ProcesadoresTutoriales

¿Qué es Thermal Velocity Boost? La tecnología que pocas CPU Intel tienen

Vemos el término «Thermal Velocity Boost» en muchas presentaciones de procesadores Intel, pero, ¿sabes lo qué es? Descubre esta tecnología de impulso.

No hay duda de que TVB está relacionado con la frecuencia del procesador, concretamente con una especie de «turbo» que se usa para conseguir elevar su frecuencia a un valor máximo. Sin embargo, esta tecnología tiene una peculiaridad, y es que se necesitan reunir ciertas condiciones para que el procesador llegue a esa frecuencia deseada.

Qué es Thermal Velocity Boost

Intel Thermal Velocity Boost

Se trata de una tecnología de impulso que se habilita temporalmente para extraer el máximo rendimiento del procesador, ¿cómo? Eleva su frecuencia más de lo normal, ya que la tecnología Turbo Boost viene a ser una opción más reducida de TVB. Eso sí, para usar TVB, la CPU tiene que estar «fresca»; dicho de otra manera: podremos activar TVB, siempre que los núcleos del procesador estén funcionando por debajo de una temperatura determinada.

Habéis supuesto bien, esta tecnología es desarrollada por Intel y se posiciona como una de las opciones más altas de Turbo Boost. Funciona de forma automática y «simplemente» eleva la frecuencia del procesador, aunque no lo hace de forma permanente, por lo que la CPU devolverá a sus núcleos a sus frecuencias anteriores.

Intel Thermal Velocity Boost

Normalmente, vemos Thermal Velocity Boost en muchos procesadores de alto rendimiento para portátiles fabricados por Intel, cuyo naming está terminado en «H». Cabe mencionar que no todos los procesadores «H» o «K» (en escritorio) son compatibles con TVB, por lo que hay que acudir a la ficha técnica del producto, o a la misma web de Intel para comprobarlo.

La primera vez que Intel sacó a la luz esta tecnología fue con:

  • Portátiles, con la familia Coffee Lake H. Suponía un aumento de 200 MHz cuando el procesador estaba a 50ºC o menos, y la potencia turbo estaba disponible.
  • Escritorio, con la familia Coffee Lake. El aumento era de 100 MHz, siempre y cuando la CPU estuviese a menos de 70ºC.

Para hacer posible esto, Intel optimiza los transistores y el die de la CPU para mejorar las frecuencias de los núcleos. La teoría dice que TVB es un «overclocking» en todos los núcleos, pero podréis ver que en la práctica, muchas veces, son, únicamente, 2 núcleos los que suben de frecuencia.

Por ejemplo, el i9-9900K es un procesador cuyos transistores estaban deshabilitados por defecto, aunque las optimización se podía activar por la placa base. La cuestión es, ¿se eleva en todos los núcleos? Sí, pero de forma temporal, lo que significa que no disfrutaremos de ese aumento de frecuencias continuamente en ese núcleo.

Intel Thermal Velocity Boost

En la presentación de los procesadores de portátiles Intel de 10ª generación, los procesadores que dispusieran de Thermal Velocity Boost incrementaban la frecuencia hasta 200 MHz cuando la CPU estaba a 65ºC o menos. Se expresaba que solo los i7, i9 e Intel Xeon son compatibles con TVB, y se especificaba que la ganancia de frecuencia dependía de la carga de trabajo, como de la refrigeración del chip.

Con todo esto, cabe mencionar que existen 2 tecnologías Thermal Velocity Boost:

  • Single-core. El aumento de frecuencias solo se produce en 2 núcleos del procesador.
  • All-core. Se refiere al aumento de frecuencias que se produce en todos los núcleos activos de la CPU.

Diferencias entre TVB y Turbo Boost

En primer lugar, no hay una tecnología Turbo Boost única, sino que encontramos varias: Boost, 2.0 y Max 3.0. Como no queremos liaros, vamos a hacer una pequeña comparativa a través de una tabla con las diferencias entre unas y otras tecnologías. Dependiendo del procesador, dispondremos de una u otra.

Intel Thermal Velocity Boost

Mencionar que todas esas ganancias son aproximadas, ya que no es lo mismo en todos los procesadores de escritorio. También, decir que las ganancias expuestas son las comparadas con la frecuencia base de los procesadores, por lo que no os asustéis cuando veáis estos valores (el i9-10900K parte de los 3.7 GHz, por ejemplo).

Por tanto, no cojáis esos valores como algo taxativo, sino como valores aproximados. En el caso de los procesadores Tiger Lake-H, deciros que la subida de frecuencias es 100 MHz menor al usar estas tecnologías (a grosso modo).

Intel-XTU

Intel Extreme Tuning Utility (XTU)

Por otro lado, está la importancia de Intel Extreme Tuning Utility (XTU), una herramienta de «overclocking» que será necesaria para aprovechar estas tecnologías al máximo. Tras la salida de Comet Lake-S, Intel perfeccionó esta herramienta con una profunda actualización que traía estas novedades:

  • Activar o desactivar HyperThreading.
  • Overclock al bus DMI.
  • Curva de frecuencia y voltaje más precisa.
  • Modificar el reloj de la iGPU.

En definitiva, se mejoró muchísimo el programa, ofreciendo un gran incentivo al usuario para que hiciese overclock al procesador mediante XTU, y no a través de la BIOS.

Esperamos que os haya sido de utilidad esta información. Si tenéis alguna duda, comentad abajo para que os echemos un cable.

Te recomendamos los mejores procesadores del mercado

¿Qué opináis de esta tecnología? ¿Creéis qué las temperaturas de estas CPUs son un problema?

Ángel Aller

Graduado en Derecho y estudiando el máster de Abogacía. Amante de los videojuegos y geek inconformista. Leal a Alt+F4. Alicante.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba