Tutoriales

HUB o concentrador: Qué es, usos en informática y tipos que existen

Seguramente hayas escuchado en alguna ocasión hablar de un dispositivo HUB o Concentrador, cuando se habla de informática, especialmente en el ámbito de las redes. Si algo distinguen los ordenadores y dispositivos informáticos a día de hoy, es su amplia conectividad, especialmente en redes, el uso de LAN internas es una práctica generalizada en empresas de todo tipo e incluso a nivel doméstico.

HUB

Es por eso que merece la pena estudiar un poco más de cerca qué es un HUB o concentrador y que tipos existen, además veremos sus aplicaciones no solo en redes.

Qué es un HUB o concentrador

HUB

Lo primero que debemos hacer es saber qué tipo de dispositivo es un HUB, y para ello la mejor forma de explicarlo es situarnos en el ámbito de las redes informáticas, las redes Ethernet. Y si hablamos de HUB también tendremos que hablar de Switch, ya que es, por así decirlo la versión “inteligente” de él.

Pues un HUB, o más conocido en español como concentrador, es un dispositivo mediante el cual podremos conectar varios aparatos entre sí, para que puedan comunicarse. Hablado en términos de redes, esta apartado es capaz de crear una red de ordenadores conectados entre sí y además con posibilidad de ampliarse mediante otros dispositivos similares.

Si recordamos qué es el modelo OSI y en qué consiste, el HUB Ethernet trabaja en la capa física de este modelo, o en la capa de acceso al medio si hablamos del modelo TCP/IP. Es decir, un Concentrador se encarga de recibir una señal de datos y repetirla para enviarla por sus diferentes puertos. Entonces, básicamente estamos hablando de un repetidor.

El HUB funciona como un punto central de conexión y repite la señal que recibe a tantos puertos como equipos haya conectados en ellos. Luego cada equipo se encargará de identificar su si la información que recibe es útil y le pertenece, o va destinada a otro.

Diferencias entre un Switch y un HUB

Switch

En la actualidad, poco se habla del HUB y mucho más del Switch. Ambos dispositivos son capaces de “repetir” la señal de datos de una fuente hacia los equipos que están conectados a él, pero hay una diferencia importante.

Un HUB no es capaz de distinguir si la información que pasa por él va dirigida a un ordenador u otro. Este dispositivo se limita a recibir la información y repetirla para todos sus puertos, independientemente de lo que haya conectado en ellos. A esto se le llamada broadcast, recibir una y enviar a todos. Un problema que tienen los HUB es la rápida saturación del ancho de banda, debido a la repetición masiva de los datos.

Por su parte, un Switch o Conmutador es la versión inteligente de un HUB, en este caso es un dispositivo que trabaja en la capa de enlace de datos del modelo OSI y es por esto que son los más utilizados en redes actualmente. Físicamente es similar a un HUB, pero en su interior existe un programa informático o firmware que es capaz de entender la información que por él viaja y enviarla solamente al nodo que la necesita. Entonces la ventaja es obvia, el ancho de banda estará mucho más optimizado y seremos capaces de comunicar ordenadores entre sí de forma independiente y sin necesidad de enviar toda la información a todos los puertos.

Por supuesto, un HUB no se puede gestionar, ya que no tiene ningún tipo de software accesible, mientras que un Switch sí que tiene esta posibilidad (no todos), éstos apartados incorporan cortafuegos, QoS, MU-MIMO, etc. Es por esto que son los dispositivos más utilizados a día de hoy para crear redes internas cableadas de alta velocidad y eficiencia.

Otros tipos de HUB en informática

Ahora salimos del ámbito de las redes LAN para hablar de otros tipos de HUB que hay en el mercado. No solamente los tendremos con los típicos RJ45 Ethernet, ya que también existen HUB USB, HUB HDMI, y también lectores multi-tarjetas.

HUB USB

Lo bueno de los HUB es que se pueden fabricar prácticamente para cualquier tipo de conectividad de datos que exista en un ordenador. Es muy común encontrar concentradores USB, que disponen de varios puertos USB para que, con solamente un cable conectado a nuestro ordenador, podamos disponer de varios puertos extra para conectar otros dispositivos en él. Si bien es cierto que estos dispositivos están dotados de cierta inteligencia para optimizar operaciones de transferencia de datos múltiples, pero, en definitiva, son un HUB.

También existen Concentradores con lector de tarjetas SD, éstos irán conectados mediante USB casi siempre y permitirán extender la conectividad de nuestro PC para leer y escribir datos en tarjetas de memorias.

HUB HDMI

Otra aplicación de los HUB es en la conectividad de los monitores. Existen concentradores capaces de duplicar la señal de vídeo a distintas pantallas de forma simultánea, tanto con el puerto HDMI como con DisplayPort. Estos son útiles cuando necesitamos varias pantallas para trabajar o necesitamos que varias personas visualicen una misma imagen, como por ejemplo el famoso VAR del Fútbol.

También hay HUB fuera de la informática

Regleta

Sin nos apartamos del ámbito de la informática, también tenemos la presencia de HUB, si os paráis a pensar, tenéis un HUB bajo vuestros pies. Así es, la regleta de enchufes eléctricos también es un HUB, en este caso eléctrico, el cual permite tomar corriente de un solo enchufe y conectar múltiples dispositivos en él. En este caso también podrá existir saturación en el ancho de banda, pero el resultado será algo más brusco que en un HUB informático, por ejemplo, que se queme un cable.

HUB TV

Otro ejemplo de HUB está en los Concentradores de señal de televisión, esos que se colocan en la instalación para conectar varias televisiones en una misma antena. Si tu casa tiene entradas de antena en todas las habitaciones, es porque existen varios HUB coaxiales repartidos por ahí, en las cajas de registro de electricidad.

Cuándo nos conviene comprar un HUB

Ya hemos visto que hay muchos tipos de HUB, así que el momento de comprar uno será cuando no dispongamos de conectividad suficiente en nuestro ordenador, casa, o televisión para disfrutar de varios puertos en los que conectar nuestros dispositivos.

Si nos referimos al ámbito de las redes, un HUB será interesante cuando queramos montar una pequeña red de dos o tres ordenadores para compartir una impresora, o manejar pequeños volúmenes de datos. Los HUB son mucho más baratos que los Switchs, pero también más lentos, así que no merecen la pena excepto casos de baja demanda. Además, recuerda que tiene un router en tu casa, y tiene la funcionalidad de Switch en sus puertos Ethernet (si los tiene) así que en ese aspecto estás cubierto.

Los HUB USB, HDMI, o DisplayPort serán útiles cuando queramos ampliar la conectividad de nuestro PC, bien porque sea antiguo, o necesitemos más conectores para tarjetas, pantallas o unidades de almacenamiento externos.

Siempre será muy importante mirar las especificaciones del producto para ver que es compatible con los que nosotros pedimos, por ejemplo, que los USB sean 3.0, o que los conectores HDMI soporten altas resoluciones.

Pues bien, con esta información ya tienes una idea de que es un concentrador o HUB, de qué tipos hay en el mercado.

También te va a resultar interesante ésta información:

Esperamos que la información te haya ayudado a entender mejor que es un Conectrador. Si tienes dudas, quieres aportar algo, o conoces otros tipos de dispositivos, escríbenos para ampliar información.

José Antonio Castillo

Graduado en Ingeniería en Tecnologías Industriales. Amante de la informática, el gaming y casi cualquier deporte de motor.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com

Quizás te interese:

Cerrar
Botón volver arriba