HardwareTutoriales

Componentes mini-ITX para tu PC, ¿Es cierto que tienen menos rendimiento?

El factor de forma mini-ITX cada vez interesa más, pero, ¿por qué? Algunos aseguran que los componentes de este tipo dan menos rendimiento, pero queremos deciros la verdad de ello.

Si hacemos un repaso a la historia de la tecnología, nos daremos cuenta de que siempre hay una tendencia: de grande a pequeño. Discos duros, pantallas, cajas de ordenador, procesadores, tarjetas gráficas; la mayoría de componentes eran enormes, y hoy se ha reducido su tamaño considerablemente. Así que, el cambio a mini-ITX podría no ser descabellado.

¿Qué es mini-ITX? ¿Placa base o chasis?

mini-itx

Se trata de un factor de forma que destaca por su disposición compacta, ofreciendo las menores dimensiones en placas base y cajas PC. Inicialmente, daba cabida a los ordenadores low-cost o con baja potencia, siendo recurrido a fines comerciales o profesionales.

Para haceros una idea, las medidas de una placa base mini-ITX son de 170 x 170 mm, por lo que os podéis hacer una idea de lo pequeñas que son. Alrededor de estas medidas, muchos fabricantes proponen opciones, las cuales se caracterizan por ofrecer ligereza e idoneidad para espacios pequeños.

Obviamente, podéis optar a una placa base con este factor de forma e instalarla en una torre normal, pero no estaréis aprovechando la finalidad que ofrece: tener un PC pequeño que no ocupe mucho espacio.

Ventajas del mini-ITX

Empecemos por los puntos positivos que ofrecen estos sistemas, que tienen que ver con el transporte, peso, espacio y con el precio (en algunas ocasiones).

Ahorran espacio

mini-itx ordenador gamer

Indudablemente, a la ahora de montar el equipo, ahorraremos mucho espacio y obtendremos lo mismo que una torre o semitorre. Las cajas mini-ITX suelen venir en una forma de cubo muy singular que da cierta versatilidad: puedes instalarla encima de la mesa o debajo.

En caso de que quieras instalar un PC en tu salón, es la opción más interesante porque se integra muy bien en el mobiliario y seguro que le encuentras hueco.

Son más ligeros

Esto es consecuencia del tamaño que tienen, y es que, solo las cajas, ya pesan menos que las semitorres o torres. El efecto principal es un menor peso porque las dimensiones son menores, incluso si lleva cristal templado, la lámina será más pequeña.

Las cajas mini-ITX pueden costar menos

mini-itx

Decimos “pueden” porque depende de la caja que estemos mirando, pero, lógicamente, raramente veréis cajas mini-ITX superando los 100€. Dicho esto, tampoco os penséis que son baratas porque la mayoría superan los 40€.

Para algunos os parecerá algo normal, pero no todo el mundo dispone del mismo presupuesto, así que gastarse una media de 50€ en una caja puede ser un esfuerzo (teniendo en cuenta los demás componentes). Para unos será una ventaja, pero para otros no será atractivo: no llueve a gusto de todos.

Cooler Master Elite 110 Caja para computadora, Mini-ITX, USB 3.0, Panel lateral de malla, RC-110-KKN2
Cooler Master Elite 110 Caja para computadora, Mini-ITX, USB 3.0, Panel lateral de malla, RC-110-KKN2
Dual Super Speed ​​USB 3.0; Longitud de la tarjeta de apoyo hasta 210 mm; Admite PSU ATX de longitud estándar hasta 180 mm
51,49 EUR

Última actualización el 2021-05-08

Ofrecen una buena estética

torre mini ITX

Están de moda y eso se nota, viendo a los fabricantes esforzándose por ofrecer modelos atractivos. Y es que un PC nos tiene que entrar por los ojos, especialmente el nuestro. Decir que se ha mejorado mucho al respecto, y que podéis encontrar modelos muy interesantes.

Se pueden transportar con facilidad

En mi caso, cambio de residencia cuando viene el verano, lo que implica: transportar la torre, meterla en el coche, encontrar una bolsa en la que quepa, etc. Todos los problemas se solventan con una torre mini-ITX, ya que nos ofrece mayor portabilidad:

  • Pesa menos.
  • Es más pequeña.
  • Suelen traer soportes para cogerla.

Desventajas

Lógicamente, no todo es color de rosa y es un producto que tiene sus sombras, lo que puede complicarnos la vida a la hora de comprar un PC. Veréis que el poco espacio se puede volver en nuestra contra.

Tarjetas gráficas específicas (mini-ITX)

GPU Mini ITX

Uno de los principales problemas que encontramos, es la instalación de una GPU gaming. Es cierto que podemos instalar (en ciertas cajas) tarjetas gráficas de 2 ventiladores, pero quedarán justas, lo que no es óptimo para el circuito de aire.

Por tanto, los ensambladores suelen ofrecer algún modelo mini-ITX de cada gama, algo que se complica cuando buscamos una tarjeta gráfica de gama alta o entusiasta. Existen tarjetas mini-ITX que son ideales para este factor de forma, aunque su overclock no es el mejor, su disipación tampoco y son difíciles de encontrar.

Menos configuración de memoria RAM

A menos espacio, menos slots: es simple. La física es la que es, por lo que nos podemos olvidar de los 4 slots en este factor de forma. Dicho esto, no confundáis esto con que la placa base en cuestión soporte menos frecuencia por cada módulo: todo dependerá de la placa que compres.

Podemos encontrar placas base mini-ITX muy bien equipadas, aunque su precio aumente, claro está.

Menos ranuras PCIe

Como ocurre con la RAM, tendremos menos ranuras PCIe, lo que imposibilita poder instalar 2 o más tarjetas gráficas. Consideramos que esto no es una desventaja per se, ya que para instalar 2 GPUs hay que irse a los factores de forma más grandes, así como a los chipsets entusiastas.

En este sentido, os daréis cuenta que, también, prescindiremos de un slot adicional M.2 SSD NVMe (al contrario que las ATX o EATX) porque el espacio es insuficiente.

Más calor

mini-itx

El tener poco espacio, y muchos componentes funcionando, favorece la acumulación del calor dentro del gabinete, lo que nos impulsará a mejorar la ventilación (algo complicado). Todo dependerá de la caja, pero está claro que instalar una refrigeración líquida es complicado.

Instalar un kit AIO puede ser positivo para el procesador, pero negativo para el resto de componentes: SSD y GPU, principalmente. Éstos necesitan expulsar el aire de la caja, y tapar una salida entera solo para el procesador puede complicar las cosas.

Gestión del cableado complicada

A veces, es complicado gestionar el cableado en una mera semitorre, así que os podéis imaginar que no será sencillo en una caja mini-ITX. Dependerá mucho de cómo esté dispuesto el diseño de caja del fabricante o de si nuestra fuente de alimentación es modular o no (atentos al próximo punto).

Fuente de alimentación poco potente (normalmente)

ATX vs SFX

No os voy a engañar, la fuente de alimentación de las cajas mini-ITX no suele ser la misma (aunque hay modelos bien adaptados). En este componente ocurre como en las placas base: hay distintos tipos para atender a los diferentes factores de forma. Nuestro compañero Breixo lo explicaba genial en su entrada de Formatos de fuente de alimentación:

  • ATX: es la fuente de alimentación convencional, la cual vemos en semitorres y torres.
  • SFX: ideal para equipos compactos y que viene con unas dimensiones de 125 mm x 63.5 mm x 100 mm.
  • SFX-L: igual que la anterior, pero más larga para albergar un ventilador más grande (125 x 63.5 x 130 mm).

También encontraréis las fuentes TFX, pero las más recurridas son las SFX y SFX-L. El problema de estas fuentes, es que son más pequeñas y suelen tener menos potencia, algo clave en los equipos actuales.

Esto no quiere decir que no hayan fuentes SFX de 700 W, por ejemplo. Por ejemplo, tenéis esta SFX de 750 W, pero su precio es bastante alto para lo que encontramos en ATX. Es un precio que hay que pagar.

Última actualización el 2021-05-10

Menos espacio para ventiladores

mini-itx

Donde en una caja ATX caben 3 ventiladores de 120 mm frontales, 2 de 120 mm arriba y uno de 140 mm detrás, aquí se reducen muchísimo las posibilidades.

Normalmente, podemos equipar un ventilador de 140 mm (como máximo) delante, habiendo espacio para 2 ventiladores de 120 mm arriba. En la parrilla anterior hay menos problema para adecuar uno de 140 mm o de 120 mm.

Esto puede mermar la ventilación del interior de la caja, lo que facilita el aumento de las temperaturas. Con todo esto, podemos refrigerar un ordenador gamer mini-ITX perfectamente.

¿Ofrecen menos rendimiento?

No tienen por qué ofrecer menos rendimiento, si la configuración es buena. Es cierto que, para conseguir el mismo rendimiento, tendremos que gastar más dinero porque todo tiene un precio:

  • Las placas base mini-ITX de alta gama no tienen precios competitivos.
  • Nuestra tarjeta gráfica tendrá, como mucho, 2 ventiladores, por lo que no se refrigerará como los modelos de 3.
  • Salvo que utilicemos un kit AIO, el overclock de la CPU será más limitado. En refrigeración por aire, recurriremos a un disipador de bajo perfil, debiendo optar por un producto de buena gama para obtener una refrigeración óptima.
  • La fuente de alimentación no será barata.

Si estás dispuesto/a a asumir esa inversión, tu PC mini-ITX será una bestia gaming en toda regla.

Esperamos que os haya solventado dudas esta información. Si hay alguna duda que queráis expresar, dejadla abajo y os ayudaremos encantados.

Te recomendamos los mejores mini PC del mercado

¿Tenéis algún equipo mini-ITX? ¿Qué os parece?

Ángel Aller

Graduado en Derecho y estudiando el máster de Abogacía. Amante de los videojuegos y geek inconformista. Leal a Alt+F4. Alicante.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba