Tutoriales

Hercios: ¿qué son? ¿por qué son tan importantes en monitores?

¿Qué son los hercios? ¿Por qué son tan importantes a la hora de elegir un monitor para jugar o trabajar? Como muchos ya sabéis, la frecuencia de refresco de la pantalla LCD, o frecuencia de fotogramas, como se conoce comúnmente, varía en función del fabricante, el modelo y el tipo de pantalla.

¿Qué es la frecuencia de refresco de la pantalla y por qué es importante? Las pantallas LCD se refrescan a una velocidad diferente dependiendo del propósito del dispositivo. Si quiere comprar un nuevo monitor LCD para su PC, consola de juegos o portátil, debe tener en cuenta varios factores antes de comprarlo.

Como todo lo que es digital, habrá algunas variaciones en la apariencia, pero estas cuestiones no son universales en todas las pantallas. Por ejemplo, algunos fabricantes incluyen una tecnología de compensación de la uniformidad en sus paneles que puede tener en cuenta los distintos niveles de brillo en la pantalla. Algunas pantallas también tienen un escalador de vídeo integrado que puede tener en cuenta gran parte de esta variación haciendo que parezcan más consistentes de lo que realmente son. Si no estás seguro de cuál es la frecuencia de refresco estándar de tu dispositivo, echa un vistazo a nuestro artículo sobre monitores para obtener más información o consulta esta guía rápida:

¿Qué es un hercio?

Rudolf Hertz

Un hercio equivale a un ciclo por segundo. El término Hz también puede referirse a la unidad. El 22 de febrero de 1857, Heinrich Rudolf Hertz nació en Hamburgo y murió el 1 de enero de 1894 en Bonn. Este científico desarrolló importantes investigaciones sobre las ondas electromagnéticas que podían generarse, detectarse y transmitirse. También descubrió cómo se podían detectar y producir las ondas electromagnéticas. Además, descubrió el efecto fotoeléctrico y cómo puede detectarse y producirse.

La Comisión Electrotécnica Internacional decidió nombrar la unidad de frecuencia en cuestión en 1930. Las ondas electromagnéticas (campos eléctricos y campos magnéticos que oscilan y transmiten energía) pueden ser generadas por diversas fuentes (por ejemplo, radiaciones electromagnéticas como los rayos X, la luz visible y la radiación infrarroja). Para comprender lo que es un Hertz, debemos entender lo que son las ondas. Las ondas constituyen una perturbación que se desplaza por el espacio y aporta energía sin materia.

El nodo es el punto en el que la onda cruza la línea de equilibrio; la cresta es el punto en el que la onda alcanza su máxima amplitud, y el valle es el punto en el que la onda alcanza su máxima intensidad. El ciclo es el camino que va desde el nodo donde comienza la cresta y termina en el nodo donde comienza el valle. Por lo tanto, ahora podemos volver a los hercios: es la unidad para medir cuántas veces se repite una onda por segundo. En otras palabras, el hercio mide la frecuencia de repetición de una onda.

Frecuencia y hercios / Hz

frecuencia hercio

La frecuencia determina el número de ciclos por segundo de una señal. Por ejemplo, una frecuencia de corriente alterna de 50 Hz significaría que la señal realizó 50 ciclos completos por segundo. Cuanto mayor sea la frecuencia, mayor será la potencia y la fuerza de la señal. Las frecuencias de corriente alterna van desde unos 0 Hz / hercios hasta 50.000 Hz / hercios y más. El oído humano puede detectar frecuencias en torno a los 20 Hz, pero en el extremo superior de esta gama, sólo podemos sentir el ruido. El ser humano también puede detectar ondas sonoras con frecuencias muy inferiores a los 20 Hz. De hecho, se cree que los primeros vertebrados, o animales con médula espinal, se convirtieron en aéreos y fueron capaces de oír a frecuencias tan bajas como 10 Hz. Con el desarrollo de la tecnología y los instrumentos, los científicos han sido capaces de detectar frecuencias tan bajas como 1 Hz y tan altas como 1.000.000.000 Hz.

Periodo y frecuencia

Para entender la relación entre la frecuencia y los Hz, primero es importante entender la relación entre el periodo y la frecuencia. Por ejemplo, el periodo de una señal de corriente alterna es la cantidad de tiempo entre dos ciclos consecutivos de la señal. El periodo es diferente para las distintas frecuencias y suele expresarse en segundos y la frecuencia en valores con múltiplos y submúltiplos (Hz, Mhz, Ghz, Thz, etc., es decir, Hercio, Megahercio, Gigahercio, Terahercio,…). Por ejemplo, una señal de CA de 60 Hz con un periodo de 2,4 milisegundos tendría una frecuencia de CA de 60 x 2,4 o 136 hercios. Por lo tanto, 60 Hz tiene una frecuencia de 60 veces por segundo. Si una señal tiene una frecuencia de 60, significa que hace un ciclo por segundo, o sea, 60 veces por segundo. Para entender por qué esto es importante, piensa en la frecuencia con la que puedes encender un interruptor de la luz. Si enciendes un interruptor de luz de 60 Hz, obtendrás luz sólo 60 veces por segundo. Si enciende un interruptor de 120 Hz, obtendrá luz 120 veces por segundo. En ambos casos, la bombilla se enciende y se apaga 60 veces por segundo.

¿Qué es la frecuencia de refresco de la pantalla?

Pantalla 3D estereoscópica

La frecuencia se define como el número de veces que tu monitor refresca la imagen en la pantalla en un segundo. Así, si tu monitor refresca la imagen 16 veces por segundo, entonces tiene una frecuencia de 16/segundo o 16 hercios. Si tienes una pantalla 4k con una frecuencia de 60hz, estás viendo que se dibujan en la pantalla 1.070 millones de píxeles cada segundo. La frecuencia de refresco no es más que el número de fotogramas que se dibujan en el monitor en cada segundo. Si tu monitor refresca la imagen 60 veces por segundo, serían 60/seg. La tasa de refresco se utiliza más comúnmente en términos de monitores de escritorio cuando se juega o se ven películas, ya que afecta directamente a la capacidad de respuesta de la pantalla. Esto es importante por varias razones. La más importante es cómo afecta a la experiencia en el juego. Si la tasa de refresco es menor, significa que se dibujan menos fotogramas en la pantalla por segundo. Esto hace que la imagen aparezca entrecortada y con menos capacidad de respuesta. Por eso, una frecuencia de refresco de 60 hercios se verá y sentirá mucho más suave que una frecuencia de refresco de 120hz. Además, la frecuencia de refresco afecta directamente a los FPS (fotogramas por segundo). Un monitor con una frecuencia de refresco de 60 fps sólo puede mostrar 60 imágenes por segundo. Mientras que un monitor de 120hz puede mostrar 120 imágenes por segundo. ¿Cómo afecta esto a la experiencia de juego? Por ejemplo, se puede dibujar 1 segundo de acción en la pantalla con 1 fotograma (60hz) o 2 segundos de acción con 2 fotogramas (120hz). Por lo tanto, un juego que se ejecuta en un monitor de 60hz se verá y sentirá más suave que un juego que se ejecuta en un monitor de 120hz.

En la actualidad existen monitores de muy variadas frecuencias de refresco. Los de 60 hercios son los de menor tasa, pero existen otros de 90 Hz, 144 Hz, etc., que están pensados para quien trabaja con gráficos o para los gamers. La tasa de refresco y el tiempo de respuesta son dos cosas distintas. Un monitor rápido de 120hz o 144hz tiene un tiempo de respuesta mucho más rápido que un monitor de menor frecuencia de refresco de 144hz o 120hz. Incluso si la frecuencia de actualización es la misma, el tiempo de respuesta será mucho menor en el monitor de mayor frecuencia de actualización, ya que no necesita cambiar la imagen en la pantalla. El tiempo de respuesta de un monitor se mide como el tiempo que tardan los píxeles en pasar de un color a otro. También se conoce como el tiempo de respuesta de negro a blanco o el tiempo de respuesta de gris a gris.

¿Por qué son tan importantes los hercios?

La tasa de refresco de tu monitor afecta directamente a la capacidad de respuesta del dispositivo. Cuanto más baja sea la frecuencia de refresco, menos fluida será la experiencia. Las diferentes frecuencias de refresco se suelen ver en dos tipos de monitores: nativos o de Hz externos. Las frecuencias de refresco nativas son esencialmente la forma en que se construye y se muestra el dispositivo. Los Hz externos se conectan a un ordenador y se refrescan a través de la GPU (unidad de procesamiento gráfico) del PC/Mac. Hay otros factores que pueden afectar a la capacidad de respuesta del dispositivo, como la velocidad de tu conexión a Internet, la configuración de Windows en el dispositivo y el controlador que está instalado en el dispositivo.

Qué buscar en un monitor o pantalla

cuanto dura un ordenador portátil

Ahora que hemos hablado de lo que es la frecuencia de refresco de la pantalla y de por qué es importante, podemos echar un vistazo a lo que debería buscar al comprar un nuevo monitor. En primer lugar, cuando compre un nuevo monitor, asegúrese de que se ajusta a sus necesidades. ¿Cumple con el tamaño de pantalla, la resolución y la frecuencia de actualización que desea? A continuación, al comparar diferentes modelos, asegúrese de leer las reseñas para ver cómo reaccionan otros clientes a la frecuencia de actualización y otros aspectos del monitor. También puede buscar las siguientes características específicas al comprar un nuevo monitor:

  • Frecuencia de refresco nativa: es la frecuencia de refresco del panel real del monitor.
  • Frecuencia escalable: es la frecuencia que se envía a la GPU del PC/Mac. Suele ser la misma que la frecuencia de refresco nativa.
  • Frecuencia de refresco total: Es la combinación de las frecuencias de refresco nativa y escalable.

Las resoluciones de pantalla que requieren una determinada frecuencia de refresco o hercios

Ahora que hemos hablado de los diferentes aspectos de la frecuencia de refresco de la pantalla, podemos echar un vistazo a las resoluciones y frecuencias de refresco que admite cada una. La siguiente tabla muestra las frecuencias de actualización de pantalla para cada resolución de pantalla. Esta tabla es útil para saber a qué resoluciones hay que asociar una determinada frecuencia de refresco. Como puedes ver, hay algunas inconsistencias interesantes en esta tabla. Por ejemplo, muchos monitores 4k se se deben refrescar a tasas de 60 Hz al tener que cambiar tantos píxeles, sin embargo, ya se pueden encontrar de más que eso. También habrás visto monitores de 1080p y 1440p con altas tasas de refresco. Algunos fabricantes no indican la frecuencia de refresco de sus pantallas para todas las resoluciones. Esto hace que sea difícil saber qué tasa de refresco está comprando para una resolución específica.

Te recomendamos la lectura de los mejores monitores del mercado.

Ahora ya conoces más acerca de la frecuencia de refresco de las pantallas y de cómo afecta ésta a la calidad de imagen. Además, recuerda que no solo importa comprar una pantalla o monitor capaz de tener una alta frecuencia de refresco, también es importante que la GPU que tienes sea capaz de aportar una tasa de FPS similar o igual a la frecuencia de refresco para que no se produzcan problemas en la imagen. No obstante, como ya sabes, existen tecnologías como FreeSync, G-Sync, etc., con las que estos problemas se disipan aunque los FPS de la GPU y los Hz de la pantalla sean dispares…

Isaac Romero Torres

Más de una década trabajando en el ámbito de la investigación sobre arquitecturas y microarquitecturas de CPUs, de la electrónica, la lógica digital, de los sistemas operativos Unix (con los que trabajé como asesor para algunas empresas), programación de MCUs, PLCs, hacking, etc.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba