PeriféricosTutoriales

¿Qué es Quantum Matrix? Conoce el futuro de los televisores Samsung

En muchos televisores Samsung Neo QLED vemos Quantum Matrix Technology o Pro Technology, como una característica que resalta el fabricante en sus paneles. Vamos a explicaros qué es esta tecnología y qué beneficios ofrece al consumidor.

Ya abordamos la tecnología Direct Full Array de Samsung, así como la importancia de los Quantum Dots en los televisores QLED. Hay mucha «magia» detrás de cada panel Samsung, por lo que hoy nos centraremos en Quantum Matrix Technology, que traen consigo los Quantum Mini Leds, cuyo tamaño es similar a un grano de arena.

Qué es Quantum Matrix Technology

Se trata de una nueva tecnología de pantalla patentada por Samsung que trae consigo el uso de Quantum Mini LEDs, las microcapas que cada Quantum Mini LED porta encima y la tecnología Quantum Matrix como tal, encargada de controlar los Quantum Mini LEDs.

Quantum Mini LED

quantum mini led

Relacionada con los Quantum Mini LEDs, tenemos que traer aquí la retroiluminación, encargada de iluminar mediante LEDs un panel LCD. Hay varios tipos de retroiluminación: con más LEDs, con menos LEDs, con LEDs en una zona o con LEDs que se apagan/encienden inteligentemente. Sin embargo, ha aparecido un nuevo elemento: el nacimiento de los micro LED y Mini LED.

Y es que los Quantum Mini LEDs son 1/40 más pequeños (el tamaño de un botón) que los LEDs convencionales, lo que permite tener en todo el panel decenas de miles Mini LEDs. Además de tener decenas de miles, su tamaño tan pequeño permite adelgazar las pantallas hasta 15 mm de grosor.

Micro-layers

quantum matrix technology

En segundo lugar, tenemos a las microcapas que cubren cada Quantum Mini LED, y es que son diminutas si las comparamos con la forma en la que se ensamblaban los LEDs:

  • Encapsulado del LED para proteger el LED y controlar su emisión de luz.
  • Lente encargada de dispersar la luz.

Pues esto formaba un tamaño considerable, así que Samsung ha reemplazado todo ello por una microcapa que permite ensamblar más LEDs por panel porque se ocupa menos espacio. No solo eso, este avance permite que la iluminación de la pantalla sea más suave, brillante y más precisa en la imagen.

Las claves de Quantum Matrix Technology

quantum matrix technology

Llegamos ya a la tecnología Quantum Matrix Technology, que se aplica a los mini LEDs controlando su iluminación de una forma súper precisa. Gracias a ello, las Neo QLED ofrecen hasta el doble de brillo que los anteriores televisores, reducen el blooming (fugas de luz) y un color mucho más veraz frente a la imagen real (mayor contraste).

Básicamente, han mejorado la profundidad de color a 12 bits, cuando partían de los 10 bits. Cuidado con esto porque hay muchísimas fotografías en 10 bits y 9 bits cuyas diferencias son realmente complicadas de apreciar (es difícil para el ojo humano).

¿Y qué ocurre con la Quantum Matrix Technology Pro? Según Samsung, Quantum Matrix Pro trae consigo una reducción masiva en la irradiación de la imagen, logrando unos negros profundos que son mejorados con detalles de iluminación precisos mediante los Quantum Mini LEDs.

En palabras llanas, ¿los paneles Neo QLED qué son?

neo qled

Los paneles Neo QLED son paneles VA fabricados por Samsung con retroiluminación FALD MiniLED de 1344 zonas. En una QLED normal teníamos iluminación en 480 zonas, por lo podría decirse que casi se ha triplicado dicha atenuación.

Por tanto, no carece de importancia la existencia de los Quantum Mini LED y la tecnología Quantum Matrix Technology, pero lo cierto es que el ingrediente secreto es un panel VA con retroiluminación FALD a través de MiniLEDs.

Otra de las mejoras de estos Neo QLED está en la cobertura de color: se aumenta la pureza y la capacidad del panel para cubrir el color. Y es que los MiniLED suponen un aumento de brillo significativo, algo que Samsung nos recuerda continuamente con sus tropecientos nits. Al final, tenemos un panel muy interesante para usar los últimos formatos HDR del mercado, siendo preferibleHDR10+ o Dolby Vision porque vienen con metadatos dinámicos.

Para Samsung, la clave está en su chip Quantum Processor 8K con Inteligencia Artificial, que es el cerebro que estará dentro de cada televisor perteneciente a la gama Neo QLED. Se cree que el chip es casi el triple de potente que el anterior porque tiene que procesar muchísimas más zonas en milésimas de segundos: escalar imágenes, tone-mapping, movimientos, etc.

Quantum Matrix vs Quantum Matrix Pro

quantum matrix technology

Esta duda le sobresaltará a algunos usuarios que nos lean porque Samsung diferencia Quantum Matrix de Quantum Matrix Pro, ¿qué diferencias hay? Realmente es todo lo mismo, pero con la diferencia de que tendremos más zonas iluminadas, concretamente 1.5 veces más.

La necesidad de aumentar las zonas iluminadas está en televisores realmente grandes, y es que Quantum Matrix Pro solo es vista en los televisores Neo QLED de 85 pulgadas. Por tanto, Quantum Matrix Technology es para los televisores de hasta 75 pulgadas pertenecientes a dicha gama.

Al menos, esta es la explicación que da Samsung, sin mencionar nada más al respecto.

Neo QLED vs OLED

qled vs oled

En brillo, contraste y capacidades lumínicas los Neo QLED están por delante, pero siempre admitiendo que no ofrecen negros puros. Para los OLED es algo sencillo porque son paneles sin retroiluminación: cada LED se enciende y apaga solo. Algo así se consigue con la atenuación FALD, pero por mucho que sigan sacando miniLEDs, Quantum LEDs, etc., seguiremos estancados en lo mismo que ya teníamos hace 5 años.

Los OLED surgen en 2013 y cambian el panorama tal cual; además, ahora vienen con un tiempo de respuesta casi inexistente (el más rápido, a excepción de los Super Speed IPS), una tasa de refresco de 144 Hz en algunos modelos y tecnologías VRR como G-SYNC.

De esta forma, LG ha logrado ganarle la batalla al QLED de Samsung todos estos años, y de lo único que puede sacar pecho el fabricante de semiconductores es del brillo. Dicho esto, de nada nos servirá el brillo en una habitación oscura en la que un OLED convencional tienen un brillo muy correcto.

Con todo esto, los OLED también han evolucionado, y no hay mejor manera de llamarlos que OLED Evo. Los analizamos en su momento y traen mejoras interesantes, entre las que se incluyen un aumento de brillo.

Cuánto cuesta la tecnología Quantum Matrix

No hay mejor manera de terminar que averiguar cuánto tenemos que pagar por una TV Samsung para disfrutar de esta tecnología, ya que solo está presente en la gama Neo QLED. Deciros que esta gama no es nada barata, siendo la gama «insignia» de los televisores QLED, por lo que vamos al mercado y encontramos los siguientes modelos:

  • Samsung QN90A: a partir de 1100€ con 50-55 pulgadas.
  • Samsung QN85A: a partir de 1250€ desde 55 pulgadas.
  • Samsung QN900A: desde 4000€ con 65 pulgadas (8000€ el de 85″).
  • Samsung QN800A: desde 2.500€ con 65 pulgadas.

Como veis, es una tecnología que nos obliga a subir de los 1000€ si queremos disfrutarla en un televisor Samsung. A la pregunta de si merece la pena, esto depende mucho del bolsillo, pero mi opinión es que no vale la pena gastarse más de 2.000€ en una televisión. A día de hoy, prefiero optar a una OLED a estos niveles de precios, por no hablar de que hay televisores con esta tecnología por debajo de los 1000€ ya.

Te recomendamos los mejores monitores del mercado

¿Os parece una tecnología útil? ¿Creéis qué Samsung logrará arañar ventas al OLED con estos paneles?

Ángel Aller

Graduado en Derecho y Máster de Abogacía. Amante de los videojuegos y geek inconformista. Leal a Alt+F4. Alicante.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba