Tutoriales

Qué es el contraste de una pantalla

Has leído muchas veces el gran contraste que tiene una pantalla, pero no sabes lo que es. Dentro, explicamos qué es el contraste de una pantalla y por qué es tan importante. ¡Comenzamos!

Se trata de una de las características más importantes que ofrece un pantalla en relación con la calidad de imagen. No todo el mundo sabe qué es el contraste, y entendemos que es normal porque tiene cierta peculiaridad. En esta ocasión, vamos a tratar esta cuestión de la forma más sencilla posible ¿Será posible? Todo depende de si vosotros lo habéis entendido o no.

¿Qué es el contraste de una pantalla?

No existe una definición tipo porque es muy complejo de explicar, pero lo vamos a intentar. Se trata de una especie de magnitud que sirve para medir la diferencia entre un píxel blanco y otro negro en el mismo momento. En otras palabras, cómo de blanco es el blanco de la pantalla, o, cómo de negro es el negro de la pantalla.

Si el negro que muestra el panel es muy oscuro, el contraste será alto. También, si el blanco es puro, el contraste será alto. Sin embargo, si el negro es grisáceo, el contraste será bajo. Así que, podríamos decir que el contraste mide la intensidad de los blancos y negros. Cuanto más alto sea el contraste, mayor calidad.

Te recomendamos los mejores monitores del mercado

A menudo, vemos el ratio de 1000:1 en un panel LED ¿Verdad? Sin embargo, no es una especificación brillante, es un buen contraste sin más. A partir de 2000:1 o 3000:1 podemos hablar de un contraste muy bueno o alto. Existen paneles que ofrecen hasta 5000:1, lo cual es una barbaridad y es sinónimo de una calidad de imagen magnífica.

Contraste dinámico

No obstante, podemos ver ratios de contraste mucho más altos ¿Significa qué el panel tiene un contraste súper alto? Normalmente, se trata del contraste dinámico, el cual existe debido a la retroiluminación de los paneles LED. Ésta es un problema porque causa el backlight, es decir, el panel genera una luz de fondo afectando, especialmente, a la precisión de negros intensos.

Para solucionar el backlight, el panel cambia las zonas que se iluminan para ofrecer mayor calidad de imagen. Si el panel no tiene contraste dinámico, simplemente se aumenta o se reduce el brillo de todo el panel. Esto es un problema porque, en escenas oscuras, hay elementos iluminados (una lámpara, por ejemplo). En esas circunstancias, nos interesa que sólo se iluminen las zonas más oscuras del panel.

En mi opinión, es más un parche temporal que una solución. Por este motivo, los paneles OLED ofrecen una calidad de imagen inigualable: cada píxel es independiente y cambia su brillo según las necesidades de la escena.

El contraste dinámico tiene una medida distinta, aunque el formato es el mismo XXX:1. Dicho esto, la cifra del contraste dinámico es mucho más alta, por ejemplo 100.000:1. Lógicamente, cuanto mayor sea esa cifra, mejor.

¿El contraste no tiene nada qué ver con el brillo?

Es cierto que algunos profesionales lo relacionan, pero son aspectos independientes en una pantalla. El brillo está relacionado con la luminosidad. Éste se mide en nits y tiene un marketing muy fuerte detrás, sobre todo por parte de los fabricantes de monitores, ya que fabrica paneles con muchos nits. Esto puede dar la sensación de colores más iluminados, pero tener muchos nits no nos sirve de nada si el contraste es malo.

En las situaciones con iluminación, tener muchos nits interesa, pero las debilidades se ven cuando llegan las escenas oscuras. Ahí es dónde un buen contraste juega un gran papel. Por ello debemos saber elegir un buen monitor, nos esta sorprendiendo mucho empresas como Aorus que está haciendo monitores tope de gama para gaming para quitarse el sombrero.

Por otro lado, la luminosidad es la capacidad que tiene el panel para mostrar los colores de la imagen. Para ello, se utilizan los lúmenes, que es la unidad que mide la cantidad de luz emitida por una bombilla.

Además, encontramos las candelas (cd) que es otra unidad que es usada por el Sistema Internacional de Unidades y mide la intensidad luminosa de una fuente de luz. A diferencia de los lúmenes, las candelas sí que valoran el ángulo de emisión, lo que supone una información más precisa.

De esta manera, vemos que el brillo se mide por candelas por metro cuadrado (Cdm²). Podría decirse que se puede medir también en nits. En la práctica, veréis fabricantes que miden la luminosidad por Cdm² o por nits, siendo la última unidad la que más se usa por su gancho comercial. Si os preguntáis cuál es la luminosidad estándar, deciros que entre 350 Cdm² o 450 Cdm².

Modelos recomendados de monitores con un excelente contraste

Os dejamos una pequeña lista de los mejores monitores del fabricante de moda en periféricos. Aorus esta poniendo las cosas muy difíciles a los gigantes de pantalla:

Última actualización el 2022-01-14

Y nuestros análisis:

Esperamos que os haya sido de ayuda. Si tenéis alguna duda sobre el contraste de una pantalla, comentad más abajo para que os la podamos resolver. ¿Conocíais ya el concepto del contraste? ¿Os ha resuelto algunas dudas este artículo?

Ángel Aller

Graduado en Derecho y Máster de Abogacía. Amante de los videojuegos y geek inconformista. Leal a Alt+F4. Alicante.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba