Reviews

Kingston KC2500 Review en Español (Análisis completo)

Ya hace algún tiempo que analizamos el SSD KC2000 de Kingston, y en el día de hoy nos toca conocer a fondo el Kingston KC2500, más concretamente la versión de 1TB. Este SSD en formato M.2 NVMe se perfila como una unidad de alto rendimiento orientada a sobremesa y worksation con valores que incluso superan en rendimiento al KC3000.

Sus credenciales consisten en memorias TLC de 96 capas con una buena durabilidad de hasta 600 TBW, rendimiento de 3500/2900 MB/s en operaciones secuenciales gracias al controlador SMI 2262EN. Si quieres saber todo acerca de esta unidad, te invitamos a quedarte en nuestro análisis, así que ¡empecemos!

Pero antes de empezar, damos nuestro agradecimiento a Kingston por cedernos esta unidad SSD para hacer su análisis.

Kingston KC2500 características técnicas

Kingston KC2500 Características

Unboxing

Esta unidad de almacenamiento sólido Kingston KC2500 nos ha llegado en un pequeño blíster fabricante en cartón y plástico como es habitual en el fabricante. El envoltorio del SSD utiliza un encapsulado de plástico semirrígido de buen grosor para al menos soportar leves aplastamientos y mantener segura la unidad durante el envío.

En el cartón disponemos de información básica de la unidad, con su capacidad y el modelo, así como datos sobre sobre el mantenimiento de la unidad. Lo cierto es que nada especialmente relevante, y para conocer más acerca de él debemos irnos a la página oficial. Junto a la unidad encontramos un pequeño papel de garantía y el código de activación para el software Acronis True Image HD. Estaréis de acuerdo en que no es un unboxing demasiado interesante.

Diseño de SSD Kingston KC2500

Kingston KC2500 Review

Kingston cuenta con un increíble recorrido y experiencia en la fabricación de unidades en estado sólido, y ejemplo de ello es la gran cantidad de variantes disponibles. Entre las más actuales cabe citar su serie KC de gama media/alta con variantes KC2000 como la de rendimiento más discreto dentro de la gama media, llegando a la KC3000, aunque ahora tenemos esta interesante versión KC2500 que incluso supera en rendimiento a la anterior. Por debajo se situaría la serie A, de la cual también hemos analizado el Kingston A2000

El fabricante ya da pistas en la descripción sobre este SSD y para qué está pensado el Kingston KC2500 principalmente, y coincidimos en que irá bien en equipos de sobremesa de alto rendimiento, por ejemplo, gaming, diseño o incluso Workstation debido a su buena vida útil de hasta 600 TBW en esta versión de 1TB. Siempre es bueno mencionar cuáles son sus posibles rivales, entre ellos nos acordamos del Samsung PM981, ADATA XPG SX8200, Corsair MP510 o los nuevos Silicon Power P34A80 y T-Force Cardea Zero Z340, estando todavía un poco por debajo de los Samsung EVO y algunas unidades Corsair y AORUS.

Kingston KC2500 Review

Dicho esto, el Kingston KC2500 no es distinto a otras unidades de almacenamiento M.2, manteniendo el extendido formato de 2280 (80 mm de largo y 22 mm de ancho) comercializándose en tamaños de 256 GB, 512 GB y 1 TB. Su grosor es de 3,5 mm, y al menos en esta versión de 1TB tenemos chips de memoria instalados en ambas caras de la PCB. Esto será importante de cara a la refrigeración de la unidad, ya que lo ideal en este caso sería contar con una placa base con disipadores pasivos integrados.

En cualquier caso, el controlador, que siempre es el elemento que más calor genera, está colocado en la parte superior. Como también es habitual en la marca, se ha colocado una pegatina identificativa en esta cara que si la removemos perderíamos la garantía. En principio no es un gran problema para las temperaturas, pero hemos comprobado que esta unidad bajo estrés ronda los 60oC, así que el uso de disipador es más que recomendado aunque no obligatorio.

Por supuesto el Kingston KC2500 es un SSD perfectamente válido para equipos portátiles, y más ahora que la gran mayoría cuentan con disipadores integrados. Su buen rendimiento y capacidad será baza para los ultrabooks que vengan con unidades más pequeñas y ranura M.2 extra para ampliación. Como datos extras que amplían la información de la unidad, tenemos una resistencia a vibraciones de 2,17G en funcionamiento y una temperatura de funcionamiento óptima de entre 0oC y 70oC, así que incluso sin disipador, el funcionamiento es fiable.

Prestaciones y características

Tras una presentación más o menos similar a la de otras unidades SSD, es el turno de ver en detalle las características y componentes hardware del Kingston KC2500, así como su rendimiento en números.

Kingston KC2500 Review

El elemento principal a estudiar serán las memorias de almacenamiento, y en este caso el fabricante ha instalado sus propios chips Kingston de tipo TLC NAND 3D de 96 capas. Unas memorias que deberían de estar en similares condiciones de rendimiento que las famosas BiCS de Toshiba también de 96 capas. La tecnología TLC es la que manda en los SSD orientados a la calidad/precio, con una durabilidad cercana a las memorias MLC de gama alta, y más fiables y rápidas que las QLC de gama baja

En esta unidad tendremos un total de 8 pastillas TLC, cada una de ellas de 256 GB para utilizar al máximo los 8 canales disponibles en el microcontrolador Silicon Motion SM2262EN que se ha instalado en esta unidad. Este hace uso del protocolo NVMe 1.3 utilizando los 4 carriles PCIe 3.0 disponibles en la interfaz M.2. La versión presente tiene como competidor directo el controlador Phison E12 que será la segunda opción utilizada por muchos otros fabricantes excepto Samsung, que utiliza controladores propios.

Kingston KC2500 Review
Diagrama de bloques de controlador

El controlador ofrece compatibilidad con memoria caché SRAM ECC como la que trae integrada esta unidad, provista de varios chips haciendo un total de 1 GB con ancho de bus de 32 bits. El rendimiento que aporta el fabricante para esta unidad de 1 TB es de 3500 MB/s en lectura secuencia y de 2900 MB/s en escritura secuencial, mientras que en operaciones aleatorias con bloques 4K puede llegar a los 375K IOPS y 300K IOPS en lectura y escritura respectivamente. Luego veremos en las pruebas de rendimiento a ver hasta dónde llega realmente la unidad.

Los SSD de este fabricante suelen tener un punto fuerte en el soporte para encriptación y seguridad, y el Kingston KC2500 no va a ser a excepción. Esta unidad tiene soporte para autocifrado a nivel de hardware con XTS-AES de 256 bits, así como compatibilidad con programas de seguridad externos TCG Opal 2.0, como Symantec, McAfee, WinMagic y otros. Como extra, en todas las unidades SSD se incluye una licencia para el software Acronis True Image HD.

Kingston KC2500 Review

Otras funciones disponibles en el SSD serán las típicas como la función TRIM para optimización de escritura y borrado de las celdas de memoria, telemetría S.M.A.R.T. y opciones de borrado seguro de datos. No podemos olvidarnos nunca de la garantía de la unidad, que se extenderá hasta los 5 años limitada en este caso por 150 TBW para la versión de 256 GB, 300 TBW para 512 GB y 600 TBW para la versión de 1 TB que analizamos. Es una muy buena cifra al nivel de la gama alta, por encima de muchos de sus competidores. Así mismo el tiempo medio entre fallos es de 2.000.000 h, lo normal en estos casos.

Por último, le hemos echado un vistazo al software propio de gestión Kingston SSD Manager, el cual nos aportará una monitorización con bastante detalle acerca de la unidad. En ella veremos parámetros como la temperatura, estado de la unidad y la vida útil, aunque no dispone de información acerca de los Gigabyte escritos en la unidad, parámetro que por ejemplo sí monitoriza CristalDiskInfo.

En él tenemos poquitas opciones de interacción, tan solo la posibilidad de activar o desactivar el protocolo de autenticación de dispositivos de almacenamiento IEEE 1667 y TCG OPAL. Echamos en falta también una opción que nos permite realizar el borrado seguro de la unidad, muy habitual en otros programas.

Equipo de pruebas y benchmarks

Kingston KC2500 Review

Continuamos el análisis con las correspondientes pruebas realizadas al SSD Kingston KC2500 en su versión de 1 TB. Para ello hemos utilizado el siguiente banco de pruebas:

BANCO DE PRUEBAS

Procesador:

Intel Core i9-9900K

Placa Base:

Asus Maximus XI Formula

Memoria:

16 GB DDR4 T-Force Vulkan

Disipador

Corsair H100i Platinum SE

Disco Duro

Kingston KC2500

Tarjeta Gráfica

Gigabyte RTX 2080 Super

Fuente de Alimentación

Cooler Master V850 Gold

Las pruebas a las que hemos sometido este SSD son las siguientes:

  • Crystal Disk Mark
  • AS SSD Benchmark
  • ATTO Disk Benchmark
  • Anvil´s Storage

Todos estos programas están en versiones actuales. Recordad no abusar de estas pruebas en vuestras unidades, ya que el tiempo de vida se reduce al consumir TBW

Kingston KC2500 Benchmark Kingston KC2500 Review Kingston KC2500 Review Kingston KC2500 Review Kingston KC2500 Review Kingston KC2500 Review

En primer lugar, vamos a comentar las cifras obtenidas en el benchmark de CDM, que nos arrojan unos resultados muy ajustados a lo que efectivamente daba el fabricante, clavando casi los 3500 MB/s en lectura secuencial. Pero por el contrario tenemos un rendimiento en escritura bastante discreto y propio de la versión de 256 GB al apenas superar los 1200 MB/s y muy lejos de esos 2900 MB/s que se especifican, debiéndose al tipo de prueba llevada a cabo. El resto de cifras siguen la misma tendencia, y solo en las operaciones aleatorias mantienen el nivel en ambos apartados.

Continuando con Anvil´s, la prueba en escritura secuencial sí que muestra un mejor resultado hasta llegar a los 2400 MB/s, mucho más coherente e invita a pesar que el rendimiento va a depender mucho del tamaño de bloque y el número de operaciones en cola. El rendimiento en operaciones aleatorias también refleja buenas tasas, superando los 330K IOPS en escritura, aunque se queda un poco atrás en lectura con 158K IOPS.

Las cifras de AS SSD son bastante similares a lo visto en el anterior programa, clavando los resultados en operaciones secuenciales. Los resultados de latencia son ligeramente superiores a otros SSD probados, mientras que en IOPS tenemos unos excelentes resultados rozando los 350K IOPS en lectura y escritura.

Finalmente, ATTO Disk nos deja aún más claro cuáles son los puntos fuertes de este SSD, y que residen en tamaños de bloque de entre 32 KB y 1 MB, viendo tasas de hasta 3250/2700 MB/s en lectura y escritura secuencial. Los valores son bastante variables, y esto no termina de gustarnos tanto como en otras unidades en donde se ven unas gráficas más equilibradas.

Temperaturas

A continuación, hemos registrado las temperaturas de la unidad SSD analizada y una captura térmica en el momento de estrés.

Kingston KC2500Idle

Full

Temperaturas oC3760

Kingston KC2500 Review

Para ser un SSD de alto rendimiento, estamos viendo unas temperaturas bastante contenidas a pesar de no haberle puesto disipador. Las máximas se alcanzan en el controlador con unos 60oC, mientras que en la zona de memorias se mantiene en torno a los 50oC que está bastante bien. De todas formas, si podemos utilizar un disipador, mejor que mejor.

Palabras finales y conclusión acerca del Kingston KC2500

Vamos llegando al final de este análisis en donde hemos visto en acción un SSD que nos ha dejado unas excelentes sensaciones en casi todos los aspectos.

Kingston parece no haber mantenido el estatus en su gama al presentarnos un KC2500 que supera en rendimiento al KC3000 con prácticamente el mismo precio. Es una unidad digna de considerarse gama alta, aunque no estamos llegando a las cifras de rendimiento de las unidades Samsung EVO clara referencia en la interfaz PCIe 3.0 x4. Si bien es cierto que los registros oscilan bastante como hemos visto en ATTO, no comportándose tan bien en bloques por encima de 1 MB.

Te recomendamos la lectura de los mejores SSD del mercado

Los componentes utilizados gozan de una buena fiabilidad, tratándose de memorias TLC de 96 capas con unos buenos 600 TBW y 5 años de garantía. Además, el controlador SM2262EN y las características de seguridad añadidas por Kingston lo hace soporta encriptación AES-256 Bit, TCG Opal 2.0 en multitud de programas.

Este SSD es una buena opción para casi cualquier cometido, principalmente equipos de alto rendimiento como Gaming y Workstation, con buenas temperaturas incluso sin disipador. Pero el precio es un poco elevado al situarse alrededor de los 230 euros, incluso por encima de exponentes como el 970 Evo Plus de Samsung ahora en oferta, lo cual no son buenas noticias. Por eso en el momento en que su precio descienda un poco, se perfilará como un gran SSD.

VENTAJAS

INCONVENIENTES

+ RENDIMIENTO POR ENCIMA DE LOS 3400/2400 MB/S

PRECIO ELEVADO
+ INTEGRA CACHÉ SRAM Y AUTOCIFRADO AES-256BIT 

+ BUENAS TEMPERATURAS SIN USAR DISIPADOR

+ 5 AÑOS / 600 TBW

El equipo de Profesional Review le otorga la medalla de oro:

Kingston KC2500

COMPONENTES - 91%
RENDIMIENTO - 88%
PRECIO - 85%
GARANTIA - 92%

89%

José Antonio Castillo

Graduado en Ingeniería en Tecnologías Industriales. Amante de la informática, el gaming y casi cualquier deporte de motor.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba
Cerrar