Configuración PC Silencioso

¿Buscas una configuración de PC silencioso? Hemos investigado muy a fondo para conseguir la mejor elección de piezas posible que facilite una sonoridad mínima, perfecta para personas que tengan que trabajar en entornos donde el ruido sea intolerable, ya sea por motivos profesionales o incluso para tener en la habitación 24/7 sin preocuparse por el ruido al dormir.

Configuración PC Silencioso

Nuestra propuesta de PC silencioso

Modelo Precio
Caja Cooler Master Silencio S600 135,02 EUR Comprar en Amazon
Procesador Configuración PC Opción CPU Intel
Intel Core i5-13400 (6 núcleos P Core + 4 núcleos E Core CON gráfica integrada) 238,24 EUR Comprar en Amazon
Placa base Configuración PC Opción CPU Intel
ASUS Prime B760M-A Wifi DDR4 148,31 EUR Comprar en Amazon
Procesador Configuración PC opción CPU AMD Ryzen
AMD Ryzen 5 5600G (6 núcleos CON gráfica integrada) 140,00 EUR Comprar en Amazon
Placa base Configuración PC opción CPU AMD Ryzen
MSI B550M Pro-VDH WiFi 98,99 EUR Comprar en Amazon
Memoria RAM DDR4 16GB – 2x8GB 3600MHz 55,99 EUR Comprar en Amazon
Disipador CPU Noctua NH-D15s 99,90 EUR Comprar en Amazon
Tarjeta gráfica
Opcional. Leer artículo
SSD Samsung 980 1TB 91,15 EUR Comprar en Amazon
Fuente de alimentación Be Quiet! Straight Power 11 Platinum 650W

Máximo silencio certificado por Cybenetics

Precio no disponible Comprar en Amazon

Última actualización el 2024-05-19

En este caso, planteamos la opción AMD como la «opción barata» con gráficos integrados decentes y la Intel como la opción con alto rendimiento de CPU.

Elección de procesador, placa base y almacenamiento

Para comenzar, veremos cuáles son los componentes principales de la configuración, donde hemos decidido incluir piezas de gama media perfectamente capaces para la mayoría de usuarios, tanto gamers como creadores, basándonos en la inclusión de un procesador de 6 núcleos y 12 hilos y una tarjeta gráfica de gama media.

AMD Ryzen 7 5800X vs Intel Core i7 11700KEn concreto, la opción AMD cuenta con un Ryzen 5 5600G, y en Intel tenemos el i5-13400. En ambos casos dos procesadores con unas capacidades inmensas y que pertenecen a la última generación de ambos fabricantes. Sobre cuál de los dos elegir, estas son las claves:

  • A favor del AMD Ryzen 5 5600G podemos decir que tiene un precio notablemente menor, con unos gráficos integrados de bastante calidad que nos sirven para juegos muy ligeros como Minecraft.
  • Por otra banda, lo mejor del Intel Core i5-13400 es su mejor rendimiento de CPU, algo indudable gracias a su arquitectura Raptor Lake.
  • En ambos casos, la eficiencia energética es alta por lo que tendrán bajas temperaturas, y de ahi el bajo ruido.

En ambos casos tenemos que incluir placas base decentes, aunque por desgracia en el caso de Intel son más caras y además si queremos igualarlas de precio tenemos que usar chipsets bloqueados para overclocking, como el B660, pero estando destinados al silencio entendemos que el OC no es prioritario.

Intel B660 no permite OC de CPU (tampoco el i5-12400, tendría que terminar por K). AMD B550 sí, pero esta no es una configuración para hacer OC.

Respecto a la memoria RAM, el gran estándar actualmente son los 16GB con una velocidad aceptable (de 3000MHz o más), pues podemos encontrarlas por muy buen precio y serán suficientes para la mayoría de personas que se dediquen a la productividad o al gaming.

Además de esto, el almacenamiento es otro punto clave, donde lo primero que debemos tener claro es que usar HDD es una muy mala idea. Los discos duros mecánicos tradicionales hacen demasiado ruido para una configuración así, mientras que los discos de estado sólido (SSD) no solo son infinitamente más rápidos, sino que además no hacen ningún ruido. Nuestra elección ha sido una unidad M.2 NVMe de 1 TB de calidad a precio razonable.

¿Qué necesita un PC silencioso?

Tenemos que dejar muy claro cuáles son las necesidades concretas de un equipo silencioso. Y es que nuestro principal objetivo es, evidentemente, que todas y cada una de las piezas tengan un funcionamiento sonoro adecuado. Vamos a dar un repaso por los componentes más influyentes en la sonoridad.

Refrigeración

Tener una refrigeración lo suficientemente buena es un aspecto clave para tener un equipo silencioso. Lo que buscamos es básicamente algo que tenga bastantes más capacidades de refrigerar que lo que necesite nuestro equipo, de forma que el ventilador o ventiladores puedan estar a muy bajas revoluciones la mayor parte del tiempo, evitando al máximo todo el ruido.

Creemos que lo más importante es un desempeño en reposo lo más silencioso posible, y para ello lo mejor es apostar por un disipador de aire en vez de una refrigeración líquida. Incluso en el supuesto de que esta última pueda ser algo más silenciosa bajo carga, en reposo habrá que sumarle un ruido de bomba que en las opciones por aire no va a existir.

De entre todas las opciones, hemos apostado por un disipador overkill, es decir, con bastante más capacidad de refrigeración que las necesidades de los equipos, sobre todo de la opción AMD. Es el Noctua NH-D15S, la versión de un solo ventilador de uno de los mejores disipadores por aire del mercado.

Caja y ventiladores

La caja puede tener una influencia mucha más grande de la esperable. Y es que podemos ir básicamente por dos vías:

  • Una caja muy cerrada, que provoque que el aire en el interior del equipo sea más caliente, y que podría acabar siendo contraproducente al provocar que los ventiladores aumenten su velocidad.
  • Una caja abierta y bien ventilada, que no tendría este problema pero que podría ser igualmente ruidosa de más debido a su inexistente insonorización.

Creemos que, en este tipo de equipo, lo más conveniente es una caja del primer tipo. Somos conscientes de que estará peor refrigerada, pero hay muchos modelos en el mercado pensados claramente en el silencio, como es la Cooler Master Silencio S600 (valga la redundancia), que hemos elegido en esta configuración.

Se trata de una caja con una excelente insonorización ya que tiene la certificación Cybenetics Delta A+ (o A con cristal templado). Vamos, que se va a desempeñar genial en un equipo así.

En cuanto a los ventiladores de caja, lo conveniente es no añadir más y dejar los que están a velocidades baja, con perfiles de ventilación poco agresivos, aunque todo depende también de la tarjeta gráfica que montemos.

Fuente de alimentación, FUNDAMENTAL para un PC silencioso

No hemos de despreciar a la fuente de alimentación, un componente que si no elegimos bien puede ser directamente el causante de todos nuestros dolores de cabeza. Y es que hemos tenido en nuestras manos fuentes cuyo ruido del ventilador en reposo es más audible que todo el resto del equipo.

Sin una fuente de alimentación silenciosa, un PC silencioso es imposible.

Para evitar este problema, lo que debemos hacer es escoger una fuente de calidad y realmente silenciosa. Hay una forma muy fácil de conseguirlas, y es gracias a la certificación Cybenetics.

Certificación Cybenetics LAMBDA
NIVELES DE RUIDO MEDIOS REQUISITOS DE RUIDO
A++ <15 dB(A)
A+ ≥15 dB(A) & <20 dB(A)
A ≥20 dB(A) & <25 dB(A)
A- ≥25 dB(A) & <30 dB(A)
STANDARD ++ ≥30 dB(A) & <35 dB(A)
STANDARD + ≥35 dB(A) & <40 dB(A)
STANDARD ≥40 dB(A) & <45 dB(A)

La certificación Cybenetics es ideal porque, a diferencia de 80 Plus, analizan el sonido de las fuentes dándoles el certificado LAMBDA.

Entonces lo tenemos fácil: no pondremos fuentes que no tengan un certificado Cybenetics LAMBDA A++, o como muy poco A+.

Podríamos habernos ido a una fuente sin ventilador, pero no es el propósito de esta configuración, ya que son bastante más caras y algo limitantes en posibilidades. Esto lo puedes encontrar en nuestra configuración PC Fanless.

¿Y qué hay de la tarjeta gráfica?

Prácticamente todas las tarjetas gráficas del mercado son ruidosas, esto se debe a que cualquier modelo potente tendrá un consumo algo elevado, que se tiene que refrigerar en un cuerpo muy pequeño. En cuanto se empieza a darle uso a la GPU, los ventiladores acelerarán bastente.

Además, todo depende mucho de las necesidades del usuario. Habrá muchos equipos como este que se conformen con una gráfica integrada, por ejemplo si se usan para diseño gráfico, edición de sonido o foto, reproducción multimedia… En ese caso, ambas opciones tienen iGPU, tranquilo.

Coil whine, el enemigo más difícil de batir

A la hora de crear la configuración de PC silencioso, hay un enemigo invisible que no podemos controlar. Se trata del coil whine, también conocido como ruido eléctrico, y consiste como su propio nombre indica en la emisión de un ruido muy agudo y chillón por parte de algunos componentes como la fuente de alimentación o la tarjeta gráfica. Este proviene principalmente de la vibración de las bobinas, que puede llegar a alcanzar una frecuencia audible, provocándonos esos importantes inconvenientes.

¿Cómo se previene el coil whine? Por desgracia, no hay una respuesta para esto, pues la aparición del fenómeno depende de la combinación de componentes seleccionada, y no hablamos de los modelos sino que cada unidad puede ser un mundo. Sin duda, el mayor problema vendrá cuando ese coil whine se pueda escuchar fácilmente en cualquier circunstancia, incluso con el equipo en reposo. Esto es algo improbable, y lo bueno es que si ocurre las tiendas suelen ser comprensivas y podremos pedirles un reemplazo por piezas distintas para intentar evitar este efecto.

Luego, lo que es mucho más común es que aparezca con la tarjeta gráfica en carga, y si notas el ruido deberás valorar si es lo suficientemente sutil o llega a niveles preocupantes. Como decimos, las tiendas suelen estar del lado del consumidor si ocurre esto.

Conclusiones

Elegir una configuración de PC silencioso no es un proceso sencillo. La selección de componentes debe realizarse de una forma muy meticulosa para asegurar que ninguno de ellos produzca un ruido excesivo, ya que con que solo uno de ellos sea ruidoso podemos arruinar toda la configuración.

En este caso, hemos tenido muy en cuenta esta condición eligiendo con cautela los componentes que provocan ruido:

Todo esto acompañado de procesadores de 6 núcleos cuyo desempeño es excelente y su consumo no es desmedido, por lo que permitirá al disipador Noctua rendir de forma muy silenciosa en todo momento.

El mayor problema está siempre en la tarjeta gráfica, tanto por disponibilidad de stock como por sonoridad. Para aquellos equipos en los que no es estrictamente necesaria, recomendamos la opción Intel con sus gráficos integrados (la de AMD no tiene).

¡Esperamos que te haya gustado esta configuración de PC silencioso! No olvides dejarnos tus comentarios.

 

Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en [email protected]
Botón volver arriba