Tutoriales

Cómo elegir una tarjeta gráfica para tu PC

Determinar qué tarjeta gráfica es necesario obtener con la compra de un nuevo ordenador es algo que depende en gran medida del uso que se le vaya a dar al nuevo equipo, pues escenarios de uso diferentes requieren de distintas características en el hardware. Sin embargo, también es importante considerar si la placa base puede admitir la tarjeta, así como qué tipo de puertos tiene disponibles tu monitor, ya que es al monitor donde se conectará la tarjeta gráfica. Por poner un ejemplo, sería inapropiado optar por una tarjeta gráfica de las más baratas si eres un jugador duro, y no es necesario elegir una tarjeta de gran potencia cuando solo quieres navegar por Internet o transmitir videos en YouTube.

Otro factor que influye en el tipo de tarjeta gráfica a comprar es el tipo de monitor que tienes. Dado que la tarjeta gráfica se conecta directamente al monitor a través de un cable de video, es importante darse cuenta de que no todos los monitores y tarjetas gráficas tienen puertos coincidentes.

¿Cuál es el uso que vas a hacer de tu ordenador?

Cómo elegir una tarjeta gráfica para tu PC

Consideremos que hay cuatro categorías principales en las que se puede ubicar cuando se trata del uso del PC y las necesidades de la tarjeta gráfica: computación casual, diseño gráfico, juegos ligeros y juegos hardcore. Incluso si no sientes que pertenece a una de estas categorías, aún puedes encontrar una tarjeta gráfica útil para tu PC.

Te recomendamos la lectura de nuestro post sobre ¿Qué tarjeta gráfica me compro? Las mejores del mercado 2018

Computación casual, las tareas más básicas

La computación casual se puede explicar cómo tareas relacionadas con el uso del PC para el procesamiento de textos, la navegación web, ver videos o escuchar música. Estas son tareas muy comunes que no requieren mucha potencia de procesamiento de video. Para esta categoría de informática, cualquier opción de procesador de video funcionará. Se puede integrar en el sistema informático o ser una tarjeta dedicada. La única excepción a esto es un video de muy alta resolución como 4K.

Mientras que muchos PCs pueden mover fácilmente una pantalla de resolución de 3840 x 2160 píxeles o más sin dificultad, algunas soluciones de gráficos integrados antiguos carecen de la capacidad para controlar adecuadamente una pantalla con las nuevas resoluciones UltraHD. Si planeas usar una pantalla de alta resolución, asegúrate de verificar la resolución máxima de pantalla para cualquier procesador de video antes de comprar el PC o la tarjeta gráfica.

Todas las soluciones integradas en los procesadores de Intel y AMD actuales ofrecen aceleración de hardware para aplicaciones que no son 3D. Por ejemplo, Intel Quick Sync es un motor de hardware que se encuentra en la mayoría de las soluciones Intel HD Graphics, este proporciona aceleración para la codificación de video. Las soluciones de AMD ofrecen una aceleración un poco más amplia para otras aplicaciones como Adobe Photoshop y programas de imágenes digitales similares.

En el caso de que tengas un procesador sin gráficos integrados, como los nuevos AMD Ryzen, deberás adquirir una tarjeta gráfica para poder hacer uso de tu PC. Modelos como la GeForce GT 1030 o la Radeon RX 550 cubrirán tus necesidades por poco dinero.

Diseño gráfico

Las personas que buscan hacer diseño gráfico o incluso edición de video querrán algunas características más en la tarjeta gráfica. Para diseños gráficos, generalmente es una buena idea tener una mayor capacidad de procesamiento. Muchas pantallas de gama alta pueden admitir resoluciones de hasta 4K o UltraHD, lo que permite obtener más detalles visibles. Para utilizar tales pantallas, es posible que debas tener un conector DisplayPort o HDMI 2.0 en la tarjeta gráfica. Verifica el monitor para conocer los requisitos.

Si no eres un jugador, entonces es posible que no te preocupen demasiado las capacidades de tu GPU a menos que uses otros tipos de aplicaciones que puedan hacer uso directo de las capacidades especiales de procesamiento de una GPU. Los ejemplos incluyen la edición de video, donde una GPU puede usarse para acelerar procesos como la codificación de video y aplicaciones de diseño / fabricación asistidas por computadora (CAD / CAM) como AutoCAD, que también pueden usar la GPU para un rendimiento significativamente mejor.

Los usuarios de Adobe Photoshop CS4 y posterior pueden beneficiarse de tener una tarjeta gráfica potente para aumentar el rendimiento. En este punto, el impulso depende más de la velocidad y la cantidad de memoria de video que de los procesadores gráficos. Se recomienda tener al menos 2 GB de memoria dedicada en una tarjeta gráfica, prefiriéndose 4 GB o más. En cuanto al tipo de memoria en la tarjeta gráfica, GDDR5 es preferible a las tarjetas DDR3 debido a su mayor ancho de banda de la memoria.

En estos casos deberíamos optar por una Radeon RX 560 o una GeForce GTX 1050 como tarjetas gráficas recomendables, siguen siendo económicas y tienen buenas capacidades de procesamiento.

Te recomendamos la lectura de nuestro post sobre Configuración PC Diseño gráfico y vídeo

TE RECOMENDAMOS
Cómo limpiar tu teclado mecánico o de membrana PASO A PASO

Gaming ligero

tarjeta gráfica

Cuando mencionamos los juegos en el contexto de una tarjeta gráfica, estamos hablando más sobre los que usan la aceleración de gráficos en 3D. Los juegos como Solitario, Tetris y Candy Crush no usan la aceleración 3D y funcionarán bien con cualquier procesador de gráficos.

Para la mayoría de las personas, los juegos son la tarea gráfica más intensa que le pedirá a su PC. No es de extrañar, entonces, que los jugadores serios pasen horas investigando la última tecnología de la GPU y, a menudo, mejoran sus GPU de forma regular. A medida que las GPU se vuelven más rápidas, los juegos se escriben para aprovechar la velocidad adicional, y eso empuja a los fabricantes a hacer GPU aún más rápidas.

Si juegas juegos en 3D de vez en cuando o incluso de forma regular, y no te importa que funcione lo más rápido posible o que tenga todas las características para mejorar los detalles, esta es la categoría de tarjeta que debes mirar. Las tarjetas en esta categoría deben ser totalmente compatibles con el estándar de gráficos DirectX 11 y tener al menos 2 GB de memoria de video (se prefieren 4 GB o más). Cabe señalar que DirectX 11 y 10 solo funcionarán completamente en Windows 7 y posteriores; Los usuarios de Windows XP todavía están restringidos a las características de DirectX 9. La última versión es DirectX 12, la cual es exclusiva de Windows 10.

Estos usuarios deben buscar una Radeon RX 560 o una GeForce GTX 1050 Ti como mínimo, pues las tarjetas inferiores a estas no tendrán suficiente potencia.

Te recomendamos la lectura de nuestro post sobre Configuración Fortnite PC

Gaming hardcore

¿Tu próximo PC está programada para ser tu mejor sistema de juego? Asegúrate de obtener una tarjeta gráfica que coincida con las capacidades del sistema. Por ejemplo, debería ser capaz de admitir todos los juegos 3D actuales en el mercado con tasas de imágenes aceptables cuando todas las características de detalle de gráficos estén activadas.

Si también tienes la intención de ejecutar un juego en pantallas de muy alta resolución 4K o pantallas múltiples, entonces debe mirar una tarjeta gráfica de gama superior. Todas las tarjetas de video 3D de rendimiento deben ser compatibles con DirectX 12 y tener al menos 4 GB de memoria, pero preferiblemente más si tienes la intención de usarla a resoluciones muy altas. Cabe señalar que si está buscando agregar una de estas tarjetas a su escritorio actual, asegúrese de que su fuente de alimentación tenga la potencia adecuada para admitir la tarjeta gráfica.

Muchas de estas tarjetas ahora también son compatibles con tecnologías de velocidad de visualización variable, como G-Sync o FreeSync, para suavizar la imagen al jugar un juego. Estas funciones actualmente requieren monitores específicos y tarjetas gráficas compatibles. Si estás interesado, debes asegurarte de que su tarjeta y tu monitor sean compatibles con la misma tecnología. Todas las tarjetas gráficas que venden actualmente AMD y Nvidia son compatibles, por lo que solo puedes tener problemas si compras un modelo muy antiguo de segunda mano.

En el caso de los jugadores hardcore querrán lo mejor de lo mejor, en estos casos la recomendación mínima es una Radeon RX 570 o una GeForce GTX 1070 o superior. Las Radeon RX Vega y las GeForce GTX 1080/RTX 2080 son lo más potente que ofrece el mercado actualmente.

Te recomendamos la lectura de nuestro post sobre Configuración PC Realidad Virtual

Computación especializada

Si bien el objetivo principal de las tarjetas gráficas ha sido la aceleración 3D en videojuegos, cada vez se utilizan más aplicaciones con capacidad para acceder a las capacidades matemáticas mejoradas de los procesadores gráficos, en comparación con los procesadores centrales tradicionales. Actualmente existe toda una gama de aplicaciones que están escritas para aprovechar las capacidades de la GPU para ofrecer un mejor rendimiento.

Las GPU actuales son muy buenas para procesar grandes cantidades de información de imagen y realizar tareas paralelas, lo que las hace increíblemente rápidas, no solo para mostrar texto y gráficos en GUI en ventanas, sino también para procesar los gráficos 3D de los actuales videojuegos avanzados. Las GPU también pueden ejecutar de manera eficiente otros procesos que implican la manipulación de muchos datos en paralelo.

Las tarjetas gráficas más potentes se pueden usar para ayudar a procesar datos en investigaciones científicas u otras tareas de computación en la nube. Pueden ayudar a reducir la cantidad de tiempo que lleva codificar y convertir videos, e incluso es posible usarlos para la extracción de criptomonedas como Ethereum, aunque esto es cada vez menos rentable.

El problema con estas tareas especializadas es que la elección de la tarjeta de video depende mucho de los programas que accederán a la tarjeta. Algunas tareas funcionan mejor en un fabricante específico de tarjeta gráfica o tal vez incluso en un modelo de procesador específico de una marca en particular. Por ejemplo, las tarjetas Radeon de AMD son generalmente preferidas para aquellos que realizan minería de Ethereum gracias a su rendimiento de hash mejorado. Las tarjetas Nvidia por otro lado, tienden a tener un mejor rendimiento cuando se trata de aplicaciones científicas. Investiga sobre cualquier programa muy utilizado antes de seleccionar una tarjeta gráfica, para asegurarte de que estás obteniendo la mejor opción para tu necesidad.

TE RECOMENDAMOS
AMD soluciona con un parche 4 grandes vulnerabilidades en sus GPUs

En estos casos es posible que debas optar por una tarjeta gráfica enfocada a profesionales, como las Nvidia Quadro o las AMD Radeon Pro.

¿Qué clase de monitor tienes?

Una tarjeta gráfica no sirve de mucho sin un monitor, pero es posible que tu monitor no sea apropiado para algunos tipos de tarjetas gráficas. Es posible que debas comprar un monitor diferente para su tarjeta gráfica, o que la compra de su tarjeta gráfica esté determinada por el tipo de monitor que tengas.

Lo primero que debes hacer al hacer coincidir tu monitor con una tarjeta de video es mirar en la parte de atrás para ver qué puertos de conexión hay. Los puertos VGA son los más comunes, en monitores antiguos, aunque en los modelos actuales se están dejando de lado en favor de los más modernos y avanzados HDMI, DVI o DisplayPort.

tarjeta gráfica

Consideremos que tu monitor es bastante viejo y solo tiene un puerto DVI y nada más. Esto significa que debes asegurarte de que tu nueva tarjeta gráfica sea compatible con DVI, o que adquieras un adaptador que pueda convertir HDMI a DVI por ejemplo para que tu monitor funcione con la nueva tarjeta.

Lo mismo se aplica para el resto de puertos, siempre deberemos asegurarnos de que podemos conectar la tarjeta gráfica de forma directa o haciendo uso de un adaptador. Afortunadamente, todas las tarjetas gráficas modernas incluyen puertos HDMI y DisplayPort, por lo que será difícil encontrar problemas de compatibilidad a menos que nuestro monitor sea muy viejo.

¿Tu placa base es compatible?

Es posible actualizar la tarjeta de video en la mayoría de los ordenadores de escritorio, pero las excepciones ocurren cuando no hay ningún puerto de expansión disponible. Además de los gráficos integrados, la única otra forma de usar una tarjeta gráfica es instalándola en un puerto de expansión abierto.

La mayoría de los sistemas modernos cuentan con una ranura para tarjetas gráficas PCI Express, también conocida como ranura x16. Hay varias versiones de PCI-Express de 1.0 a 3.0. Las versiones superiores ofrecen un ancho de banda más rápido, pero todas son compatibles con versiones anteriores. Esto significa que una tarjeta PCI-Express 3.0 funcionará en una ranura PCI-Express 1.0. Los sistemas antiguos usan AGP pero esto ha sido descontinuado a favor de la nueva interfaz.

tarjeta gráfica

Asegúrese de saber qué usa su PC antes de comprar una nueva tarjeta para actualizar tus gráficos. Como se mencionó anteriormente, asegúrate de conocer la potencia de la fuente de alimentación, ya que esto probablemente determinará qué tipo de tarjeta se puede instalar. La mejor manera de verificar el hardware que se puede usar con una placa base en particular es consultar el sitio web del fabricante para obtener un manual del usuario. ASUS, ASRock, MSI y Gigabyte son algunos de los fabricantes de placa base más populares.

La potencia de tu fuente de alimentación

tarjeta gráfica

La fuente de alimentación es el componente del PC que alimenta a todos los demás, incluida la tarjeta gráfica. Las tarjetas gráficas más potentes requieren de mucha energía para funcionar, por lo que no es recomendable montar una de estas junto a una fuente de alimentación poco potente o de gama baja.

La tarjeta gráfica puede ser el componente más hambriento de energía en un PC moderno. Si estás planeando una actualización, deberás tener cuidado de que la fuente de alimentación sea suficiente para tener en cuenta la GPU que deseas instalar. Las GPU también generan mucho calor y requieren suficiente refrigeración para funcionar de manera confiable y con un rendimiento superior. La mayoría de las tarjetas gráficas incluirán un tamaño de fuente de alimentación recomendado (en vatios), y también deberá considerar cuánta potencia extraen los demás componentes en su PC.

La combinación de cuánta potencia extrae una GPU y cuánta calor genera se conoce como “potencia de diseño térmico (TDP)”, indicada en vatios, y esa es la medida que verá en las especificaciones de una tarjeta gráfica. Cuanto mayor sea el TDP, más potencia se necesita y más calor produce la GPU. Esto puede ser importante tanto en equipos de sobremesa como en portátiles, donde este último es el que pone más restricciones a las GPU disponibles. Finalmente, también es importante saber qué tipo de conexiones de potencia requiere una tarjeta gráfica. Por lo general, esta es una mezcla de conectores de seis y ocho pines, que la fuente de alimentación deberá proporcionar en cantidad suficiente.

En el caso de que queramos montar una tarjeta gráfica como una GeForce GTX 1060 o una Radeon RX 570 o superiores, deberemos contar con una buena fuente de alimentación de unos 500W como mínimo, incluso más en los casos de las Radeon RX Vega o las GeForce GTX 1080 Ti/RTX 2080.

Para conocer más detalles sobre la fuente de alimentación que necesitas puedes leer nuestro post ¿Cuánto consume realmente nuestro ordenador? | Fuente de alimentación recomendada

Con esto finaliza nuestro artículo especial sobre cómo elegir una tarjeta gráfica, puedes dejar un comentario si tienes alguna duda o quieres añadir algo más de información. Recuerda compartirlo en las redes sociales para que pueda ayudar a más usuarios que lo necesiten.

Juan Gomar

Soy un apasionado de la tecnología en general pero principalmente de la informática y los videojuegos.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba