Tutoriales

Placas base mini itx y por qué son el futuro

Una placa base Mini-ITX proporciona todo lo que necesitas, sólo que en un formato más que pequeño que ATX. Te contamos por qué son el futuro.

Existen diversos factores de forma o formatos de placa base que responden a unas necesidades concretas del consumidor medio. En su caso, la placa base Mini-ITX proporciona más beneficios de los que nos pensamos, debido a que siempre se han relacionado este tipo de placas con la gama baja o media.

Hoy, no sólo vamos a eliminar prejuicios o clichés, sino que os vamos a dar argumentos reales de por qué son el futuro.

Placa base Mini-ITX: lo mismo, pero más pequeño

placa base mini-ITX

En la actualidad, existen 4 factores de forma muy comunes: EATX, ATX, Mini-ITX y Micro-ITX. Las dos primeras se caracterizan por ser las placas bases más grande, otorgando un sinfín de funciones a los usuarios. Por otro lado, las últimas siempre se han enfocado en necesidades más básicas o livianas.

Lo cierto es que eso no es cierto. La placa base Mini-ITX puede ofrecer las mismas prestaciones que sus hermanas mayores y, normalmente, suelen ser más caras. El motivo de que sean menos económicas radica en que los fabricantes tienen que meter los mismos elementos en una placa más pequeña, lo que comporta cierta dificultad.

Dicho esto, este factor de forma puede ofrecer las mismas prestaciones que una ATX de gama alta. Es cierto que juega con la desventaja de no tener mucho espacio con el que jugar, motivo por el que se pueden instalar componentes debajo de la misma placa base.

TE RECOMENDAMOS
HD Audio en las placas base: Qué es y cual es su función

Ese es el caso de, por ejemplo, los discos duros M.2, que vienen instalados debajo de la placa base porque en la parte superior no caben.

No es un factor de forma, es una filosofía

Decimos que es una filosofía porque no sólo existen placas base “Mini”, sino que encontramos tarjetas gráficas, torres, disipadores o fuentes de alimentación fabricadas en este factor de forma. Por ello, decimos que no es un simple factor de forma, sino que es una filosofía que persigue la eficiencia: “más, en menos“.

En el caso de las fuentes de alimentación, podemos encontrar el formato SFX para referirse al tamaño de las mismas. Es importante que prestéis atención a este detalle porque podéis comprar una fuente de alimentación que no quepa en la caja.

ATX vs TFX vs SFX

Las torres o cajas PC especifican si son ATX, Mini-ITX, etc. Hay que decir que suele ser más barato encontrar una buena caja Mini-ITX que otra ATX o EATX porque son más grandes las últimas.

Respecto a las tarjetas gráficas, tienen modelos más pequeños, dentro de la misma gama, que suelen venir con un ventilador o en dimensiones más pequeñas. Aquí sí que encontramos un problema porque, en términos generales, cuestan menos dinero, pero la relación calidad-precio se reduce bastante por culpa de la poca demanda.

Los disipadores juegan un papel importante aquí ¿Cuántos de vosotros habéis comprado un disipador sin mirar las dimensiones de vuestra caja y luego no habéis podido cerrarla? No nos libraremos de este error, si compramos un disipador ordinario. A priori, no existen disipadores específicos Mini-ITX, pero los hay más pequeños (low-profile) para estas configuraciones.

Es el futuro

Es el futuro porque la tecnología ha adoptado el camino de la eficiencia, queriendo ofrecer el mismo rendimiento en menos tamaño. Además, el Mini-ITX es una solución para aquellos hogares que no tengan mucho espacio para colocar una torre. Antes, las cajas que venían en este factor de forma no estaban trabajadas, pero ahora encontramos auténticas delicias.

TE RECOMENDAMOS
Las BIOS de ASUS copian archivos durante la instalación de WIndows de forma transparente al usuario

Siempre ha habido ciertos prejuicios con la placa base Mini-ITX, pero eso se acabó hace tiempo porque tenemos Mini-ITX con el chipset X570, B450, Z390, etc. Incluso, las podemos encontrar con armadura, como ocurre con las E-ATX de tope de gama.

Por ello, si elegís Mini-ITX no estáis renunciando a la innovación tecnológica, sino todo lo contrario.

Mencionar que también encontramos placas base DTX, un factor de forma que está enfocado a HTPC y que son algo más grande que una Mini-ITX. Aunque también encontramos Mini-DTX, hay que decir que es un estándar que no ha terminado de funcionar bien y, poco a poco, está desapareciendo.

Conclusión acerca de las placas base mini-ITX

En teoría, no tenéis por qué perder ninguna funcionalidad o tecnología extra por elegir una placa base Mini-ITX. Estos componentes poseen las mismas características que encontramos en factores de forma más grandes dentro de la misma gama. De hecho, son algo más caras porque requiere un proceso de fabricación más complejo.

Creemos que son el futuro porque la tecnología siempre tiende a hacer todo más pequeño para optimizar el rendimiento en las dimensiones más pequeñas posibles. Así que, liberaros de esos prejuicios y tened en cuenta este factor de forma cuando vayáis a compraros un PC.

Te recomendamos la lectura de las mejores placas base del mercado

Esperamos que os haya gustado. Si tenéis alguna duda al respecto, compartidla con nosotros más abajo. ¿Tenéis una placa base Mini-ITX? ¿Cuáles han sido vuestras experiencias?

Ángel Aller

La sociedad necesita a la tecnología, y la tecnología a la sociedad. Graduado en Derecho, amante de los videojuegos y geek inconformista. Encantado de tener un hobby en común. Leal a Alt+F4. Alicante.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba
Cerrar