Reviews

Razer Blackshark V2 Pro Review en español (Análisis completo)

Razer es, desde hace lustros, una de las marcas de periféricos gaming más conocida del mercado, con un extenso catálogo de productos. En esta ocasión, vamos a analizar la nueva evolución de uno de sus auriculares más míticos: el Razer Blackshark V2 Pro, un headset gaming inalámbrico que promete grandes características.

Esta es la evolución de su Blackshark V2, que analizamos en la web. A su vez, estos últimos sucedían a los primeros Blackshark, lanzados en 2012 y que rápidamente se convirtieron en uno de los modelos más conocidos de la marca.

¿Estará el Blackshark V2 Pro a la altura de las expectativas? ¿A quiénes van dirigidos estos auriculares? A esto y mucho más daremos respuesta en esta review. ¡Comenzamos!

Agradecemos la confianza a Razer por enviarnos este producto para su análisis.

Especificaciones técnicas Razer Blackshark V2 Pro

Unboxing

Comenzamos con el unboxing de nuestro producto, que llega en una caja dominada por el característico verde de Razer.

En ella se nos listan las características más relevantes de estos headset gaming:

  • Drivers Razer Triforce Titanium de 50mm, con un diseño patentado que prácticamente es como separar 3 drivers en 1 (sonidos medios, bajos, y agudos).
  • Tecnología THX Spatial Audio para crear una experiencia inmersiva 7.1 virtual.
  • Sistema inalámbrico por USB Razer HyperSpeed, con una transmisión sin pérdida y sin latencia perceptible, más que apta para gaming.

En cuanto lo abrimos, vemos una generosa protección de espuma que asegurará al 100% que el producto llegue en perfecto estado, en la línea de las excelentes protecciones que se ven en los embalajes de algunos cascos de este nivel.

En la caja se nos incluye:

  • Los Blackshark V2 Pro en sí.
  • El micrófono extraíble Supercardioide.
  • El transmisor-receptor USB necesario para la conexión inalámbrica.
  • Un cable microUSB de carga.
  • Un cable de 3.5mm por si queremos conectar los auriculares por cable.

Diseño externo

Razer Blackshark V2 Pro

El diseño de estos auriculares es básicamente el mismo que el de los Blackshark V2. Es decir, radicalmente diferente al Blackshark original, mucho más conservador y serio, pero sin dejar completamente de lado la esencia “gaming”.

Razer Blackshark V2 Pro

Como veréis ahora, este viene acompañado de unas características de comodidad bastante importantes.

Agarre a la cabeza muy bien acolchado

Razer Blackshark V2 Pro

Este diseño está sin duda marcado por el uso de unos acolchados bastante gruesos. En la banda suparaural, tenemos una cómoda tela acompañada de una espuma bastante gruesa que nos permite una excelente comodidad a la hora de usarlos. Esto es muy importante pues nos permite tenerlos durante muchas horas sin darnos cuenta, prácticamente.

Su peso es de 320 gramos, esto es, casi 60g más que los Blackshark V2, esperable al incluir un diseño inalámbrico.

Los Razer Blackshark V2 Pro no se sienten pesados a pesar de ser inalámbricos, tienen un tamaño generoso, un rango de ajuste a las orejas que juega en otra liga, y un acolchado muy cómodo en la diadema. Son auriculares realmente cómodos en todos los sentidos.

¿Y qué hay de los usuarios que usan gafas? Este suele ser un aspecto problemático en auriculares, que en nuestro caso no ha provocado grandes diferencias en la percepción de sonido ni en la comodidad.

Almohadillas cómodas y duraderas, pero no extraíbles

Razer Blackshark V2 Pro

Al igual que en su versión cableada, los Razer Blackshark V2 Pro traen almohadillas de tela. Este material les permite ofrecer una excelente comodidad gracias a su transpirabilidad. Básicamente, nuestras orejas sudarán mucho menos en verano de lo que lo harían si fuesen de cuero sintético, el material más habitual en auriculares.

Razer Blackshark V2 Pro

Además, su durabilidad también será bastante mayor, pues no tendrán el problema de agrietado y resquebrajado que todos conocemos en las almohadillas de cuero sintético. Sin embargo, vienen con un pequeño hándicap: por lo que parece, no se pueden extraer las almohadillas. Esto no nos resulta especialmente preocupante debido a su material. Sería un problema serio de durabilidad si usasen cuero sintético y no fuese reemplazable.

Botonera aceptable

Razer Blackshark V2 Pro

Los botones y conexiones que encontramos en los auriculares se componen de lo siguiente:

  • Un cómodo regulador de volumen. Quizás no puede parecer lo más óptimo que sobresalga tanto, pero lo cierto es que le da una gran comodidad. Nos gusta también el detalle de que tenga una respuesta táctil para que sepamos dónde está el 50% exacto de volumen.
  • Un botón de apagado que sirve a su vez para pausar música (1 click) o avanzar la canción (2 clicks).
  • Pulsador para silenciar o desilenciar el micrófono.
  • Jack de 3.5mm para conectar los auriculares por cable, y otro para el micrófono.
  • Micro-USB para cargar los auriculares.

Razer Blackshark V2 Pro

Como veis, la botonera no es especialmente variada, más bien es aceptable. El detalle que menos nos ha gustado es que se cargue mediante microUSB, cuando estamos en pleno auge de las conexiones USB-C. Razer debería haberse unido a esta tendencia en el Blackshark V2 Pro, algo que sí ocurre con otros modelos de la marca como Opus Wireless.

Micrófono supercardioide extraíble

Razer Blackshark V2 Pro

Los Blackshark V2 Pro traen un micrófono extraíble que en principio está mejorado respecto a los V2 originales.

Este es un micrófono que hace uso de un patrón supercardioide. El patrón se refiere básicamente a la forma del área que recoge una mayor cantidad de sonido. Es decir, según el patrón que tengamos recogerá más sonidos en un área concreta. En este caso, que sea supercardioide implica que tiene un patrón muy direccional que hace que la mayor parte del sonido que recogen esté frente a estos, justo donde va nuestra voz.

Razer Blackshark V2 Pro
Debemos situar el micrófono con esta cara mirando hacia nosotros.

Por ello, esperamos que recoja muy poco ruido del ambiente, y se centre de manera casi exclusiva en nuestra voz: sin el ruido de personas alrededor, el teclado del PC, etc. ¿Lo conseguirán? Lo veréis en nuestras pruebas…

Conectividad inalámbrica 2.4GHz y uso del cable

Razer Blackshark V2 Pro

El modo de conectividad inalámbrica del Blackshark V2 Pro se realiza mediante una señal de 2.4GHz (misma frecuencia que el tipo más común de Wifi) propietaria de Razer, mediante un adaptador USB. Es decir, no es Bluetooth ni NFC.

Se trata de algo común en auriculares gaming, pues están destinados especialmente para su uso en ordenadores con la menor latencia posible. Esto implica que sea preferible tener un sistema inalámbrico propio (Razer Hyperspeed) a usar alguno de los protocolos existentes como Bluetooth.

La parte negativa es que limita las posibilidades de uso inalámbrico a dispositivos con un USB, en principio ordenadores y consolas, si bien se puede usar sin problemas incluso en Linux.

Razer Blackshark V2 Pro

Los Razer Blackshark V2 Pro son totalmente compatibles con consolas, aunque evidentemente no tendremos el software Synapse en ellas.

Si queremos usarlo en un móvil, tendremos que usarlos con su cable jack, o también podemos conectar el transmisor-receptor mediante USB OTG. Evidentemente no es una opción cómoda pero es interesante saber que está ahí.

Portabilidad

Razer Blackshark V2 Pro

La portabilidad es un aspecto importante en unos auriculares inalámbricos, aunque no tanto si son gaming, pues no están pensados para “llevar a todos lados” sino más bien a transportes puntuales, ya sea a otro domicilio, una LAN party, etc.

En este caso, no tenemos una gran portabilidad, pues los auriculares no están diseñados de manera que se puedan plegar fácilmente. Es obvio que esto no es un requisito ni es un problema de diseño, pero sí algo que debéis tener en consideración.Razer Blackshark V2 Pro

Aún así, la bolsa incorporada es suficiente para transportarlos de vez en cuando de manera segura y cómoda. Los auriculares caben sin problemas.

Aislamiento

Razer Blackshark V2 Pro

Estos son auriculares cerrados. Por definición, este tipo de auriculares están pensados en aislar al oyente del exterior, y al exterior del propio oyente. Es decir, contamos con un diseño cerrado de las cápsulas que evita tanto la entrada de sonidos del exterior como la salida excesiva de sonido de los propios auriculares.

Razer anuncia que estos auriculares tienen cancelación de ruido pasiva. Este no es un término real, sino que más bien es márketing usado para definir unos auriculares cerrados. Estos tienen, por definición, un mejor aislamiento del ruido externo que los semiabiertos y abiertos, aunque como siempre hay diferencias entre ellos.

Razer Blackshark V2 Pro

En este caso, nos hemos quedado muy satisfechos con el aislamiento externo del Razer Blackshark V2 Pro. Con ellos puestos y sin música, se nota una amortiguación muy por encima de otras opciones cerradas que hemos probado. En cuanto se ponen en la oreja, se nota bastante el cambio de “atmósfera” sonora.

Evidentemente, esto no significa que los ruidos desaparezcan sin música puesta ni mucho menos, no se pueden hacer milagros. Pero en cuanto ponemos música con el volumen por la mitad, ya dejamos de escuchar incluso el teclado mecánico. Es algo que no ocurre con los otros modelos que tomamos de referencia. Así que, en vez de “regañar” a Razer por el término de márketing con la cancelación de ruido pasiva, lo cierto es que efectivamente superan con creces las expectativas.

¿Y qué hay del aislamiento exterior?

Como decimos, con los auriculares puestos el aislamiento es realmente fantástico. ¿Pero cómo será desde el exterior? Es decir, ¿en qué medida oyen los demás lo que nosotros escuchamos? Aquí, las sensaciones que nos ha dejado no son igual de buenas que desde el interior. Es cierto que hay una fuga de audio fácilmente perceptible desde fuera. No es nada grave ni extraordinario, simplemente no nos hemos llevado la misma sorpresa positiva que en el aislamiento interior.

Calidad de construcción

Razer Blackshark V2 Pro

Estos Blackshark V2 Pro tienen una calidad de construcción bastante satisfactoria. El plástico usado y la fabricación no nos dejan ningún aspecto del que podamos quejarnos precisamente, y añadidos como el material de las almohadillas y demás son bastante importantes.

Razer Blackshark V2 Pro

Debéis tener en cuenta la construcción de la unión entre cada lado de los auriculares. Esta se hace entre dos varillas metálicas, algo que no es un problema de calidad de por sí, pero puede suponer un punto débil a nivel estructural. Estamos seguros de que en el uso normal no va a pasar nada, pero no parece que los auriculares vayan a tener un buen destino si los pisamos con fuerza.

Sonido: aspectos técnicos y experiencia de uso

Tratándose de unos auriculares cerrados y viendo la tendencia de Razer en este asunto, algo muy importante es la respuesta de los bajos o bass en estos auriculares. Los hemos probado principalmente con música electrónica bastante potente en nivel de bajos, incluyendo géneros como el hardstyle o el hardcore donde los golpes son continuos.

Por defecto, el perfil de los bajos no es excesivo, es suficiente para notar un ligero retumbe pero desde luego no podemos decir que esté potenciado. No obstante, Razer Synapse nos permite dar tanto un refuerzo general de bajos como una ecualización manual. Aplicando un poco, ya llegamos a un nivel de bass bastante bueno

El refuerzo de graves de Razer Synapse permite que las cápsulas retumben, aunque sorprendentemente hay ciertas canciones donde es más fácil de lo esperado que los graves suenen “sobrecargados”. Es decir, en cuanto a sus bajos son adecuados para juegos y para géneros de música donde estos importen, pero tampoco son especiales para “bassheads”. Quien busque tener lo más parecido a un subwoofer entre oreja y oreja quizás debería fijarse en los Razer Nari Ultimate.

Audio 7.1 virtual THX Spatial Audio: ¿merece la pena?

Estos auriculares incluyen el sistema de sonido envolvente “7.1 virtual” THX Spatial Audio. Este está diseñado, sobre el papel, para mejorar el posicionamiento espacial de los sonidos que oímos. Es decir, que distingamos de una manera más amplia desde dónde se nos envían las señales de sonido, algo que en teoría puede traer grandes beneficios en gaming, y juegos como los shooters, donde es muy importante oír dónde están los demás jugadores.

Hay una gran diversidad de opiniones sobre si estos sistemas merecen la pena y son recomendables o no. Por ejemplo, en nuestra review de esta tecnología se indica cómo le permite dar una mayor profundidad a la música mientras que, en mi opinión, distorsiona el audio más allá de lo deseado.

En juegos, es posible que mejore el posicionamiento espacial, sobre todo de cara a shooters y demás. Todo dependerá del título concreto. De todas formas, THX es un añadido y no una obligación, y tener ambas opciones sobre la mesa nunca está de más. Recordad, en todo caso, que podéis descargar una versión de prueba del software para probar la tecnología en vuestros auriculares. Los resultados variarán, pero os permitirán una idea de cómo funciona.

Calidad del micrófono y prueba de sonido

Razer Blackshark V2 Pro

La verdad es que en un headset gaming la prioridad no es conseguir una calidad de estudio. Quien busque un buen desempeño en este aspecto ya tendrá seguramente un micrófono aparte. En cambio, lo más prioritario debería ser quizás analizar la captura de la voz y si esta tiene claridad de cara a quien lleva los auriculares, y oculta el sonido de otras personas a su alrededor.

Y es que la mayoría de jugadores usarán el chat por voz de sus juegos o aplicaciones como Discord, que comprimen con fuerza las entradas de audio y no dejan grandes posibilidades de distinguir un micrófono de calidad de estudio. Lo que no hacen tan bien es enmascarar el sonido de otras personas, teclados mecánicos molestos, etc.

Así que, dicho esto, vamos primero con una prueba de calidad del micrófono del Razer Blackshark V2 Pro. Simplemente hablaremos en una posición de uso normal, grabando la entrada con Audacity, mientras probamos además en qué medida se cancela el ruido exterior.

Tal y como os dijimos, la manera de capturar la voz es muy importante. Os hemos enseñado cómo se atenúa la voz a medida que nos alejamos, y las sensaciones que nos ha dejado son muy buenas. Alejándonos un poco o escribiendo con un ruidoso teclado mecánico apenas se oye ruido, muy importante para quienes quieran jugar con gente a su alrededor.

Lo que no nos deja tan buenas sensaciones es la claridad de la voz, vemos cómo esta pierde brillo y presencia respecto a lo que encontramos en un micrófono de estudio o quizás también en otros headset.

Software Razer Synapse

Vamos a echarle un vistazo a las funcionalidades de Razer Synapse. Antes de nada indicar que tenemos un análisis completo este software, enfocado sobre todo a su uso en ratones. Os recomendamos su lectura.

El primer panel del software se limita a mostrarnos las configuraciones básicas de sonido del propio Windows, como son el nivel de volumen y accesos a las propiedades de sonido y mezclador del sistema.

Luego avanzamos hacia lo que es el control de los auriculares en sí, comenzando por el sistema THX de sonido 7.1 virtual, de cuya experiencia ya os hemos hablado. En panel propio de Razer nos da la posibilidad de configurar la posición de cada punto de audio, y lo que no se ofrece pero nos hubiese gustado es un modo que permita activar el THX solo en ciertas aplicaciones. Podemos cambiar de modo según la aplicación, pero no activar / desactivar. Sería muy interesante para oír música sin THX y jugar con él activado.

Luego vamos con otro panel realmente importante: el que nos permite personalizar la experiencia de sonido de los Blackshark V2 Pro, comenzando por la posibilidad de reforzar los graves de manera automática. Esto se puede combinar con su cómodo ecualizador de audio en el que elegiremos el perfil de sonido que más nos interese, partiendo de uno totalmente plano.

También tenemos los modos de normalización de sonido (pensado para que no haya picos de volumen muy altos como, por ejemplo, cuando hay una explosión fuerte en un juego) y claridad de voz, este último solo lo activaríamos si fuese estrictamente necesario, en principio.

Continuamos con un panel similar al anterior pero para el micrófono. No se limita a permitirnos ajustar su volumen y monitorizarlo con su botón de previsualización, sino que también podemos ecualizarlo, normalizarlo (para que nuestros gritos de frustración en las partidas no dejen sordo a nadie) y aplicarle otras mejoras que os recomendamos testar.

Rango inalámbrico

Como referencia, hemos visto que nos podemos alejar por lo menos 10 metros del adaptador USB, y con varias barreras físicas (paredes), sin perder la conectividad. En todo caso, tan pronto empiezan a aparecer muros y paredes de por medio vemos cómo puede haber microcortes momentáneos.

Para un uso constante, mientras no haya muros o paredes el sistema inalámbrico funcionará bien un 99% del tiempo. Pero el rango inalámbrico no nos impide movernos por la casa sin dejar de escuchar con claridad a nuestros compañeros de equipo o nuestra música.

También tendremos una latencia imperceptible en juegos, tal y como exigen los tiempos actuales. Es algo que dábamos por hecho y hemos podido confirmar.

Duración de la batería

Razer Blackshark V2 Pro

Razer promete una duración de batería de 24 horas o más en los Blackshark V2 Pro. Creemos que esta es una cifra muy fácil de superar con usos de gaming o siempre que el volumen no sea excesivo. En nuestro caso, la batería aguantó 4 días y medio de uso muy intensivo, con una media diaria de varias horas, con los bajos amplificados y con música a volúmenes típicamente altos.

La carga no es especialmente rápida, del 0 al 100% dura entre 3 y 4 horas. No obstante, creemos que definiendo unos hábitos de carga regulares podremos usar estos auriculares como si tuviesen batería infinita. Es decir, si identificas que la batería te dura entre 4 y 6 días, cárgalos cada 4 días por la noche y listo, ¡siempre tendrás batería y estarás listo para la batalla!

Palabras finales y conclusión sobre el Razer Blackshark V2 Pro

Razer Blackshark V2 Pro

El Razer BlackShark V2 Pro supone una digna mejora sobre el BlackShark V2 original. La diferencia principal está en el uso de un sistema inalámbrico Razer HyperSpeed que nos ha dejado muy buenas sensaciones, y que sin duda está perfectamente optimizado para una experiencia sin pérdidas y sin percibir latencia en juegos.

Este sistema también nos deja una buena duración de batería, que en la práctica podrá rondar perfectamente las 24 horas, aunque nos ha parecido muy mal que se usase un puerto micro-USB y no USB tipo C para la carga de los auriculares.

Uno de los aspectos que más destacan a la hora de usar estos auriculares es su comodidad. Todo esto gracias a un diseño muy bien pensado para ofrecer el mayor confort en su uso, gracias a: una diadema muy bien acolchada, almohadillas que cubren toda la oreja, y el uso de tela en vez de cuero sintético como recubrimiento de estas. Así, combinamos una buena transpirabilidad con un diseño que nos permite usarlos durante horas sin darnos cuenta. Y también nos ha gustado su extenso rango de ajuste para adaptarlo a nuestra oreja.

Otra cuestión es muy importante es el aislamiento del exterior que otorgan. Prueba de ello es que, con música a un nivel de volumen medio, lo más probable es que no percibamos ni el sonido de un teclado mecánico. Lo que también está muy bien aislado es el ruido del micrófono, diseñado para que solo se capte nuestra voz.

La calidad de sonido hace justicia a su predecesor alámbrico, manteniendo adiciones como el sistema de sonido espacial THX Spatial Audio que pueden ser muy interesantes para mejorar nuestra percepción de la posición de los jugadores en partidas online. El refuerzo de bajos prometido ha sido en este caso inferior al que nos esperábamos, aunque si aplicamos un boost mediante su software Synapse podemos llegar a niveles bastante buenos.

Te recomendamos la lectura de nuestra guía de mejores auriculares gaming del mercado.

El precio recomendado de estos auriculares es de 199 euros. Se trata básicamente de un incremento de 90 euros sobre los Blackshark V2 originales, lo cual a priori parece un plus elevado por el sistema inalámbrico. Por ello, creemos que estos auriculares son una excelente opción de compra para quien busque unos auriculares gaming con un presupuesto holgado, y donde los detalles incluidos por Razer y la comodidad sean aspectos fundamentales.

Aspectos neutrales del sonido

  • Su perfil de audio es relativamente neutral, con un refuerzo sutil en los bajos que se puede llevar más allá vía software. Por defecto, el bass no es alto, necesita un empujón desde el software.
  • Incluye THX Spatial Audio, un sistema de sonido envolvente 7.1 opcional.

Ventajas

  • Diseño especialmente cómodo: aptos para muchas horas de uso continuo sin quejas.
  • Aislamiento del exterior muy bien trabajado: ya con un nivel de volumen medio, realmente podremos entrar en una “atmósfera aparte” sin oír nada de fuera.
  • Micrófono supercardioide mejorado sobre el Blackshark V2, pensado para que no se escuche nada del entorno exterior.
  • Sistema inalámbrico perfecto para juegos en cuanto a latencia, calidad y conveniencia.
  • Buena duración de batería.

Inconvenientes

  • Almohadillas no extraíbles, aunque afortunadamente son bastante duraderas.
  • Carga por cable MicroUSB (y no todos los cables valen!). Razer tendría que haber puesto un USB-C a estas alturas.
  • A pesar de su calidad, su precio se nos hace algo elevado, al ser 90€ más que los Blackshark V2 cableados.

El equipo de Profesional Review le otorga la medalla de platino.

Razer Blackshark V2 Pro

DISEÑO - 90%
ACABADOS Y COMODIDAD - 95%
FUNCIONAMIENTO - 93%
SOFTWARE - 90%
PRECIO - 80%

90%

Breixo Gómez

Apasionado del Hardware, exigente con la calidad de los productos. Intento aprender lo máximo cada día. No dudes en dejarme cualquier duda o sugerencia en los comentarios ;)
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba