Tutoriales

Te ayudamos a comprar tu tarjeta gráfica con estos consejos y claves

En los tiempos que nos encontramos, comprar una tarjeta gráfica es más difícil que nunca, así que estas claves y consejos te pueden ayudar a elegir el modelo correcto.

AMD y NVIDIA se encuentran enzarzadas en una guerra sin igual, y eso que RDNA2 no ha llegado todavía. Ampere ha puesto las cosas muy difíciles, ofreciendo un rendimiento espectacular y, sobre todo, un argumento de peso para no comprar una GPU Turing. De este modo, os enseñamos algunas claves y consejos que os ayudarán.

Consejos y claves para comprar una tarjeta gráfica

Vamos a recopilar los mejores consejos y claves que encontramos para comprar una tarjeta gráfica, ya que no es nada fácil elegir un modelo. Con tanta competencia y modelos, entendemos que os quedéis en fuera de juego pensando en cuál comprar.

Presupuesto, lo primero a la hora de comprar una tarjeta gráfica

Empecemos con el presupuesto, un aspecto que va ayudarnos a ver a qué podemos aspirar, como a descartar modelos que estén fuera de nuestro alcance. Para que os hagáis una idea, las gamas se suelen representar en estos rangos de precio:

  • Gama baja: hasta 170€.
  • Gama media: de 180€ a 300€. Desde la GTX 1660 Super hasta la RX 5600 XT.
  • Gama alta: de 300€ a 550€. Desde la RTX 2060 Super, pasando por la RX 5700 XT, hasta la RTX 3070 (todavía por lanzar).
  • Gama entusiasta: a partir de 700€. Las RTX 3080 y RTX 3090.

Esto os sirve para que os hagáis una idea, pero no es nada fijo porque muchos modelos están sujetos a promoción, por lo que veréis la RTX 2060 bajar de los 300€, por ejemplo. Si tenéis menos de 300€ de presupuesto, mi recomendación es que vayáis a las GPUs de AMD, como son las RX 5600 XT o la RX 5500 XT.

No obstante, la cosa se complica muchísimo cuando subimos a la gama alta, ya que hay muchos modelos, concretamente todos estos:

  • RTX 2060.
  • RTX 2060 Super.
  • RX 5700.
  • RX 5700 XT.
  • RTX 3070 (falta por lanzar).

¿Cuál es la última generación de tarjetas gráficas?

Si buscáis buenos consejos y claves para comprar una tarjeta gráfica, uno de los mejores que os podemos dar es que os informéis sobre las últimos modelos.

Tanto AMD, como NVIDIA sacan generaciones de tarjetas gráficas, como son Pascal, RDNA, Turing, RDNA2 o Ampere, por ejemplo. Lo ideal es saber cuáles son las últimas para no comprar una tarjeta gráfica de generación pasada sin darnos cuenta.

Las ventajas de comprar una tarjeta gráfica de última generación son las siguientes:

  • Mejor rendimiento.
  • Más tecnologías soportadas, como el Ray-Tracing o DLSS.
  • Puertos DisplayPort y HDMI más recientes.
  • En algunos casos, menor consumo.

Elige bien tu modelo de la serie NVIDIA Ampere: ¿MLCC o POS-CAP?

RTX 3080 TUF

Hemos querido hacer una mención especial a las NVIDIA Ampere porque sabemos que muchos estáis interesados en ellas. Los ensambladores de los modelos personalizados han utilizado condensadores POS-CAP y MLCC. En estos últimos días hemos tenido se ha hablado mucho sobre el uso de estos condensadores, ya que muchos medios decían que los fallos que muchos de estos problemas de crasheo en juegos era provocado por el uso de los condensadores POS-CAP.

El problema radica que cuando las GPUs pasa a más de 2.000 MHz la gráfica no es estable, lo que provoca un fallo mientras la usamos al 100%. Esto hace que el juego dé error y se salga, perdiendo el progreso de la partida o perdiendo ese puesto en la “rank” que estabas jugando. Básicamente como un overclock fallido.

Para evitar este error, NVIDIA ha lanzado su nuevo drivers 456.55 WHQL. Con este nuevo driver lo que hace Nvidia es hacer estable a todas las tarjetas gráficas del mercado RTX 3080 y RTX 3090 dando igual la clase de condensadores que se usan. Realmente lo que hace es rebajar la velocidad de la tarjeta gráfica, ganando rendimiento y evitando la salida del juego al dejar la velocidad más estable.

Revisa tu fuente de alimentación

ASUS ROG Thor 1200W

Las nuevas generaciones de tarjetas gráficas consumen un poco más de lo previsto, por lo que nuestra fuente de alimentación puede ser insuficiente para proporcionar energía a todo el equipo. Especialmente, si elegimos una RTX 3080, ya sea el modelo TUF de ASUS o de cualquier otra marca.

Para que os hagáis una idea, podéis echar un vistazo a nuestra review de la RTX 3080, aunque os adelantamos que necesitaréis una fuente de más de 650W de calidad para poder hacer funcionar sin problemas.

Aunque la recomendación es de 500W, nosotros recomendamos 650W a 750W para estar seguros. En RTX 3090 os recomendamos una fuente de alimentación de 850W

Por otro lado, debéis contar con la conexión de la PCIe: se avecinan curvas con las siguientes generaciones. La gama alta trae novedades, como es la conexión de 12 pines de las nuevas NVIDIA Ampere. En este sentido, las NVIDIA vendrán con adaptador en la caja.

TE RECOMENDAMOS
Cómo borrar una contraseña de la BIOS paso a paso

En el caso de AMD, la gama alta vendrá con 2 conectores de 8 pines, así que puede que tu fuente de alimentación solo incorpore uno.

Cuidado con las dimensiones de la GPU y la caja

Lamentamos comunicaros que muchas cajas son demasiado pequeñas para ciertas tarjetas gráficas, como va a ocurrir con la gama Ampere de NVIDIA. Las 2 medidas que más nos interesa saber son:

  • Lo ancha que sea la tarjeta gráfica, es decir, cuantas ranuras PCIe ocupa.
  • Lo larga que sea, lo que suele ser la clave.

Cuando es demasiado larga, la GPU no cabe en la caja; de hecho, si os cabe demasiado justa, deberíais comprar una caja más grande. Principalmente, porque el circuito de aire será inexistente, lo que va a dificultar la salida del aire caliente, como la entrada de aire frío.

Por ejemplo, la ROG Strix RTX 3080 de ASUS no destaca por ser pequeña, sino que ofrece unas medidas de 31,85 x 14,01 x 5,78 centímetros. A cambio, recibiremos 3 ventiladores preparados para hacer funcionar la GPU en el desierto.

Elige pensando en el disipador

Damos por hecho que vuestra caja PC es apta para acoger una GPU y ventilarla como es debido, pero debemos recalcar la importancia que tiene el disipador de la tarjeta gráfica. Por ejemplo, ASUS es una marca que cuida mucho la disipación en sus modelos personalizados, como es el caso del modelo TUF RTX 3080 10G.

Veréis que hay GPUs con 3 ventiladores, como otras con 2 ventiladores. Para las próximas generaciones os vamos a recomendar los modelos con 3 ventiladores porque parecen que son algo más calientes, aunque los fabricantes están mejorando sus disipadores.

Existen marcas mejor refrigeradas que otras, según nuestra experiencia, los modelos de ASUS pueden suponer más de 10ºC de diferencia entre unos modelos y otros.

Hay que configurar los ventiladores

consejos claves comprar tarjeta gráfica

Sin duda, una de las mejores claves, como un consejo esencial a la hora de comprar una gráfica, es informaros de la necesidad de programar una curva de ventiladores en vuestra GPU. Básicamente, se trata de programar la velocidad de los ventiladores para que giren más rápido cuando la GPU se calienta más.

Muchos modelos vienen con sistemas pasivos, los cuales provocan que la tarjeta gráfica tenga los ventiladores parados en reposo. Personalmente, no soy muy amigo de estos sistemas, por lo que recomiendo programar una curva de ventilación para que los ventiladores giren a ciertas RPM en determinados momentos. De esta manera, tendremos la GPU siempre fresca.

Entre los modelos que hemos probado, la refrigeración que ofrece el modelo TUF RTX 3080 10G nos ha sorprendido porque trae 3 ventiladores Axial que expulsan fenomenalmente el aire caliente fuera de la tarjeta.

Ray-Tracing

A pesar de que nos guste la serie RX 5000 de AMD, viene sin Ray-Tracing, lo que es una desventaja para el futuro. Esos productos son brillantes y dan un gran rendimiento, pero nos limitan la posibilidad de disfrutar del DLSS de NVIDIA o del Ray-Tracing.

Es cierto que, hasta ahora, no se lanzaban muchos videojuegos que ofreciesen una compatibilidad con Ray-Tracing, pero el lanzamiento de las consolas han empujado esta tecnología más allá. A partir de ahora, los desarrolladores trabajarán con Ray-Tracing; de hecho, RDNA2 traerá dicha tecnología también.

Actualmente, podemos optar a la generación Turing de NVIDIA para disfrutar de esta tecnología, como saltar a la nueva dimensión de Ampere. Todo apunta a que la gama alta de Ampere reinará los 2 próximos años, por lo que una RTX 3080 es una apuesta segura, vistos los FPS que es capaz de entregar.

La CPU, una de las claves y consejos esenciales para comprar una gráfica

Una de las claves de la nueva generación de tarjetas gráficas está en la CPU que usemos para jugar. Ciertos procesadores causan un cuello de botella cuando los combinamos con determinadas tarjetas gráficas. Por este motivo, estamos viendo que la incidencia de una buena GPU en los FPS es crucial.

No os vamos a engañar, lo recomendable es partir de un Ryzen 5 3600 o un i5 de 9ª generación para no sufrir ese cuello de botella que vemos en las RTX 3080, algo que también veremos en las RTX 3070. La potencia gráfica que ha puesto Ampere sobre la mesa tiene como contra necesitar una buena fuente y una buena CPU para sacar todo su potencial.

TE RECOMENDAMOS
Cómo mover las notificaciones de GNOME Shell

De hecho, lo óptimo sería un procesador Intel de 10ª generación, aunque este es un tema a parte porque el 8 de octubre se lanzan los próximos chips Ryzen Zen 3 (Vermeer) para escritorio. Si tenéis que compraros una CPU, esperad a las salidas de Zen 3 y Rocket Lake-S.

Cuidado con SLI, será nativo

Según ha informado NVIDIA, los videojuegos empezarán a aprovechar el SLI (conectar 2 o más GPUs) implementándolo de forma nativa. De este modo, cobra sentido tener una configuración de 2 tarjetas gráficas NVIDIA, ¿te imaginas disfrutar la TUF RTX 3080 10G x2?

La mayoría de videojuegos no contemplan la posibilidad de un SLI o CrossFire, lo que inutiliza el hecho de tener 2 tarjetas gráficas en el PC. Sin embargo, tras esta noticia

Igualmente, el SLI implica a otros modelos de la marca NVIDIA, como es la serie Turing, por ejemplo. Así que, podéis aprovechar la bajada de precios que hay para optar a 2 tarjetas gráficas de gama alta. Es cierto que la diferencia de FPS que vemos en la gama alta de NVIDIA es brutal, pero no sabemos qué rendimiento darán las RTX 3070 y las RTX 3060.

¿Cuántos FPS y en qué resolución?

Esta pregunta es la que nos tenemos que hacer todos cuando estamos buscando una tarjeta gráfica para jugar. En primer lugar, pensad en la resolución que queréis:

  • Si vuestra respuesta es 1080p, no hace falta que os vayáis a las gamas altas.
  • En caso de haber pensado en 1440p (2K), necesitaréis subir de los 300€ para optar GPUs capaces.
  • Llegados al 4K, lo mejor que podéis hacer ahora mismo es comprar una RTX 3070, RTX 3080 o RTX 3090. La opción intermedia sería la RTX 3080, postulándose la gama TUF y Strix de ASUS como opciones muy recomendables.

Hemos llegado a estas 3 conclusiones poniendo, como mínimo, el requisito de los 60 FPS. Lógicamente, si nuestra pretensión es jugar a 144 FPS para aprovechar nuestro monitor de 144 HZ, tendréis que subir el presupuesto.

tapa abierta PC pruebas Borderlands 3

En títulos recientes, es complicado llegar a 144 FPS en 4K, pero la RTX 3080 está ocupándose de ello. Cuando recibamos la RTX 3090 veremos cómo se comporta en 2K y 4K, pero todo apunta a que dará un rendimiento que superará los 100 FPS en 4K.

En el caso de la 3080, supera los 100 FPS a 4K en ciertos videojuegos, pero los que tienen una carga gráfica potente se les atraganta, quedando su rendimiento por debajo de los 100 FPS.

Sabemos que buscabais claves y consejos para comprar una tarjeta gráfica, pero no dijimos nada sobre que serían muchos.

No compréis pensando en el PCIe 4.0

consejos claves comprar tarjeta gráfica PCIe 4.0

En esta tanda de consejos y claves para comprar tu tarjeta gráfica os aconsejamos a que descartéis el argumento de la plataforma de AMD. Está demostrado que la diferencia del ancho de banda de PCIe 4.0 no es aprovechada por los videojuegos, logrando un impacto del 1% si lo comparamos con PCIe 3.0 16x.

Lo importante es que conectéis la tarjeta gráfica a una ranura PCI-Express x16, que suele ser la ranura principal de la placa base. Da igual que la plataforma sea 3.0, que 4.0: solo se aprovecha en velocidades de lectura y escritura en SSD NVMe.

Monitores G-SYNC y AMD FreeSync

A veces, sufrimos de stuttering y tearing en el monitor por distintos motivos: o la GPU es poco potente para ofrecer los FPS suficientes o la GPU es demasiado potente, pero el monitor no puede seguir el ritmo de los FPS de la GPU.

Encontramos monitores con ambas tecnologías, pero debéis saber que si tenéis una NVIDIA, lo mejor que podéis hacer es comprar un monitor con G-SYNC (también vale G-SYNC compatible). Por otro lado, AMD FreeSync se configura como una tecnología más universal, como más barata.

En este sentido, la TUF RTX 3080 o la ROG STRIX RTX 3080 pueden dar un rendimiento 4K espectacular, así que estaría bien contar con un monitor con dicha resolución y una tasa de refresco algo más alta, como 144 Hz. A modo de ejemplo, el ROG Strix XG279Q podría formar una dupla perfecta con dicha GPU.

Te recomendamos las mejores tarjetas gráficas del mercado

Tarjetas gráficas recomendadas

Esperamos que os haya sido de ayuda esta información. Si tenéis alguna duda, podéis comentar abajo y os contestaremos en breve. ¿Qué consejo os parece más útil? ¿Os ha sido de ayuda?

Ángel Aller

La sociedad necesita a la tecnología, y la tecnología a la sociedad. Graduado en Derecho, amante de los videojuegos y geek inconformista. Encantado de tener un hobby en común. Leal a Alt+F4. Alicante.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba