HardwareTutoriales

Cómo será el PC del futuro

El PC del futuro podría ser muy diferente a lo que tenemos actualmente. Por eso,  he hecho un ejercicio de imaginación sobre cómo podría ser la computación dentro de unas décadas. Si quieres conocer más detalles, te invito a que me acompañes en este viaje hacia el futuro. ¡Te sorprenderá!

*Aviso: es solo un ejercicio de imaginación. Algunas de las cosas que se citan pueden ocurrir en un futuro a medio o largo plazo o no ocurrir. Sin embargo, sirve para reflexionar sobre lo que podría depararnos el mundo de la tecnología.

Hardware básico, la nube manda

Nube, hardware básico

Cada vez más y más servicios se trasladan a la nube. Desde software que antes se ejecutaba en local, hasta sistemas operativos basados en la nube, etc. Por ejemplo, todos hemos sido espectadores de cómo suites como Office ahora se pueden ejecutar desde un navegador en la nube, o de cómo los VPS han proliferado para proveer de un sistema operativo a los clientes, del progreso de contenedores para el despliegue de apps, e incluso de los servicios de streaming, tanto los de música, como los de vídeo, así como los de videojuegos.

Por todo ello, en unos años, se tenderá a una simplificación del hardware del PC del futuro en el sentido de funcionalidad, es decir, de la cantidad de cosas que puede hacer por sí solo y sin conexión a Internet.

Sin embargo, a la par,  se podrán hacer muchas más cosas de las que ahora son imaginables. Y todo gracias a las redes y la nube. La computación en la nube será la que sirva las funciones a los terminales cliente que los usuarios tendrán como PC.

Dicho de otro modo, mientras ahora se buscan dispositivos con cada vez más potencia de cálculo, cada vez más memoria RAM y de almacenamiento, es probable que en un futuro esto pase a no tener trascendencia, ya que todo estará en la nube. El procesador que se encargará de ejecutar el software estará en un centro de datos a kilómetros de distancia, al igual que la RAM necesaria o que los medios de almacenamiento masivo. ¿Por qué necesitar una tarjeta gráfica potente si el videojuego se ejecutará en un supercomputador?

En definitiva, una especie de dumb terminal o terminal tonta que será un simple nexo de conexión entre el usuario y todo el potencial del cloud computing. No más copias de seguridad ni pérdida de datos, no más reinicios, actualizaciones de software molestas, no más preocupaciones por cuellos de botella y ampliaciones…

Fibra óptica vs cobre

fibra óptica

Por otro lado, en cuanto a las tendencias del hardware, también habrá algunos cambios. Por ejemplo, para mejorar la velocidad de los dispositivos, se sustituirán las conexiones de cobre actuales por conexiones de fibra óptica. De esta forma, se podrá emplear la velocidad de la luz para las transmisiones.

Esto se puede conseguir mediante transductores que sean capaces de recibir y enviar señales de luz para ser interpretadas por la circuitería digital. De esta forma, aunque los chips sigan trabajando de la misma manera que ahora, el ancho de banda y la latencia entre chips bajará de forma considerable.

Recuerda que la velocidad de la luz es de 299.792,458 kilómetros por segundo, mientras que las señales eléctricas del cableado convencional viajan a una velocidad inferior. Para que te hagas una idea, los electrones que se mueven a través del cableado convencional pueden llegar a velocidades inferiores al 1% de la velocidad de la luz.

Por otro lado, los cables de fibra óptica no son vulnerables a los campos electromagnéticos (EMI) como lo son los de cobre, pueden ser más compactos, y pueden tener capacidades más destacables.

Flexibilidad en todos los sentidos

foldable, flexible

Ya existen pantallas plegables para dispositivos móviles, placas solares flexibles, y chips que también los fabrican sobre sustratos flexibles para que se puedan doblar. Esto también formará parte de la informática del futuro. El PC del futuro no ocupará demasiado espacio, no habrá portátiles o sobremesas que tengas que dejar en un lugar estático, sino que serán flexibles y se podrán llevar en un bolsillo.

Es decir, la verdadera era del Pocket PC está por venir, lo de los PDAs del pasado solo fue un primer intento. Además, no solo serán plegables y de dimensiones más diminutas, también tendrán consumos muy inferiores, trasladando este problema a la nube como he comentado en el anterior apartado. Los mayores consumos estarán centrados en los grandes centros de datos, pero no habrá millones y millones de dispositivos personales consumiendo considerables cantidades de energía como sucede ahora (de hecho, cada vez es más preocupante).

Internet 3.0 e IoT

INTERNET

Llegará una nueva era de las interconexiones, de la red. Internet se llevará a otra nueva expresión, con la Web 3.0 y un IoT mucho más agresivo. Todo conectado, todo interconectado, todo a tu disposición para interactuar con ello. Desde ropa inteligente, hasta electrodomésticos, juguetes, y un largo etc. Incluso por las calles de las ciudades habrá multitud de elementos interactivos con los que poder intercambiar información. En este sentido, no solo es importante la cloud computing, también la fog y edge computing.

Por supuesto, las redes inalámbricas seguirán avanzando, consiguiendo velocidades realmente impresionantes y coberturas en el 100% del globo terráqueo. De este modo, desde cualquier lugar y a una velocidad incluso superior a la que se tiene ahora con la fibra óptica cableada, se podrá transmitir o recibir cualquier tipo de información en cuestión de milésimas de segundo.

Volviendo a la Web 3.0, llegará una nueva generación de servicios de Internet para páginas webs y aplicaciones online donde la Inteligencia Artificial será la protagonista. Una web mucho más abierta, avanzada, y práctica que la actual que conocemos ahora. Cambiará todo, desde cómo se hacen los sitios web, hasta la forma en la que se interactúa con ellos.

En la nueva web también se usarán tecnologías basadas en blockchain para más aplicaciones de las actuales, y se espera que se emplee una técnica parecida a AJAX para que las aplicaciones web se puedan ejecutar rápidamente desde cualquier dispositivo, además de tener un gran grado de personalización, flexibilidad y versatilidad.

Y, otro de los grandes cambios, ya no harán falta operadores humanos para administrar Internet y el Big Data será una alargada sombra que nos acompañará en un futuro venidero.

Inteligencia Artificial everywhere

IA en el PC del futuro

Por supuesto, la inteligencia artificial está en pleno desarrollo, apenas es una tecnología en pañales y ya ha dado grandes resultados, llegando a sustituir a humanos en algunos casos. Pues esto se seguirá potenciando hasta llegar a inteligencias artificiales mucho más avanzadas y poderosas que no solo se usarán para lo que ahora se usan, también para muchas otras cosas.

La IA estará presente en todos los lugares, desde los vehículos, hasta los servicios y software que uses en tu PC del futuro, pasando por aparatos IoT, etc. ¿Te imaginas pedirle a una IA lo que necesitas y que sea ella la que te lo entregue? ¿O tal vez que una IA te diagnostique un problema desde casa sin necesidad de ir a ningún lugar? ¿Quizás que sea ella la que se encargue de configurar las cosas y de solucionar los posibles problemas?

Potenciado por la computación cuántica

computación cuántica

En el primer apartado adelanté algo sobre el PC del futuro y su tendencia hacia una terminal tonta. Pues bien, imagina un dispositivo cliente desde el que te conectas a la nube y que deseas realizar una operación de cálculo para la que necesitarías cientos o miles de procesadores actuales pero que se realiza en cuestión de segundos. Eso es lo que traerá la computación cuántica.

Es probable que no lleguemos a tener computadores cuánticos en las casas, al menos en un futuro a medio plazo, pero sí que nos servirán como servicios, es decir, QaaS. Por tanto, aunque no tengamos uno en nuestras manos, tendremos la potencia de uno igualmente. ¡Ejecuta y se te dará el resultado de forma instantánea!

Por supuesto, si el terminal del cliente o usuario funciona con el paradigma digital y la máquina remota con el cuántico, se necesitará un proceso de «traducción» para que los resultados obtenidos en el cuántico se puedan representar en el aparato digital o viceversa. Pero de esto no hay que preocuparse, también se hará de forma remota en los grandes centros de datos.

Se acabaron las diferencias entre PC y dispositivos móviles

PC del futuro

Al ser dispositivos cliente cada vez más simples en sí mismos y más dependientes de la nube, se disiparán las diferencias entre un PC de sobremesa, un portátil y los dispositivos móviles. Por este motivo, es muy probable que el PC del futuro sea una especie de «estándar» sin diferencias notables como las actuales. Y esto tiene mucho que ver con los próximos puntos donde se habla de las interfaces, ya que no harán falta pantallas como las actuales…

Lo más probable es que ese PC del futuro sea más parecido a un smartphone que a otra cosa. Es decir, que estos dispositivos serán los que sustituyan al resto. Por lo que la posibilidad de llamar a personas también estará disponible en ellos. Aunque las llamadas sean muy diferentes a las que se conocen en la actualidad, pudiendo incluso tener enfrente al receptor en forma de holograma, etc.

Y, por supuesto, estos dispositivos necesitarán alimentación, pero no estarán conectados a una red eléctrica, sino que funcionarán con una batería para ser más independientes. Por supuesto, la autonomía de las baterías del futuro serán muy superiores a las actuales, y es probable que tampoco necesiten carga como tal, en el sentido actual que le damos, sino que sean capaces de usar las señales inalámbricas para cargarse de energía, sin necesidad de cargadores inalámbricos como los de ahora. Es decir, estarían en constante carga, siempre que haya fuentes de este tipo de radiación cercanas.

Interfaz BCI + XR

Interfaz PC del futuro

Hemos pasado en los últimos años de las CLIs, o interfaz de línea de comandos basada en texto, a la GUI o interfaz gráfica de usuario, pasando por las interfaces táctiles. Pues para el PC del futuro se dará un paso más en este sentido, y tal vez las pantallas no sean necesarias, ya que cualquier cosa puede ser una pantalla.

Gracias a la BCI (Brain-Computer Interface), se podrá conectar nuestro cerebro a una máquina para manejarla solo con pensar lo que quieres hacer. No hará falta que teclees, ni que pulses con un cursor del ratón o que pulses con el dedo. Solo piensa lo que quieres hacer y obtén el resultado. Y no solo eso, también podrías descargar datos directamente a tu mente. De eso van algunos avances que están haciendo actualmente las grandes tecnológicas.

Por otro lado, también me imagino al PC del futuro con la XR (eXtended Reality) muy presente. Es decir, con una combinación de VR (Virtual Reality) + AR (Augmented Reality) + MR (Mixed Reality). Una forma de interactuar con todo lo que te rodea, proyectar un universo digital paralelo combinado con la realidad, cambiar la forma en la que se acude a los museos, se hace turismo, se compra, o se visitan monumentos. Todo enriquecido con mucho más contenido.

Por ejemplo, imagina que acudes con tu dispositivo personal a unas ruinas de un castillo. La XR te podría trasladar en un instante a cómo se vivía en esa época de una manera inmersiva, o cómo era ese castillo en todo su esplendor, para que lo puedas visitar por fuera y por dentro como si hubieses estado en aquel momento de la historia. O tal vez ir a comprar y ver los pasillos etiquetas virtuales de los productos en oferta, o de lo saludables que son, alérgenos, etc., ir a un museo y que un asistente virtual te explique sobre las obras, o incluso hacer turismo por la calle e ir viendo indicadores digitales con los puntos de interés, etc.

Sistema operativo vs asistente virtual

asistente virtual PC del futuro

Ya no hará falta un sistema operativo como tal, sino que será un asistente virtual (Google Assistant, la Siri, o la Alexa del futuro) el que atienda algunas de las necesidades que tienes de interactuar con la máquina, aquellas con las que la interfaz BCI no sea suficiente.

Además, estos asistentes virtuales, combinados con la tecnología XR, no solo serán voces que escuchas y con las que puedes interactuar mediante comandos de voz. Pueden tener forma y estar representadas por hologramas o por una realidad virtual. Y, sí, será mucho más inteligentes de lo que son ahora. Cuando un asistente actual no sabe algo, generalmente te dice que no ha entendido la pregunta o simplemente se limita a buscar en Google sobre tu consulta y mostrarte los resultados. Esto se acabará, y llegará un momento en el que estos asistentes se valdrán por sí mismos para salir de estas situaciones en las que no se sabe la respuesta clara.

Esto trae un gran potencial para muchos sectores, como el de la educación, que se podría aprovechar de estos asistentes como profesores virtuales y de la XR para aprender de una forma mucho más intuitiva e inmersiva.

¿Más sentidos?

sentidos

Una de las barreras actuales más importantes que no se han podido salvar es la de los sentidos implicados. Por ahora, con las interfaces actuales, simplemente se emplea la vista y el oído. No se puede tocar, no se puede oler, no se puede saborear. Sin embargo, es probable que en un futuro algunas de estas barreras se pueden salvar.

Por ejemplo, gracias a las interfaces BCI, es posible enviar impulsos al cerebro para producir sensaciones de olores, del gusto, etc. E incluso se podría del tacto con algunos gadgets como los que ahora se usan para los ciegos con código Braille, pero para generar todo tipo de texturas y sensaciones al tocarlos. Los actuales dispositivos para personas con ceguera y otros problemas visuales son capaces de modificar el relieve de una superficie para que puedan leer texto o formas, pero esto llevado más al extremo podría ser un avance importante.

¿Te imaginas estar inmerso en un videojuego tipo shooter y poder escuchar y ver a tus contrincantes, además de oler lo que te rodea? ¿O tal vez estar viendo un programa de cocina y poder saber a qué sabe eso que están haciendo? Complicado imaginarlo con la tecnología actual, pero quien sabe si en un futuro se podrá…

Seguridad avanzada, amenazas avanzadas

Ciberseguridad

Por supuesto, la seguridad es ya un problema mayúsculo, y cada vez lo es más. Conforme avanzan las amenazas también lo tienen que hacer las soluciones de ciberseguridad. Es una guerra abierta en la que ningún bando va a cesar. Por eso, ante toda esta avanzada tecnología también se deberían poner soluciones a la altura para contrarrestar los ciberataques y las acciones de los ciberdelincuentes.

La IA y la nube tienen aquí también un papel crucial, ya que desde la nube se podría proteger a todos los dispositivos conectados, y no solo tener soluciones para un solo dispositivo como actualmente. Una especie de filtro cloud y potenciado con la IA.

Algunos antivirus y soluciones anti-malware actuales ya están usando el potencial de la nube y de la inteligencia artificial para ser más efectivos contra las amenazas. Y esto seguirá siendo así en un futuro, pero mucho más avanzado.

La cuestión es ¿estaremos más preocupados que ahora o más tranquilos? Creo que la respuesta, podría decantar la balanza de parte de la seguridad al estar todo tan controlado en la nube.

Por supuesto los cibercriminales encontrarán maneras de bular a los sistemas de seguridad, pero actualmente, un ciberdelincuente puede desarrollar tranquilamente en su PC un código malicioso y luego difundirlo por toda la red para infectar a otros equipos. Sin embargo, si este software se tiene que desarrollar en la nube, es posible que se puedan implementar sistemas inteligentes para detectar este tipo de desarrollos y evitarlo. Un menor control de los usuarios, un mayor control de la nube, cosas positivas y cosas negativas…

Conclusión acerca del computador del futuro

En conclusión, el PC del futuro será mucho más potente, con nuevas capacidades, más cómodo en cuanto a usabilidad, pero también los usuarios podrán ejercer un menor control sobre todo lo que se ejecuta y los datos, ya que la nube obligará a que todo se mueva en los centros de datos y no tanto en local. Una mezcla agridulce, ciertamente…

Personalmente he de decir que no me gusta esa falta de control por parte del usuario, por muchas ventajas que esto pueda traer.

¿Se revelará alguna gran compañía ante esto para ofrecer otra alternativa de futuro? Bueno, si esto finalmente es así, creo que pocas cosas pueden hacerse. Ya todos hemos visto lo que ha sucedido con cosas como el Secure Boot impuesto por Microsoft y las pocas alternativas que han surgido. Y las que existen no se han implementado en equipos comerciales, por lo que tampoco sirven de mucho.

¿Te gusta este futuro? ¿Qué cambiarías? No olvides comentar.

Isaac Romero Torres

Más de una década trabajando en el ámbito de la investigación sobre arquitecturas y microarquitecturas de CPUs, de la electrónica, la lógica digital, de los sistemas operativos Unix (con los que trabajé como asesor para algunas empresas), programación de MCUs, PLCs, hacking, etc.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba