Tutoriales

Cómo limpiar tu teclado mecánico o de membrana

Limpiar el teclado. Algo que parece tan normal y sencillo, pero que, sin embargo, puede ser un infierno. Si has venido a aprender cómo limpiar bien tu teclado, has venido al lugar idóneo, así que toma asiento porque aquí te enseñaremos cómo.

La vida de los periféricos

Un buen baremo para conseguir que tus periféricos vivan más tiempo es seguir tres reglas básicas a la hora de comprarlos y convivir con ellos.

limpiar tu teclado

En primer lugar, debes buscar esos productos que te ofrezcan una buena calidad en cuanto a prestaciones y materiales de construcción. Si vas a lo barato, a menudo, la calidad de construcción es peor, por lo que estos periféricos son más susceptibles a romperse.

Por otro lado, te sonará evidente, pero tener un buen mantenimiento en tus periféricos es realmente importante. Queramos o no, los vamos a desgastar, así que, tal como con un coche, tenemos que limpiarlos periódicamente.

Por último, has de intentar no maltratarlos, es decir, evitar que se caigan, usarlos con las manos manchadas y demás. De esta forma, conseguirás que tengan una vida longeva y evitarás tener que buscar reemplazo cada pocos años.

Estas tres reglas aplican a todo, pero en el caso de los teclados, tenemos que tener en cuenta varias cosas. Primero de todo, saber si es de membrana o mecánico, ya que uno requiere de más cuidado que el otro. También saber si tienen carcasa externa o las teclas están “al aire”, puesto que el método de limpieza es distinto.

Antes de nada, tenemos que recordarte que toda limpieza que hagas del teclado ha de ser con el dispositivo desconectado. Si lo dejas conectado, cabe la posibilidad de que se estropee de forma permanente al sufrir un corto circuito o algo parecido. También te recomendamos hacerle una foto o tener una referencia de otro teclado estándar a mano para cuando tengas que recolocar las piezas.

Restos grandes y manchas resistentes

Antes de realizar ninguna limpieza, es posible que tengas restos físicos entre las teclas de tu teclado. Quizás hay migas de pan, algún que otro pelo y un trozo de plástico que se te cayó y nunca recogiste. Pues lo primero que deberías hacer antes de limpiar es eliminar estos residuos de gran tamaño.

limpiar tu teclado
Fuente: wikiHow

Solamente pon el periférico sobre una papelera o basura y agítalo con energía, pero sin ser bruto/a. Lo suficiente como para que estas basurillas salgan de entre las teclas. Si tienes una carcasa o similar, lo mejor es empujar esta suciedad hasta una esquina y después extraer la tecla de la esquina para “destaponar” el sistema.

Por otro lado, puede que tengas algún tipo de mancha milenaria de alguna batallita pasada. Si ese es el caso, a la zona o teclas afectadas deberías hacerles un tratamiento especial. Realiza los procedimientos estándar que te diremos en los próximos puntos y, si aún así se resiste, acudiremos a soluciones mayores.

TE RECOMENDAMOS
Cómo calibrar pantalla gratis y sin colorímetro

En ese caso, lo te puede ayudar es el alcohol isopropílico. Aplicas un poco sobre la herramienta que estés usando y frotas sobre la zona afectada. Una vez se haya limpiado, asegúrate de que el alcohol se evapora antes de volver a montar el teclado.

Cómo limpiar un teclado sin carcasa

teclado sin carcasa
Teclado sin carcasa

¿Qué es un teclado sin carcasa, te preguntarás? Pues son aquellos teclados cuyas teclas están directamente montadas sobre el interruptor y a su vez el interruptor sobre la base. La mayoría de teclados mecánicos son teclados sin carcasa, donde la base del dispositivo suele ser de aluminio anodizado cepillado.

Estos teclados son más sencillos de limpiar, puesto que la PCB está parcial o totalmente aislada y solo tenemos que encargarnos de limpiar teclas y base.

  • El primer paso a la hora de limpiar estos periféricos es quitar las teclas. Hay que tener cuidado, porque las teclas más grandes y alargadas suelen tener más de un resorte o incluso una barra de metal que las soporta.
Desmontar teclas con anillo
Desmontar teclas con anillo
    • Si tienes uno mecánico, es muy probable que te traiga una herramienta en forma de anillo para quitarlas.
    • Sino, puedes hacerlo con algún otro utensilio para hacer palanca o incluso con las manos, pero no es muy recomendable.
  • Después, tendremos que limpiar la base del teclado.
    • Podemos hacerlo con toallitas húmedas, un cepillo de dientes con agua y algo de jabón o un trapo humedecido, entre otras cosas. En la mayoría de casos, esta limpieza es bastante sencilla.
    • Solamente tienes que preocuparte de que lo que uses esté húmedo y no mojado, ya que el agua se puede filtrar entre las rendijas y huecos.
limpiar tu teclado
Hueco por donde se puede filtrar el agua
  • Por la parte de las teclas, puedes seguir el mismo proceso, pero yendo una a una, aunque hay otro método más rápido y global.
      • Para este segundo método, rellena un barreño/recipiente con agua a temperatura ambiente y algo de jabón. Introduce las piezas y procede a limpiarlas todas juntas como si de una lavadora se tratase.
      • Es bastante más rápido, pero hay que tener mucho ojo con qué producto usamos, ya que algunos pueden ser dañinos para el plástico y acabar por dejar ilegibles las serigrafías.

Por último, esperamos a que las teclas se sequen y las volvemos a poner. No recomendamos usar un secador o aparatos similares para secar las teclas, ya que el calor puede deformarlas.

Cómo limpiar un teclado con carcasa

Los teclados con carcasa suelen ser de membrana, pero también existen algunos mecánicos de este estilo. El único punto que cambia es que antes de extraer las teclas y limpiar la base, tenemos que retirarla.

Estos periféricos tendrán una serie de tornillos por la parte trasera que, al retirarlos, soltarán la carcasa del teclado. Luego, con la carcasa fuera, seguimos el mismo procedimiento que hemos comentados previamente.

Te recomendamos la lectura de nuestro artículo sobre cómo quitar las teclas

  • Extraemos las teclas de los interruptores con ayuda de un anillo saca-teclas, otras herramientas de palanca o las manos. Hay que tener cuidado con las teclas más alargadas puesto que suelen tener más de una pieza.
TE RECOMENDAMOS
Cómo cargar un iPhone mas rápido: los mejores trucos
teclado mecánico desmontado
Teclado mecánico con teclas desmontadas
  • Limpiamos las teclas una a una o en conjunto.
    • Recalcar que hemos de tener extrema precaución con qué productos usamos junto al agua tibia. Cosas como lejía, productos ácidos y demás son peligrosos.
  • Limpiamos la base con un cepillo, toalla húmeda u otro utensilio.
    • En este caso, como la base se ha desmontado del cuerpo del teclado, podemos usar agua directamente sobre la pieza. Bajo un grifo podemos cepillarlo con agua y jabón, pero siempre con suavidad para no dañarlo.
  • Tenemos que fijarnos en que la placa PCB y el circuito del teclado se han quedado al descubierto.
    • Si ahí entra agua o cualquier otra cosa, el teclado puede quedar inservible al instante.
    • Por eso, asegúrate de que tanto la base como las teclas están bien secas y nunca las seques con un secador caliente, ya que puede deformar las teclas.
tras una limpieza
Teclado mecánico tras una limpieza

Mantenimiento a menor nivel

Si quieres realizar un poco de mantenimiento, pero sin tener que desmontar el teclado entero, lo mejor que puedes usar son:

  • Cepillos alargados para pipas, flautas y demás. Con ellos podrás limpiar bajo las teclas casi sin problema.
  • Botes de aire comprimido, con los que expulsarás a base de presión de aire la suciedad bajo las teclas. Son relativamente baratos, pero no los puedes usar demasiadas veces.
  • Pequeñas aspiradoras de mano, que nos servirán para absorber o expulsar la suciedad menos resistente bajo las teclas. Funciona casi igual que los botes de aire comprimido. 
  • Toallas húmedas y papel absorbente para limpiar ciertas zonas afectadas en momentos de accidentes puntuales.
  • Desconectar el teclado y agitarlo sobre la papelera. No es muy recomendable, ya que la suciedad más resistente se mantendrá, pero así puedes quitarte algunos residuos superficiales.
Lata de aire comprimido
Lata de aire comprimido

Con estos consejos, podrás limpiar tu teclado de una forma más superficial manteniéndolo así limpio y cuidado por más tiempo. Pese a ello, también te recomendamos no comer cerca de tus periféricos, no confinarlos espacios reducidos o exponerlos al sol o a la humedad continuada y otras situaciones degradantes.

Palabras finales

Si quieres que tus compañeros de aventuras sean duraderos y, además, no tener que comprarte cada dos años uno nuevo, sigue estas recomendaciones. Los periféricos son muy longevos y los teclados, en concreto, son especialmente resistentes.

Existen teclados de la década de los 70s y 80s que hoy día siguen siendo funcionales. Todo ello gracias a los buenos cuidados y los mantenimientos a los que se los ha sometido. No hace falta que tu dispositivo dure décadas, puesto que es probable que tú los exprimas mucho más trabajando y/o jugando, pero sí deberías cuidarlos para que te duren lo máximo posible.

Te recomendamos la lectura de los mejores teclados.

Esperamos que el tutorial te haya sido de ayuda. Si tienes cualquier pregunta, no dudes en decírnosla en la caja de comentarios de abajo. Te responderemos lo más pronto que podamos.

Fuente
Teclado MecánicoWikiHowUniversaria
Cargar más

Adrian L.

Soy Adrián, un estudiante universitario y me gusta muchos los videojuegos, la tecnología y debatir sobre cualquier clase de tema interesante. ¡Algún día quiero desarrollar mi propio videojuego!
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba
Cerrar