MemoriasTutoriales

Analizamos si un SSD barato de 120 o 250 GB es suficiente: ¿se necesitan 500 GB?

Si buscas comprar un SSD barato, una de las mayores tentaciones es irse a por las capacidades más pequeñas, como son los 120GB y 250GB. Actualmente están proliferando mucho los SSD de 500GB, e incluso de 1TB debido a su gran bajada de precio, pero… ¿sigue siendo una opción comprar un SSD de 120GB o 250GB en 2021? En este artículo lo analizaremos, poniendo el foco en qué precios se manejan actualmente, y qué se puede almacenar con estas cantidades.

No cabe duda de que hoy en día los SSD son las unidades de almacenamiento clave, en PC, después de décadas de dominación de los discos duros mecánicos o HDD, que son increíblemente lentos en comparación. Antes un SSD costaba muchísimo, pero como hemos dicho se han abaratado, así que empecemos nuestro análisis de los SSD más baratos.

SSD Barato: Son 120GB o 250GB suficientes

Hablemos de dinero: ¿cuánto cuesta un SSD barato de 120 GB o 250 GB frente a 500 GB y 1 TB?

Comencemos hablando de dinero y de qué precios se suelen manejar para los SSD de estas capacidades (120 / 128 GB, 240 / 250 / 256 GB), además de los de 480 / 500 / 512 GB, que se están volviendo cada vez más populares.

La forma de analizarlo va a ser básicamente la siguiente: tomaremos por una parte los precios más bajos que encontramos en una tienda concreta (en este caso PCComponentes) para un SSD de 120 GB (o similar), y lo mismo para 250 GB, 500 GB y 1 TB. No estaremos juzgando si es un modelo recomendable o no, simplemente cuál es su precio en cada caso, al momento de escribir el artículo.

Hemos encontrado lo siguiente:

Lo primero que vemos es que la diferencia entre 120GB y 240GB es mínima, en ambos casos estamos ante un modelo de SSD muy barato, mientras que la diferencia ya se nota cuando entramos en el terreno de los 500GB.

La segunda forma de analizarlo es ver distintos modelos recomendados de SSD barato que ofertan opciones de todas o casi todas las capacidades, algo que también nos permitirá ver qué diferencias de precio se manejan de una forma muy sencilla.

Modelos recomendados de distintas capacidades

Arriba os hemos dado los SSD más baratos que hemos encontrado al momento de redactar el artículo, sin importar su calidad, y ahora os vamos a dar las mejores opciones en relación calidad-precio que hemos encontrado.

De hecho, con las fluctuaciones del mercado es posible que alguno de ellos esté más barato aún que las tres opciones de arriba.

SSD Barato Crucial BX500Comencemos por la gama BX500 de Crucial, que es quizás el SSD barato por excelencia, ya que a pesar de que sus características no son precisamente espectaculares rinde bastante bien a un precio muy bajo.

Lo podemos encontrar desde 240GB: existe un modelo de 120GB, pero ya apenas tiene disponibilidad, probablemente fue descatalogado por la diferencia de precio ínfima entre esas capacidades.

Lo encontramos en Amazon:

Rebajas
Crucial BX500 240 GB CT240BX500SSD1 Unidad interna de estado sólido, hasta 540 MB/s (3D NAND, SATA, 2.5 Pulgadas)
Crucial BX500 240 GB CT240BX500SSD1 Unidad interna de estado sólido, hasta 540 MB/s (3D NAND, SATA, 2.5 Pulgadas)
Un 300% veces más rápido que un disco duro normal; Lecturas/escrituras secuenciales hasta 540/500 MB/s en todos los tipos de archivo
32,99 EUR
Rebajas
Crucial BX500 480 GB CT480BX500SSD1 Unidad interna de estado sólido, hasta 540 MB/s (3D NAND, SATA, 2.5 Pulgadas)
Crucial BX500 480 GB CT480BX500SSD1 Unidad interna de estado sólido, hasta 540 MB/s (3D NAND, SATA, 2.5 Pulgadas)
Un 300% veces más rápido que un disco duro normal; Lecturas/escrituras secuenciales hasta 540/500 MB/s en todos los tipos de archivo
50,00 EUR

Última actualización el 2021-09-15

Y también lo encontramos en PCComponentes:

SSD Barato WD Blue 3D NANDSeguimos para subir el listón con los SSD WD Blue 3D NAND, cuya calidad es suficiente para plantar cara a los archiconocidos EVO de Samsung. Estamos ante un SSD que no deja de ser barato, pero que brilla en sus características.

Última actualización el 2021-09-15

En PCComponentes:

SSD Barato Kingston A2000Como tercera y última opción, vamos a mencionar un SSD barato NVMe. Estamos hablando de las unidades M.2 que son mucho más rápidas de lo normal, y una de las mejores opciones en cuanto a su relación calidad-precio es el Kingston A2000.

Kingston A2000 (SA2000M8/250G) SSD NVMe PCIe M.2 2280 250 GB
Kingston A2000 (SA2000M8/250G) SSD NVMe PCIe M.2 2280 250 GB
Rendimiento PCIe NVMe a una fracción del coste normal; Compatible con un paquete de seguridad integral (TCG Opal, XTS-AES de 256 bits, eDrive)
45,00 EUR
Rebajas
Kingston A2000 (SA2000M8/500G) SSD NVMe PCIe M.2 2280 500 GB
Kingston A2000 (SA2000M8/500G) SSD NVMe PCIe M.2 2280 500 GB
Rendimiento PCIe NVMe a una fracción del coste normal; Compatible con un paquete de seguridad integral (TCG Opal, XTS-AES de 256 bits, eDrive)
58,14 EUR

Última actualización el 2021-09-17

En PCComponentes:

Lo primero que vemos es que básicamente las dudas están en si 250GB son suficientes, ya que los SSD de 120GB prácticamente no están disponibles, y si lo están lo hacen a un precio muy similar a los de 250GB.

¿Es suficiente con una capacidad tan pequeña? Motivos para elegir (o no) un SSD barato de 120 GB / 250 GB

Una vez visto cuáles son los precios de un SSD barato en distintas capacidades, es hora de analizar hasta qué punto es razonable irse a uno de 120 GB o 250 GB (o capacidades similares a estas), en cuanto a puntos a favor y en contra de ello.

Todo va a depender básicamente de para qué usemos el equipo, qué conocimientos tenemos, y si tenemos formas alternativas de almacenamiento ya a nuestra disposición.

Consumo del propio sistema operativo

¿Cuánto almacenamiento requiere el propio sistema operativo? Los requisitos mínimos de Windows 10 hablan de un mínimo de 20GB, pero en la práctica siempre habrá mucho más.

Capacidad SSD sistema operativoPor poner un ejemplo, escribo esto desde una instalación de Windows que apenas tiene una semana o dos, con unos pocos programas instalados, y el consumo de espacio total del sistema es de poco más de 70GB. Aún tendría 40 GB y 160 GB disponibles con un SSD de 120 GB o 250 GB, respectivamente*. Pero, ¿llega o no llega? Es lo que iremos comentando en estos puntos.

*Recordemos que los SSD se anuncian con una capacidad en GB (gigabytes), pero en Windows los GB en realidad son GiB (gibibytes). Así que un SSD de 240GB en Windows tendrá hasta 223 «GB».

Almacenamiento de juegos

Estamos ante una cuestión que es quizás primordial, y es el almacenamiento de juegos esperado que se hará en el SSD. Y es que no es lo mismo estar tratando con alguien que apenas juega a juegos, o que lo hace a títulos muy simples que no pesan mucho (CS:GO, Fortnite, etc), que quienes suelen irse a títulos AAA muy pesados, como Assassin’s Creed Odyssey, por decir algo.

Para el primer grupo de usuarios, un SSD de 120 GB puede quedarse corto, pero con 250 GB deberían tener más que suficiente. Pero quien vaya a comenzar a jugar a muchos juegos pesados a la vez necesita sí o sí más capacidad. O eso, o desinstalar e instalar constantemente, un punto que comentaremos a continuación.

Espacio en la nube para almacenamiento masivo

Con el almacenamiento masivo nos referimos a almacenar todo tipo de archivos que simplemente serán consultados de vez en cuando, o que se guardan como recuerdo. Por poner un ejemplo, un montón de fotos de viajes, documentos importantes, vídeos y películas, etc.

Este tipo de ficheros no tienen por qué estar almacenados en el SSD con disponibilidad inmediata, y una posibilidad es la del almacenamiento en la nube, donde no estaríamos gastando espacio de nuestro equipo salvo para aquello que dejásemos descargado.

Precios Google OneMucha gente opta por este tipo de soluciones para evitar gastar espacio de su PC a la vez que garantizan preservar sus datos de forma fiable, pero hay que tener en cuenta que no sale gratis, y estamos discutiendo un asunto en el que el precio lo es todo. En todo caso, para hacerse una idea, estos son los precios de almacenamiento de Google One en julio de 2021:

  • 100GB por 1.99€ al mes o 19.99€ al año.
  • 200GB por 2.99€ al mes o 29.99€ al año.
  • 2TB por 9.99€ al mes o 99.99€ al año.

No son precios ínfimos, pero tampoco son caros, y sin duda son una opción a considerar que le dará cartas al hecho de comprar un SSD barato de 120 GB o 250 GB.

¿Otros sistemas operativos?

El tercer punto que vamos a analizar es el de si usarás otros sistemas operativos o no. Esto depende de qué tipo de usuario seas y de a qué te dediques. Está claro que alguien sin gran experiencia en informática y que solo quiera jugar, ver multimedia o incluso usar aplicaciones profesionales no se va a preocupar de tener otros SO. A su vez, habrá muchos que por curiosidad o por necesidad profesional tendrán varios sistemas instalados en el equipo.

Cómo usar VirtualBox paso a pasoEsto también incluye a quienes vayan a usar máquinas virtuales, aquí se suelen usar cantidades de espacio menores ya que en el caso de una instalación normal tenemos que particionar hasta todo lo que planeamos utilizar, perdiendo todo ese espacio en el otro SO, mientras que una máquina virtual puede tener un disco dinámico en el que solo se quite el espacio real utilizado.

Aún siendo así, con el uso de máquinas virtuales el espacio desaparecerá con rapidez, y hay mucha gente que se dedica a ello tanto en sus estudios como en su trabajo normal. Para un caso así no vayas con 120 GB o 250 GB.

Uso de programas pesados

Seguimos con factores realmente importantes, que tienen que ver con el tipo de usuario que va a tener el SSD. Si eres alguien que va a usar programas pesados, como pueden ser suite de diseño 3D, arquitectura, edición de vídeo… entonces con 120 GB o 250 GB de SSD te acabarás quejando bastante.

Algunos ejemplos serían programas pesados como SolidWorks, o grupos de programas como los de Adobe que, además de pesar bastante de por sí, seguramente requieran un espacio disponible elevado para una memoria caché.

Velocidad de Internet

Cuando nuestra velocidad de internet es buena, entonces nos dará igual tener que estar instalando y desinstalando algunos programas o subiendo y descargando cosas de la nube. Por ejemplo, si eres un jugador esporádico de un juego de 60GB, y tienes 1 Gbps o 600 Mbps de Internet, entonces instalarlo apenas te ocupará unos minutos, y podrás desinstalarlo luego.

Los resultados provienen de nuestro test de velocidad.

En cambio, si tienes una velocidad de conexión baja, cada vez que te acuerdes de ese juego tendrás que esperar un día o dos hasta tenerlo totalmente descargado. Lo mismo ocurrirá si lo que quieres es consultar tus fotos de recuerdo, por ejemplo: esperas innecesariamente largas.

Para este último caso, en el que la velocidad de Internet no ayuda, nos interesará tener una capacidad de almacenamiento más alta, por todos los motivos expuestos.

Uso de un disco mecánico adicional

Otro factor importante a favor de un SSD barato de poca capacidad es tener un disco duro mecánico adicional, ya que si bien son lentos y ruidosos sus capacidades son muy altas a precios muy bajos. Así que alguien que ya tenga en sus manos un disco HDD de 1TB o 2TB y quiera ponerlo en su equipo no necesitará tanto espacio en el SSD ya que podrá usar el mecánico para almacenar juegos, programas pesados, fotos…

Sin embargo, hay varios motivos por los que este punto no es muy bueno:

  • Tener juegos y aplicaciones en el HDD no sale gratis, puesto que los tiempos de carga de esos programas serían bastante más altos, y tendríamos que asumirlo. El sistema operativo seguiría siendo muy fluido, pero este tipo de cosas ya no rendirían tan bien.
  • En el caso de que no tengas aún un HDD pero estés pensándote su compra, seguramente salga más rentable comprar solo un SSD de 1TB. Costará un poco más y tendrás menos capacidad, pero podrás almacenar todo en una unidad muchísimo más rápida.

Así que básicamente este punto solo queda para aquellos que ya tengan el HDD, o que en su defecto necesiten almacenar tal capacidad de archivos que solo estará bien cubierta (a precio asumible) por un disco mecánico.

Conclusiones: todo depende del equipo, pero un SSD barato de 500GB es lo ideal

Con todos los datos de los precios en la mesa y habiendo analizado los motivos para comprar (o no) SSD de 120 GB o 250 GB, podemos empezar a interpretar todo en su conjunto.

Vemos claramente que no tiene sentido comprar un SSD de 120 GB a día de hoy, ya que la diferencia de precio con los 250 GB es absolutamente irrisoria. Pero cuando queremos subir al siguiente peldaño, los 500 GB, las diferencias se empiezan a hacer grandes, y lo mismo ocurre con los SSD de 1 TB.

Por lo tanto, si fuésemos a recomendar una opción de SSD ultra barato de capacidades muy bajas, sería de 250 GB o 240 GB. ¿Y para quién sería una opción así? Pues básicamente para equipos muy baratos, con un presupuesto muy bajo, donde subir el gasto en unos 25 euros represente una cantidad significativa. Por ejemplo un equipo de 300 o 400 euros.

Si hablásemos de un PC más caro, en el que el paso de los 250 GB a los 500 GB no «duela», entonces sería difícilmente justificable, aunque en vista de los apartados anteriores podríamos dar los siguientes motivos:

  • El usuario no va a almacenar juegos pesados, y si tiene algún juego será de bajo peso, como algún título básico de eSports.
  • Tampoco hará almacenamiento masivo de fotos, vídeos, películas, recuerdos, etc. En cambio, lo dejará en la nube, o tendrá un disco duro mecánico aparte para este tipo de cosas.
  • Por supuesto, nada de máquinas virtuales, instalar otros sistemas operativos o usar demasiados programas pesados (suite de productividad de gran peso).

Con todo, siempre es mejor tener una cantidad sobrada de almacenamiento, para estar preparados para el futuro, con lo que concluimos que 250GB pueden ser suficientes, pero a estas alturas son una mala opción salvo que el equipo sea demasiado básico.

Breixo Gómez

Apasionado del Hardware, exigente con la calidad de los productos. Intento aprender lo máximo cada día. No dudes en dejarme cualquier duda o sugerencia en los comentarios ;)
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba