Refrigeración AireTutoriales

Thermal pad: Guía de compra de las mejores para tu GPU o CPU

Las thermal pad surgen como una alternativa a la pasta térmica, y visto el interés que tenéis hemos elaborado una guía con los mejores modelos, así como con los aspectos que debéis tener en cuenta para comprar la ideal.

Se han ido posicionando cada vez mejor frente a las pastas térmicas, logrando el convencimiento de muchos usuarios. Su precio es bajo y su instalación muy sencilla, aunque pueden complicarse las cosas si no tenemos ciertos aspectos bajo control. Te traemos la guía de las thermal pad para explicaros los conceptos básicos y elijáis mejor.

Qué es una thermal pad

thermal pad

La thermal pad o almohadilla térmica es una lámina rectangular fabricada en silicona, cera de parafina o grafito que funciona como conductor térmico entre el IHS del chip y el disipador. Cuentan con aislamiento eléctrico y cumplen el cometido de transferir calor de un componente a otro (CPU a disipador).

Aunque nuestros ojos no lo vean, la IHS es imperfecta a nivel microscópico; es decir, no es una superficie lisa. Por ello, se crean espacios de aire, que es el mayor enemigo de la transferencia de calor. Las almohadillas térmicas llenan esos espacios de aire a través de la humectación porque los materiales más blandos se humedecen mejor.

¿Cómo es su conductividad térmica? Se mide igual que en la pasta térmica, a través de la magnitud vatios por metro Kelvin: cuanto mayor sea este valor, mejor conductividad térmica y, por ende, más calor transferirá al disipador. Normalmente, solemos ver thermal pad de silicona o grafito, aunque podemos encontrar otros materiales como acrílico, poliéster, aluminio o fibra de vidrio.

La almohadilla térmica se puede aplicar en una GPU, en una CPU, encima de los módulos de memoria RAM, dentro de un HDD; tiene un sinfín de aplicaciones que van más allá de refrigerar una GPU o CPU.

Cuánto dura una almohadilla térmica

thermal pad vs pasta térmica

Las thermal pad tienen una vida útil de unos 18 meses, aunque no se pueden dar cifras exactas (como ocurre con la pasta térmica). Todo depende de la thermal pad que usemos, el uso que le demos al PC y las temperaturas a la que lo expongamos.

Habrá almohadillas térmicas que durarán más y otras que durarán menos; de hecho, existe la creencia de que tienen una vida útil indefinida. Dicho esto, debemos decir que se trata de un compuesto térmico, así que tiene vida útil y solemos ver una vida útil de 2-3 años en las thermal pad.

En el caso de la pasta térmica seca, es más fácil determinar una vida útil o eficiente; por el contrario, con las thermal pad es más complicado hablar de una duración determinada. Podemos concluir que podéis esperar la misma duración que una pasta térmica corriente.

Lo que nunca debéis hacer es reutilizar una almohadilla térmica.

Obligado: monitorizar temperaturas

Tras comprar e instalar una thermal pad en vuestro componente, lo que tenéis que hacer es abrir HWMonitor o HWinfo para comprobar que todo va como la seda. Se trata del mismo modus operandi que con las pastas térmicas, por lo que simplemente lo exponemos para que lo tengáis en cuenta.

Aspectos a tener en cuenta para comprar una thermal pad

Toca analizar cada aspecto de las almohadillas térmicas para que podáis comprar con más precisión un buen compuesto térmico para la GPU o CPU. Veréis que muchos coinciden con la pasta térmica, y es que estamos ante una solución térmica.

Conductividad térmica

thermal pad

Como hemos dicho, se hace uso de la magnitud vatio por metro Kelvin, y este es el primer dato que tenemos que mirar cuando vamos a comprar una thermal pad. Más que nada, porque nos «chiva» sobre las capacidades que va a ofrecer para transferir el calor de la CPU al disipador.

Si vamos al mercado, vemos que la conductividad térmica más interesante es la de 15 W/M·K, partiendo como mínimo de 6 W/M·K. Hay que decir que para irnos a las conductividad térmicas más altas de una thermal pad dentro de las pastas térmicas, tenemos que irnos a las metálicas que sí poseen cierta conductividad eléctrica (desaconsejado).

Medidas y grosor

thermal pad

Cuando vais a comprar una thermal pad, veréis que los fabricantes indican las medidas de la misma, pero nos debe interesar especialmente el grosor. Dependiendo de la aplicación que vayáis a darle, merece la pena un grosor y otro, pero os preguntaréis, ¿por qué?

Antes hemos hablado de los espacios de aire que se generan entre disipador y CPU, pues es importante que la thermal pad quede bien ajustada entre el disipador y el chip. Si la compramos demasiado fina, una vez ajustado el disipador puede que se creen burbujas de aire.

Para casos de CPU, partir de 1 mm de grosor es una buena opción, mientras que para las memorias VRAM de GPUs… basta con que tenga un grosor de 0.5 mm.

Por otro lado, atended bien a las medidas porque son clave a la hora de instalar una almohadilla térmica en el chip que queráis refrigerar. Esto lo decimos porque más vale que sobre a que falte, ya que podemos recortar la parte que no queramos. En caso contrario, tendremos una thermal pad que no cubre todas las partes.

Garantía y confianza

Si hay marcas renombradas es por algo, así que haced caso al mercado porque, aunque sea un producto básico, siempre es mejor ir a fabricantes que saben lo que hacen. No nos pagan por esto y haremos publicidad gratuita, pero lo cierto es que hemos visto que las marcas que mejor responden son:

  • Arctic, también muy conocida en pastas térmicas y ventiladores.
  • Thermalright.
  • Thermal Grizzly.
  • Gelid.

Podréis acudir a otras marcas y obtener un gran rendimiento igualmente, pero intentad que, al menos, tengan buenas reseñas u opiniones de usuarios que han comprado la thermal pad para el mismo fin que estáis buscando.

Material

Rastreando el mercado, vemos que la mayoría de soluciones son de silicona (como habíamos dicho al principio), pero hay alternativas muy interesantes como la de Thermal Grizzly con Carbon Carbonaut. Se trata de una almohadilla fabricada en polímero a base de carbono con nanopartículas que consigue una conductividad térmica de 62.5 W/m·K.

Está indicada para CPU y GPU, teniendo un grosor de 0.2 mm (a mi forma de ver algo fino); de hecho, hay puede ser más interesante para GPU que para CPU, y la razón está en las dimensiones: no ocupa la mayor parte del IHS de una CPU Ryzen.

Las mejores thermal pad del mercado

Recopilamos brevemente las mejores thermal pad que podéis encontrar en el mercado listas para comprar e instalar.

Thermalright Odissey thermal pad

thermal pad

El formato que ofrece Thermalright es de 85 x 45 y también ofrece la posibilidad de elegir distintos grosores, aunque nosotros os recomendamos el de 2 mm. Su conductividad térmica es de 12.8 W/mK, siendo una cifra muy interesante a nivel intermedio, aunque está más enfocada para memorias VRAM.

Nos parece una opción que va más allá de la de Arctic y que puede servir a gente más exigente.

Última actualización el 2024-03-02

Thermal Grizzly Carbon Carbonaut

Thermal Grizzly Carbon Carbonaut

Por último, habíamos hablado antes de ella y nos parece un modelo espectacular en cuanto a las capacidades que ofrece. Poco más que decir:

  • Polímero a base de carbono con nanopartículas.
  • Conductividad térmica de 62.5 W/mK.
  • Medidas de 25 x 25 hasta 51 x 68.
  • Grosor de 0.2 mm.
  • Adecuada para CPU, GPU o cualquier otro fin.
  • Vida de útil casi ilimitada, con hasta 15 años de lifespan.

Última actualización el 2024-03-02

Las siguientes dos opciones son más económicas pero si vas a minar o usar un uso intensivo de la tarjeta gráfica, te recomendamos las dos primeras: Grizzly para novatos y Thermalright para usuarios avanzados.

Arctic APT2560

Arctic APT2560

Se trata de una almohadilla térmica cuadrada que mide 50 x 50 mm y con 1 mm de grosor, ofreciendo hasta 6 W/m·K. Nos parece una opción interesante para las memorias VRAM de la GPU cuyo objetivo es poder hacer un mejor overclock en la tarjeta gráfica.

¿Por qué? Básicamente por sus medidas, estando enfocadas expresamente para ello. Su precio no va a más allá de los 7€, pero lo cierto es que Arctic ofrece este modelo de hasta 290 x 290 mm con diferentes grosores a elegir.

Última actualización el 2024-03-02

GELID Solutions GP-Ultimate

GELID Solutions GP-Ultimate

¿Quieres refrigerar tus memorias RAM? Para aquellos que quieran hacerlas funcionar a máxima frecuencia, esta opción de GELID nos parece interesante. No deja de ser una almohadilla térmica, pero en un formato más alargado: 120 x 20 mm con un grosor de 2 mm.

Respecto a su conductividad térmica, es de nada más y nada menos 15W/mK, aunque tenemos que decir que GELID ofrece la misma tira con diferentes grosores: de 0.5 a 3 mm. GELID asegura que está indicada para componentes SMD, GPUs, superficies PCB, etc., pero nos parece más indicada para memorias RAM por sus dimensiones o formato.

Tiene un precio que va de 8.99€ a 15.90€, pero nosotros optamos por la opción intermedia de 2 mm de grosor, que cuesta 12.90€.

Última actualización el 2024-03-02

Te recomendamos la lectura thermal pad vs pasta térmica

¿Optaríais por esta solución térmica?

Ángel Aller

Graduado en Derecho y exabogado con Máster de Comercio internacional. Amante de la tecnología y geek inconformista. Leal a Alt+F4 como estilo de vida.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en [email protected]
Botón volver arriba