentable aumentar el FCLK, pero a la hora de la verdad no hará grandes cambios. Si te interesa el overclocking, exprimir tu CPU al máximo y disfrutas haciendo pruebas de OC y demás puede ser una buena idea, pero si simplemente quieres que el equipo vaya bien sin complicarse la vida demasiado no tienes por qué tocar el FCLK. Otra historia sería con RAMs muy lentas (2666 o menos).

Breixo Gómez

Apasionado del Hardware, exigente con la calidad de los productos. Intento aprender lo máximo cada día. No dudes en dejarme cualquier duda o sugerencia en los comentarios ;)
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba