Tutoriales

Qué es un procesador ARM y como funciona

En este artículo veremos que es un procesador ARM y la importancia que tiene en el mundo en el que vivimos. ARM es un término que habrás leído muchas veces, especialmente a la hora de comprar un smartphone o una tablet nueva. Este tipo de procesadores son cada vez más usados, por lo que es muy importante comprender bien como funcionan.

Qué es un procesador ARM y cual es la diferencia con el procesador Intel o AMD de mi PC gaming

Qué es un procesador ARM y como funciona

ARM es una empresa y al mismo tiempo, ARM es una arquitectura de procesador que desarrolla y vende dicha empresa. La definición súper técnica de un procesador ARM es una CPU basada en la arquitectura basada en RISC desarrollada por Acorn Computers en la década de 1980 y ahora está desarrollada por Advanced RISC Machines, ARM.

Te recomendamos la lectura de nuestro artículo sobre AMD Ryzen – Los mejores procesadores fabricados por AMD

ARM es una compañía en Inglaterra que desarrolla y diseña una arquitectura de procesador. La abreviatura ARM para el diseño del procesador significa Acorn RISC Machine, y la abreviatura ARM para la compañía que diseña y vende la licencia para usar esa arquitectura significa Advanced RISC Machines. La compañía ARM diseña un método para construir procesadores y compañías como Qualcomm, Apple y Samsung lo licencian para construir sus propios procesadores personalizados. Muchas otras compañías también licencian el diseño ARM. La mayoría de los dispositivos que son pequeños y que funcionan con baterías.

RISC significa computación de conjunto de instrucciones reducido. El procesador Intel o AMD que encontrarás en tu PC es un procesador CISC (computación de conjunto de instrucciones complejas). Los dos tipos diferentes están diseñados para diferentes necesidades. Un procesador RISC está diseñado para ejecutar una cantidad menor de instrucciones (las instrucciones definen qué órdenes pueden enviarse a un procesador mediante un programa) que un procesador CISC. Debido a que pueden hacer menos cosas, pueden tener una frecuencia más alta y realizar más MIPS (millones de instrucciones por segundo) que un procesador CISC.

ARM es el mejor ejemplo de eficiencia energética en procesadores

Cuando reduces el número de instrucciones que puede procesar el procesador, puedes crear un circuito más simple dentro del chip. Un procesador RISC usa menos transistores que, a su vez, usan menos energía. Debido a que los circuitos son simples, se puede usar un tamaño de matriz más pequeño para construir el procesador. El tamaño del matriz es la medida de un chip en la oblea de silicio sobre la que se construye un procesador. Cuando el tamaño del chip es más pequeño, se pueden colocar más componentes con menos cableado en la superficie del procesador. Esto hace que los procesadores ARM sean pequeños y que consuman mucha menos energía.

Qué es un procesador ARM y como funciona

Los procesadores ARM pequeños, rápidos y simples son perfectos para cosas como los teléfonos. Un teléfono no pide a la CPU que procese cosas como datos de colisión 3D, o intente ejecutar cientos de subprocesos en su número limitado de núcleos. El software móvil, tanto el sistema operativo como las aplicaciones que se ejecutan en él, están codificados y optimizados para el conjunto de instrucciones reducido que utiliza el procesador ARM. Pero eso no significa que las CPU ARM no sean poderosas.

La especificación ARM actual permite el diseño de 32 y 64 bits, la virtualización de hardware, la administración avanzada de energía que puede interactuar con el software del usuario y una arquitectura de carga/almacenamiento que es principalmente de ejecución de un solo ciclo y ortogonal.  Todo lo que necesitas saber es que significa que los procesadores ARM también son muy buenos en cosas que no son teléfonos o reproductores multimedia, cosas como supercomputadoras. ARM tiene una excelente relación rendimiento-vatio. El software codificado correctamente puede hacer más por vatio de electricidad utilizada en un chip ARM que en una CPU CISC. Esto facilita el escalado de cosas como servidores y superordenadores cuando se utilizan procesadores ARM.

Puedes obtener la cantidad de potencia de cómputo en bruto necesaria de 24 núcleos de CPU CISC, o puedes obtenerla de cientos de núcleos ARM pequeños y de baja potencia. Los núcleos CISC utilizarán su poder de cómputo para realizar los cálculos necesarios en solo unos pocos núcleos y subprocesos de la CPU, mientras que los núcleos ARM repartirán las tareas en muchos núcleos de baja capacidad y menos complejos. Los núcleos ARM son mucho más altos en número, pero no necesitan más potencia o más espacio que los núcleos CISC. Esto hace que la ampliación, es decir, agregar más potencia de computación al diseño de un procesador, sea más fácil con ARM.

Al final, una sola instancia de un procesador ARM nunca será tan potente como algo como un Intel Core i7 que encontrarías en un PC para juegos. Pero ese Intel Core i7 usa aproximadamente 12 veces más energía, necesita un sistema de enfriamiento activo y nunca encajará en el cuerpo de un teléfono. El procesador ARM, menos complejo, funciona bien cuando el software se escribe para admitirlo directamente, y debido a su conjunto de funciones de bajo consumo y diseño pequeño, es fácil agregar algunos núcleos de alta velocidad de reloj para ejecutar el software avanzado que todos queremos para usar en nuestros teléfonos.

Te recomendamos la lectura sobre procesadores x86 vs ARM

Con esto finaliza nuestro artículo sobre qué es un procesador ARM y como funciona, recuerda que puedes dejar un comentario si tiene alguna duda o alguna sugerencia. También puedes compartir el artículo en las redes sociales para que pueda ayudar a más usuarios que lo necesitan.

Fuente
theinquirervanshardware

Juan Gomar

Soy un apasionado de la tecnología en general pero principalmente de la informática y los videojuegos.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com