Tutoriales

Disco duro externo vs NAS: la gran batalla

¿Qué te merece más la pena? No te hagas más esta pregunta porque nosotros te decimos si necesitas un disco duro externo o un NAS dentro.

Para muchos puede parecer una tontería esta comparación, pero para otros muy útil ¿Por qué? Bueno, hablamos de almacenamiento externo, por lo que es fácil que surja esta duda de primeras. Cada sistema tiene sus virtudes y sus defectos, pero el presupuesto aquí puede suponer la clave. Por tanto, veamos si el disco duro externo o el NAS ganan la batalla.

Disco duro externo

Se trata de un disco duro portable que puede venir en dos formatos o tamaños: 2.5 pulgadas y 3.5 pulgadas. Su conexión es USB y es fácil adquirir uno de 1 TB o 2 TB por muy poco dinero. Esa portabilidad nos permite llevar los datos con nosotros, por lo que muchas unidades incorporan sistemas de cifrados en caso de pérdida o sustracción.

El problema está cuando nos vamos a discos duros externos de alta capacidad (más de 4 GB), los cuales son de 3.5 pulgadas: deben estar alimentados de forma externa. Esto es una barrera para la portabilidad porque no dispondremos de enchufe allá donde vayamos.

NAS

Podríamos definir lo que es un NAS de forma coloquial: es una estación de almacenamiento conectada por red a la que se puede acceder de forma local/inalámbrica o remotamente. En esta “estación”, encontramos varios discos duros internos que almacenan datos a los que podemos acceder desde el móvil, tablet, PC o remotamente.

La idea del NAS como estación de almacenamiento, radica en que alberga un número de discos duros determinado. Esto significa que vamos a tener un almacenamiento amplio, pero debemos tener clara qué configuración RAID queremos antes de tener todos los HDDs en marcha.

¿Qué es esto de acceso remoto? Los NAS son fijos, así que esa nula portabilidad provoca que necesitemos algún archivo y estemos fuera de casa. En ese caso, algunos NAS permiten el acceso remoto, como en una nube, pudiendo subir o descargar lo que queramos.

Por último, el NAS es mucho más que un almacén: tiene procesador, memoria RAM y sistema operativo. Por tanto, no es un disco duro externo grande o un grupo de discos duros.

Disco duro externo vs NAS

Definidos los contrincantes de esta batalla, vamos a analizar todos los puntos que nos interesan para saber cuál es mejor opción ¿Quién creéis qué ganará?

Uso de datos

Lo primero que debemos mirar es ¿Cuántas veces uso datos en HDD externo, pendrive, etc? Si tiráis de almacenamiento portable muy pocas veces, no os va a merecer la pena un NAS. Este sistema está pensado para aquellos que necesiten acceder a su información frecuentemente, como para aquellos/as que necesiten mucha capacidad.

En mi opinión, el NAS es un sistema complejo para el usuario medio que no tiene conocimientos informáticos suficientes. No sólo es instalar unos discos duros en bahías y conectarlo a la red, también hay que configurar el RAID.

Por tanto, os recomendaría un disco duro externo para cosas puntuales. Si necesitáis mucha capacidad, los hay de distintas capacidades, no os preocupéis por ello.

Facilidad de uso

Aquí gana el disco duro externo por goleada para los más novatos, ya que tiene un funcionamiento simple: conectamos por USB y ya tenemos acceso a nuestra información. Sin embargo, los NAS son estaciones de almacenamiento que implican cierta dificultad a la hora de su instalación, como a la hora de usarlas.

Sistemas operativos como QTS (el S.O. de QNAP) nos facilita la vida bastante. Es muy intuitivo y con varios golpes de clics, podemos hacer muchas funciones.

Hay que tener en cuenta muchos aspectos: qué buscamos del NAS, qué configuración RAID queremos, qué tipo de NAS nos merece la pena ( sistema operativo, etc.) o qué presupuesto tenemos. Después, habrá que utilizar aplicaciones de terceros para acceder a él remotamente, no es una ftp “y a correr”.

Así que, la facilidad de uso del disco duro externo frente al NAS, hace que el primero gane en este apartado.

Tamaño

disco duro externo nas

Hacemos referencia al tamaño del NAS y al tamaño del disco duro externo, no a su capacidad. Cuidado con los NAS porque ocupan cierto espacio, el cual puede ser demasiado grande para algunos, o liviano para otros. El disco duro externo es un dispositivo pequeño que cabe en cualquier mochila.

Aquí, gana el disco duro externo. Por otro lado, tengo que advertiros de que hay muchos NAS: pequeños, medianos y grandes. Dependiendo del que elijáis, será más grande o más pequeño.

Podríamos decir que el ganador es el disco duro externo porque es un tamaño muy compacto, portátil. Esto nos facilita llevarlo con nosotros a donde queramos.

Portabilidad

Para empezar, la portabilidad del disco duro externo es la mejor porque llevaremos los datos con nosotros a dónde queramos. Es cierto que podemos acceder al NAS remotamente, pero siempre dependeremos de algo: una conexión a internet. Así que, no es que sea el sistema más portable del mundo.

disco duro externo vs nas

Por otro lado, cuidado con los HDDs externos de 3.5 pulgadas porque vemos mermada dicha portabilidad: necesitamos un enchufe. Así que, olvidaros de acceder a esos datos en el césped de la universidad o de un parque.

Dicho esto, con una buena conexión a internetel NAS es una grandísima opción, salvo que la conexión de internet en casa sea mala. En los NAS solemos tener replicados casi todos los datos de los PCs de casa, por lo que tener acceso a ellos es clave.

La conexión remota con los NAS desde fuera, es muy sencilla, ya sea por una pasarela directa que ofrece el fabricante o desde el montaje de una propia VPN.

Expansión

Los discos duros externos tienen una expansión nula: siempre vienen con una capacidad fija. Por el contrario, los NAS se pueden expandir, especialmente cuando queda una ranura vacía. Pensad en el futuro: necesitaremos más capacidad conforme pase el tiempo.

Así se ha probado en la tecnología. Hace 10 años, los discos duros de 1 TB eran una locura; ahora, no sólo es lo más corriente, sino que lo vemos en SSDs. Por tanto, los NAS son los ganadores en este aspecto, todo gracias a sus bahías.

Accesibilidad

Los discos duros externos se conectan vía USB, mientras que los NAS van conectados por red: LAN, Wi-Fi, etc. Si me preguntáis, os diría que los NAS son más accesibles, siempre y cuando estén bien configurados (cosa que no abunda).

El problema que le veo al USB, es que no tengamos suficientes puertos en el equipo, o que tenga un sistema de archivos incompatible con el sistema operativo (NTFS en OS X, por ejemplo). Si necesitamos esos datos en la universidad o en el trabajo, da igual el sistema operativo del PC: accedemos a la nube del NAS y nos descargamos lo que necesitemos.

Todo depende del punto de vista y desde vuestra experiencia. En mi opinión, hay casi un empate, pero los NAS presentan mejor accesibilidad.

Flexibilidad

Tenemos claro que el disco duro externo es un sistema rígido, pero que el NAS es flexible ¿Por qué? Bueno, sería un error pensar que un NAS es una simple estación de almacenamiento porque no deja de ser un ordenador: tiene sistema operativo, memoria RAM, procesador, etc.

De hecho, en algunos NAS se puede extender esa memoria RAM, al igual que ocurre con las bahías y los discos duros. No obstante, el disco duro externo es un sistema rígido: es un pen drive grande. No ofrece esa flexibilidad.

En esta batalla, ganan los NAS.

Precio

El precio es, quizás, el apartado más importante de todos porque de nada nos sirve tener un sistema espectacular, si no podemos pagarlo ¿Verdad?

En los NAS, tenemos que comprar el NAS y, luego, los discos duros que queremos instalar en él. Esto supone un precio alto, aunque todo dependerá del tipo de NAS que necesitéis. Normalmente, el usuario medio no necesita más de 2 TB, por lo que ¿Merece la pena un NAS?

Bajo mi punto de vista, el NAS sólo merecerá la pena por 2 cosas:

  • Hacemos uso de muchos datos, lo que implica requerir mucho almacenamiento (más de 4 TB).
  • Necesitamos acceder a esos datos frecuentemente.

De lo contrario, diría que no necesitáis un NAS porque su precio es elevado.

Por otra parte, tenemos al disco duro externo, un dispositivo barato y fácil de usar. No necesitamos conocimientos informáticos para hacerlo funcionar y es muy barato. Por este motivo, el usuario medio se lanza a un HDD externo.

Veredicto ¿Nas o disco duro Externo?

Con todo lo expuesto, vamos a darnos el veredicto de esta batalla. Al final, no deja de ser una opinión más o menos fundamentada, por lo que no lo toméis como rajatabla.

  • NAS. Ganador para aquellos que necesiten mucha capacidad de almacenamiento y accedan continuamente a esos datos.
  • Disco duro externo. Ganador para el resto de los mortales que no necesiten mucha capacidad, ni tengan conocimientos informáticos avanzados. Basta con enchufar y acceder.

Como veis, son dos soluciones indicadas para públicos diferentes. En mi opinión personal, un NAS requiere de ciertos conocimientos, presupuesto e infraestructura (una buena conexión a internet en casa). Salvo que trabajes con mucha información, recomiendo un disco duro externo que puedes llevarte donde quieras.

Para aquellos/as que digan “ya, pero un HDD externo lo puedes perder“. Sí, es cierto, pero ahí entra en el uso que le deis, como en el cifrado de seguridad que tenga. Deciros que un NAS también puede ser hackeado de forma remota, por lo que recurrimos al dicho de “si quieren tu información, la conseguirán”.

Modelos recomendados como NAS de entrada

A continuación os dejamos algunos NAS de gama de entrada y gama media para cualquier usuario.

QNAP TS-251D

Última actualización el 2020-09-26

QNAP TS-230

QNAP TS-x31K

Última actualización el 2020-09-26

QNAP TS-x53D

Última actualización el 2020-09-26

Espero que os haya sido de ayuda esta información. Si tenéis alguna duda, comentad abajo y os ayudaremos encantados. ¿Con qué sistema os quedáis? ¿Cuál de los 2 usáis? ¿Por qué?

Ángel Aller

La sociedad necesita a la tecnología, y la tecnología a la sociedad. Graduado en Derecho, amante de los videojuegos y geek inconformista. Encantado de tener un hobby en común. Leal a Alt+F4. Alicante.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba