Tutoriales

Disipador CPU: tipos, montaje y consejos

El disipador de la CPU es un componente muy interesante, a la par de vital. Por ello, vamos a centrarnos en explicarte todo sobre él.

No hay duda de que el disipador de la CPU es un componente esencial para el correcto funcionamiento del sistema. Ello hace necesario conocerlo en su totalidad, por lo que vamos a centrarnos en deciros qué es, qué tipos encontramos, cómo montarlo y los consejos que podemos daros sobre él. A continuación, todo lo que debéis saber sobre disipadores de aire.

¿Qué es?

Se trata de un componente que se instala encima del procesador cuya labor es transferir el calor del chip para luego expulsarlo mediante sus ventiladores. Para los que se pregunten cómo se transfiere el calor del chip al disipador, el proceso es sencillo:

  • El calor se transfiere a la base del disipador a través de la pasta térmica.
  • Una vez llegado a la base del disipador, el calor viaja a la zona superior por los tubos de cobre que tiene el disipador.
  • El calor llega al cuerpo de aluminio (o de cobre), siendo expulsado al exterior por los ventiladores.

Tipos de disipador CPU

Para explicar con precisión los tipos de disipadores que encontramos, vamos a utilizar tres clasificaciones:

  • Activos o pasivos.
  • Según su material de fabricación.
  • Según su disposición o sistema.

Activos o pasivos

Principalmente, encontramos dos tipos de disipadores: los activos y los pasivos. Los disipadores pasivos han quedado relegados para Mini-PCs o Android TVs, mientras que vemos disipadores de aire en portátiles y sobremesas.

  • Los disipadores activos tienen un ventilador encargado de expulsar el calor.

  • Los disipadores activos no tienen componentes mecánicos. Usan el proceso de convección para expulsar la energía térmica. Aún así, deberían tener un flujo de aire apuntando a su parte exterior para “airear” las puntas del disipador.

disipador pasivo CPU

Según el material de fabricación

En el mercado actual podemos encontrar disipadores fabricados en aluminio o en cobre. Cada vez hay menor oferta de disipadores de cobre porque no ofrece un rendimiento superlativo, ni una diferencia brutal en comparación con los de aluminio.

Disipadores de cobre

Hacemos referencia a los disipadores fabricados en cobre en su totalidad. En principio, existían muchos porque es un metal que tiene mucho mejor conductividad térmica que el aluminio. El problema del cobre es dual: peso y coste.

Está claro que el cobre es más caro que el aluminio, como más pesado. Actualmente, encontramos pocos disipadores activos que sean de cobre, pero sí es fácil encontrar muchos disipadores pasivos de cobre.

El problema del peso es importante porque puede llegar a hacer cierta torsión en la PCB de la placa base, llegando a romper sus circuitos. Más que el coste, considero que la razón “de peso” es que el disipador de aluminio es mucho más ligero y no ofrece un rendimiento pobre, ni mucho menos.

Para terminar, no confundir los disipadores de cobre con los disipadores de aluminio que incorporan tubos de calor de cobre. Esto no tiene nada que ver, seguiremos teniendo un disipador de aluminio.

TE RECOMENDAMOS
¿Cómo testear tu ordenador nuevo? Aplicaciones y benchmarks

Disipadores de aluminio

Son los más comunes entre los disipadores activos. Los disipadores de aluminio constan como la mejor opción de refrigeración de aire del mercado ¿Por qué? Por la relación calidad-precio. Se postulan como la refrigeración de aire ideal para nuestra CPU.

Los hay de todos los precios, tamaños y disposiciones. Si vais a comprar un disipador para la CPU, fijad el objetivo en los fabricados en aluminio. Veréis que tienen tubos de cobre (aunque no tienen por qué ser de este material), que son los encargados de transferir el calor de la base del disipador a la parte superior del mismo.

El aluminio es un metal más barato y mucho menos pesado. Esto da facilidades a la hora de comercializar un producto porque es más barato de fabricar, como más accesible para el consumidor.

Según su disposición

Pasamos de los materiales de fabricación a la disposición del disipador. Actualmente, podemos encontrar, principalmente, 3 tipos de disipadores según su disposición:

  • Torre o Tipo-U.
  • Tipo-C
  • Bajo perfil.

Torre

Famosos por su disposición en “torre”, es decir, verticalmente a la placa base. Las tuberías de calor que conectan la base del disipador con la parte superior tienen forma de “U”. En mi opinión, es el mejor sistema de disipación de aire, aunque encontraréis disipadores de otro tipo con un rendimiento similar.

Este sistema es ideal en placas ATX, pero también puede encajar en Micro-ITX. El problema que presenta es el tamaño: suelen ser bastante grandes, por lo que puede entrar en conflicto con el espacio del socket o de la caja (impidiendo que ésta se cierre).

Su funcionamiento es el que hemos explicado en la definición de disipador CPU.

Tipo-C

Los podéis encontrar en formato torre o en bajo perfil. Añadimos este tipo de disposición porque las tuberías de calor tienen forma de “C”. De esta forma, el disipador enfría el aire de arriba a abajo: desde la base hasta las aspas del ventilador.

No abundan estos disipadores, pero los ponemos para que los tengáis en cuenta y no los confundáis con los de bajo perfil.

Bajo perfil

Por último, llegamos al tipo de disipador más económico del mercado: el de bajo perfil. Está pensado para espacios pequeños y se caracteriza por expulsar el aire caliente hacia arriba, en vez de a los lados (como pasa en los disipadores de torre).

Debido a su disposición o formato, sólo puede equipar un ventilador de 120 mm o de 140 mm. Mucho cuidado con los disipadores de bajo perfil con ventilador de 140 m porque son grandes. En este caso, no tendremos problemas para cerrar la tapa lateral de la caja, sino con las slots o ranuras RAM porque ocupa espacio horizontal.

Es cierto que se tienen como “opción económica”, pero encontramos modelos de precios bajos y altos. No tengáis prejuicios con estos disipadores porque hay modelos que ofrecen un rendimiento parejo a los de torre.

Como detalle, los disipadores stock (los que vienen en la caja del procesador) de AMD e Intel son de bajo perfil.

Montaje de los disipadores

Todos los disipadores suelen tener los 4 mismos puntos de anclaje, dando igual si son de torre, bajo perfil, cobre, etc. Veréis que las placas base tienen los orificios ya hechos, simplemente tendremos que anclar los disipadores.

TE RECOMENDAMOS
Ya disponible el nuevo Firmware de Crucial M4.

En el caso de los disipadores de torre, veréis que hay modelos en los que se separan la base con los 4 puntos de anclaje y el resto del disipador. Respecto a los disipadores de bajo perfil, suele ir todo el bloque unido.

¿Cómo instalar el disipador CPU?

La instalación no tiene por qué ser complicada. Es cierto que vemos instrucciones muy mal explicadas y poco ilustrativas. Si no las entendéis, podéis acudir a YouTube para buscar el montaje de vuestro modelo y ver un tutorial más visual.

Mi consejo es que desatornilléis la placa base de la caja e instaléis el disipador tranquilamente en una mesa ¿Por qué? Por 2 razones claves:

  1. Tendréis que instalar un soporte en el otro lado de la placa base. Por tanto, no podremos hacer este paso con la placa atornillada en la caja.
  2. Comodidad. Vais a estar trasteando la placa base y es un componente frágil. Así que, más nos vale hacerlo todo tranquilamente y cómodamente.

Lo primero que tendréis que hacer, será instalar el soporte en la otra parte de la placa base. Es necesario porque en este soporte atornillaremos el disipador de la CPU.

A continuación, y después de los pasos previos de instalación, tendremos que atornillar el disipador en la caja. LO QUE DEBES HACER:

  1. Atornillar en “X”, como en la imagen de abajo. La razón radica en acoplar el disipador de forma uniforme. Si atornillamos sin un orden, será imposible apretar ciertos tornillos porque habremos atornillado de tal forma que el disipador está volcado hacia un lado.

cómo montar disipador CPU

2. Conectar el cable del disipador a la placa base. Esto es para que obtenga electricidad y que mueva las aspas del ventilador.

Consejos acerca del disipador CPU

Hemos hablado mucho sobre los disipadores, consejos para elegir, instalar, precauciones, etc. Así que, vamos a hacerlo de forma resumida para con el objetivo de no repetirnos mucho:

  • La pasta térmica. Aplicad la que viene con el disipador o alguna que compréis de forma específica. A mejor pasta térmica, mejor refrigeración de la CPU.
  • El socket. Recordad que tenéis que comprar un disipador compatible con vuestra placa base.
  • Las dimensiones. No olvidéis que el disipador tiene que entrar en la placa y en la caja, así que revisad las dimensiones antes de comprarlo.
  • Programar la velocidad de las aspas vía software (mirad programa de la placa base). Programar una curva de ventilación para que el ventilador gire a una velocidad específica cuando la CPU llegue a una temperatura determinada.
  • Mantenimiento. Monitorizar las temperaturas de la CPU. Si pasado un tiempo veis que han subido 4-5 grados, debéis sustituir la pasta térmica. Además, tendréis que limpiar el polvo acumulado en sus aspas.
  • Comparad disipadores antes de comprar. Os ayudará a elegir el mejor.
  • RPM y flujo de aire. Ambos valores son muy importantes para elegir un disipador potente.
  • Marcas: Noctua, Cooler Master, be quiet!, Raijintek, Corsair, Cryorig, ARTIC o Deepcool, entre otras.
  • Tamaño de ventilador: 120 mm vs 140 mm.

Esperamos que os haya sido útil esta información. Si tenéis alguna duda, podéis comentar abajo para que os echemos un cable.

Te recomendamos los mejores productos de refrigeración del mercado

¿Conocíais todos los tipos de disipadores? ¿Qué es lo más importante en un disipador para vosotros?

Ángel Aller

La sociedad necesita a la tecnología, y la tecnología a la sociedad. Graduado en Derecho, amante de los videojuegos y geek inconformista. Encantado de tener un hobby en común. Leal a Alt+F4. Alicante.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba
Cerrar