Reviews

Asus ROG Z11 Review en Español (Análisis completo)

El Asus ROG Z11 es uno de los chasis más atrevidos y diferentes que hemos visto en los últimos tiempos. Cuenta con capacidad para placas base ITX en un espacio muy especial pensado para aportar la máxima calidad estética y visual del interior gracias a dos vidrios templados. El sistema de montaje es bastante diferente a lo que estamos acostumbrados, muy divertido para los entusiastas y con un resultado muy satisfactorio. Además, es compatible con refrigeración custom y bloques específicos, pudiendo crear el equipo definitivo. ¿Queréis saber qué tal se en funcionamiento? ¡Comencemos!

Agradecemos a Asus su confianza en nosotros por cedernos este chasis para su análisis

Asus ROG Z11 características técnicas

Asus ROG Z11 Características

Unboxing

El Asus ROG Z11 nos debería llegar en una excelente presentación con diseño ROG en una amplia caja de cartón rígido. El acabado estilo vinilo nos deja ver el chasis a color y funcionando en las dos posiciones de colocación compatibles. No dispone de demasiada información fuera, así que la debemos descubrir en las instrucciones.

Abrimos la caja para encontrarnos con la torre acomodada en dos moldes de corcho de poliestireno expandido y a su vez dentro de una bolsa textil. A esta le acompaña una caja de cartón con los accesorios y una cubierta superior de cartón para mejor aislamiento.

Asus ROG Z11 Review

El bundle vendrá bastante cargadito de accesorios:

  • Chasis Asus ROG Z11
  • Figura de Se7en de plástico
  • Tornillos de montaje varios
  • Presillas de plástico
  • Bracket para PSU SFX
  • Bracket para radiador de 120 mm
  • Adaptador de 90o para depósito de agua
  • Extensión de conexión para PSU
  • Cubierta de iluminación de repuesto
  • Destornillador para montaje

Así que incluso tendremos una figura bastante bien fabricada para colocarla junto a nuestro chasis si nos sobre espacio. El fabricante ha pensado en todo, e incluso nos proporcionar el destornillador con cabeza Philips para efectuar el montaje. No se puede pedir mucho más en este aspecto.

Diseño y construcción

Asus ROG Z11 Review

Si el Strix Helios nos parecía un chasis demasiado grande y pesado para nuestro próximo equipo de alto rendimiento, Asus nos propone algo mucho más ajustado y con increíble estética, el Asus ROG Z11. Su única limitación será prácticamente necesitar una placa ITX, así que será una gran opción para aquellos que pretendan estrenar nueva generación con una placa Intel Z590 como la que utilizaremos en nuestro montaje.

Hemos visto ya varios chasis ITX sumamente originales como por ejemplo el H1 de NZXT o el Thermaltake The Tower 100 Mini, pero este se lleva la palma en construcción y diseño sin ninguna duda. En lugar de un formato en torre vertical, tenemos algo más parecido a las torres ATX habituales, aunque con unas dimensiones de 386 mm de alto y 531 mm de profundidad. Aunque estas dimensiones se pueden intercambiar si optamos por una colocación horizontal o vertical. Su grosor será de solo 194 mm, pero el espacio interior y para cables será mejor que muchos chasis ATX.

Con una estética de pura personalidad ROG, tenemos una perfecta combinación entre elementos en frontal y laterales de aluminio con dos zonas de cristal templado transparente. Estas nos permitirán ver perfectamente el sistema de montaje de placa a 11o, GPU vertical de hasta 320 mm y 3 slots de grosor, y una posible refrigeración líquida custom, especialmente la de Watercool con componentes compactos ideales para este chasis.

Todo estará integrado con el máximo cuidado, proporcionando una excelente modularidad para trabajar de la forma más cómoda posible en el interior. Pero en tan trabajado diseño el mayor escoyo que tendremos los usuarios será la accesibilidad a los puertos de la placa y GPU, ya que se quedarán dentro del chasis. Solamente podremos conectar periféricos si lo abrimos, así que por ello Asus ha integrado un panel frontal con hasta 5 USB y Jack de audio.

Análisis exterior al detalle

Hay muchísimo que contar acerca del aspecto externo del Asus ROG Z11, ya que será diferente todo lo que hayamos visto hasta ahora. Realmente se parece más a un chasis para montajes propios de fabricantes que a uno genérico, especialmente por la forma de instalar los paneles de cada una de las caras.

Empezaremos estudiando la cara lateral izquierda, la cual consistirá en una ventana de cristal templado que cubre íntegramente el área útil. En ella solamente se deja visible la zona que ocupa el hardware principal y la zona de PSU por llevar un elemento de iluminación. El resto la zona estará acabada en color negro opaco para evitar que se ven los bordes del chasis y elementos irrelevantes. Además, tenemos algunas líneas blancas integradas en la zona interna para aportar un estilo moderno y más complejo.

A este precioso acabado no se le verá ni un solo tornillo exterior, pues el sistema de anclaje al chasis consiste en dos fijaciones por encaje en un extremo y dos pestañas atornilladas en el otro. Para acceder a estos tornillos, primero debemos de retirar la cara superior, extrayendo por deslizamiento hacia arriba dicha ventana. Estará reforzada con un marco interno metálico que aporta rigidez y el propio sistema de anclaje.

Pasamos a la parte derecha, que como la mayoría de chasis estará cubierta por una placa que se encarga de tapar todo el sistema de gestión de cableado de nuestro hardware. Pero una vez más destaca frente a sus rivales por ser una preciosa placa de aluminio con acabado cepillado que perfectamente podremos ser una cara principal por su depurada estética.

En ella encontramos múltiples serigrafías en forma de líneas y distintivo ROG, así como una abertura en la parte superior que permitirá una entrada de aire dedicada a la tarjeta gráfica. Esta cuenta con un filtro de polvo interno de grano fino. El sistema de anclaje será igual que el utilizado para el cristal, con dos tornillos en un borde, y pestañas de acoplamiento en el otro.

Asus ROG Z11 Review

El cristal lateral coincidirá perfectamente con el colocado en la zona superior del Asus ROG Z11, que también puede ser la zona frontal si optamos por la colocación vertical. Ambos bordes no se tocan entre ellos para evitar así roturas por accidente. En esta cara se integra el cristal con una carcasa de aluminio 3D en acabado cepillado, donde tendremos una zona de iluminación AURA Sync y el panel I/O.

Pero no es todo, porque también se ha dejado una pequeña región provista de rejilla y filtro de polvo para mejorar el flujo de aire. De nuevo, los marcos del cristal serán opacos para así tapar los elementos internos de fijación. Aunque se puede extraer sin problemas, durante el montaje no estorbará en ningún momento para trabajar en el interior.

Asus ROG Z11 Puertos

El panel de conexiones de la Asus ROG Z11 será sumamente completo:

  • Botón de encendido con LED de actividad
  • Botón de Reset
  • 2x USB 3.2 Gen1 Type-A
  • 2x USB 2.0
  • 1x USB 3.2 Gen2 Type-C
  • Jack de 3,5 mm combo para audio y micrófono
  • Botón de control para el sistema de iluminación

Será especialmente importante en este chasis tener una conectividad tan completa en el panel frontal, ya que como hemos ya anticipado, los puertos traseros van a quedar con muy mal acceso para unidades flash y demás. 5 puertos es más de lo que ofrecen la mayoría de chasis, además con interfaces a 5 Gbps y 10 Gbps. Otro detalle técnico importante será el botón para gestión de la iluminación, que ofrece control de efectos, colores y un modo gestionado por la placa base. Lugo explicaremos este sistema de forma completa.

Damos el salto ahora a la zona frontal (o superior) del chasis, que consistirá en una carcasa de plástico y placa de aluminio para su acabado exterior. En ella se utiliza un diseño mesh que permitirá una perfecta salida de aire, pues en su interior encontramos dos ventiladores de 140 mm preinstalados en modo extracción pensados para una colocación vertical.

Esta carcasa utiliza un sistema de anclaje rápido, compuesto por dos pestañas inferiores y un sistema de garras que se desbloqueará al apretar con los dedos sobre el elemento ubicado en el borde. En su zona interna encontraremos una segunda capa provista de filtro de polvo de grano fino desmontable.

De esta forma, podríamos irnos directamente a la zona contraria del Asus ROG Z11, la cual actuará como parte trasera o base. Es prácticamente igual que la anterior, con exactamente el mismo diseño externo, interno y sistema de anclaje. La diferencia en este caso será que incluye una serie de patas de goma antideslizante que permitirá colocar el chasis verticalmente. En la zona interior encontraremos otro ventilador de 140 mm en modo succión, así como un hueco inferior por donde respirará la fuente de alimentación.

Finalizamos con la zona inferior de este chasis, que proporcionará los apoyos principales a través de dos patas con protecciones de goma antideslizante. Su diseño integral de lado a lado tiene otra función como es la de un agarre para transportar el chasis de una forma más o menos cómoda. En una de las esquinas no pasa desapercibido una abertura sin protección, cuya función es la de pasar los cables USB, vídeo y demás hacia el panel I/O de la placa base.

La zona es suficientemente robusta por estar fabricada en acero y aluminio, dejando libre un gran espacio para la entrada o salida de aire para un radiador de 240 mm o ventiladores que coloquemos. El sistema de anclaje consiste en 4 salientes fijados a presión y un tornillo de seguridad. No es el que aporta más seguridad, así que el transporte debe efectuarse en brazos, agarrando desde abajo el chasis.

Interior y capacidad

Asus ROG Z11 Review

Una vez vistas las características externas del Asus ROG Z11, es el momento de extraer 5 de las 6 carcasas para acceder al interior y trabajar en él. El procedimiento consistirá en retirar las dos caras estrechas para así acceder a los tornillos que fijan las partes laterales. Una vez extraídas, también podremos quitar la base quitando el tornillo de seguridad y tirando sin miedo de ambas patas.

Como en la mayoría de chasis con diseño ATX, encontramos un espacio interior dividido en tres apartados, aunque de una forma bastante especial. El compartimento principal es relativamente estrecho, por el hecho de solamente soportar placas Mini ITX y Mini DTX. Se admiten disipadores de CPU de hasta 130 mm de altura. Para su sujeción se utiliza una placa metálica bastante fuerte y además completamente abierta por la zona trasera, dejando huecos libres en todo su alrededor para pasar cables. La instalación se realiza en un ángulo de 11o respecto a la vertical, luego veréis lo bien que queda.

Llama la atención la gran apertura en la zona derecha, con la mera función de proporcionar un perfecto flujo de aire hacia los ventiladores. Los puertos de la placa base y de la GPU quedarán orientados hacia esta zona, así que debemos de enrutarlos hacia abajo buscando el agujero de salida de la base. En la parte superior del chasis quedará la tarjeta gráfica dedicada, con un hueco que admite hasta 320 mm de longitud y grosor de 60 mm o 3 slots completos. De esta forma la compatibilidad será prácticamente completa para las tarjetas actuales más potentes.

Justo en la parte izquierda del hueco para la placa base quedará un soporte extraíble de chapa que admite un disco duro de 2,5 pulgadas. Bajo ella hay un hueco que nos será útil para esconder cables, aunque si no lo necesitamos para nada, podremos retirarlo y dejar ese espacio libre. Más a la derecha tendremos la cubierta del compartimento de la PSU con una zona de iluminación en donde podremos colocar el logotipo vertical u horizontal con la placa extra incluida como accesorio. Finalmente, la parte inferior está totalmente abierta para colocar ventiladores o radiadores, o en su defecto, un depósito de agua o discos duros con los accesorios incluidos.

Zona trasera amplia para guardar cables

La zona más importante atrás será el compartimento para la fuente de alimentación, que afortunadamente admite formato ATX de hasta 160 mm de longitud. En realidad, admitirá incluso PSU de mayor tamaño, ya que podremos retirar la placa metálica de la parte superior para liberar mucha más zona. De igual forma, se ha incluido un adaptador para PSU SFX y así completa la compatibilidad.

La fuente en este Asus ROG Z11 queda mirando hacia abajo, así que también se ha incluido un adaptador a 90o para conectar mejor el cable de alimentación. La mitad inferior queda libre para que el ventilador pueda meter aire hacia dentro.

El espacio para cables es bastante amplio sobre todo en la mitad inferior, con un grosor máximo de 40 mm. Contaremos con hasta cuatro sistemas de enrutamiento de cables alrededor de la placa, provistos de algunas presillas de velcro para sujetar los cables. Aquí no pasarán desapercibidos la gran cantidad de cables que llegan desde el panel de puertos frontal y el gran controlador de que incluye el chasis, colocado en una posición algo incómoda como ocurre siempre.

La libertad de trabajado en la placa sin desinstalarla con esa gran abertura trasera. En la parte superior veremos ese hueco con filtro de polvo muy importante para la entrada de aire hacia la tarjeta gráfica. Se podrá extraer con total libertad para lavarlo, al ser de plástico. Una buena forma de darle accesibilidad a los puertos de la placa hubiera sido abrir un hueco en el panel lateral, pero Asus ha priorizado la estética.

Capacidad de almacenamiento

El compartimento principal Asus ROG Z11 será escenario para la instalación de discos duros, un elemento que normalmente se relega a la parte trasera para no empeorar la estética. Con este diseño no ha sido posible, y la capacidad se verá muy afectada dependiendo del tipo de refrigeración que instalemos. La capacidad máxima de unidades de almacenamiento será de 4 en caso de optar por formatos de 2,5”, pudiendo instalar solamente una unidad de 3,5”

La primera zona de instalación será la chapa colocada junto a la placa base, la cual como ya hemos visto admite una sola unidad de 2,5”. Será precisamente donde nosotros coloquemos el SSD de nuestro montaje, evaluando así el nivel de comodidad y estética del conjunto.

La segunda zona de instalación será la chapa colocada sobre el marco de ventiladores en la zona inferior. Esta admite, bien una unidad de 3,5” HDD, o dos unidades de 2,5”. Su utilidad estará condicionada por el sistema de refrigeración que coloquemos en esta zona, ya que tendremos que quitarla si vamos a usar un radiador de 240 mm. Existe la posibilidad de instalar una cuarta unidad de 2,5” en el hueco que queda en la parte derecha de la placa.

Capacidad de ventilación y refrigeración líquida

El Asus ROG Z11 contará con una buena capacidad de refrigeración, apta incluso para sistemas custom y hardware de gran potencia. Enumeraremos las zonas de ventilación con el chasis colocado de forma horizontal.

Asus ROG Z11 Ventilación

La capacidad de ventiladores será la siguiente:

  • Trasera: 1x 120 / 1x 140 mm
  • Inferior: 2x 120 mm
  • Frontal: 2x 120 / 2x 140 mm

De esta forma podríamos instalar un máximo de 5 ventiladores, añadiendo así dos más a los que ya vienen preinstalados. Estas tres unidades incluidas serán de 140 mm con control PWM y sin iluminación. El de la zona que consideramos trasera (donde va la PSU) tenemos una unidad en modo succión, mientras que las dos unidades del lado contrario estarán colocadas en modo extracción.

De esta forma se asegura un flujo de aire favorable en las dos posiciones en las que podríamos colocar el chasis. Creemos que es una configuración suficiente la que trae de fábrica para cualquier montaje, así dejaríamos libre la zona inferior para un sistema de refrigeración líquida.

Todas las zonas de entrada o salida de aire estarán protegidas mediante filtros de polvo de grano fino, lo que asegura la limpieza del interior del chasis. Nos ha gustado especialmente la entrada de aire específica para la tarjeta gráfica, demostrando lo bien estudiado que está su diseño.

La capacidad de radiadores será la siguiente:

  • Trasera: 120 / 240 mm
  • Inferior: 120 mm

La distribución del Asus ROG Z11 hace que solamente se admita un radiador de 240 mm como máximo. De hecho, nosotros hemos optado por colocar un AIO Asus ROG Ryuo en la parte inferior para así aprovechar el espacio. Con él se puede ver que es no es posible aspirar a un sistema push and pull (o viceversa), ya que la conexión EPS de CPU y el protector del panel de puertos nos van a estorbar.

Existe otra posibilidad que es la de colocar un radiador de 120 mm, que sí admitiría push and pull en el hueco inferior o bien en la zona trasera. Para ello, cambiaríamos la posición del ventilador de 140 mm a la zona exterior por haber suficiente espacio para él, y colocaríamos el radiador y ventilador el compartimento. Con una fuente de alimentación de 160 mm hay espacio para ello, aunque los cables se van a quedar bastante pegados al radiador.

Todavía existiría la posibilidad de crear un sistema de refrigeración custom en el chasis, con un circuito que uniera GPU y CPU. El sistema más recomendable para ello será el del fabricante Watercool, que cuenta con un depósito bombeo bastante pequeñito que podremos instalar sobre la cubierta de la PSU. Además, cuenta con depósitos que vendrán perfectamente adaptados a las necesidades de este chasis, creando así un impresionante conjunto de refrigeración.

Sistema de iluminación y controlador

Elemento fundamental en este Asus ROG Z11 será el controlador preinstalado, el cual ofrecerán una completa gestión de iluminación, alimentación de ventiladores, e incluso conexión de puertos USB externos.

Este controlador no será tan sencillo como lo que normalmente vemos en otros chasis, aunque no será gestionable desde Amoury Crate por extraño que parezca. Y como una imagen vale más que mil palabras, os dejamos la captura del manual de instrucciones para que veáis cómo se conectan los distintos elementos:

De las dos cabeceras para puertos USB, vemos que una de ellas está enfocada en sistemas AIO de refrigeración líquida del fabricante. Será aquí donde conectemos nuestro Asus ROG Ryuo de 240 mm para gestionarlo desde el software. El controlar actúa como mero puente hacia la placa en este aspecto.

Cuenta con capacidad de 3 cabeceras 5VDG para el sistema de iluminación integrado, el cual consiste en dos zonas. Cuenta con una cabecera que podremos conectar a la placa base para sincronizar todo el sistema con AURA Sync. A esto se le suman 6 cabeceras PWM para control de ventiladores, y una cabecera que podremos conectar nuevamente a la placa base para efectuar la gestión conjunta de ventiladores.

Asus ROG Z11 RGB

Afortunadamente la mayoría de elementos ya vienen preinstalados en el controlador, así que nuestro trabajo como usuarios será solamente enlazarlos con la placa si deseamos, o dejarlos tal cual. Porque gracias a un botón en el panel frontal podremos manejar de forma fácil los efectos RGB del conjunto. El botón cuenta con tres funciones distintas:

  • Mode: tendremos cuatro efectos de iluminación distintos, estático, parpadeante, pulso y arcoíris
  • Color: dejando pulsado por unos 4 segundos, el botón cambiaremos al modo de color en donde poder cambiar los colores del efecto seleccionado. Habrá un total de 9 colores
  • MB: pulsado una vez más, accederemos al modo Mainboard con la que el sistema se sincroniza con la placa. Será ideal si tenemos una palca Asus.
  • Manteniendo durante 6 segundos el botón apagaremos o encenderemos la iluminación.

Instalación y montaje en el Asus ROG Z11

Asus ROG Z11 Montaje

Tras ver toda la parte técnica del Asus ROG Z11, llega el momento de ponerla en práctica efectuando nuestro montaje de prueba. En este caso será un poco distinto al habitual, por lo que no será directamente comparable al resto en temperaturas:

  • Placa base Asus ROG Strix Z590-I Gaming WiFi
  • CPU Intel Core i9-10850K
  • Refrigeración líquida Asus ROG Ryuo de 240 mm
  • 16 GB de RAM DDR4 G-Skill Trident Z NEO 3600 MHz
  • Tarjeta gráfica AMD Radeon Vega 56
  • PSU Antec HGC Gold 750 con cables de serie
  • SSD Samsung 860 QVO 2 TB 2,5 pulgadas SATA

Honestamente esperábamos tener más dificultadas a la hora de efectuar la instalación del hardware, pero ha sido bastante fluida salvo algunos detalles como el enrutamiento de cables. En cualquier caso, hemos comenzado instalando la PSU, que en este caso será un formato ATX estándar de 150 mm. Ésta debemos introducirla por la zona inferior, tras retirar el marco de instalación. Si es modular recomendamos instalar todos los cables que necesitemos, ya que una vez colocada será muy complicado hacerlo.

Nosotros hemos optado por retirar la cubierta superior para poder operar más cómodamente con los cables, aunque en realidad no habría sido necesario hacerlo. Esta chapa la podremos extraer retirando dos tornillos desde la parte exterior. Tras esto, hemos colocado también la placa base ITX con el sistema de refrigeración líquida ya colocado sobre la CPU, anclando éste a continuación en su lugar correspondiente.

No habrá problema para la extracción del soporte en donde colocaremos nuestro SSD. En este caso no podremos instalarlo directamente con él colocado, ya que debemos atornillar la unidad por la parte de abajo. Un sistema de fijación rápido hubiera sido una mejor solución en lugar de uno tan básico como este. También deberíamos de colocar los cables y las conexiones antes de colocar nuevamente la chapa, ya que lugar será complicado trabajar en las inmediaciones.

Los cables que encontramos en el chasis y que requerirán conexión serán los siguientes:

  • Conector USB 3.2 Gen1 (a placa)
  • USB 3.2 Gen2 Type-C (a placa)
  • Conector interno USB 2.0 (a controlador)
  • Conectar USB 2.0 del controlador (a placa)
  • Cabecera de audio de panel frontal (a placa)
  • Cabeceras para el sistema de arranque F_panel (a placa)
  • SATA de alimentación para controlador (PSU)
  • SATA para panel frontal (PSU)
  • Cabecera 5VDG para sincronización de iluminación (opcional a placa)
  • 3x cabeceras 5VDG (2x iluminación 1x panel I/O)
  • 3x Cabeceras de 4 pines PWM para ventiladores (a controlador)

Hay bastantes conexiones ya realizadas, y nuestra tarea solo será conectar la alimentación SATA y las cabeceras USB internas correspondientes. Dado que la placa bases que usamos solamente tiene una cabecera USB 2.0, hemos utilizando la capacidad de controlador para colocar en él los puertos I/O y el sistema de refrigeración.

Resultado final

Con un proceso que ha durado algo más de 45 minutos hemos concluido nuestro montaje en la Asus ROG Z11. Este tipo de trabajos suelen requerir algo más de tiempo por el reducido espacio y sobre todo por ser diferentes a los típicos chasis, necesitando entender bien las opciones que ofrece. El resultado es merecedor de un chasis Premium, con impresionante estética gaming y un compartimento principal muy original y bien empaquetado.

No olvidaros de conectar todos los periféricos y puertos de vídeo antes de cerrar el chasis, ya que los puertos no serán accesibles desde fuera.

Asus ROG Z11 Review

Pruebas de temperatura

Seguidamente efectuaremos un proceso de estrés para el hardware que hemos instalado en el chasis Asus ROG Z11. Para ello hemos utilizado Aida64 para estresar tanto CPU como GPU de forma simultánea durante 3 horas. Estos han sido los resultados obtenidos con HWiNFO:

Asus ROG Z11 Reposo Full Pico
CPU 33 68 78
GPU 24 75 76

Las temperaturas obtenidas en la tarjeta gráfica serán exactamente iguales a las que habitualmente tenemos, demostrando así que el recinto está bien refrigerado y hay bastante flujo de aire entrante y saliente. El procesador también ha entregado cifras similares a las que normalmente tenemos en nuestro banco de pruebas, obviamente algo más elevadas al tratarse un recinto interior.

Palabras finales y conclusión acerca del Asus ROG Z11

Nos hemos hecho un poco de rogar con este chasis debido a pequeños problemas para conseguir una placa base ITX de Asus, pero ha merecido la pena por poder utilizar una Z590 recién salida del horno. Será un gran chasis para montajes de altas prestaciones, compatible con prácticamente cualquier tarjeta gráfica actual.

Su elevada capacidad también nos deja buenas posibilidades para sistemas de refrigeración líquida custom específicos, o ventiladores, incluyendo ya 3 unidades de 140 mm de buen rendimiento. El completo controlador que se ha incluido permite conectar ventiladores, iluminación e incluso USB, algo muy bueno por la limitada capacidad de las placas base ITX.

La única y notable desventaja de este chasis es que no podremos acceder a los puertos de la placa o GPU a menos que lo abramos. En respuesta a esto, dispone de un completo panel I/O con 5 USB y botón para gestión de iluminación. El recinto de la placa queda muy limpio y bien empaquetado, con gran capacidad para cables en la zona trasera y un compartimento de PSU dedicado.

También te recomendamos nuestro artículo sobre los mejores chasis del momento

El aspecto tanto fuera como dentro es inmaculado, pura estética gaming ROG, con paneles de vidrio decorados, dos zonas de iluminación y una gran cantidad de zonas exteriores de aluminio. Además, es posible colocarlo horizontal o vertical según nuestro gusto. ¿Qué posición os parece mejor?

El Asus ROG Z11 estará en venta por un precio de nada menos que 235 euros, siendo uno de los más caros bajo este formato ITX. La calidad de los acabados y funciones está bastante por encima de la media, siendo prácticamente nivel Premium. Si bien es cierto que todavía nos parece un poco caro para su capacidad, por ello, creemos que el máximo partido se le sacará con hardware de gama muy alta y un sistema de refrigeración custom. ¿Es lo que estábamos buscando para tener tu setup definitivo?

VENTAJAS

INCONVENIENTES

+ ESTÉTICA Y CONSTRUCCIÓN PREMIUM

– MALA ACCESIBILIDAD A CONEXIONES DE PLACA Y GPU
+ COLOCACIÓN EN DOS POSICIONES – PRECIO ELEVADO

+ ADMITE REFRIGERACIÓN LÍQUIDA AVANZADA

+ MONTAJE ORIGINAL Y DE INCREÍBLE PRESENCIA

+ CONTROLADOR MUY COMPLETO Y TRES VENTILADORES DE 140 MM

El equipo de profesional review el otorga la medalla de platino:

Última actualización el 2021-11-01

Asus ROG Z11

DISEÑO - 100%
MATERIALES - 98%
GESTIÓN DEL CABLEADO - 95%
PRECIO - 84%

94%

José Antonio Castillo

Graduado en Ingeniería en Tecnologías Industriales. Amante de la informática, el gaming y casi cualquier deporte de motor.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba