Tutoriales

Reposamuñecas para teclado: ¿por qué es bueno usarlos?

Una introducción a sus beneficios, tipos y cualidades

Para muchos un accesorio de entrada poco práctico si os gusta tener pocas cosas en el escritorio, pero lo cierto es que si encuentras el reposamuñecas adecuado después no puedes vivir sin él. ¿Queréis conocer algunos de sus beneficios?

¿Qué es un reposamuñecas?

reposamuñecas

Tradicionalmente un reposamuñecas en un accesorio pensado para situarse en el margen inferior del teclado y ofrecer un punto de apoyo a la base de nuestras muñecas y que estas presenten una postura lo más natural posible a la hora de escribir.  Mantener nuestros antebrazos en una posición correcta para no notar resentimiento tras varias horas no es algo que hagamos conscientemente y para ello conviene conocer qué tipo de reposamuñecas puede convenirnos más tanto por su forma, materiales, dimensiones o grosor.

¿Qué beneficios aporta usar reposamuñecas?

Elevar la posición del punto de apoyo de nuestras manos sobre la mesa a otra superficie más cercana ayuda a relajar la postura en hombros y cuello y fomenta un mejor flujo de sangre en los brazos. No obstante, esto también varía según el factor de forma de nuestro teclado, os explicamos.

reposamuñecas

Inicialmente el reposamuñecas está concebido como un artículo en que apoyamos las manos para descansar, no para ser usado durante la escritura o partidas de juego. Técnicamente las muñecas debían estar situadas en una posición neutra, flotante y sin hacer contacto con ninguna superficie. Si os fijáis ahora mismo en vuestra forma de teclear podréis observar que o bien seguís esta pauta  y vuestro antebrazo está parcialmente elevado sobre la mesa o por el contrario está totalmente apoyado en ella. Esta segunda postura genera presión en la cara inferior de la muñeca debido al contraste con la elevación del teclado y es aquí donde los reposamuñecas entran en juego. Básicamente podemos distinguir dos factores a la hora de decidirnos a usarlos:

  • Elevación del teclado: En la actualidad el diseño de teclados es muy variado, desde extra finos a mecánicos con tres puntos de altura diferentes. Cada uno de ellos influye en nuestra forma de trabajar.
  • Postura habitual: esto es muy personal dado que no sólo depende de cómo coloque las manos sobre el teclado el usuario, sino de la altura de su mesa y asiento. Hay personas que presentan los brazos ligeramente abiertos sobre la mesa y otros totalmente perpendiculares al teclado.

Malos hábitos de trabajo ocasionan trastornos musculoesqueléticos, sobrecarga muscular y generar síndrome del túnel carpiano, es por ello por lo que muchos usuarios optan por el reposamuñecas para evitar o paliar estas situaciones. Hoy día la mayoría de teclados son muy ergonómicos e incluso pueden ofrecer su propio reposamuñecas incluido. Los hay extraíbles y fijos, y también de diversas alturas y materiales. Si no es vuestro caso y estáis pensando en echarle el guante a uno, vamos a ver qué formato puede ser mejor para vosotros.

Ergonomía

reposamuñecas

El factor de forma de vuestro reposamuñecas ideal es muy dependiente del teclado que estéis utilizando. Lo ideal es que el punto más alto del reposamuñecas alcance el más bajo de vuestro teclado, es decir, su margen inferior. Esto se indica tanto para teclados slim como mecánicos, de modo que lo más recomendable es echar un vistazo a vuestro modelo o simplemente medir con una regla qué elevación ofrece. Hecho esto tenemos dos posibilidades de uso para nuestro reposamuñecas: justo junto al teclado o desplazado hacia delante.

  • Elevación directa: los teclados que proveen de reposamuñecas extraíble o integrado lo presentan totalmente unido al mismo. Su posición coincide justo en la base de nuestras manos y las eleva de forma directa a la hora de redactar.
  • Elevación indirecta: también hay usuarios que prefieren atraer los reposamuñecas hacia sí y que su posición coincida paralela a nuestro antebrazo más que en la muñeca. Esto genera una elevación indirecta de las manos sobre el teclado.

Ambos métodos son muy populares e igualmente válidos, variando la elección de uno u otro de las preferencias personales del usuario y cuál encuentre más cómodo a la hora de mecanografiar.

Tipos y formatos

reposamuñecas

Aunque no lo parezca los reposamuñecas no son sólo cosa de teclados. También podemos encontrarlos para ratones y en ambas categorías hay múltiples opciones de forma y formatos, veamos las más populares.

Reposamuñecas para teclado

Generalmente los reposamuñecas para teclado presentan una estructura en forma de barra con bordes redondeados y una elevación central. También pueden ofrecer detalles como zonas imantadas para fijarse a nuestro teclado o superficie antideslizante en su base para evitar desplazarse sobre la mesa. No obstante todos tienen en común que suelen ser superficies suaves al tacto sea cual sea el tipo de material escogido.

reposamuñecas

Por defecto podemos encontrar dos variantes:

  1. Sobre 47cm: para teclados al 100% que incluyen el teclado numérico.
  2. En torno a 35cm: para modelos TKL sin teclado numérico.

Alternativamente también es posible encontrar formatos especiales que difieran de los dos anteriores. En cualquier caso su ancho y grosor varía de un fabricante a otro por lo que las alternativas disponibles en el mercado son muy variadas.

Reposamuñecas para ratón

Para muchos usuarios interfiere en su movilidad, especialmente aquellos que dedican muchas horas al gaming, pero su función sigue siendo la misma. Ciertamente un reposamuñecas de ratón puede no ser la primera opción si lo que hacemos son movimientos muy rápidos, pero por suerte podemos encontrar dos variantes para adaptarse a todos los gustos:

  1. Integrados en la alfombrilla: técnicamente es una alfombrilla que incluye en una de sus caras una elevación y acolchado, lo que la hace ideal para el gaming.
  2. Independientes: los más comunes, pueden encontrarse con muchas formas diferentes para procurar no intervenir en los movimientos propios de las tareas de ratón.

Como podréis imaginar esta segunda cateegoría de reposamuñecas no es tan popular como aquellos dedicados al teclado, aunque cuenta con usuarios fieles.

Materiales más comunes

Llega el momento de pasar de las dimensiones y factores de forma e ir a por los materiales más populares y sus cualidades.

Reposamuñecas de gel

Los reposamuñecas de gel están constituidos por un relleno gelatinoso de alta densidad. Ofrecen una flexibilidad moderada y son ligeramente más pesados que los modelos viscoelásticos. Podemos encontrarlos con un revestimiento en plástico o forrados en tela, que es lo más común. En su cara inferior es común observar gomas antideslizantes dependiendo del modelo al igual que el grosor y forma.

El gel hace de este tipo de reposamuñecas un modelo ligeramente más duro que el de viscoelástica. Su adaptación a la curva de nuestras manos es menor y no pierde densidad con el uso, por lo que pueden llegar a ser bastante duraderos.

Rebajas
Fellowes Gel Crystals - Reposamuñecas flexible, negro
Agradable textura en gel, muy fácil de limpiar con tan sólo pasar un paño húmedo; Base antideslizante adaptable a cualquier superficie
8,90 EUR

Última actualización el 2020-02-18

Reposamuñecas de spuma viscoelástica

Sin duda el modelo de reposamuñecas más utilizado. La espuma viscoelástica suele presentarse fija sobre una base de plástico que puede ser o no antideslizante. Lo más común es encontrarlos forrados en tela, pero también es posible ver modelos elaborados con cuero o polipiel. Este tipo de reposamuñecas se adapta mucho más al peso de nuestras manos y es más ergonómico que el gel. No obstante la espuma viscoelástica puede perder elasticidad con el tiempo y quedarse hundida, por lo que es conveniente vigilar el grosor del relleno antes de decidirnos a comprar una.

Última actualización el 2020-02-18

Reposamuñecas de plástico

Generalmente no solemos encontrarlos sueltos, pero los reposamuñecas de plástico son comunes en teclados que los traen incluidos. Podemos encontrarlos de distintas calidades y revestimientos. Algunos están cubiertos en goma antideslizante pero lo común es un tipo de material plástico suave al tacto. Suelen ser una única pieza y se emparejan al teclado mediante magnetismo o punto de unión. Suelen ser modelos menos cómodos en cuanto a su flexibilidad, ofreciendo una dureza mayor que sus variantes d e espuma viscoelástica y gel.

Reposamuñecas de madera

¿Hay algo más hipster que los keycaps de teclado de madera? Pues sí, reposamuñecas de madera. De toda la lista es el modelo más duro y resistente. No se adaptarán a nuestro peso, pero tampoco perderán forma. Como inconveniente están las cuestiones de su rigidez y posibilidad de dañarse o sufrir arañazos que no puedan repararse, tratándose de un reposamuñecas que deberemos transportar con cierto cariño. Son muy poco comunes y de toda la lista presentan con diferencia el mayor presupuesto.

Última actualización el 2020-02-18

Reposamuñecas de tela con relleno

Un modelo de reposamuñecas con un uso más casual que ergonómico son aquellos constituidos por tela rellena. Son los más flexibles y adaptables de todos los modelos anteriormente enumerados dado que podemos añadir o eliminar grosor en función de nuestras necesidades. Adicionalmente son los más originales pero no necesariamente el tipo más cómodo de soporte.

Última actualización el 2020-02-18

Alfombrillas con reposamuñecas

Aunque no sean reposamuñecas propiamente dichos, aquellos que no quieran añadir un accesorio más a su escritorio pueden simplemente reemplazar su alfombrilla o adquirir una por primera vez que ya incluya en su diseño una elevación  para descansar las muñecas. Generalmente el relleno suele estar hecho con espuma viscoelástica y puede ser una gran solución para muchos usuarios, aunque está el inconveniente de que cuando pierdan forma o elasticidad necesitaremos reemplazar la pieza al completo.

Última actualización el 2020-02-18

Conclusiones sobre el uso de reposamuñecas

reposamuñecas

Mirad, a nivel personal yo misma no era el tipo de usuario que utilizaba este tipo de complementos. Hace un par de meses adquirí un teclado nuevo y este presentaba una elevación algo mayor a lo habitual. Para ello incluía un reposamuñecas desmontable y aunque no esperaba utilizarlo lo cierto es que ahora no me resulta igual de cómodo escribir sin él.

Para aquellos de vosotros que encontréis vuestras manos en una posición forzada por la altura o inclinación de vuestro teclado o simplemente dediquéis muchas horas a escribir en teclado, francamente resulta una muy buena opción. Hay algunas marcas que los incluyen como complementos a sus productos y están disponibles con múltiples formatos y materiales.

Generalmente la espuma viscoelástica y el gel son las opciones más populares dado que se adaptan a nuestros cambios de posición a la hora de escribir y aumentan nuestra sensación de confort. Además su menor dureza no interviene con el flujo de sangre hacia nuestras manos aunque estén apoyadas en el reposamuñecas.

La decisión según los materiales, formato y altura de la elevación siempre debemos tomarla en función a nuestro teclado en uso y es muy importante asegurarnos de que sea la adecuada siguiendo los principios anteriormente citados. Y vosotros, ¿usáis reposamuñecas? ¿Preferís algún material en especial? ¡Dejadnos un comentario!

Ana Alejandra Romero

Cuando Ctrl+Alt+Supr no funciona, aparezco yo. Soy tecnomante lvl 20 y estoy aquí para compartir con vosotros mi entusiasmo sobre periféricos, ordenadores, gaming, nuevas tecnologías y lo que surja.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Quizás te interese:
Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar