Tutoriales

Cómo aprender a escribir sin mirar el teclado: consejos

Una guía con claves a tener presentes y principios básicos

Ya fuera porque algunos aprendieron correctamente cómo teclear con un curso de mecanografía o fueron autodidactas, una de las grandes claves para adquirir velocidad es la capacidad de escribir sin mirar el teclado. Por ello, hoy en Profesional Review os traemos una pequeña guía con consejos y trucos básicos con los que ganar un plus de agilidad a la hora de mecanografiar. ¡Vamos allá!

Trucos para escribir sin mirar el teclado

Todos nosotros empezamos siendo más lentos que el caballo del malo cuando echamos mano a un teclado de ordenador por primera vez. Hay infinidad de recursos a los que podemos echar el guante a la hora de establecer qué es lo que nos permite escribir sin mirar el teclado ni cometer errores. Principalmente os dirán que llega con la práctica, pero dentro del proceso hay buenos hábitos por los que empezar que nos facilitarán mucho las cosas. Por supuesto esto incluye evitar costumbres negativas que hemos adquirido y necesitaríamos corregir para progresar.

Postura corporal en la mesa

escribir sin mirar el teclado

Un clásico donde los haya. Lo cierto es que todas las personas que nos han insistido en la importancia de la postura a la hora de trabajar no sólo tienen razón en el sentido de prevenir lesiones o dolores musculares sino que empezando por aquí ya sentamos una base a la posición correcta con la que deberemos colocar las manos sobre el teclado.

El aspecto que más nos interesa destacar entre las diversas claves a la hora de sentarse a la mesa del ordenador es la relación entre la altura de la misma y nuestros brazos. Tradicionalmente se recomienda que todo nuestro antebrazo descanse sobre el escritorio o al menos estén paralelos a él. A su vez, nuestros brazos deberían estar situados en un ángulo lo más recto posible respecto a nuestro tronco. En este sentido, la base de nuestras muñecas deberían descansar en la base del teclado o muy próximas al mismo.

escribir sin mirar el teclado

Sobre el propio teclado, si este es un modelo con mucha elevación posterior o inicial (algo común en los formatos mecánicos) podéis considerar la posibilidad de adquirir un reposamuñecas que os ayude a elevar las manos de forma pasiva sin necesidad de mantener los brazos en tensión, especialmente si os dedicáis muchas horas a escribir.

Aquí os puede interesar echarle un vistazo a nuestro artículo Reposamuñecas para teclado: ¿por qué es bueno usarlos?

Cómo colocar las manos

escribir sin mirar el teclado

 

El segundo gran factor. La clave para situar las manos comienza por centrar la parte alfanumérica del teclado justo frente a nosotros, lo que ocasiona que la sección alfanumérica de la derecha quede ligeramente descentrada dado que su uso proporcional tiende a ser estadísticamente mucho menor a no ser que nos dediquemos a crear tablas de números o similar. A este respecto muchos usuarios tienden a preferir formatos TKL o del 65-60% para ocupar menos espacio en sus escritorios, pero esto es ya una preferencia puramente personal.

escribir sin mirar el teclado

Aclarado lo anterior, llega el momento de establecer algunas bases de la mecanografía. En el teclado alfanumérico que tradicionalmente utilizamos para escribir hay un total de cinco filas. La estructura de las teclas se suele alinear por grupos de columnas, cuya activación se asigna a un dedo específico a la hora de escribir. La posición inicial básica parte de las letras ASDF para la mano izquierda y JKLÑ para la derecha. Los pulgares de ambas manos están pensados para descansar sobre la barra espaciadora o tabulador y pulsarla así para añadir los espacios.

A partir de este momento es cuando se da la situación de que muchos usuarios descubran que han estado escribiendo de forma errónea desde el principio o sólo utilizando una parte de los dedos. No obstante esto es bastante comprensible si por ejemplo comenzamos a mecanografiar con edades muy tempranas en las que nuestras manos eran aún un tanto pequeñas y no alcanzábamos bien determinadas teclas, por lo que terminamos utilizando sólo los dedos de mayor longitud. También ocurre que hay usuarios (yo incluida) que tienen poca fuerza en los meñiques, por lo que tienden a utilizarlos muy poco y pulsar las teclas que les corresponderían con el dedo anular.

Esta es la clase de malos hábitos que os comentábamos en un principio y que una vez localizados pueden explicar en parte por qué tenemos dificultades a la hora de escribir sin mirar el teclado. Una postura incorrecta de los dedos suele ser también causa de una menor velocidad a la hora de mecanografiar o más fallos ortográficos, limitando indirectamente vuestro potencial a la hora de escribir.

Programas de mecanografía

escribir sin mirar el teclado

¿Solución a escritura lenta, errores ortográficos o hábito de mala postura sobre el teclado? Pues os somos sinceros: no hay atajos. El método más efectivo para ganar agilidad, velocidad y confianza en un teclado es escribir, y mucho. Si tenéis la desgracia (como es mi caso) de tener malos hábitos previos lo más efectivo suele ser comenzar un programa de mecanografía con el que reeducar vuestras manos. El mayor inconveniente de este proceso radica en que la lentitud inicial puede llegar a ser un tanto frustrante aunque a la larga da sus frutos. La mecanografía al igual que tantas otras cosas en la vida sólo ofrece resultados a base de constancia.

¿Y por dónde empezar? Pues afortunadamente para todos hoy día hay gran cantidad de programas y páginas webs en los que podemos hacer cursos de mecanografía totalmente gratis y en español. En general estos suelen abarcar desde nociones más básicas (posición de las manos y lugar de las letras) hasta ejercicios para entrenar la velocidad.

Tenemos un artículo bastante extenso dedicado por completo a esta temática que podéis consultar: Mejores programas de mecanografía.

Mecanografía y memoria muscular

El refrán de “la práctica hace al maestro” no podría tener aquí mejor contexto. ¿Por qué tanto hincapié en la postura correcta con que sentarse, colocar las manos sobre el teclado y seguir un curso de mecanografía? La respuesta está en la memoria muscular.

Afortunadamente escribir sin mirar el teclado no es un E-Sport. Aquí no importa la edad que tengamos ni nuestro nivel de reflejos, sino el hábito que se ha adquirido a base de la repetición de patrones de teclas una y otra y otra vez. Un ejemplo práctico está en las vocales, sólo cinco y todas con posibilidad de llevar acentos agudos. Eso implica la combinación periódica de “´” + “a/e/i/o/u” con una frecuencia relativamente elevada. ¿Resultado? Pues que por inercia terminarás escribiendo las vocales acentuadas sin tener que apartar la vista de tu pantalla.

escribir sin mirar el teclado

La memoria muscular aplicada a la mecanografía consiste primeramente en una cuestión de relacionar la posición de las letras de nuestro teclado sin necesidad de mirarlas con la distancia que deben recorrer nuestros dedos a la hora de pulsar las teclas. Una vez aprendemos esto poco a poco adquirimos destreza (velocidad), por lo que terminamos siendo unos auténticos Terminators del teclado. Para alcanzar semejante nivel de poder mecanógrafo nuestra recomendación inicial sería comenzar por hacer un test de velocidad de escritura y adoptar medidas según los resultados.

  • Si obtenéis una velocidad aproximada de 20 palabras por minuto probablemente sea porque no tenéis un hábito de escritura asentado y aún no conozcáis de forma intuitiva la posición de todos los caracteres alfanuméricos en el teclado. Para vosotros un repaso a las bases con un curso de iniciación podrían ser las alternativas más positivas.
  • Si sois usuarios que escribís a buen ritmo (45 a 60 palabras por minuto) y lo que notáis son limitaciones con acentos, mayúsculas o símbolos lo que está claro es que os conocéis el teclado aunque cometáis errores. En vuestro caso lo que necesitáis es pulir asperezas en esos aspectos y entrenar los caracteres especiales con ejercicios específicos para tal fin.
  • Usuarios con más de 75 palabras por minuto suelen indicar un nivel de mecanografía profesional con mínimos errores a corregir (que son los que nos roban una buena parte del tiempo). En estos casos niveles en que haya límite de tiempo a la hora de escribir frases o textos completos son un excelente entrenamiento para mejorar el ritmo de escritura y reducir los fallos.

Atajos de teclado

Esta sección es más bien un complemento. No necesariamente harán que escribáis más deprisa, pero sí pueden ayudar a que la forma en que os gestionáis el tiempo sea más eficiente. Hay atajos de teclado para prácticamente todos los entornos, desde redacción hasta navegación por buscadores web, sistema operativo o programas específicos. Para echarles un vistazo y quedaros con los que os sean más útiles os recomendamos la lectura de:

TE RECOMENDAMOS
Cómo evitar que Google Chrome guarde tus contraseñas en tu teléfono móvil

Conclusiones sobre cómo escribir sin mirar el teclado

Escribir sin mirar el teclado no es un don, sino un hábito. Toda persona puede conseguir hacerlo a mayor o menor velocidad mediante una práctica continuada, pues suele requerir un cierto tiempo. Los errores ortográficos, erratas o pulsaciones dobles son las incidencias más comunes que provocan que bajemos la vista a nuestras manos. También a este respecto debemos deciros que un buen teclado puede llegar a marcar una diferencia significativa a la hora de mecanografiar, aspecto en que los modelos mecánicos siempre tenderán a aventajar a sus hermanos de membrana o los amigos raritos de meca-membrana, aunque para muchos usuarios esta es una cuestión de gustos.

Os recomendamos la lectura de: Mejores teclados para PC.

Mecanografiar de forma perfecta sin importar la velocidad es el gran objetivo al que aspirar si queréis escribir sin mirar el teclado, razón por la que las lecciones sobre posición y lecciones prácticas sobre la colocación de los dedos son tan relevantes. Desde Profesional Review os animamos a buscar un sistema que se ajuste a vosotros y practicar cada vez que os sea posible. En un principio os recomendamos que no busquéis tanto la velocidad como el escribir correctamente cada palabra a la primera, el resto vendrá solo.

Sin nada más que añadir, esperamos que este artículo os haya sido útil tanto a los novatos como iniciados en la mecanografía. ¿Hay algún truco que podáis compartir con otros usuarios? ¿Un consejo que creéis interesante de añadir en la lista? Dejádnoslo sin miedo en los comentarios. ¡Hasta la próxima!

Ana Alejandra Romero

Cuando Ctrl+Alt+Supr no funciona, aparezco yo. Soy tecnomante lvl 20 y estoy aquí para compartir con vosotros mi entusiasmo sobre periféricos, ordenadores, gaming, nuevas tecnologías y lo que surja.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba