Reviews

Krom Kaiser Review en Español (Análisis completo)

En esta ocasión os presentamos el análisis en profundidad del nuevo Krom Kaiser, el tercer gamepad que la compañía lanza al mercado con compatibilidad para PC, Play Station 3 y 4. Es el mando de mayor coste de la marca, y está diseñado para la competición, con gatillos analógicos y con conectividad USB sin necesidad de software. Incluye detalles como el altavoz integrado, puerto Jack 3,5 para auriculares junto a sus 12 botones más 4 personalizables.

Este Krom Kaiser entra de lleno en un mercado de gama de entrada-media con bastante competencia, pero con unas credenciales más que aceptables y un interesante precio. Veamos a continuación de qué será capaz este gamepad y nuestra experiencia de juego con él.

En primer lugar, agradecer a Krom la cesión de su producto y la confianza en nosotros para realizar este análisis.

Krom Kaiser características técnicas

Krom Kaiser características

Unboxing y diseño

Krom Kaiser Review

Con una caja de cartón flexible impresa en su totalidad por los colores de la marca, negro y naranja, es como se presenta este Krom Kaiser. Tampoco podría faltar una gran imagen a color del mando de juegos que Krom ha diseñado con todo su esmero para que sea capaz de competir con sus rivales y sea del agrado de jugadores profesionales que buscan un equipo sencillo y que haga su trabajo.

Krom Kaiser Review

En la parte trasera de esta caja de pequeñas dimensiones, vemos otras dos fotografías a color del mando junto a información acerca de los distintos controles que tiene, así como sus características principales, aunque la mayoría de ellas en perfecto inglés.

Krom Kaiser Review

Dentro, este Krom Kaiser viene perfectamente acomodado en un molde de plástico flexible al puro estilo de los mouses y los típicos periféricos. Un almacenamiento efectivo y sencillo de abrir y cerrar. Además del gamepad, podemos encontrar el manual de instrucciones para el uso, en donde se nos explica perfectamente cómo podemos hacer funcionar éste mando y cómo configurar sus palancas traseras. El cable para la conexión viene fijado al mando, por lo que no será retirable en ningún momento.

Krom Kaiser Review

En este Krom Kaiser nos encontramos con un mando de buena calidad y un diseño muy ergonómico orientado a ser cómodo en prácticamente todo tipo de manos. Su distribución de controles es similar a los mandos de Xbox, con los botones bastante juntitos para que no necesitemos mover demasiado los dedos de un lugar a otro. Está construido íntegramente en plástico negro de muy buena calidad, y con un diseño rugoso en la zona de agarre para que no se nos escape en el fragor de la batalla.

A igual que ocurre con los gamepad de Xbox, es que el D-Pad Digital está intercambiado con el joystick izquierdo. En cuanto al resto de botones, su posición es la esperada, cuando con los nombres y dibujos modificados a gusto del fabricante frente a las típicas indicaciones de las consolas.

Krom Kaiser Review

Su distribución es bastante compacta en comparación algunos modelos del mercado, y eso se nota cuando observamos sus medidas frente al tamaño de los agarres. El Krom Kaiser mide 154 mm de ancho, de extremo a extremo, 110 mm de alto y 60 mm de grosor. Además, tienen un peso bastante liviano de tan solo 262 gramos, principalmente debido a que no dispone de motores para vibración. Un acierto para muchos y una desventaja para otros tantos, para gustos, colores, como siempre ocurre.

Krom Kaiser Review

Otro aspecto a tener en cuenta de este mando es que el D-Pad digital no es de botones independientes, algo que debe saberse para muchos jugadores que funcionan mejor con botones separados. Con este sistema podremos pulsar las direcciones más rápido, pero a cambio tendremos un menor control frente a pulsaciones muy fuertes o de poca precisión por nuestra parte.

Es posible que para jugadores nobeles se eche de menos una serigrafía más visual en los botones principales, algo como los mandos propios de las consolas. En este caso tenemos indicaciones, pero de color negro y bastante poco visibles. Por supuesto para jugadores consumados no sería problema alguno ya que conocen perfectamente la situación de los controles.

También contamos con un touchpad en la parte superior, como ya tienen la mayoría de mandos profesionales en este ámbito. Su funcionamiento es muy rápido y bastante preciso, al igual que los botones, los cuales son de membrana como los tradicionales.

Otra de las funciones interesantes de este mando, es que cuenta con un altavoz frontal con el que escuchar de forma leve el sonido de los videojuegos, al igual que ocurre con el Dualshock 4. También tenemos un interesante conector Jack de 3,5 mm para conectar unos auriculares alámbricos al mando, y poder escuchar el sonido en muy buena calidad de estéreo. Este puerto no permite la entrada de micrófono, solamente salido de audio.

En la zona central tenemos los dos típicos botones de “options” y “share” y el botón homólogo al de PS4, todos ellos bastante accesibles y distribuidos como en los mandos anteriores de PS.

Tanto las palancas como los gatillos de este Krom Kaiser son analógicos. Tenemos la presencia de los cuatro clásicos botones frontales L y R, con un buen tamaño para L1 y R2 y con un recorrido bastante grande para los gatillos inferiores R2 y L2.

Por parte de las palancas, presentan un borde estriado para un mejor agarre y una hendidura en la parte central para su movimiento con la yema de los dedos. No presentan ningún tipo de oscilación y su control es suave y rápido, como cabía esperar.

Por cierto, en la zona central del frontal tenemos un LED indicador que se encenderá cuando el mando esté en funcionamiento. También ayudará a indicar cuando estamos configurando las palancas inferiores mediante una luz parpadeante.

Krom Kaiser Review

Una de las novedades de este Krom Kaiser es la incorporación de cuatro palancas configurables en su zona inferior. Se sitúan a ambos lados de la zona central, junto a los agarres y tienen un diseño redondeado para poder adaptar perfectamente los dedos a ellas.

Estas palancas serán personalizables mediante los controles de la zona central inferior, que luego veremos su procedimiento en mayor detalle. Con ellas podremos programas las funciones típicas de los otros 8 botones principales y de esta forma hacerlos más accesibles a nuestros gustos como usuarios. Y además esto podremos hacerlo con hasta dos perfiles de configuración diferentes, con el botón “Mode” podremos seleccionar uno u otro.

Ergonomía y uso

En cuanto a nuestra experiencia en su uso, este Krom Kaiser nos ha dejado buenas sensaciones, aunque con algunos matices que es importante comentar.

Krom Kaiser Review

Comenzamos por el peso, y debemos decir que nos será bastante familiar ya que sus 262 gramos se sitúan muy cerca de los 210 que pesa el DualShock. En este caso no tenemos motores para vibración ni tampoco ajuste de pesos, por lo que es bastante genérico, por así decirlo.

El agarre inicial es muy bueno, es un mando de dimensiones contenidas y con una distribución física de botones muy similar a los mandos de Play Station, con el intercambio de palanca y D-Pad propio de una Xbox. Esto nos proporciona unos agarres amplios y largos con acabado rugoso que realmente se agradece mucho, especialmente para largas partidas en donde no podemos soltar el mando y el sudor hace acto de presencia.

Todos los botones se alcanzan perfectamente con los dedos, así como las palancas de control, con un tacto bastante buen y un funcionamiento muy bueno. No hemos notado variación en los ejes de dirección ni nada parecido. Por parte del D-Pad, debemos saber que es un solo bloque que oscila en función de la dirección a pulsar, a pesar de ello, no está para nada duro ni requiere un esfuerzo extra para manejar las direcciones. En nuestra unidad hemos notado que la dirección derecha le cuesta un poco más activarse respecto a las otras direcciones, pero imaginamos que será algo puntual, de lo contrario recurrid a la garantía. Por supuesto será cuestión de gustos, pero muchos estarán acostumbrados a que estas cuatro direcciones estén separadas en botones independientes.

En cuanto a los gatillos frontales, su gran amplitud para los superiores y su amplio recorrido para los inferiores, se hacen cómodos y con un control analógico preciso, respondiendo en todo momento a la posición en donde los tengamos fijados con los dedos. Algo que quizás le sobra es la terminación en plena curva de los botones R1 y L1, ya que pueden provocar pulsaciones accidentales.

Krom Kaiser Review

Lo que resulta más controversial sea la presencia de las palancas inferiores sobre todo porque son cuatro y se pulsan con una facilidad pasmosa, debido a su diseño en forma de curva. Si este mando fuera mío no tendría dudas en desactivar las funciones de ellas hasta acostumbrarme a su manejo, porque se me hace bastante complicado no pulsarlas de forma accidental, siendo necesario fijar bien los dedos corazón al centro del mando para mantener una distancia prudencial entre mis otros dedos y estas palancas. En cualquier caso, con el paso de las horas te acostumbras y al final pueden llegar a ser hasta cómodas.

En cuanto al uso del altavoz y el conector Jack 3,5 mm, debemos decir que son bastante útiles, especialmente el conector, claro. Podremos conectar cualquier auricular con este tipo de puerto y tendremos un buen sonido en estéreo, sin ruido y de buena calidad. En el caso de altavoz, se escuchará bajito para que solo nosotros lo escuchemos, vendrá muy bien para oír las voces de los personajes cuando no tengamos a manos unos cascos.

Conectividad y configuración

En primer lugar, debemos hablar de la compatibilidad con los juegos. Lo hemos probado en PS4 y no hemos tenido problemas de compatibilidad, pero en PC sí que hemos tenido mayores problemas, no siendo detectado por todos los juegos, por ejemplo, DOOM o Far Cry 5. En cambio, en otros como NBA 2K19 no hemos tenido mayores problemas.

Krom Kaiser Review

La conectividad de este mando no guarda demasiados secretos, ya que tendremos una interfaz alámbrica mediante USB y ni siquiera la necesidad de instalar driver alguno. Tenemos un botón en la zona inferior con indicadores “s3” y “s4”, si queremos conectarlo al PC vamos a colocar el botón en la posición “s3” y vamos a conectarlo, si no es detectado, pulsaremos la posición “s4”. De igual forma si estamos en una PS3 o PS4, vamos a colocar ese botón según el modelo y vamos a conectarlo. A continuación, debemos de pulsar el botón PS/Home durante un seguro aproximadamente (el de la zona superior central), la luz se encenderá y el mando estará en funcionamiento.

Para la configuración de las cuatro palancas traseras tendremos que realizar un procedimiento algo más largo. Con el botón “Mode” podremos seleccionar uno de los dos perfiles de configuración que se memorizarán en el mando. A continuación, colocamos el switch superior al modo “program” y así entraremos en el proceso de configuración.

Seguidamente debemos de pulsar el botón central “Set” durante unos segundos, hasta que la luz LED parpadee. En este instante pulsaremos el botón que queremos copiar y seguidamente pulsaremos la palanca a la que queremos copiar la función. Cualquiera de los botones pueden ser mapeados en ellas, y haremos idéntico procedimiento para remapear cada palanca.

Palabras finales y conclusión acerca de Krom Kaiser

Sin duda lo más destacable de este Krom Kaiser es su diseño, que se adapta a prácticamente todas las manos, con una zona de cogida rugosa para que se sujeten bien las manos y una configuración típica de mando de Xbox.

En este aspecto lo único que creemos que es mejorable son las palancas inferiores, se pulsan muy fácilmente de forma accidental y además aporta funciones que ya tenemos disponibles en otros botones del mando, por lo que prescindir de ellas no es algo que sobre. Lo que sí es bastante útil es el conector Jack 3,5 mm para los auriculares, el cual funciona perfectamente tanto en consola como el PC, y también su pequeño altavoz.

Te recomendamos nuestra guía de como montar un PC

Sobre la compatibilidad, tenemos sensaciones opuestas, por un lado, vemos que en consolas funciona bien, sin contratiempos y con todos sus botones de forma correcta. En cambio, en PC, sí que hemos comprobado que Windows 10 lo detecta perfectamente y también Steam, pero a la hora de jugar hay juegos que no lo detectan correctamente. Es por ello que recomendamos este mando para consolas más que para PC.

Este Krom Kaiser lo podremos obtener por un precio recomendado de 49,90 euros, que es un precio medio si consideramos que es un mando de gama de entrada-media con una compatibilidad incompleta en PC. Es posible que la inclusión de un driver por parte de la marca sería muy ventajoso para este mando, pero no disponemos de uno.

VENTAJAS

INCONVENIENTES

+ BUEN AGARRE Y CONSTRUCCIÓN

COMPATIBILIDAD INCOMPLETA CON PC
+ PUERTO PARA AURICULARES Y ALTAVOZ– NO TIENE SOFTWARE DE PERSONALIZACIÓN

+ CUATRO PALANCAS OPCIONALES CONFIGURABLES

LAS PALANCAS SE PULSAN CON DEMASIADA FACILIDAD
+ BUEN FUNCIONAMIENTO EN CONSOLA PS4– NO TIENE SOFTWARE DE PERSONALIZACIÓN

El equipo de Profesional Review le otorga la medalla de plata:

Krom Kaiser

DISEÑO - 75%
PRECISIÓN - 75%
ERGONOMÍA - 70%
PRECIO - 73%
COMPATIBILIDAD - 65%

72%

José Antonio Castillo

Graduado en Ingeniería en Tecnologías Industriales. Amante de la informática, el gaming y casi cualquier deporte de motor.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba
Cerrar