Juegos

Grandes cambios en Nintendo: ¿A dónde quieren ir?

Estamos muy pendientes de la renovación que está llevando a cabo Nintendo al pasarse al desarrollo para smartphones, que empezó con Pokémon GO de la mano de Niantic, y que se materializará en una Nintendo Switch que fusiona la consola de sobremesa y la portátil.
Estos cambios no son menores, pues implican que sus ingresos y esfuerzos en desarrollo hardware y software cambian radicalmente. A continuación lo revisamos.

Para analizar la nueva estrategia de Nintendo asumiremos un hecho con lo que no todo el mundo puede estar de acuerdo. La Switch va a ser la consola de sobremesa que se puede llevar a cualquier sitio, mientras que el segundo dispositivo de desarrollo de Nintendo, antes la consola portátil, es ahora el smartphone. Por tanto, entendemos que el sucesor de la New 3DS a falta de que Nintendo deje de darle soporte cuando la Switch eche el vuelo en ventas, es el smartphone y tablet (de momento iOS). En cambio, la Switch es la consola potente que recibe juegos maduros y puede cobrarlos como tal.

Pokemon GO, la primera apuesta seria en smartphones de Nintendo

La apuesta móvil

Considerar el sector móvil como el sucesor de la “segunda consola” no significa que todos los juegos antes desarrollados para ésta vayan ahora a dirigirse a los smartphones y sus variantes. Ello se debe a la gran diferencia entre ser creador, propietario y vendedor de un hardware (la consola) y software (el SO y las herramientas para desarrollar en él) o no serlo. Pasarse al sector del smartphone implica que ya no lo eres. Ya no diseñas tu propio hardware ni escribes tu propio software.

Las complicaciones

La implicación económica es que no cobras al usuario al adquirir la consola ni al desarrollador al sacar un juego en ella. En cuanto a hardware, ya no le das forma al dispositivo , y no puedes controlar la experiencia entre manos (cuántas pantallas, qué potencia de proceso tiene, cuánta batería, qué botones y dónde están…). Lo mismo ocurre en el software: las herramientas de desarrollo ya no son tuyas y debes ceñirte a un hardware que no has hecho. Esto limita tu creatividad y puede tener una pega: cuando desarrollas software que debe correr en muchos dispositivos y diversos sistemas operativos y versiones, aparecen problemas.

TE RECOMENDAMOS
Xbox One X y Super Mario Odyssey arrasan en los Gamescom Awards 2017

El lado bueno

Las mismas implicaciones, sin embargo, deben también verse desde otro punto de vista. La gran masa ya no considera que comprar una consola portátil de unos 100-200€ con juegos que rondan los 30-40€ sale a cuenta cuando pueden comprar juegos que proporcionan una experiencia similar o suficiente a precio gratuito o de una media de 5€ en los dispositivos que ya usan para otras funciones, como ver vídeos y chatear. Y, cuando quieran jugar en serio, tienen la consola de sobremesa.

No hacer tu propio hardware y software también elimina muchos dolores de cabeza. Al lanzar un producto todo debe tener una forma final que no puedes cambiar más adelante, pues los clientes que compren la consola y los primeros juegos deben saber que serán compatibles con los que se venderán más adelante. Si tu producto no funciona todo lo bien que debería, les ocasionas un buen problema a los usuarios y desarrolladores. Si de eso se encarga otra marca como Apple o Samsung y tú haces juegos para ellos, si te aseguras que funcionen bien es problema de los dispositivos ser lo suficientemente capaces. Quizás por eso, en el caso de Super Mario Run, han decidido sólo apuntar a iOS para asegurar el tiro y tal vez cuando esté muy maduro lanzarlo en Android.

Consola y base de Nintendo Switch

Nueva consola: Nintendo Switch

Por suerte para todos, Nintendo no abandona la creación de consolas: hace una apuesta todo o nada en la Switch. La tecnología Pascal de Nvidia le permite introducir gran potencia con un consumo suficientemente reducido para correr en modo portátil. La consola, sin embargo, está concibida como una sobremesa que puede llevarse. Cuando se conecta a la base dispondrá de alimentación y refrigeración activa suficiente para subir de revoluciones.

TE RECOMENDAMOS
Destiny 2 ya es compatible con los procesadores AMD Phenom II

Te recomendamos que leas el análisis del tráiler de presentación de Nintendo Switch

 Esta apuesta aporta algo diferente al aunar diversos tipos de consola. Sobremesa, portátil y tablet, podremos jugar en todas partes sin sacrificar la experiencia.

Con un solo dispositivo principal, solo hay un software y online que mantener y no hay que sacar versiones secundarias de juegos para la consola portátil. La alianza con Nvidia permite que éstos le proporcionen un hardware muy unido con un software fácil de usar para las desarrolladoras que ya trabajan con otras plataformas. Y, al ser un sobremesa portable, los precios de juegos seguramente rondarán los 60-70€.

Parece que Nintendo va a usar los smartphones como plataforma de entrada para suscitar interés en su nueva consola. Esta apuesta, que reduce las consolas caras que tiene en el mercado a una, deja el futuro de la compañía en manos del éxito de la Switch. Veremos qué les depara y si la sobremesa de Nintendo vuelve a estar golpeando en primera línea.

¿Estás de acuerdo con nuestra lectura del plan de Nintendo? ¿Crees que les saldrá bien la jugada?

Xavier Gisbert Beguer

Ingeniero Electrónico industrial, me apasiona la tecnología y cómo la podemos usar al servicio de las personas.
Creo que entendimos mal el aprendizaje: hay momentos para estudiar, y hay que morir aprendiendo.

Seguro que te interesa:

Close