PeriféricosTutoriales

Thunderbolt y USB-C ¿Son lo mismo? ¿En qué se diferencian?

Thunderbolt vs USB-C es una de las comparativas más interesantes que podemos hacer, pues son dos conceptos que todos conocemos (sobre todo USB-C), pero que podemos confundir fácilmente qué significa exactamente cada uno. En este artículo te vamos a aclarar las diferencias, para que veas qué significa cada cosa. ¡Vamos a verlo!

Thunderbolt vs USB-C

Thunderbolt vs USB-C: la diferencia entre una interfaz y el puerto que usa

Debemos tener claro que, cuando hablamos de Thunderbolt vs USB-C, no estamos comparando dos cosas del mismo tipo. No significa que no podamos hacer la comparativa, sino que debemos tener claro qué es cada cosa exactamente.

La clave es la siguiente: Thunderbolt es una interfaz de comunicación que utiliza USB-C, que es únicamente un tipo de puerto o conector. Es decir, USB-C no es más que una conexión sobre la que se pueden utilizar distintas tecnologías de comunicación, y una de ellas es Intel Thunderbolt.

Normalmente, cuando hablamos de una conexión USB-C, es bajo tecnologías como las siguientes:

  • USB 2.0, 3.0, 3.1 Gen1, 3.2 Gen1. Las tecnologías USB «de toda la vida» que nos sirven para transferencia de datos. Sí, este «nuevo conector» lo podemos usar para transferir información por la vía tradicional.
  • USB 3.2 Gen2x2 y similares. Las últimas tecnologías que nos permiten llegar a velocidades nunca antes vistas en un USB hacen uso del conector USB-C.
  • DP Alt Mode. En este caso nos sirve para conectar pantallas externas a un ordenador haciendo uso del estándar DisplayPort, que es el más potente que hay junto a HDMI.
  • USB Power Delivery. Con un conector USB también podemos alimentar dispositivos a potencias bastante altas. Mientras que un USB 2.0 tradicional puede con 2.5W de potencia, con un USB-C bien equipado podemos llegar a hasta 240W, suficiente para cargar casi 4 portátiles a la vez.

La idea de Thunderbolt es simple y llanamente aúnar todas esas interfaces y más en una. Más que una tecnología novedosa, es una buena garantía de que nuestra conexión USB-C nos va a servir para hacer un montón de cosas.

Cualquier móvil actual (¡y por fin ya los iPhone!) usa un conector USB-C, pero tienen capacidades muy distintas.

Y es que precisamente ese es el gran problema que ha tenido siempre el estándar USB-C, que tiene unas capacidades inmensas, pero dependiendo del cable que usemos y la compatibilidad del dispositivo puede servirnos para todo no hacer más que un USB 2.0 «de toda la vida».

Te recomendamos la lectura de nuestra guía: Thunderbolt 5 vs USB4

Qué podemos hacer con una conexión Thunderbolt vs un USB-C «normal»

Como decimos, la clave de Thunderbolt es llevar al máximo nivel las capacidades que un conector tan pequeñito como el USB-C puede ofrecer. Vamos a resumirlas todas:

  • Conexión de varias pantallas con alta resolución (2 pantallas 4K 60Hz) o con alta tasa de refresco (2 pantallas 240 Hz Full HD) mediante DisplayPort.
  • Transferencia de datos ultrarrápida mediante el bus PCI Express, pudiendo disfrutar de toda la velocidad de un SSD.
  • Tarjetas gráficas externas de alto rendimiento mediante el bus PCI Express.
  • Conexión de otros dispositivos Thunderbolt ultrarrápidos como por ejemplo capturadoras externas.
  • Alimentación de hasta 240W (el estándar requiere que el puerto soporte al menos 140W) para cargar un portátil compatible.
  • Transferencia de datos mediante USB hasta 40Gbps (5GB/s) y Ethernet.

Capacidades Thunderbolt vs USB-C

Todo esto haciendo uso de un único cable pudiendo hacerlo todo a la vez con una limitación técnica de hasta 80Gbps de ancho de banda bidireccional o hasta 120 Gbps si repartimos 40 Gbps para la bajada. Estas son al menos las características técnicas de Thunderbolt 5que es la última versión del estándar.

Vamos, que un solo conector USB-C cuando tiene todas las compatibilidades de Thunderbolt 5 (no vale cualquier cable, no vale cualquier hub, no vale cualquier ordenador…) puede con el equivalente de hasta 15 gigabytes por segundo (120 gigabits por segundo) de datos, una auténtica barbaridad.

Por ejemplo, vemos en esta imagen de Intel cómo están usando un único hub conectado a un portátil para:

  • 3 conexiones USB de alta velocidad.
  • Carga del portátil.
  • Conexión Ethernet.
  • Dos pantallas DisplayPort.
  • Dos puertos Thunderbolt adicionales.

Como decimos, es una barbaridad lo que se puede hacer con un solo puerto.

Datos + Vídeo + Alimentación a la vez. Esa es la clave de Thunderbolt, y todo ello es posible gracias al conector USB-C.

Ten en cuenta que Thunderbolt es una marca desarrollada e implementada por Intel, que como bien sabes es un fabricante de procesadores. Pero el hardware necesario para implementar Thunderbolt no es único de CPU Intel (las más recientes lo integran), sino que se puede integrar mediante chips externos. Hay placas base AMD con Thunderbolt, por ejemplo.

El gran inconveniente de Thunderbolt

Ya vemos que Thunderbolt puede con todo, especialmente con las últimas versiones, ¿verdad? Parece que todo es maravilloso, pero no está exento de inconvenientes.

Última actualización el 2024-02-28

Básicamente, el problema está en el precio. Así en general, porque es el precio de todo: de los cables, de los dispositivos compatibles, de los hubs (que son una de las mejores opciones para aprovechar este cable)… Todo eso cuesta más que bajo otras tecnologías menos capaces.

Quizás te imagines que es un problema de licencias (royalties), es decir, que Intel se marca un «Apple» y provoca el encarecimiento de los dispositivos Thunderbolt. Realmente es más por una cuestión técnica: poder con tanto supone un mayor coste, y sí, si hay que utilizar las controladoras que provee Intel con Thunderbolt puede que los costes se incrementen todavía más.

USB4, acercando USB-C a Thunderbolt

En 2019, Intel liberó todos los royalties de Thunderbolt (que en su momento iba por la versión 3), lo que se materializó en la creación de USB4, otra versión más dentro de la confusa gama de estándares USB.

Respecto a Thunderbolt, USB4 tiene unos requisitos mínimos bastante más escasos:

  • Su velocidad mínima es de 20 Gbps, pudiendo llegar hasta 40 Gbps.
  • Soporta al menos una pantalla, sin mínimo especificado, y transferencia de datos USB 10 Gbps, soporta también PCI Express.
  • La potencia de carga soportada es de hasta 100W.

Vamos, que los puertos USB4 son un «Thunderbolt light» en cuanto a las capacidades que nos garantizan, y todo dependerá de lo que pueda cada puerto y dispositivo. Como beneficio, encontraremos hubs mucho más baratos, aunque con capacidades más normalitas.

Cómo saber qué tipo de puerto USB-C tengo

Esta es la pregunta del millón. Los conectores USB-C llevan ya varios años siendo la opción principal de carga y transferencia de datos en móviles y portátiles, e incluso ahora se ven más en ordenadores de sobremesa. Nuestro artículo se ha basado en afirmar que Thunderbolt aúna las distintas posibilidades de un conector USB-C, mientras que de por sí el USB-C no nos garantiza nada.

Guía logotipos USB Thunderbolt

Entonces, debemos tener claro cómo detectar lo que cada puerto nos está ofreciendo, lo cual podremos conseguir básicamente de dos maneras:

  • Viendo qué es lo que marca el propio conector, ya que hay un logotipo estándar para cada puerto según lo que ofrece.
  • Investigando en las especificaciones del dispositivo que queremos conectar.

En el caso de los cables, debemos ver si tiene algo marcado (normalmente pondrá por ejemplo los vatios máximos que soporta).

Respecto a los logotipos oficiales, te dejamos en la imagen de arriba con nuestro resumen completo de lo que significa cada uno. Mucha atención al logo de Thunderbolt, porque debemos investigar en la información de nuestro dispositivo qué versión soporta.

Thunderbolt en un ThinkPad T480s
Nota: que el puerto Thunderbolt parezca diferente es cosa de este portátil. Thunderbolt usa un conector USB-C normal.

Por ejemplo, veamos mi caso personal: yo tengo un portátil Lenovo Thinkpad T480s con procesador Intel de 8ª generación, es un ordenador de 2018 e integra dos USB-C: uno de ellos tiene un icono de alimentación y otro tiene el logo de Thunderbolt. Me falta saber:

  • De qué es capaz exactamente ese puerto de alimentación.
  • Qué versión de Thunderbolt usa el otro puerto.

El segundo puerto es Thunderbolt 3, ya solo por la generación a la que pertenece el procesador, mientras que para el de carga Lenovo indica en el manual que «Con un cable USB-C adecuado
conectado, puede utilizar el conector para transferir datos, cargar su dispositivo o conectar su equipo a
pantallas externas«. Esto me lleva a pensar que tiene capacidades muy similares. Ambos puertos los puedo usar también para cargar mi portátil a su potencia de carga máxima, que es 65W.

Te recomendamos la lectura de nuestra guía con los mejores portátiles del mercado.

Como has visto, es importante tener claras las diferencias entre Thunderbolt vs USB-C para evitar confusiones, y sobre todo investigar muy bien qué es lo que pueden hacer nuestros dispositivos. Por desgracia, podemos esperarnos cada vez más confusión, porque USB-C se va a seguir utilizando para absolutamente todo gracias a sus excelentes propiedades como conector.

El resumen es sencillo: Thunderbolt nos promete, solo con saber su versión específica, unas capacidades de aprovechamiento del conector USB-C muy extensas. En cambio, un conector o cable USB-C de por sí puede no valernos para nada, o valernos para todo.

Breixo Gómez

Apasionado del Hardware, exigente con la calidad de los productos. Intento aprender lo máximo cada día. No dudes en dejarme cualquier duda o sugerencia en los comentarios ;)
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en [email protected]
Botón volver arriba