Tutoriales

Procesador AMD GAMING – Mejores modelos para jugar en 2019

AMD es el mejor procesador gaming este 2019

Seguramente haya leído por activa y por pasiva que comprarte un procesador AMD gaming, es, a día de hoy, la mejor opción posible con los nuevos AMD Ryzen 3000 lanzados a mediados de año. ¿Es realmente una opción mucho mejor que la anterior generación? ¿Ha superado AMD a Intel en este tipo de procesadores?

Todo esto lo veremos en este artículo, así que estate atento para ver todos los detalles acerca de la nueva arquitectura de AMD, ya que avisamos, todo no es perfecto, pero su poder ha sido puesto de manifiesto.

Procesador AMD GAMING

AMD Ryzen 3000: diseñados para multitarea y gaming

Seguramente las palabras que más aparecen en los medios de comunicación de hardware en estos meses sea “AMD Ryzen 3000”. Y es que no solamente se trata de una generación más recién salida del horno, también ha significado un enorme paso delante de Advanced Micro Devices en la pugna que mantiene desde hace más de 30 años con su eterno rival Intel Corporation.

Hasta no hace demasiado, todo usuario que se planteaba actualizar su equipo gaming fijaba su vista en los procesadores Intel. Sobre todo, si tenía un presupuesto sólido, los Intel Core i5, i7 e i9 era de largo la mejor opción. No solo en potencia de procesamiento, sino también en compatibilidad con tarjetas gráficas, periféricos, programas y en general, juegos 3D. Pero ahora las tornas han cambiado, y con la llegada de esta nueva generación de procesadores el rendimiento puro para multitarea y renderizado es bastante superior a las mejores CPU de Intel para equipos de escritorio.

Arquitectura: novedades en casi todos los frentes

Procesador AMD GAMING

En primer lugar, veremos las principales novedades que tenemos en esta nueva arquitectura de AMD con proceso de fabricación de 7nm firmados por TSMC. AMD no solo ha disminuido el tamaño de los transistores que conforman el procesador, sino que ha mejorado prácticamente en todos los aspectos el manejo de instrucciones y operaciones.

La reducción de tamaño hace que en un solo silicio quepan muchos más transistores, además, AMD no ha usado 7 nm para todos los componentes, lo que ha llevado al fabricante a optar por un sistema de montaje basado en chiplets. Los chiplets o complejos CCX como ahora se llaman, son módulos con un número fijo de núcleos instalados en su interior, de hecho, contamos con 8 núcleos y 16 hilos por cada unidad CCX. Estando divididos en bloques de 4 físicos y 8 lógicos, ya que en todos los casos se utiliza la tecnología multicore AMD SMT. Dentro de estos CCX tenemos también incluida la memoria caché L1, L2 y L3. Contamos con una configuración de 32 MB de caché L3 por cada CCX, 16 MB por cada 4 núcleos. La L2 se ha mantenido igual, con 512 KB por cada núcleo, mientras que la caché L1 consta de 32 KB en L1I y L1D.

Pero aún existen elementos construidos en 12 nm como es el PCH (Platform Controller Hub). Aunque este controlador de memoria se ha rediseñado completamente bajo la denominación de Infinity Fabric, capaz de trabajar a 5100 MHz. Estos admiten velocidades DDR4-3200 MHz y una capacidad de hasta 128 GB.

Algo que nos interesa mucho de esta generación es que AMD ha dotado de mucho más poder sus núcleos, con un aumento de entre el 13 y 15% del IPC (instrucciones por ciclo). El rendimiento en los cálculos de enteros también ha mejorado significativamente, ya que ahora el ancho de banda de carga es de 256 bits en lugar de 128 bits soportando instrucciones AVX-25, y se ha añadido un predictor TAGE y una tercera AGU para mejorar la búsqueda de instrucciones y e intercambio de información entre los núcleos.

Finalmente, AMD ha mejorado también su capa de seguridad por hardware, dotando sus Ryzen de inmunidad frente a Meltdown, Spectre V3a, Foreshadow, Lazy FPU, MDWS y Spoiler. Algo que no puede decir Intel incluso con sus CPU de 9ª generación, que necesitan tapar estos agujeros con parches de software y BIOS.

Todavía hay cosas que pulir

Procesador AMD GAMING

Todo no puede ser bueno, y lo cierto es que estas CPU también tienen algunos problemas que a veces se convierten en verdaderos quebraderos de cabeza. AMD no puede negar que es una arquitectura algo verde, y que ha salido a marchas forzadas para dar un mazazo a Intel.

Se han detectado numerosos y recurrentes problemas con la gestión del voltaje y las frecuencias de reloj para todos los procesadores de esta generación. De hecho, uno de los problemas más extendidos es la imposibilidad que tienen estas CPU de llegar a su máxima frecuencia de trabajo.

Las BIOS nacieron bastante verdes, y las actualizaciones no se han hecho esperar. Una de estas actualizaciones de BIOS fue AGESA 1.0.0.3ABB, la cual no fue una solución demasiado efectiva. El día 10 de septiembre se liberó el microcódigo AGESA 1.0.0.3ABBA que en algunos casos sí que se han visto mejoras en esta frecuencia máxima, pero se aumenta de forma casi aleatoria en núcleos libres, dejando los ocupados a una frecuencia más baja.

También ha habido problemas recurrentes con algunas placas base la hora de instalar sobre todo el Ryzen 3900X, que nosotros mismos hemos sufrido, especialmente con la MSI X570 Godlike. Otro de los problemas conocidos y parece que ya subsanado ha sido con el juego Destiny 2, no permitiendo entrar en el juego, y su software Ryzen Master, el cual no detectaba correctamente la actividad de la CPU.

Poco a poco estos problemas se irán solucionando, y esperamos que algún día podamos incluso hacer overclocking en esta CPU, ya que su multiplicador está desbloqueado.

Placas base y chipsets ¿Necesitamos PCIe 4.0?

Junto a estas nuevas CPU, también ha aparecido toda una gama de placas base con el nuevo chipset AMD X570 que pretende ofrecer el máximo rendimiento a esta nueva plataforma.

Procesador AMD GAMINGLa gran novedad de este chipset es que soporta el nuevo bus PCI Express 4.0, el cual doble en velocidad al anterior, con trasferencias de hasta 2000 MB/s en subida y bajada. Y diréis ¿realmente es útil esta actualización? Pues eso depende de lo que queramos instalar en la placa.

Será una actualización importante si queremos comprar las nuevas unidades de almacenamiento M.2 NVMe Gen4, ya que la velocidad que obtenemos es de unos 5000 MB/s en lectura frente a los 3200 MB/s de la anterior generación. Si solo vamos a instalar una tarjeta gráfica dedicada, entonces no será de utilidad al menos día de hoy, ya que con el ancho de banda en PCIe 3.0 tenemos más que de sobra para la actual generación y las resoluciones que se manejan.

En definitiva, casi no vamos a necesitar este estándar, ya que al final los SSD de Gen4 tienen precios bastante elevados, aunque claro, la carga de juegos y programas será más rápida.

¿Es compatible un Ryzen 3000 en una placa X470 y viceversa?

Procesador AMD GAMING

Pues esta es la mejor noticia, y sí, los sistemas hardware son perfectamente compatibles unos con otros. La mayoría de BIOS de placas con chipset X470 ha sido actualizadas para soportar estos procesadores, aunque no todas son capaces de lidiar con los Ryzen 9 3900X y 3950X debido a su potencia. La suerte que tenemos con AMD es que sigue usando el socket PGA AM4 en todos sus procesadores Ryzen y Athlon.

Recomendamos encarecidamente mirar antes el apartado de soporte de la placa en cuestión, para conocer su compatibilidad y la versión de BIOS que tiene. Actualmente hay problemas con el microcódigo AGESA 1.0.0.3ABA para placas X400, apareciendo numerosos bugs y pantallas en negro, por lo que ha sido retirado temporalmente.

En el lado contrario también tenemos buenas noticias, ya que el chipset X570 es perfectamente compatible con los Ryzen 2000 y las APU de 1ª y 2ª generación. Debemos tener en cuenta que son placas más caras, y quizás no merezca mucho la pena actualiza ésta y mantener la CPU, además, los Ryzen 2000 limitarán el bus a PCIe 3.0.

Rendimiento Ryzen 3000 vs Ryzen 2000 vs Intel Core

En este punto merece mucho la pena ver cómo es el rendimiento de los procesadores en distintas generaciones. Así podremos ver si un procesador AMD gaming supera o no al resto de competencia.

Si echamos manos de los últimos resultados que hemos obtenido durante las Review de estos procesadores, vemos que en rendimiento puro existe una notable mejora respecto a la generación anterior. Por ejemplo, comparando el Ryzen 3600X con el 2600X, 3700X con 2700X y así sucesivamente, todos ellos están muy por encima.

Tomemos ahora como referencia el Intel Core i9-9900K, que es el procesador con socket LGA 1151 más potentes del fabricante. Veremos que en casi todos los casos esta CPU es superada por los Ryzen 3700X y 3900X, obviando el 3950X al que aún no hemos tenido acceso. Es cierto que todavía en rendimiento a un núcleo el Intel se mantiene con estadísticas altas, pero el multinúcleo, velocidad de renderizado, y puntuaciones en benchmarks es superado con relativa facilidad.

¿Y qué ocurrirá en los juegos? Pues aquí tenemos bastantes oscilaciones en las gráficas. En todos los casos que vemos se ha utilizado el mismo banco de pruebas, misma placa, discos duro, y por supuesto mista tarjeta gráfica, con una Nvidia RTX 2060 de referencia.

En general vemos unos resultados muy igualados en todas las resoluciones, tanto con procesadores de 6 núcleos como con 8 y hasta 12 núcleos. El 9900K se mantiene muy en forma, igualando o superando a los Ryzen en algunos títulos en concreto. Pero la tónica general es que los AMD barren su competencia en casi todos los casos.

Lo más importante que aprendemos con estas gráficas, es que en gaming un Ryzen va a dar casi los mismos resultados que un Ryzen 9 o un 9900K, y la diferencia de precio de la serie 3000 no es muy grande. Esto se confirma viendo el gran éxito de ventas que está siendo el procesador AMD Ryzen 3600 y el 3600X.

Gráficos integrados Radeon Vega ¿Sirven para Gaming?

Mientras que la mayoría de procesadores Intel tienen gráficos integrados a excepción de las variantes F, los AMD Ryzen no tienen IGP en sus versiones normales. Al menos no la línea principal de escritorio, y tan solo las denominadas APU AMD Ryzen 3000G y 2000G son las que cuentan con ellos. Son dos las variantes que encontramos en la actualidad, el Ryzen 5 3400G/2400G y el Ryzen 3 3200G/2200G.

  • El Ryzen 5 es el procesador más potente, con 4C/8T y gráficos integrados Radeon XR Vega 11. Se trata de un conjunto con 11 núcleos y 704 unidades de sombreado que generan 44 TMUs y 8 ROPs.
  • El Ryzen 3 por su parte, cuenta con 4C/4T con gráficos Radeon Vega 8. El recuento de núcleos baja a 8 y las unidades de sombreado a 512, generando así 32 TMUs y 8 ROPs.

Si tomamos en cuenta por ejemplo una Radeon RX 5700 XT como tarjeta gráfica dedicada, sus cifras se elevan a 2560 núcleos de sombreado, 160 TMUs y 64 ROPs. Cifras muy superiores y que, en resumidas cuentas, hacen que estas APUs no den la talla para ser un procesador AMD Gaming. Veamos las pruebas del Ryzen 5 3400G a resoluciones 1280x720p y 1920x1080p con los gráficos a nivel bajo:

Procesador AMD GAMING

Vemos que los registros se quedan lejos de los mostrados en una GPU dedicada, y jugar a nivel bajo en 720p actualmente no es una opción deseada. Eso sí, estas APU serán una genial opción para equipos multimedia y para juegos tipo puzle o de anteriores generaciones, en donde no tendremos problema alguno de rendimiento.

Disipador de stock con rendimiento más que notable

Procesador AMD GAMING

El siguiente aspecto que merece la pena tocar de un procesador AMD gaming es su capacidad de refrigeración. Y lejos de los disipadores de Intel, AMD sí que nos ofrece bloques de suficiente calidad como para darnos temperaturas bastante buenas incluso bajo procesos de estrés continuado. Los disipadores que montan estas CPU son:

  • Wraith Stealth: es el más pequeño de los tres, un bloque íntegramente de aluminio con un ventilador de 85 mm. Este disipador está disponible para los Ryzen 5 3600/2600 de 6 núcleos.
  • Wraith Spire: esta es una versión más alta que la anterior, por lo que el bloque de aluminio permite mayor disipación de calor. Es el que tienen los Ryzen 5 3600X/2600X y Ryzen 7 2700 de 6 y 8 núcleos.
  • Wraith Prism: el disipador de rendimiento superior. Se trata de un bloque en torre con base de cobre por la que directamente pasan 4 heatpipes y reparte el calor hacia arriba. Su ventilador es de 90 mm y cuenta con iluminación RGB. Lo montan el resto de CPU, Ryzen 3700X/2700X, 3800X, 3900X y 3950X.

Estas son las temperaturas registras en nuestras review con los disipadores de stock en cada caso:

CPUMedia en reposoMedia en estrés
AMD Ryzen 5 3400G          3462
AMD Ryzen 5 36004578
AMD Ryzen 5 3600X4970
AMD Ryzen 5 3700X3745
AMD Ryzen 5 3900X4158

Como vemos, quedan lejos del TjMAX del procesador, su máxima temperatura en la unión de los transistores, por lo que, incluso con fuertes estrés se van a comportar bien. Además, el ventilador es bastante más silencioso que el de los Intel, el cual casi siempre está girando a 3200 RPM para compensar la baja capacidad del disipador.

Capacidad de overclocking

Procesador AMD GAMING

En este punto sí que tenemos como claro ganador a Intel. Tanto los procesadores Ryzen de arquitectura Zen, como los Zen+ y también los Zen 2 tienen una capacidad de overclocking más baja que los Intel. De hecho, todos los procesadores Ryzen tienen su multiplicador desbloqueado, así como los chipsets de sus placas, mientras que Intel solo permite overclocking en sus CPU con el distintivo K.

Las cifras que manejan las CPU del gigante azul son de unos 200 a 300 MHz de forma estable según el procesador y la “lotería del silicio”. Mientras que los Ryzen apenas pueden superar su velocidad en modo turbo máxima. Y ya no hablemos de los Ryzen 3000, los cuales actualmente todavía están teniendo problemas para alcanzar su máxima velocidad admisible con el sistema AMD Boost Precision Overdrive. Así que, ni hablar de overclocking todavía.

Precio: el aliado de AMD

El precio siempre ha sido uno de los grandes reclamos para elegir un procesador AMD gaming. Si comparamos por ejemplo el Intel Core i5 9400F con el AMD Ryzen 5 3600, que son dos procesadores de 6 núcleos, tenemos un precio de 150€ para el primero y 213€ para el segundo, hay un salto. Pero claro, el 3600 de AMD tiene tecnología multihilo SMT así que hablamos de 6C/12T, mientras que el 9400 se queda con 6C/6T. Es más, la compra estará justificada debido a que la CPU de Intel es hasta un 62% inferior en rendimiento en algunos test de Cinebench realizados en nuestra review.

Hay que reconocer que AMD ha elevado sus precios en esta nueva generación, pero ahora un Ryzen 5 2600X lo tenemos por unos 160 euros, y su rendimiento será todavía un poco mejor que el 9400F que hemos comentado, y con sus 12 hilos funcionando perfectamente. Y si hablamos de los dos buques insignia i9-9900K y Ryzen 9 3900X, tenemos una diferencia de 60 euros a favor del 9900K, y el rendimiento puro gana de largo el 3900X, aunque en gaming están bastante igualados.

Pros y contras del procesador AMD gaming

Procesador AMD GAMING

En vista a todo lo que hemos expuesto, parece que quedan claros los puntos a favor y en contra de los procesadores AMD para gaming y otras aplicaciones.

A favor:

  • Desde el punto de vista del usuario, el precio será lo más diferenciador de estos procesadores. Es cierto que no tanto como ocurría antes, ya que Intel ha abajo precios y AMD los ha subido para su nueva generación. Pero si miramos con perspectiva, en los procesadores que tienen preciosas similares, AMD siempre saca un extra de rendimiento, bien por más núcleos e hilos o más IPC en el caso de los Zen 2.
  • Y hablando de IPC, este era un punto en el que AMD flaqueaba con los Zen y Zen+, pero que ha sido prácticamente resuelto en la nueva generación Zen 2. Esto nos brinda núcleos más potentes individualmente y una nueva arquitectura mucho más veloz.
  • Otro punto a favor es el uso del socket AM4 en todos los Ryzen, pudiendo entonces instalar un 3600X en una placa X470 sin mayores problemas. Esto hace que nos ahorremos un buen dinero si pretendemos solo actualizar nuestra CPU.
  • Los disipadores también son mucho mejores que los de Intel de stock, por lo que, al precio de un Intel, debemos de sumarle a buen seguro el de un disipador personalizado.
  • Y una ventaja final no es solo la CPU, sino el buen equipo que haría con las nuevas gráficas RX 5700, las cuales está siendo un éxito de ventas por plantarle cara a las mismísimas Super.
  • Finalmente, una ventaja es también en poder contar con placas base que soporten PCIe 4.0, más que por estos días, por lo que nos puede esperar en un futuro. Ya tenemos SSD Gen 4, por lo que será la única opción disponible para usuarios que piensen comprar estos SSD.

A tener en cuenta:

  • Hablamos de procesadores gaming, por lo que el no incluir gráficos integrados no es una desventaja en sí, aunque efectivamente nos obliga a comprar una tarjeta gráfica dedicada. El aspecto positivo es que tenemos varios modelos de rendimiento muy notable con Radeon Vega integrados. Son las APU más potentes actualmente, a la espera de ver el rendimiento final de los Intel Iris Plus graphics 655.
  • Los Ryzen no solamente son buenos para juegos, sino que su gran cantidad de núcleos y el aumento del IPC los hace ideales para renderizado y tareas de diseño y gran volumen de trabajo.

En contra:

  • Pues también tenemos sombras, y una de ellas son los problemas que tienen los nuevos Ryzen 3000 para llegar a su máxima frecuencia en modo turbo.
  • Es innegable que la plataforma está aún verde, lo que hace que muchos usuarios se lo piensen o que incluso opten por la anterior generación que está a precios sensacionales. Necesitamos más actualizaciones de BIOS, y unas que realmente sirvan y que no empeoren la situación.
  • La última desventaja es que, pese a tener el multiplicador desbloqueado, los Ryzen admiten muy poco overclocking, y ni qué decir de los Zen 2. Pagar el sobrecoste de las nuevas placas X570 no es demasiado atractivo si no pensamos aprovechar el bus PCIe 4.0.

Modelos recomendados de procesador AMD

Sin más, os dejamos con los modelos de procesador AMD gaming que más recomendamos

Rebajas
AMD Ryzen 7 3700X - Procesador con disipador de calor Wraith Prism (32 MB, 8 núcleos, velocidad de 4.4 GHz, 65 W)
  • Especificación de memoria del sistema: 3200MHz; tipo de memoria del sistema: DDR4; canales de memoria: 2
  • Reloj Max Boost: 4.4GHz
  • CMOS: TSMC 7nm FinFET

Última actualización el 2019-10-18

Recomendamos este 3700X por su buena relación rendimiento/precio, y tampoco necesitamos un 3900X bastante más caro para gaming. 8 núcleos y 16 hilos son más que suficientes.

AMD Ryzen 5 3600X - Procesador con ventilador Wraith Spire
  • DT RYZEN 5 3600X 95W AM4 BOX WW PIB SR2a
  • Es de la marca AMD
  • Es de gran calidad

Última actualización el 2019-10-18

AMD Ryzen 5 3600 - Procesador con disipador de calor Wraith Stealth (35 MB, 6 núcleos, velocidad de 4.2 GHz, 65 W)
  • Tdp/tdp predeterminado: 65 w
  • Numero de núcleos de cpu: 6
  • Reloj de aumento máx: 42 ghz
  • Solución térmica: wraith stealth
  • Versión de pci express: pcie 40 x16

Última actualización el 2019-10-18

El 3600X y 3600 son las dos CPU de nueva generación más deseadas y vendidas, ya que tienen un rendimiento sobresaliente en gaming. ahí están los resultados para demostrarlo.

Última actualización el 2019-10-18

Y si tenemos un presupuesto ajustado, todavía podemos optar por otro 6C/12T a precios de escándalo que irán perfectos para gaming.

AMD Ryzen 5 3400G - Procesador con disipador de Calor Wraith Spire (4 MB, 4 núcleos, Velocidad de 4.2 GHz, 65 W)
  • Tdp/tdp predeterminado: 65 w
  • Numero de núcleos de cpu: 4
  • Reloj de aumento máx: 42 ghz
  • Solución térmica: wraith spire
  • Versión de pci express: pcie 30 x8

Última actualización el 2019-10-18

Finalmente colocamos esta APU de nueva generación para aquellos que estén buscado un equipo mutimedia polivalente y con suficiente potencia para el día a día. Sus gráficos Vega 11 rendirán dignamente a 720p y sobre todo en juegos de plataforma y puzles.

Conclusión sobre los procesadores AMD para gaming

Esperamos que este pequeño artículo haya servido para dar un repaso a la actualidad de los procesadores de AMD y ver cuáles son sus principales ventajas de cara a ser usados para gaming.

Y no solo se trata de jugar, estos procesadores con SMT en todas las unidades se hacen ideales para trabajar en la multitarea, para montar equipos de diseño y sobre todo de renderizado. Es más, el propio Ryzen 9 3900X es ya más potente que el AMD Threadripper 2950X que recientemente hemos analizado para redondear esta plataforma.

Ahora os dejamos con algunos artículos relacionados con el tema de procesadores:

Si hay algún procesador AMD que consideres mejor opción que los que aparece aquí, no dudes en escribirnos en la caja de comentarios contándonos por qué es mejor. ¿Qué procesador tienes montado actualmente en tu PC? ¿Lo cambiarias por un AMD?

José Antonio Castillo

Graduado en Ingeniería en Tecnologías Industriales. Amante de la informática, el gaming y casi cualquier deporte de motor.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba