Reviews

Thermaltake The Tower 100 Mini Review en español (Análisis completo)

La familia Tower cuenta con el nuevo exponente Thermaltake The Tower 100 Mini, el más pequeño de esta serie que nos propone un refinado diseño de calidad para montajes ITX. Cuenta con tres ventanas de cristal panorámicas, numerosas aberturas de refrigeración con filtros y dos ventilados de 120 mm incluidos. Si quieres ver uno de los mejores chasis ITX del mercado, te invitamos a que sigas hasta el final esta review. ¡Comencemos!

Antes de continuar, agradecemos al Thermaltake su confianza en nosotros por cedernos este chasis para su análisis.

Thermaltake

Thermaltake The Tower 100 Mini características técnicas

Thermaltake The Tower 100 Mini Características

Unboxing

El Thermaltake The Tower 100 Mini utiliza una presentación bastante llamativa gracias a una caja de cartón rígido que presenta un acabado estilo vinilo. No pueden faltar fotos del chasis a color y una completa lista de especificaciones en uno de los laterales.

Tras abrir esta caja nos encontramos con el chasis sujeto entre dos moldes de corcho de poliestireno expandido. A su vez, se encontrará metida dentro de una bolsa de plástico de buena calidad y parece que sin electricidad estática.

Thermaltake The Tower 100 Mini Review

El bundle contará con los siguientes elementos:

  • Chasis Thermaltake The Tower 100 Mini
  • 2x Tapas opcionales de plástico para zona de PSU
  • Presillas para sujetar cables
  • Tornillos para montaje
  • Manual de instrucciones de montaje

Diseño de torre vertical apra placas ITX

Thermaltake The Tower 100 Mini Review

Los usuarios de placas ITX suelen ser cada vez más, y para ellos existen chasis específicos tan bien construidos y bonitos como este Thermaltake The Tower 100 Mini. No será el chasis ITX más pequeño que encontraremos, pero inspirándose en los chasis de la serie Tower de tamaño completo como el impresionante modelo 900, tendremos la mejor visual del interior.

Las medidas que tenemos en él serán de 463 mm de altura, y 266 de lado, tanto en profundidad como anchura. Esto significa que es un chasis totalmente cuadrado con casi el doble de altura, convirtiéndolo en casi simétrico para mejorar así su estética.

Para ello se utiliza un contundente chasis de acero de tipo SPCC de excelente rigidez como hemos podido verificar cuando retiramos absolutamente todas las chapas de los lados. Una de sus ventajas es la completa modularidad del chasis, permitiendo desmontarlo casi por completo, para que de esta forma podamos trabajar de la forma más cómoda posible en el montaje.

Análisis en detalle

Thermaltake The Tower 100 Mini Review

Su diseño exterior pinta realmente bien, y esto lo vemos rápidamente al desfrutar de las amplias vistas del interior mediante el cristal frontal. Este cristal será totalmente transparente para que nada impida ver nuestro hardware incluso sin tener iluminación. El sistema de montaje del mismo es quizás lo más problemático, utilizando un marco metálico acoplado con pestañas a ambos lados y sin utilizar tornillos. Para extraerlo, obligatoriamente tendremos que retirar la carcasa superior.

Exactamente el mismo sistema de montaje utilizan los dos paneles laterales, compuestos por una zona de cristal templado transparente y otra metálica de diseño muy original. La integración de ambos elementos es perfecta, utilizando de nuevo un marco de acero integral.

Thermaltake The Tower 100 Mini Review

La zona mesh cuenta con un filtro de partículas en la zona interior para que la entrada del mismo sea limpia y perfecta. Este filtro estará presente en ambos laterales, siendo desmontable y perfectamente lavable al utilizar elementos plásticos. Creemos que unas bisagras, o un sistema de anclaje rápido a presión como el que utilizan otros modelos como el NZXT H1 hubiera mejorado un poco la accesibilidad de forma rápida.

Thermaltake The Tower 100 Mini Review

Aún no terminamos con estas caras principales, ya que bajo las tapas de cristal contamos con una región con cubiertas metálicas del mismo estilo mesh que permiten la entrada de aire de forma natural hacia el interior. Utilizan el mismo filtro antipolvo como se ve en la imagen, siendo desmontable al igual que cada una de las tapas. A diferencia de las otras, para extraerlas solamente debemos de retirar el tornillo de rosca manual que las mantiene sujetas en cada caso a la zona inferior del chasis.

Thermaltake The Tower 100 Mini Review

Seguidamente nos vamos hacia la zona trasera del Thermaltake The Tower 100 Mini, en donde encontraremos una chapa metálica con una abertura inferior para colocar la fuente de alimentación. En la zona central se ubica un ventilador de 120 mm en modo extracción que tampoco renuncia a otro filtro de polvo, aunque en este caso magnético, de grano medio y desmontable desde el exterior.

Tampoco deben pasar desapercibidas las aberturas en la tapa superior que permiten pasar los cables de conexión para periféricos, pues la orientación de la placa base en el interior hace que todos los puertos se queden mirando hacia arriba. Esta zona utiliza una carcasa de plástico instalada mediante 4 tornillos que necesariamente debemos extraer para acceder al interior.

Thermaltake The Tower 100 Mini Review

Antes de esto, primero deberíamos de extraer la bonita rejilla superior con tan solo apretar levemente hacia abajo, soltando luego para que los anclajes liberen el sistema. En ella no podría faltar otro filtro antipolvo de grano fino. En una de las esquinas encontraremos el panel de puertos I/O con:

  • 1x USB 3.2 Gen2 Type-C
  • 2x USB 3.2 Gen1 Type-A
  • 2x Jacks de 3,5 mm para audio y micrófono
  • Botón de encendido
  • Botón de Reset
  • LEDs indicadores de actividad en disco duro y encendido

Extrayendo la tapa de la zona superior descubriremos que hay un ventilador en modo extracción instalado, y que todos los cables del panel I/O parten de él hacia abajo. Además de los 4 tornillos principales, debemos de retirar un 5º que une el panel de puertos con la carcasa. Aunque los puertos de placa y GPU se quedan bastante adentro, no hay problemas para su uso normal y relativamente cómodo.

Thermaltake The Tower 100 Mini Review

Finalmente, la zona inferior cuenta con cuatro discretos apoyos con patas de goma antideslizante, así como dos zonas para la entrada de aire. La zona lateral coincide con la posición de la tarjeta gráfica, mientras que la de mayor tamaño se encarga de introducir aire hacia la fuente de alimentación. En ambos casos tendremos filtros antipolvo de igual diseño que los vistos hasta ahora. Gran trabajo el de Thermaltake para este chasis hasta ahora, sí señor.

Interior y capacidad

Nos disponemos a acceder al interior del Thermaltake The Tower 100 Mini, así que para ello hemos retirado toda la zona superior, así como las cuatro tapas laterales, quedándose completamente desnudo el chasis.

Thermaltake The Tower 100 Mini Review

A pesar de ser bastante compacto en lo a anchura y profundidad se refiere, tenemos una excelente capacidad interior por el formato utilizado. Soporta solamente placas de tamaño Mini ITX, disipadores de CPU hasta 190 mm de altura, tarjetas gráficas hasta 330 mm de longitud y fuentes de alimentación ATX de 180 mm. El grosor máximo admisible para la tarjeta gráfica será de unos 60 mm, cubriendo así las necesidades de las GPU de gama alta de la nueva generación.

El diseño del interior está bastante bien trabajado, con un posicionamiento vertical hacia arriba de la placa base y una trasera completamente abierta para poder trabajar en el disipador. Previamente debemos de retirar la placa de acero que actúa de marco de instalación para discos duros.

Thermaltake The Tower 100 Mini Review

Alrededor existen varias aberturas para pasar cables desde la zona trasera hacia la placa, por ejemplo, para la conexión ATX o EPS. La abertura principal contará con tapa de goma en color negro para disimular el paso de los cables hacia el compartimento principal. En la zona superior también contamos con aberturas para enrutar los cables del panel I/O por donde más nos convenga.

Pese a ser un chasis con diseño único, contaremos con compartimento específico para fuente de alimentación, además bastante amplio para guardar los cables de forma relativamente discreta. Otra buena noticia es que no serán visibles desde ninguna zona exterior, ya que permanecen escondidos tras las placas metálicas inferiores. Como complemento para la zona izquierda tenemos dos tapas de plástico desmontables, que podremos colocar en caso de utilizar una tarjeta gráfica compacta que no utilice la mitad inferior.

Thermaltake The Tower 100 Mini Review

Finalmente, la zona trasera queda dedicada al enrutamiento de cables, además de tener un ventilador y una zona dedicada a almacenamiento. Echamos en falta sistema de sujeción de cables mediante presillas de velcro, y un buen lugar para su colocación podrían ser las esquinas. En cualquier caso, podremos hacerlo nosotros mismos utilizando las presillas de plástico que se incluyen.

Capacidad de almacenamiento

Tratamos ahora el apartado de almacenamiento en donde contaremos con dos zonas bien diferenciadas para instalar discos duros SATA.

Thermaltake The Tower 100 Mini Review

La primera se sitúa en la zona lateral derecha del receptáculo de la PSU. Aquí encontramos dos brackets metálicos extraíbles que soportan unidades HDD y SSD de 2,5 pulgadas. El diseño de ellos permite efectuar las conexiones, bien por la zona superior con los cables a la vista, o bien abajo, pasando los cables por el hueco inferior. Tanto el cable de alimentación como el conector SATA tendrán longitud suficiente para pasar por detrás y retornar a la placa.

La segunda región se sitúa en la zona trasera de la placa, mediante un amplio marco metálico que soportará hasta dos unidades HDD de 3,5 pulgadas o bien dos unidades SSD/HDD de 2,5”. Este marco será completamente desmontable en caso de que necesitemos trabajar en el disipador con la placa base instalada. Debemos tener en cuenta que para instalar los discos duros de 3,5” necesitaremos retirar el ventilador, ya que no hay espacio suficiente para ambos elementos.

Con solo ampliar un par de centímetros más el chasis en los lados, el problema de coexistencia entre HDD y ventilador se hubiera solventado. Daría también más grosor para tarjetas gráficas. La capacidad máxima entonces será de hasta 4 unidades de 2,5”, o 2 de 2,5” + 2 de 3,5”.

Capacidad de refrigeración

Continuamos ahora con la capacidad de refrigeración del Thermaltake The Tower 100 Mini, la cual será bastante básica y sencilla de explicar.

Thermaltake The Tower 100 Mini Review

Podremos instalar estos ventiladores:

  • Superior: 1x 120 / 1x 140 mm
  • Trasera: 1x 120 / 1x 140 mm
  • Inferior: 1x 120 mm

Los dos espacios principales incluyen ventiladores de 120 mm preinstalados. Estas unidades tendrán una capacidad de 1000 rpm y generan tan solo 16 dB de forma individual. Son unidades de buen rendimiento para mejorar el flujo de salida tanto superior como en la zona trasera.

El flujo de aire natural en esta torre va a ser realmente bueno, ya que se combinan las amplias entradas de la zona inferior y laterales, con la abertura superior provista de ventilación forzada. El hecho de instalar un ventilador sobre la cubierta no mejoraría demasiado este flujo, ocupando además pare del espacio para conexiones en la placa.

En este tipo de diseños es importante atender a la correcta ventilación de la tarjeta gráfica. Aquí no tendremos problemas al incorporarse una rejilla en la zona de succión de aire, que también asegura una correcta entrada incluso si su grosor la dejan pegada a la tapa metálica. La capacidad de disipadores de CPU también es excelente, compatible con los bloques refrigerados por aire más grandes disponibles.

Thermaltake The Tower 100 Mini Review

Un detalle que echamos en falta en este Thermaltake The Tower 100 Mini es un sencillo hub o multiplicador para conectar varios ventiladores a la vez. Parece trivial, pero será interesante para placas ITX de gama media o baja que contarán con apenas una cabecera PWM para conectar ventiladores de chasis.

En cuanto a capacidad de refrigeración líquida solo tenemos:

  • Superior: 120 mm

En teoría, podría existir hueco viable en la zona lateral derecha para radiadores de 240 mm AIO, pero Thermaltake ha decidido no implementarlo seguramente por motivos estéticos. La mejor opción que podíamos implementar aquí será un sistema push-pull de 120 mm para CPU de gama alta.

Instalación y montaje en el Thermaltake The Tower 100 Mini

Thermaltake The Tower 100 Mini Montaje

Llega la hora de efectuar el montaje de hardware en el Thermaltake The Tower 100 Mini, y en este caso hemos utilizado la siguiente configuración:

  • Placa base MSI A320M-A PRO
  • CPU AMD Ryzen 7 2700X
  • Disipador AMD Wraith Prism de stock
  • 16 GB de RAM DDR4 G.Skill Trident Z Royal
  • Tarjeta gráfica AMD Radeon Vega 56
  • PSU Antec HGC Gold 750 con extensiones Cablemod
  • SSD M.2 Silicon Power de 1 TB

Quizás en este caso sería recomendable empezar instalando la placa base en el compartimento principal. Debido a que hay suficiente espacio para instalar cables, efectuaremos una instalación completamente cómoda de ella. En caso de que tengamos disipadores muy grandes, deberíamos de conectar las cabeceras del panel I/O antes de anclar definitivamente la placa.

Por el motivo anterior, y también por necesitar pasar cables desde la base hacia la zona trasera, no instalaremos la tarjeta gráfica hasta el final. La fuente de alimentación debemos introducir la por la parte trasera, retirando previamente el marco de fijación aflojando sus cuatro tornillos.

No hemos tenido problema alguno con las extensiones Cablemod, si bien es cierto que el ventilador trasero reduce bastante el espacio trasero para cables, al igual que ocurrirá si tenemos discos duros de 3,5”. Para hacer espacio hemos necesitado colocar los cables lo más pegados posible a las esquinas, aprovechando el espacio de la cubierta inferior para almacenar los que no necesitamos. Este procedimiento no reviste problema alguno para un posible hardware de gama alta pues consideramos que espacio para ello.

Thermaltake The Tower 100 Mini Review

Los cables que encontramos en el chasis y que requerirán conexión serán los siguientes:

  • Conector USB 3.2 Gen2 Type-C
  • Conector azul USB 3.2 Gen1
  • Cabecera de audio de panel frontal
  • Cabeceras para el sistema de arranque F_panel (conexiones por separado)
  • 2x Cabeceras de 3 pines para ventiladores

Estos cables también podremos enrutarlos por la zona trasera, bien pegados a la esquina para que queden fuera de la vista. No será el método más limpio al pasar por encima de los puertos de la tarjeta gráfica, pero al menos así no quedan visibles en el compartimento principal. En cuanto a longitud, no existirá problema alguno para que estos lleguen a sus correspondientes cabeceras.

Resultado final

El resultado que nos brinda el Thermaltake The Tower 100 Mini será bastante sobrio y elegante. Es un chasis notablemente más amplio que otros de tipo torre como el H1 de NZXT o de SilverStone LD03, con una vista nítida de todo nuestro hardware.

Thermaltake The Tower 100 Mini Review

Pruebas de temperatura

Seguidamente efectuaremos un proceso de estrés para el hardware que hemos instalado en el chasis Thermaltake The Tower 100 Mini. Para ello hemos utilizado los programas Prime95 para la CPU y Furmark para la GPU de forma simultánea durante 3 horas. Estos han sido los resultados obtenidos con HWiNFO:

Thermaltake The Tower 100 Mini Temperaturas Thermaltake The Tower 100 Mini Review

Con una temperatura ambiente de 21oC no hemos tenido problemas de calentamiento excesivo en los componentes. Son medias más o menos habituales en nuestros análisis, verificando que existe un correcto flujo de aire de entrada y salida.

Debido a que utilizamos una placa distinta a la habitual, no hemos introducido las temperaturas de ella. El sensor se sitúa en un lugar que recoge bastante calor del chipset y CPU, elevando las cifras a los 50oC sin ser nada indicativo de la temperatura real del aire en el interior del chasis.

Palabras finales y conclusión acerca del Thermaltake The Tower 100 Mini

Concluimos el análisis de este maravilloso chasis que los propone Thermaltake para montajes ITX. Si lo que buscas es lucir el hardware que tienes por encima de la capacidad de refrigeración es la mejor solución disponible, gracias a sus tres cristales transparentes.

Su limitación más notable será el ser incompatible con radiadores de 240 mm, pues otros rivales incluso más estrechos sí cuentan con este tipo de capacidad. En ambientes muy calurosos quizás echemos un poco en falta más huecos para ventiladores, pero en la mayoría de escenarios estaremos cubiertos al tener dos ventiladores preinstalados.

También te recomendamos nuestro artículo sobre los mejores chasis del momento

El diseño y su modularidad serán sus armas más destacables, pues tenemos una impecable construcción disponibles en color blanco o negro, con medidas muy proporcionales y bastante cristal. Todas y cada una de las chapas mesh tienen filtro de polvo, brindando una amplia entrada de aire sin empeorar su estética.

En él podremos trabajar a la perfección, ya que permite retirar todas y cada una de las chapas laterales. Solamente echamos de menos un sistema algo más sencillo, ya que para extraer los laterales debemos retirar completamente la carcasa superior que está atornillada. Esto dificulta un poco un acceso rápido al hardware.

El Thermaltake The Tower 100 Mini estará disponible por un precio bastante atractivo de 89,99 euros. En este formato es de los más económicos disponibles, y luce realmente bien para montajes de gama alta basados en refrigeración por aire. Con un par de tiras RGB que pongamos en la zona superior o inferior quedaría de película.

VENTAJAS

INCONVENIENTES

+ ESTÉTICA Y CONSTRUCCIÓN

– RETIRADA DE TAPAS LATERALES ALGO TEDIOSA
+ AMPLIA VISUAL DEL INTERIOR – NO ADMITE RADIADORES DE 240 MM

+ TODAS LAS ENTRADAS Y SALIDAS CON FILTROS DE POLVO

+ BUENA CAPACIDAD DE HARDWARE

+ ORIGINAL SISTEMA DE MONTAJE

El equipo de profesional review el otorga la medalla de platino:

Última actualización el 2021-11-10

Thermaltake The Tower 100 Mini

DISEÑO - 93%
MATERIALES - 90%
GESTIÓN DEL CABLEADO - 85%
PRECIO - 92%

90%

José Antonio Castillo

Graduado en Ingeniería en Tecnologías Industriales. Amante de la informática, el gaming y casi cualquier deporte de motor.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba