Tutoriales

Cómo limpiar un ventilador de PC 【 PASO A PASO 】

Limpiar un ventilador de PC es un proceso por el que es imprescindible pasar de vez en cuando. En este artículo te damos las claves más importantes para realizar su limpieza de la mejor manera posible y dejar tu equipo impoluto. Tanto si vas con un simple ventilador de caja como si se trata del de tu disipador o refrigeración líquida.

Cuando nuestro equipo tiene demasiado polvo, es imprescindible hacerle un mantenimiento para dejarlo totalmente limpio. El polvo es un gran enemigo de la electrónica, todos sabemos que puede ser responsable de muchos problemas y provocar aumentos de temperatura indeseados, y tampoco hay que olvidar su impacto estético. ¿Aprecias tu PC? ¡Entonces es mejor que esté presentable! Dicho esto, vamos a ver las claves que necesitas para limpiar un ventilador de PC.

Herramientas necesarias

La herramienta fundamental para limpiar tu ventilador y la que será nuestra mejor amiga es la brocha. Es una herramienta muy usada en limpieza de PC, pues nos permite sacar de manera muy eficiente el polvo de zonas localizadas. Piensa en ella como una micro-escoba que funciona realmente bien.

Respecto a su tamaño, es preferible que no sea demasiado grande para poder abarcar todos los rincones posibles, pero tampoco demasiado pequeña para que no tengas que esforzarte demasiado con la limpieza. Obviamente, que la brocha esté limpia es fundamental, ni se os ocurra usarla con restos de pintura o similar.

En el caso de un ventilador para PC, un bote de aire comprimido es un gasto innecesario. Esta es una opción excelente para limpiar radiadores de aluminio (disipadores o líquidas), expulsar el polvo que esté en la placa, etc. Pero para un ventilador nos parece innecesario, pues debido a su naturaleza pueden capar con facilidad polvo que se queda muy incrustado y que es difcil de sacar con un simple “chorro de aire”.

Usar una brocha es gratis, usar el aire comprimido no (salvo que tengas un compresor en casa). Evidentemente puedes intentarlo si ves que los resultados no son satisfactorios, a veces puede venir bien, pero si lo haces recuerda aguantar las aspas con la mano para que no giren con el aire, evitando daños en el ventilador.

Quitar el ventilador, recomendaciones según su posición

En todos los casos, lo primero que tendrás que hacer para limpiar tu ventilador será acceder al interior de tu PC. Esto lo puedes hacer simplemente retirando la tapa lateral, en el 99% de los casos la izquierda mirando desde el frontal (si tu caja tiene ventana, será ese mismo lado). Tan solo tendrás que desatornillar los 2 o 4 tornillos que la sujeta, muchas veces lo puedes hacer incluso con la mano.

Apaga tu PC, si quieres desconéctalo de la corriente, abre tu caja y selecciona los ventiladores que necesitan limpieza. Os aconsejamos para todos los casos.

En la parte frontal

Si el ventilador está en la parte frontal, entonces lo más seguro es que también tengas que retirarlo. Los frontales de las cajas modernas suelen ser retirables, tirando de ellos desde su parte inferior (sobre todo si ves que ahí tiene una entrada de aire). Es algo para lo que suele hacer falta aplicar cierta fuerza, pero no te pases o romperás alguna de las patillas de plástico que sujetan el frontal (no es el fin del mundo, pero mejor dejarlo intacto).

Hecho esto, seguramente tengas ya acceso a los dos lados del ventilador. Así que puedes decidir si desatornillarlo o realizar el proceso directamente con él montado. Quizás será mejor que lo desatornilles, simplemente porque así no dejarás en la caja el polvo que saques.

No te olvides de limpiar a conciencia cualquier filtro de polvo, si lo hay.

En la parte superior, trasera, u otra

En estos casos, retirar el ventilador es prácticamente obligatorio. Deberías tener acceso libre a ambos lados del mismo para limpiarlo bien. No te preocupes, se trata de seguir su cable hasta el conector en el que esté, desconectarlo (si eso recordando su posición para dejar todo como estaba), y una vez el cable esté totalmente libre desatornilla el ventilador.

Ventilador del disipador o la refrigeración líquida

Aquí, desmontar el ventilador es un pelín distinto. Con una líquida, tendrás que localizar los tornillos que los aguantan, quizás su acceso será más complicado aunque no es lo normal.

En el caso de un disipador de torre, el sistema de sujección más normal es en forma de unos clips metálicos que se enganchan en las propias aletas del ventilador. El proceso para sacar el ventilador seguramente sea tan sencillo como localizar dichos clips y presionarlos de manera gentil para desengancharlos de las aletas.

Si estás usando un disipador especialmente complejo, o que (por ejemplo) tiene un ventilador entre dos torres distintas de aluminio, quizás consultar el manual de usuario de su ensamblaje y realizar el proceso inverso sea la mejor idea.

En todos los casos, recuerda el orden recomendado para desatornillar 4 tornillos: empieza con extremos opuestos siempre. No es algo especialmente importante con ventiladores, pero es un hábito que está muy bien tener.

Ventilador de la fuente de alimentación

En este caso, lo más probable es que no puedas sacarlo de la propia fuente. Y es que abrir una fuente no solo es un proceso que puede acarrear riesgos, sino que además invalida su garantía.

Aún así, estas suelen coger poco polvo, pues en casi todas las cajas hay un filtro que será el que realmente se ensucie. Su extracción suele ser sencilla y su limpieza aún más.

Si con eso no ha sido suficiente, seguramente no te quede otra opción que seguir el proceso de limpieza que te mostraremos luego pero desde fuera de la rejilla. En realidad, lo más recomendable será darle un buen chorro de aire comprimido teniendo en cuenta que hay que impedir que el ventilador se mueva (bloquéalo con un lápiz o algo) y con muchísimo cuidado de que no salga agua del bote, si lo usáis.

El ventilador de mi disipador no se puede quitar, o uso un disipador de stock de AMD o Intel

En ese caso, lo que tendrás que hacer es desmontar completamente el disipador en cuestión. No es algo deseable ya que implicará procesos como cambiar la pasta térmica de la CPU, pero es lo más recomendable sin duda.

En el caso de Intel, tendrás que girar las 4 pestañas con las que se sujeta a la placa base, y el disipador debería salir sin problemas. Aplica el proceso que plantearemos en el punto siguiente, aunque aquí el aire comprimido quizás ayude más.

Si se trata de un disipador de AMD, sobre todo de los más recientes, tendrás que desatornillar sus 4 tornillos. Ten muy en cuenta la norma para desatornillar que os indicamos antes, y de hecho es mejor que lo vayas haciendo poco a poco (en varias pasadas hasta desatornillarlos del todo).

OJO: ten en cuenta algo muy importante. Cuando se desatornilla un disipador AMD, es posible que no parezca salir solo. No tires de él, o la CPU vendrá pegada al disipador. Es algo que ocurre con frecuencia y casi nunca causa problemas, pero no es deseable.

Lo que debes hacer en este caso es girar de manera cuidadosa pero repetitiva el disipador (si te pasa esto girará libremente) hasta uqe se saque solo. Otra opción es aplicarle calor para que la pasta térmica se pegue menos. ¡Es algo muy común!

Luego de que limpies, reinstala los disipadores una vez hayas limpiado la pasta térmica vieja con papel de cocina y alcohol y aplicado la nueva.

¡A limpiar el ventilador!

Pues bien, una vez hayas sacado el ventilador o al menos expuesto sus dos partes, es hora de hacer la limpieza. El proceso es muy sencillo:

  • Sostén las aspas del ventilador inmóviles con una mano.
  • Con la otra, pasa la brocha con decisión de la siguiente manera:
    • Limpia la parte donde vemos las aspas y su giro.
    • Ahora, limpia en el espacio intermedio de cada aspa hasta no dejar ningún resto de polvo entre ellas.
    • Finalmente, limpia el marco del ventilador y dale un repaso general. El resultado final debería estar muy bien.

Alternativamente, si consideras que el resultado tiene algunas carencias o hay polvo muy incrustado, una opción razonable es probar con papel de cocina o un trapo sucio, y si ves que ni así sale puedes humedecerlos un poco teniendo cuidado de que no vaya agua hacia el interior del ventilador.

Hecho esto, no olvides hacer lo propio con el sitio donde se coloca el ventilador, es decir, el disipador de aluminio que refrigera o la rejilla de ventilación que tiene en frente. Y es que de nada valdrá si no dejas bien limpias también esas zonas. ¡Y claro que también es una buena oportunidad para limpiar el resto de tu PC!

Palabras finales y conclusión sobre limpiar un ventilador de PC

Limpiar un ventilador de PC es un proceso fundamental para mantenerlo limpio y funcionando correctamente. Periódicamente, es un proceso que deberemos realizar con todos los ventiladores de la caja. No solo se trata de prolongar la vida útil de los mismos y de todo el PC, sino de mantenerlo presentable.

En este artículo te hemos dado las claves para hacerlo bien: deberás retirar los ventiladores de su posición y, con una brocha, limpiar toda su superficie a conciencia. Opciones como los sprays de aire comprimido pueden ser interesantes si ves polvo en alguna posición inaccesible, pero por lo general serán una alternativa cara e innecesaria.

Te recomendamos la lectura de nuestros demás artículos sobre ventiladores y limpieza de PC:

Esperamos que este artículo te haya servido de ayuda para mantener tu PC limpio, no dudes consultar la lista de arriba y mantenerte atento a la web para más consejos y soluciones.

Breixo Gómez

Apasionado del Hardware, exigente con la calidad de los productos. Intento aprender lo máximo cada día. No dudes en dejarme cualquier duda o sugerencia en los comentarios ;)
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba