Tutoriales

Qué es un DAC y para qué sirve

Si has llegado hasta este artículo es porque quieres conocer que es un DAC y para que sirve. Hoy te enseñaremos todo lo que necesitas saber. Y es que, como mucho sabéis el mundo del audio y la música está lleno de acrónimos y anglicismos, y es uno de estos los que abordaremos en este artículo: ¡El DAC! ¡Comenzamos!

Si eres un amante de la música, pero aun así la escuchas a través de la salida de audio incorporada en tu ordenador, ten en cuenta que, a menos que haya una excepción muy poco probable, la tarjeta de sonido integrada de los dispositivos de electrónica suele ser de muy mala calidad, por lo que vale la pena sustituirla por un DAC dedicado de calidad.

Los altavoces que tenemos en nuestro hogar procesan el sonido analógico. El problema es que las fuentes más modernas (CD, DVD, archivos de audio, etcétera) están en formato digital.

Estos soportes digitales vienen en forma de secuencia de 0 y 1 (a diferencia de los soportes tradicionales de hace unos años: discos de vinilo, casetes o cintas magnéticas) que venían en formato analógico. Entendiendo esto, es necesario convertir la señal digital del archivo de música en una señal analógica antes de que llegue a los altavoces y podamos escucharla sin problemas.

Hace 50 años, no necesitábamos DACs para producir una señal analógica. Los micrófonos dentro de un estudio de grabación capturaban y almacenaban el sonido como señales analógicas, generalmente en forma de cinta de carrete a carrete. La señal analógica se presionaba en ranuras de grabación. Siempre que se quería escuchar una canción, la aguja del tocadiscos interpretaba esos surcos y creaba una señal analógica eléctrica. Finalmente, transmitía la señal a través del preamplificador y, en última instancia, a los altavoces.

Hoy en día, los ingenieros de grabación convierten las señales analógicas en una corriente de bits de números (unos y ceros).  Esa serie de números es una señal de audio digital. Para poder escucharla, es necesario volver a convertirla en una señal analógica.

Por eso necesitamos DACs. Sin ellos, no podríamos disfrutar de la portabilidad y comodidad del audio digital.

¿Qué es un DAC?

Qué es un DAC

DAC es, por lo tanto, el acrónimo de “Digital to Analog Converter”, es decir, un convertidor de digital a analógico: está presente en todos los dispositivos con salida de sonido que utilizan una fuente digital como un CD, un miniDisc, un reproductor mp3 u otro medio.

Para aclararlo aún más, tomemos el caso de los reproductores de CD. Consisten principalmente en 2 partes, la parte del lector que recoge la información fijada en formato digital en el soporte del CD, y la parte de conversión que transforma esta información digital en un flujo analógico.

Esta parte de la conversión es proporcionada por un convertidor integrado en su placa. Todas las fuentes digitales tienen un convertidor integrado, pero a menudo es de muy mala calidad. Esta es la razón por la que los reproductores de CD de alta gama a menudo constan de dos cajas, una exclusivamente para la base del lector (llamada Transport or Drive) y la otra para el convertidor. La ventaja de un DAC dedicado es que toma el relevo del convertidor integrado en la fuente y asegura una mejor conversión para un resultado final optimizado.

El papel del DAC es esencial porque los altavoces y nuestros oídos solo funcionan en “modo analógico” y sin este componente, no es (todavía) posible que escuchemos música en formato digital, así que un intermediario aquí llamado DAC debe hacer la traducción por nosotros.

Si ya has tenido que vivir la experiencia de comunicarte con un extranjero con la ayuda de un intérprete, ya sabes que las habilidades lingüísticas del intérprete son cruciales para asegurar una buena comunicación. En este caso, tu intérprete sería el DAC.

Aunque es una parte muy importante, el DAC sigue siendo una prioridad menor que los altavoces/auriculares: si quieres mejorar la calidad de la música, probablemente obtendrás mejores resultados invirtiendo en ellos en lugar de hacerlo en un DAC. Aunque para que puedan dar todo su potencial, los altavoces también necesitan un DAC muy bueno, ¡así que es una cuestión de equilibrio!

La resolución y frecuencia de muestreo de un DAC

El papel del DAC es, por lo tanto, crucial en la cadena de reconstrucción musical y es importante elegir cuidadosamente el DAC que utilizarás en tu cadena de música.

Cada DAC tiene sus límites en términos de frecuencia de muestreo y resolución: un DAC de nivel básico estará limitado a frecuencias de 16 bits y 44 kHz (el formato CD), mientras que los DAC de nivel medio y alto permitirán reproducir archivos de 88 khz / 96 khz o 192 khz de 24 bits.

¿Qué significan todas estas cifras? Esta es simplemente la frecuencia con la que se graba la música, que no se graba “continuamente” sino cada 0,00001 segundos. Por ejemplo, cuanto menor sea este número, menor será el tiempo entre dos grabaciones y mayor la información musical que habrá, por lo que (teóricamente) mejor será el sonido.

Aunque la frecuencia es un elemento importante a la hora de elegir un DAC, no lo hace todo, ni mucho menos: al igual que hay excelentes cámaras de 5 megapíxeles y muy malas cámaras de 12 megapíxeles, por lo que no deberías basar tu elección solo en este criterio.

La diferencia entre un buen y un mal DAC

Un buen DAC es, en primer lugar, algo que no sea un componente barato, como los que están incorporados en los Smartphones, la tarjeta de sonido integrada de tu ordenador o una tableta (aunque en este nivel, parece que los productos de Apple, LG, HTC no son tan malos).

Un buen DAC reproducirá mejor el espectro sonoro y de una manera más fiel, más definida, se escucharán mejor los detalles, la especialización de los instrumentos y el resultado es una dinámica y una emoción a veces mucho mayor.

Por lo tanto, para elegir correctamente un DAC, es necesario tener en cuenta no solo la frecuencia con la que funciona, sino también, entre otras cosas, sus tipos de entradas:

  • USB: el DAC debe estar conectado a un ordenador, el que reconoce al DAC como una tarjeta de sonido. Este es el modo que se recomienda porque permite alcanzar las más altas resoluciones y permite la alimentación del DAC. Puedes conectar un reproductor de MP3, un disco duro, una memoria USB, por ejemplo, y el DAC procesa los datos de origen internamente en lugar de la pequeña tarjeta de circuito impreso integrada. Es evidente que la calidad de sonido de la señal enviada al amplificador mejorará significativamente, si usamos archivos de buena calidad.
  • Toslink o Coaxial: puede conectarse entre cualquier dispositivo compatible (incluido un ordenador) pero es más restrictivo en términos de suministro de energía y frecuencias de muestreo, con el estándar Toslink limitado a 24/96.

Otro elemento importante a considerar son los DACs asíncronos. Estos tienen su propio reloj interno dedicado y generalmente permiten mejores resultados que los DACs síncronos: para simplificar, es el DAC el que define la duración de un segundo (en modo asíncrono) y no el PC (modo síncrono). Puede parecer algo inútil, pero no lo es porque los relojes de PC son a veces menos precisos debido a los componentes utilizados (en un DAC es la prioridad, en un PC no).

¿Qué DAC elegir al mejor precio?

Obviamente, todo el mundo está buscando el mejor DAC posible al mejor precio. Es difícil de responder a esta pregunta.

Si actualmente estás escuchando música con la salida de sonido (Jack 3.5mm) de tu ordenador (portátil o fijo) iPod o tablet, es muy posible que la inversión en un DAC mejore significativamente la calidad de tu música. Todo depende de lo exigente que seas, si es cierto que en comparación los DACs que llevan los ordenadores, móviles, etcétera, no son de muy buena calidad, pero suficientes para la mayoría de los usuarios.

Hoy en día cualquier placa moderna de ordenador mueve sin problema unos auriculares de alta gama (DT 990 Pro por ejemplo). La mayoría entiende que necesita un DAC porque los nuevos auriculares de estudio que se ha comprado no le irán bien o se escucharan flojos con su placa, pero como comentábamos antes, esto no es al 100% cierto y depende de lo exigente que seas en sonido.

Otra cuestión que hay que tener en cuenta en este mundo de los DACs, es el emparejamiento con ciertos auriculares, no todos los dacs ofrecen mejorías al utilizarlos en conjunto, esto es debido a que algunos DACs modifican las frecuencias de los auriculares, por ejemplo, los Beyerdynamic DT 990 Pro tienen las frecuencias medias/altas algo exageradas, un DAC que combina muy bien es el Fiio E10K, ya que aporta calidez al sonido y contrarresta esa exageración de las frecuencias medias/altas.

Llegados a este punto planteamos dos opciones, si te has propuesto a comprar unos auriculares de alta/media gama, te recomendamos que leas nuestro post sobre auriculares,  tu presupuesto te lo permite y quieres aprovecharlos a tope, si es recomendable la compra de un DAC de calidad. Si vas justo de presupuesto pues mejor que te compres unos auriculares por lo máximo que tengas y en un futuro inviertes en un DAC, antes que comprar uno barato.

De acuerdo con distintos presupuestos, hemos seleccionado para ti estos DACs unánimemente reconocidos por su relación calidad/precio:

  • Con un presupuesto entre 70-90 euros: tenemos el SMSL M3 y el Fiio E10K, unos DACS/AMPS bastante buenos por lo que cuestan, es lo mínimo recomendable si tienes unos auriculares de alta gama.
  • Con un presupuesto de 150-200 euros: entrando en la gama media/alta tenemos al Audio Engine D1 y al SMSL M6, pensados para un usuario exigente.
  • Con un presupuesto de más de 300 euros: el AUNE X1S es uno de los DACS/AMPS más reconocidos en la alta gama, pensado para el usuario audiófilo.

Obviamente, estas opciones son subjetivas y puedes argumentar a favor o en contra de uno de los productos seleccionados indefinidamente, hay muchísimos modelos a parte de estos, lo mejor es que nos dejes un comentario mencionando los auriculares y el presupuesto que tienes, para poder ofrecerte la mejor opción adecuada a ti.

Cómo integrar un DAC en un ordenador

Vamos a ver cómo integrar en pocos pasos un DAC en un ordenador para obtener mejor calidad en el audio que escuchamos.

Materiales necesarios:

  • Un cable digital
  • Un convertidor o DAC
  • Un par de cables de modulación y conectores RCA

Es posible utilizar conectores XLR si el DAC y el amplificador están equipados con estos conectores.

Haciendo la conexión:

  1. Conectar el DAC y encender el ordenador para iniciar sesión como Administrador.
  2. Conectar el DAC a unos auriculares o un amplificador externo mediante cable estéreo o RCA, respectivamente. Desde la parte posterior del DAC, insertar los cables de color correspondientes, y hacer lo mismo con los cables a la entrada de audio desde la parte posterior del amplificador. Conectar el amplificador a un altavoz externo usando cable estéreo.
  3. Instala el CD de instalación del controlador DAC que te tendría que haber proporcionado la unidad de CD-ROM. Sigue las instrucciones en pantalla. Sin embargo, hay muchos otros DACs que no necesitan CD de instalación y se pueden usar de manera inmediata.
  4. Testea el funcionamiento del DAC reproduciendo un archivo de audio.

Si no funciona, dirígete al menú “Herramientas” de la aplicación de audio y selecciona “Opciones” o “Preferencias”. Ve a la pestaña que contiene las preferencias de audio y establece el dispositivo de salida de audio, que en este caso sería el DAC que conectaste. Haz click en “Aceptar”.

Debe quedar claro que un archivo ultra comprimido de baja calidad no se convertirá mágicamente en un archivo soberbio cuando se procesa el DAC.

Por otro lado, un archivo MP3 sin comprimir (256 o 384 kbit/s, por ejemplo), o incluso en formato FLAC, WAV, ALAC o DSD, se transfigurará: el ancho de banda aumentará, el sonido fluirá de forma más natural, la escena sonora se desplegará en el espacio, todo ello sujeto a la utilización de un DAC de buena calidad.

5 buenas razones para elegir un DAC

Por estas 5 razones, los DACs se han convertido en esenciales para sacar el máximo provecho de una biblioteca de música digital, pero también de los servicios de streaming de música.

Explotar el potencial de los archivos de audio digital HD

Los MP3s están en todas partes, pero el proceso de compresión utilizado para este códec es tan destructivo que muchos audiófilos han optado por otros formatos más cualitativos. La finalidad de estos formatos HD es obtener un archivo lo más cercano posible a la grabación original, poder reproducir archivos nativos. Así, el Flac, el WAV y otros archivos han seducido a un gran público, a menudo apasionado, deseoso de consumir la música con respeto y fidelidad a la obra. Para aprovechar al máximo la calidad de estos archivos HD, se necesita un convertidor DAC.

Aprovechar al máximo los servicios de música online

Y sí, los servicios de música en línea están floreciendo a un ritmo frenético, y sería una pena no explotar la calidad de algunas plataformas, como Qobuz en particular. Con sus discos grabados en WAV o Flac, este servicio ha seducido a los amantes de la música que quieren vivir en sintonía con los tiempos. Por lo tanto, sería una pena restringir el rendimiento de audio de estos archivos, enviándolos a través de una interfaz de conversión que solo los degradaría.

Pasar por alto el convertidor integrado en un reproductor de CD

Probablemente, y sin darte cuenta, tengas varios DACs en tu casa. Aquí, tomemos a tu reproductor de CD: para convertir la información digital escrita en un disco, este reproductor utiliza un DAC integrado. Este DAC es uno de los principales elementos que definen el sonido del reproductor. Por lo tanto, si le das una importancia especial a tus discos y el reproductor muestra sus límites, se recomienda encarecidamente la compra de un DAC externo. Este DAC evitará al convertidor incorporado, siempre y cuando el reproductor tenga una salida digital (óptica, coaxial u otra).

Mejorar la calidad de audio de un ordenador (o plataforma musical)

Lo mismo ocurre con un ordenador o una plataforma musical: los convertidores integrados suelen mostrar sus limitaciones cuando se escucha música sin comprimir. Así, un simple convertidor DAC externo puede simplemente transformar el sonido de tu ordenador, asegurando una conversión más cualitativa del flujo digital. Generalmente, las Mac y los PC no tienen salidas coaxiales u ópticas, por lo que tendrás que elegir un DAC con entrada USB.

Disfrutar del sobre muestreo, la resolución nativa y la conectividad

Pero no todos los DAC son idénticos: de hecho, algunos modelos cuentan con convertidores más avanzados que otros. Por lo tanto, a veces encontrarás especificidades bastante interesantes, como el sobremuestreo (el flujo de 44.1kHz/16Bit se remuestrea a 96kHz/24Bits, por ejemplo), o una resolución nativa más alta (por ejemplo, 192kHz en lugar de 96kHz).

La conectividad también es importante. A partir de ahí, tendrás que elegir tu DAC de acuerdo con el uso deseado. Para un PC, una entrada USB es casi obligatoria. Para un reproductor de CD, NAS o amplificador, elige un DAC con una entrada óptica o coaxial.

En términos generales, un convertidor DAC tiende a mejorar la calidad de sonido de un dispositivo al proporcionar una conversión más precisa del flujo digital. Al escuchar audio, esto resulta en una mejora del timbre, la dinámica, la precisión y el volumen de la escena sonora. Tantas contribuciones harán las delicias de los audiófilos y seducirán a los amantes de los bellos sonidos.

Modelos recomendados

Os dejamos un pequeño listado con modelos recomendados. Desde los más baratos a más caros 🙂 ¡Cualquier dudas nos puedes preguntar aquí y en nuestro foro.

Última actualización el 2018-11-13

¿Y tú que piensas del DAC? ¿Crees que vale la pena invertir en uno o te es suficiente con el integrado de ordenador/móvil? ¡Cuéntanos en los comentarios! Agradecemos a nuestro compi YoniGeek del foro su ayuda. ¡Un crack!

Miguel Ángel Navas

Amante de la informática, los smartphones y la tecnología en general. Técnico superior en Administración de sistemas informáticos y redes, y un reviewer sin pelos en la lengua. Cualquier duda o cuestión aquí me tenéis.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
  • Sigfrido El Grande

    Muy buena información tengo unas dudas sobre tener el pc como fuente para los archivos de música sea Mp3, flac y otros pero conectado en la tarjeta madre con una tarjeta de sonido (ejemplo, Sound BlasterX ae-5) por medio de la conexión PCI, con salida a un equipo de audio, un amplificador externo ( ejemplo Marantz o Cambridge Audio); será mejor la entrada digital del amplificador, o podria ser a la entrada RCA o coaxial. Si la entrada del amplificador es digital en este caso utilizaría los dos dac tanto de la tarjeta sonido del pc y la del amplificador externo o funcionaria de otra forma; que hay cuando utiliza una senal 5.1 o 7.1 que sería lo mas optimo en cuanto calidad, para tener un mejor sonido en los parlantes por los cables para conectar. Saludos.