Tutoriales

Cómo instalar correctamente los ventiladores de PC

Instalar los ventiladores de PC correctamente es una tarea que requiere plantearse cuál es el flujo de aire deseado dentro de la caja. En este artículo, te daremos los consejos clave para situar de la mejor manera posible todos los ventiladores de tu caja de PC.

Los distintos tipos de presión estática en el PC

La clave para elegir el posicionamiento de nuestros ventiladores está en el tipo de presión usado. Esto se refiere a la relación entre la cantidad de aire que entra y la que sale. Según la presión elegida, habrá diferencias en aspectos como la cantidad de polvo que entrará, las capacidades de refrigeración, etc.

Tened en cuenta que esta relación no se calcula necesariamente en base al número de ventiladores que meten aire y que sacan. Recordad que cada ventilador puede tener una mayor o menor presión estática, así que el “peso” de cada uno en el cálculo no tiene por qué ser el mismo.

Te presentaremos brevemente los tres tipos, pero para más información al respecto tenemos un artículo dedicado a ello.

Presión negativa y presión positiva

La presión negativa se produce cuando tenemos más aire que sale del que entra. En cambio, con la presión positiva estaremos hablando de que el aire que entra en la caja es más del que sale.

Cabe la posibilidad de crear una presión “100% negativa” o “100% positiva” poniendo todos los ventiladores de la caja sacando aire de ella o metiéndolo, respectivamente. Como descubriréis a lo largo del artículo, es una muy mala idea a nivel de refrigeración.

Presión equilibrada, con cierto sesgo

Cuando la cantidad de aire que sale es más o menos la misma que entra, entonces podemos hablar de que tenemos una presión equilibrada. Evidentemente, casi nunca será exactamente igual, así que podremos hablar de cierto sesgo o tendencia hacia alguna de las presiones anteriores.

La mejor presión es la equilibrada

La idea clave es que la configuración de ventiladores debe permitir un flujo fluido del aire para asegurar la mejor refrigeración posible. Es decir, que haya un cierto equilibrio entre la entrada de aire fresco y la salida de aire caliente.

Si hacemos una “simulación mental” del flujo de aire en una caja, fácilmente nos damos cuenta de que una configuración de presión 100% positiva o negativa interfiere con esta idea.

Entonces, lo que buscamos es una presión equilibrada, donde tener un cierto sesgo no será algo especialmente preocupante, pero centrándonos en mantener el flujo adecuado.

Una pregunta que tiene sentido hacerse es en qué medida afectan al polvo estas configuraciones. Por lo que parece, en ejemplos como las pruebas de 1 año de duración de Linustechtips, es que la presión equilibrada no es especialmente problemática en este sentido, reforzando más aún la idea.

Haciendo el posicionamiento correcto de los ventiladores en la caja

¿En qué dirección giran los ventiladores?

Lo primero que cabe hacer es explicar en qué dirección fluye el aire en un ventilador de caja para PC, para así elegir la orientación correcta. En muchos de ellos, contamos con flechas indicativas que nos muestran claramente cuál es la dirección del aire.

Por suerte, estas no son necesarias ya que sabemos cuál es el flujo en todos los ventiladores de caja. Para explicarlo, localicemos el lado del ventilador en el que podemos mover con libertad sus aspas (lado “bonito”), y aquel donde encontramos un marco de plástico que nos impide girar libremente el ventilador con nuestras manos (“lado feo”)

Visto desde esta perspectiva, el ventilador está metiendo aire. Lo que ves es el “lado bonito” en el que podemos girar libremente el ventilador con la mano.
En cambio, visto así, el ventilador está sacando aire hacia nosotros, y no en dirección al horizonte. Veis por qué lo llamamos “lado feo” y por qué no se puede girar el ventilador libremente, hay un soporte estructural de plástico que lo impide.

Pues bien, el flujo de aire se producirá siempre del lado “bonito” al lado “feo”. Si tenemos un ventilador montado y lo observamos desde una perspectiva concreta, si lo que vemos es el lado bonito entonces el ventilador sacará aire desde tu perspectiva hacia el otro lado. Y lo contrario si ves el lado feo: el ventilador meterá aire hacia ti.

Un truco interesante para que confirmes hacia dónde va el flujo de aire es probar la ventilación en ambos lados usando un papel. Sitúalo en donde crees que está sacando el ventilador, y comprueba si el papel se mueve. Si no, pruébalo en el otro lado y ya sabrás el flujo correcto.

Configuración de ventiladores recomendada

Equipos sin refrigeración líquida

Vamos a empezar dando la configuración recomendada para aquellos equipos que no llevan refrigeración líquida, y disipan sus CPUs por aire.

La recomendación es muy sencilla: los ventiladores frontales estarán metiendo aire hacia el interior del PC, de tal manera que si los miramos desde el interior de la caja veremos el “lado feo”. Los traseros siempre sacarán aire, así que veremos el “lado bonito” desde el interior de la caja.

Para los superiores, os recomendamos que saquen aire (veremos el “lado bonito” desde dentro), y si hay ventiladores inferiores quizás tenga más sentido que metan (veríamos el lado feo), aunque está menos claro.

Una recomendación avalada, pero con algunas discrepancias

Esta forma de montar los ventiladores está fuertemente respaldada por la mayoría de expertos en hardware, y los propios fabricantes. Sin embargo, hay un punto concreto en el que se suele discrepar bastante: el posicionamiento de los ventiladores superiores.

Nosotros hemos optado por recomendar un posicionamiento de los mismos sacando aire, es lo que nos ha parecido más razonable para la mayoría de los casos, pues acelera la extracción del aire caliente que se genera alrededor del disipador de la CPU.

Algunos argumentos que leemos para la otra configuración son que no se debe tener ventiladores perpendiculares compitiendo por llevar el aire al mismo sitio. Sin embargo, pensándolo bien es un argumento con poca fortaleza, y al fin y al cabo es algo que de una u otra manera ocurrirá. ¡Recordad además que la tendencia natural del aire caliente es hacia arriba!

¿Hacia dónde irá el sesgo?

Considerando que el ventilador trasero no tendrá ningún tipo de filtro y que los frontales suelen tenerlo, y que además muchas cajas tienen el flujo de aire frontal restringido, queda claro que en la mayoría de los casos esta configuración de ventiladores tendrá un cierto sesgo hacia la presión negativa.

¿Y cómo posiciono los ventiladores de mi disipador por aire?

Si hablamos de un disipador de tipo torre, la recomendación es radicalmente obvia, y afirmamos con una rotundidad cristalina que va en la línea de lo que recomiendan todos los fabricantes de disipadores.

Este posicionamiento consiste en que, si el disipador es de 1 solo ventilador, este se posicione en la parte derecha (donde están las RAM), mientras que si tiene más ventiladores estos han de “seguir el flujo” creado por el primero, es decir, que sigan exactamente la misma orientación para que el segundo ventilador saque el aire que mete el primero. Son las conocidas configuraciones de push-pull. El primero “empuja” aire hacia el radiador de aluminio (“push”), y el segundo “tira” de él para sacarlo del radiador (“pull”).

De verdad, hacer el posicionamiento contrario en estos casos es un auténtico disparate. No pasa nada por equivocarse y hacerlo mal, pero quien lo recomiende a los demás debería quizás replantearse su posición, nunca mejor dicho.

¿Y si el disipador está montado en horizontal?

Hay muchos casos en los que por distintos motivos no es viable montar un disipador de torre en vertical, y sí en horizontal. También hay quien los monta de esta manera por preferencia, y no nos parece tan “delictivo” como tenerlo en vertical con el ventilador mal colocado.

En estos casos, la recomendación más consistente que vemos en fabricantes como Noctua es que el ventilador se posicione abajo, y sacando aire hacia arriba. En este caso está claro que los ventiladores superiores deberían sacar aire hacia fuera sí o sí.

Equipos con refrigeración líquida

Los equipos con refrigeración líquida son otra historia, pues dependemos de la manera en que montemos el radiador para montar los demás ventiladores.

Lo cierto es que en estos casos la recomendación del flujo se mantiene, pero lo que hay que aclarar es en qué posición tiene más sentido montar la líquida.

La cuestión aquí es fuertemente dependiente de la caja, de sus compatibilidades y del equipo en general. En todo caso, las tres opciones con las que contamos son las siguientes:

  • Montar la refrigeración arriba, con los ventiladores sacando aire y situados más hacia dentro de la caja que el radiador. Suele ser la opción preferida de los usuarios.
  • Montarla en la parte frontal, y con los ventiladores metiendo aire.
  • Adicionalmente, si el radiador es de 120mm o 140mm (según compatibilidad), se puede montar en la parte trasera, con el ventilador sacando aire, y el ventilador situado más hacia dentro de la caja que el radiador.
La historia es más compleja con refrigeraciones líquidas custom, pero eso ya es otro tema.

La primera opción tiene bastante sentido a la hora de impedir que la caja se caliente más aún, pero seguramente sea peor para las temperaturas de la CPU, pues el aire que entra al radiador estará más caliente. No obstante, de la otra manera lo que haremos será meter aire caliente dentro de la caja, afectando negativamente a las temperaturas de componentes como la GPU o el VRM de la placa base, que se encarga de alimentar la CPU. Por eso es una decisión difícil y que no tiene una respuesta única.

Casos especiales: cajas con ventilación de abajo a arriba

Nosotros os hemos dado hasta ahora unas recomendaciones orientadas a cajas cuyo modelo de refrigeración va desde el frontal hasta la parte trasera. Sin embargo, también hay cajas que están pensadas para que el equipo se refrigere de abajo a arriba. Un ejemplo es la Cooler Master Mastercase SL600M. Son las que hacen el conocido “efecto chimenea”, y para estas hay unas recomendaciones de ventilación específicas.

Para ello nos basaremos en las recomendaciones de un vídeo de la propia Cooler Master. Obviamente, la idea es que el aire vaya de abajo a arriba, como en una chimenea. La primera recomendación que han hecho es montar arriba la refrigeración líquida, algo obvio para que el aire que entre al equipo no esté caliente.

Lo segundo es que montemos la tarjeta gráfica en vertical. Esto mejora, según ellos, el direccionamiento del flujo de aire, que será menos caótico.

Por desgracia, no hablan del tipo de presión recomendado, pero entendemos que se puede mantener nuestra recomendación. Recordad posicionar bien los ventiladores de abajo, es decir, metiendo aire.

¿Y qué hay de la fuente de alimentación?

No debemos olvidar que las fuentes de alimentación también tienen un ventilador que habrá que posicionar correctamente. Todo dependerá de dónde se sitúa en la caja y qué tipo de fuente tienes en tu PC.

Antes de nada ten en cuenta que los ventiladores de las fuentes actuales meten aire hacia su interior, no lo sacan.

Caja con la fuente arriba

Hay pocos casos así, hoy en día casi todas las cajas montan la fuente abajo. De todas formas, en esta situación hay dos posibilidades:

  • Si encima del hueco de la fuente hay una rejilla de ventilación, sitúala hacia ahí.
  • En casi todas las cajas con la fuente arriba, no habrá ninguna rejilla en esa posición. Sitúala mirando hacia el interior del PC. Es una idea térmicamente ineficiente, pero no hay otra opción.

Caja con la fuente abajo

Aquí nos centraremos en las recomendaciones oficiales del fabricante Seasonic, con las que estamos muy de acuerdo.

Fuente con ventilación activa

En una fuente cuyo ventilador esté siempre encendido, la cuestión es simple: deja el ventilador mirando hacia abajo para que coja aire fresco de fuera, y no caliente dentro del PC.

Mucho ojo, confirma antes que la caja tiene huecos de ventilación abajo, hay algunas que sorprendentemente no los tienen.

Fuente semi-pasiva

En estas fuentes, el ventilador se mantiene apagado la mayor parte del tiempo. Por eso una opción razonable es dejar el ventilador hacia arriba, para que así escape el aire fácilmente.

Esta no es una recomendación común, pero marcas como Seasonic o Thermaltake y expertos como Jon Gerow (alias “Jonnyguru”) o Aris Mpitziopoulos (creador de Cybenetics) insisten mucho en esta recomendación.

No obstante, la mayoria de cajas tienen una tapa para la fuente, impidiendo una correcta refrigeración hacia arriba. En esos casos tiene sentido situarla hacia abajo, aunque es menos óptimo.

Fuente 100% pasiva

Fuente fanless, 100% pasiva, sin ventilador.

Aquí debes situar la fuente mirando hacia el interior de la caja, es decir, hacia arriba. Todo esto por el efecto del aire caliente, que sube de forma natural. Si tu caja tiene una tapa (carenado) que impide esto, entonces replantéate la elección de caja o fuente que has hecho.

¿Y si la fuente está de lado?

Esta es otra posibilidad, hay cajas con diseños de airflow complejos y especiales que montan la fuente de alimentación de lado. En esas situaciones lo que debes hacer es analizar el espacio disponible para la entrada de aire, y situar la fuente de la manera que asegure un mejor flujo.

Es decir, no cometas el error de ponerla hacia una tapa metálica u otro componente si del otro lado tienes una apertura con ventilación, o al menos más espacio.

Palabras finales y conclusión sobre cómo instalar correctamente los ventiladores de PC

Hacer un posicionamiento correcto de los ventiladores de PC es algo fundamental para asegurar una refrigeración adecuada del mismo. En este artículo hemos abordado el asunto con una idea muy clara: la mejor forma de refrigeración es una presión equilibrada.

Es decir, el flujo de aire debería estar configurado de una manera que asegure que la cantidad que entra no difiere en exceso de la que sale. Apostar por una presión puramente positiva o negativa es un error que hay que evitar a toda costa.

En la mayoría de cajas, la configuración recomendada para asegurar este efecto consistirá en tener los ventiladores frontales metiendo aire, y los traseros y superiores sacándolo. Así se creará el flujo más lógico para refrigerar nuestro equipo, y además sin afectar demasiado a la entrada de polvo.

Aunque este artículo se ha enfocado en cajas con refrigeración tradicional, es decir, de la parte frontal a la trasera, no nos hemos olvidado de la minoría de usuarios que usa cajas que refrigeran de abajo a arriba.

La clave final, y la más importante, es aclarar que el posicionamiento de los ventiladores no es una ciencia exacta. Hay dos variables muy importantes como son las diferencias entre presión y flujo de aire de cada ventilador, y las características de cada caja. Pero no queda otra opción que abstraerse de ambas variables, para dejar unas recomendaciones generales lo más claras posible. Esperamos que este artículo te haya servido para elegir el posicionamiento correcto de tus ventiladores de PC. ¡Gracias por leernos!

Breixo Gómez

Apasionado del Hardware, exigente con la calidad de los productos. Intento aprender lo máximo cada día. No dudes en dejarme cualquier duda o sugerencia en los comentarios ;)
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba