Tutoriales

Como limpiar disipador correctamente

Limpiar un disipador no es tan fácil como creemos. Por ello, os enseñamos nuestra guía para dejar ese disipador fetén.

Todos los componentes que instalamos en el ordenador requieren de un mantenimiento. En esta ocasión, nos vamos a hacer cargo del disipador del procesador, pero mucho de lo que vais a leer encajará con la limpieza de cualquier tipo de ventilador. Os enseñamos nuestra pequeña guía sobre cómo realizar un correcto mantenimiento a vuestro disipador.

Herramientas que vamos a utilizar

Antes de empezar a darle caña a nuestro disipador, tendremos que observar distintas herramientas que necesitaremos para llevar a cabo todo el proceso. Salvo un par, son utensilios que podemos encontrar por casa.

Os propondremos distintas soluciones para que no tengáis excusa y dejéis impoluto de una vez por todas ese disipador cuya función es esencial.

¡A limpiar el disipador!

Destronillador

destornillador estrella ratón

Siempre recomiendo un destornillador universal porque nos da mayor juego a la hora de cambiar el tamaño de la muesca del tornillo. Si no tenéis un destornillado universal, necesitaréis un destornillador de estrella de punta pequeña.

Si tampoco tenéis un destornillador de estrella, puede serviros unas tijeras. Cuidado con el uso de tijeras porque pueden deteriorar la muesca del tornillo o podéis haceros daños vosotros mismos haciendo fuerza.

Palillos

limpiar un raton palillos

¡Benditos palillos! Los vamos a necesitar para quitar el polvo pegado y solidificado del disipador. Vais a ver como, a veces, no es suficiente con un pincel, así que un palillo cabe entre las rendijas de la pieza metálica del disipador.

No se trata de un utensilio ultra necesario. Personalmente, he limpiado mi disipador sin usar palillos, así que no vamos a echarlos de menos en la gran mayoría de ocasiones. Dicho esto, siempre recomiendo su uso para limpiar disipador.

Aire comprimido

limpiar el portátil

Esta herramienta no la solemos encontrar por casa, así que tenemos que comprarla ¡Qué no cunda el pánico! En Amazon encontramos varios modelos muy baratos por 5 ó 7 euros, aunque existen productos muchos más baratos.

El aire comprimido nos servirá para ayudar a expulsar el polvo sólido que se pega en el disipador o en los ventiladores ¡Cuidado con los ventiladores! Luego explicaremos bien cómo usar este utensilio.

Alcohol o toallitas

No podemos utilizar el típico alcohol que hay en los botiquines o toallitas húmedas desinfectantes para limpiar bien el disipador. Tenemos que usar Alcohol isopropanol o Alcohol Isopropílico. Además, necesitaremos esto para limpiar la pasta térmica del procesador y del disipador, así que es un producto que no os puede faltar en vuestro equipo.

TE RECOMENDAMOS
Arctic Freezer 33 Plus Review en Español (Análisis completo)

Si no hay alcohol, podéis utilizar toallitas desmaquillantes, toallitas para limpiar las gafas o toallitas para bebés. Eso sí, si vais a usar esto, lo suyo es que lo sequéis con papel de cocina luego. Pero puede dejar residuos.

Pinceles

limpiar disipador pincel

Por último, los pinceles. Según mi experiencia, son lo mejor para eliminar el polvo superficial porque sus fibras se meten en los entresijos de los componentes sin dañar nada. Si no tenéis un pincel, comprad uno en los chinos o en alguna papelería cercana. Son muy baratos y efectivos contra la suciedad del disipador.

Limpiar disipador

Con todas las herramientas en nuestro poder, sólo nos queda ponernos manos a la obra con este componente. No os asustéis si veis que tiene mucho polvo porque, al menos el superficial, es fácil de quitar.

Antes de empezar, me gustaría advertir a aquellos que sean alérgicos al polvo porque en este proceso vamos a estar en contacto continuo con él.

Desmontar placa base

Sabemos que este primer paso no os va a gustar a muchos, pero es la forma de trabajar más cómodos y seguros. Aseguraros que quitáis todas las conexiones y todos los tornillos que van anclados a la caja.

Lo mejor que podéis hacer es quitar primero los componentes uno a uno. No hace falta que quitéis el disipador, eso lo haremos cuando saquemos la placa base. Pensad que no sólo es limpiar la superficie, tenemos que cambiar la pasta térmica también.

¡Consejo! Si sois un poco despistados, echad una foto al interior del PC antes de quitar nada para saber qué cables tenéis que conectar, como cuáles no.

Limpiar caja

Con la placa base desmontada, podremos trabajar en la caja. Hacemos esto para eliminar todo el polvo que haya y que pueda volver de nuevo a nuestro disipador. Dadle a vuestra caja con el aire comprimido para dejarlo sin polvo. IMPORTANTE: no le deis directamente a los componentes, ni a los ventiladores.

Si le damos a un ventilador desde muy cerca, podemos dañar el ventilador, así que utilizad una distancia prudencial.

Desmontar y limpiar los ventiladores

Normalmente, los ventiladores del disipador suelen ser una pieza de plástico que va sujetada a presión por una especie de pestañas que se agarran en el lateral. Yo siempre utilizo las manos, pero podéis utilizar algo para hacer una especie de palanca y sacar las pestañas, como un palillo o un destornillador. En mi caso, lo hago con las manos para no romper nada, ni hacer demasiada presión.

TE RECOMENDAMOS
El MacBook Air (2018) podría sufrir un fallo en su placa base

Cuando los tengamos desmontados, haremos una primera pasada con el pincel. Usadlo con brío y ganas porque, dependiendo de las condiciones, puede que no haga falta utilizar el aire comprimido.

Por otro lado, si habéis sido trabajadores y el polvo sigue sin salir, utilizaremos el aire comprimido. Nuestros consejos son estos:

  • Guardar una distancia de seguridad respecto a los ventiladores. Unos 15 centímetros entre el utensilio y el disipador valdrán.
  • No deis soplidos continuos, dejad correr el aire un poco.

Limpiar placa disipador

Aquí vamos a utilizar los pinceles y el aire comprimido. Justo como antes, daremos una primera pasada con el pincel para quitar los restos del polvo. Habrán restos muy sólidos como para removerlos de esta manera, así que utilizaremos el aire comprimido. Probad a usar palillos para desatascar las rendijas de toda obstrucción de polvo.

En este caso, no hay que guardar ninguna distancia prudencial: el objetivo prioritario es dejarlo limpio como una patena. Por tanto, podéis darle con el aire comprimido tranquilamente.

Desmontar disipador y reemplazar pasta térmica

Pastas térmicas

En el caso de que hayáis puesto pasta térmica nueva en los últimos 6 meses, no tenéis por qué hacer este paso. Sin embargo, si lleváis un tiempo sin cambiarla, es necesario reemplazarla por una nueva porque la temperatura del procesador se puede reducir bastante.

Puestos ya en marcha, desmontamos el disipador y cogeremos alcohol o alguna toallita húmeda para remover toda esa pasta solidificada. Lo suyo es utilizar unas almohadillas con un alcohol específico como las que traen los disipadores nuevos en su caja.

Simplemente, tenemos que frotar un poco y saldrá. Cogemos un trozo de papel de cocina o higiénico, lo secamos todo bien y ponemos otra vez la pasta térmica.

Volver a montar y todo listo

limpiar disipador

Por último, sólo nos quedará montarlo todo de nuevo y disfrutar de nuestro disipador limpio. Controlad con HWMonitor si las temperaturas van bien para saber si la instalación ha ido correctamente.

Nuestra guía acaba aquí. Esperamos que os haya gustado esta guía y, sobretodo, que os haya ayudado a limpiar vuestros disipadores. Como veis, no es una tarea nada complicada y se puede llevar a cabo con cualquier cosa que tengamos por casa.

Te recomendamos los mejores disipadores, ventiladores y refrigeración líquida

¿Vosotros cómo limpiáis el disipador? ¿Alguna vez habéis limpiado uno? ¿Alguna experiencia?

Ángel Aller

La sociedad necesita a la tecnología, y la tecnología a la sociedad. Graduado en Derecho, amante de los videojuegos y geek inconformista. Encantado de tener un hobby en común. Leal a Alt+F4. Alicante.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba