Discos duros y SSDTutoriales

Discos para NAS: modelos recomendados

Los mejores discos para NAS no son los de mayor capacidad, o los de más velocidad. Si tienes pensado adquirir algunas unidades para tu NAS, en esta guía podrás aprender cómo elegir los mejores discos duros SSD o HDD para su uso en red y videovigilancia, consiguiendo las mejores prestaciones, fiabilidad, y haciendo una compra inteligente según tus necesidades. Además, para ponértelo más fácil, te hacemos algunas recomendaciones de marcas y modelos destacados.

¿Qué es un NAS?

nas

Un NAS (Network Attached Storage) es un dispositivo de almacenamiento que actúa como un servidor, conectado a una red para que clientes puedan acceder a él dentro de la LAN o de forma remota. Es decir, sería lo más parecido a tener una nube privada para poder subir tus archivos o backups. Es decir, a efectos prácticos serían como un disco duro en red, aunque también se pueden usar para otras aplicaciones, como si fuese una unidad de almacenamiento externa con interfaz inalámbrica, etc.

Al actuar como un servidor, ciertamente estos elementos son computadores independientes, con sus unidades de almacenamiento, su procesador, su memoria RAM, y E/S, incluso su propio sistema operativo. No obstante, son equipos con tamaño compacto en la mayoría de los casos, y con chips que suelen ser de tipo ARM o similares. Además, al igual que un ordenador, también lo puedes ampliar si le cambias los discos duros. De hecho, muchos NAS vienen sin ellos para que puedas elegir los que prefieras, de ahí la necesidad de este artículo.

En el mercado puedes encontrar varios tipos de NAS. Por un lado están los más baratos, sencillos y con menor número de bahías, para los usuarios domésticos, y por otro lado están los que tienen precios más elevados, mayor rendimiento y funciones, más posibilidades de configuración, y más bahías para capacidades de memoria muy superiores, pensados para entornos empresariales.

Por otro lado, en cuanto al funcionamiento, es bien sencillo. Se conecta el NAS a la red y, como otro recurso de red, pasará a estar disponible para otros dispositivos conectados. Éstos podrán descargar información o también subirla. Lo positivo es que no implica cuotas de suscripción como un servicio cloud, simplemente una inversión inicial. Tampoco tendrás restricciones en las transferencias, capacidad, etc. Lo único limitante puede ser la red, ya que las líneas domésticas o de oficinas no toleran un tráfico intenso y tantas comunicaciones simultáneas como las redes de los grandes centros de datos. Pero si los dispositivos conectados no son muy numerosos, no habrá problema alguno.

Algunos NAS también tienen otras funciones extra, como poder hacer copias de seguridad de varios tipos de forma automática, cifrar el contenido para mayor seguridad, compartir datos con varias personas, etc.

¿Para qué necesito un NAS?

nas vs hdd

Las posibilidades que ofrece un NAS son muchas. Por tanto, la respuesta a esta pregunta puede depender de lo que realmente necesites. Por ejemplo, los NAS pueden ofrecerte lo siguiente:

  • Como unidad de almacenamiento externa, para almacenar todos los datos que necesites, pero sin necesidad de cables USB o de otro tipo para conectarte a él, tan solo conectarte a la misma LAN.
  • Como servicio de almacenamiento en la nube privado. Puedes acceder al NAS de forma remota desde cualquier dispositivo conectado a Internet. Tan solo necesitarás la IP o el dominio del NAS y los credenciales de acceso, si los tiene (debería por seguridad).
  • Medio para backups. Es decir, para poder hacer copias de seguridad de todos tus dispositivos y disponer de ellas estés donde estés para descargarlas y restaurarlas si es preciso.
  • Para compartir, como una red P2P usando programas cliente de este tipo de redes. Es decir, usarlo como un servidor de contenido para otros. Puedes distribuir todo tipo de archivos y contenido, desde manuales sobre un producto, hasta software, archivos multimedia, etc.
  • Crear un media-center, un centro desde el que obtener imágenes, vídeos, y música para otros dispositivos como la smart TV, los dispositivos móviles, etc. De esta forma podrás acceder al contenido mediante apps como Plex y similares.
  • Como hosting, para transformarlo en un servidor web. Así puedes subir la página web que necesitas para tu negocio sin necesidad de adquirir uno de estos servicios. Esto puede tener sus ventajas, aunque también limitaciones respecto a los poderosos servicios de alojamiento actuales.
  • Servidor FPT, ya que también podría funcionar para estos fines, compartiendo carpetas y archivos con ciertos usuarios.
  • RAID: si tiene posibilidades de configurar redundancia de disco en varios niveles, será un gran plus, ya que puedes configurar los discos duros para que puedan recuperar los datos incluso si uno de los discos ha fallado y lo has tenido que sustituir.
  • Otros: algunos NAS tienen también otras funciones extra o aplicaciones que van más allá, como los que emplean cifrado para proteger los datos, los que tienen VPN con algún cliente integrado, etc.

Cómo elegir un buen NAS

Synology Nas

Existen varias marcas y muchos modelos de NAS, pero no todos ofrecen las mismas prestaciones y calidad. Marcas como Synology y QNAP destacan por encima del resto, aunque también puedes encontrar otras marcas excelentes como SanDisk, Asustor, y más. Pero veamos los criterios que se necesitan analizar para elegir el mejor:

  • Procesador: un NAS no deja de ser un ordenador, por eso, una de las cosas a tener en cuenta a la hora de elegir es el procesador que incluye. Muchos están basados en ARM, con una buena relación eficiencia-rendimiento, y con más o menos núcleos de procesamiento. Por supuesto, mientras más núcleos, frecuencia de reloj, y mientras más moderna sea la microarquitectura en la que se basa, mucho más rendimiento podrá desplegar.
  • Memoria RAM: también es importante, debería tener un mínimo de 1GB para funcionar bien con archivos multimedia. No obstante, si encuentras un NAS con 2 o más GB, mucho mejor.
  • Bahías de memoria secundaria: son las ranuras donde se insertan los medios de almacenamiento (SSD o HDD). Pueden ser de diferentes tamaños y con diferentes interfaces. Lo más normal es que sean bahías para discos duros de 3.5″ y SATA3, aunque algunos pueden soportar otros formatos e incluso varios de ellos para darte mayor libertad a la hora de elegir el medio a instalar.
  • Con o sin medio: algunos NAS vienen con discos duros ya incluidos, lo que no te permite elegir capacidad o la calidad de los propios discos. Tendrías que confiar y contentarte con los que el fabricante ha incluido. Por este motivo, la mejor alternativa es elegir los que vienen sin discos duros para usar los que más nos interesen. Eso sí, siempre es importante comprobar el tipo de interfaz, tamaño aceptado y la capacidad total admitida para que los discos duros sean compatibles con el NAS.
  • Sistema operativo: al igual que harías con un PC, también es importante elegir un NAS con un buen sistema operativo, ya que de él dependerá la forma en la que trabajará dicho NAS. Las marcas como WD, QNAP, Synology, suelen tener buenos sistemas operativos, con actualizaciones periódicas del SO y del firmware, lo que es positivo.
  • Aplicaciones o funciones extra: estos sistemas operativos también suelen incluir apps adicionales en muchos casos, como las de cifrado, copias de seguridad automáticas, etc.
  • Discos duros: de poco sirve que elijas el mejor NAS del mercado si los discos duros que has elegido son una basura. Por este motivo, te aconsejo leer el siguiente apartado para hacer una elección correcta y no malgastar el dinero.

Criterios para elegir discos para NAS

hdd

Por último, es también interesante saber elegir los discos duros de tu NAS, ya que de ellos dependerá en gran medida la calidad del sistema que has conseguido crear. Recuerda que el disco duro marcará la diferencia, por eso, ten en cuenta lo siguiente:

Algunos NAS admiten también elegir medios de almacenamiento SSD. Si es así, pueden ser una magnífica opción. Eso sí, si se trata de un NAS que acepta configuración RAID, jamás mezcles HDD y SSD en el mismo NAS, puesto que tendrías problemas serios.

  • Rendimiento: cualquiera que sea la aplicación para la que destines tu NAS, es importante que el disco duro rinda como se espera, y eso implica que los tiempos de acceso (lectura y escritura) sean lo más rápidos posible. Una unidad de disco duro convencional para un PC puede ofrecer un buen rendimiento para un usuario a la vez, pero en estos medios NAS en red se pueden estar accediendo desde varios dispositivos de forma simultánea. Por este motivo, es importante elegir unidades específicas para NAS, como los Red de WD, los IronWolf de Seagate, etc. Por supuesto, en cuanto a velocidad, los SSD tienen tiempos de acceso mucho más bajo que los HDD o los SSHD (híbridos). Por cierto, recuerda que el rendimiento dependerá de:
    • SSD vs HDD: en este caso los SSD tienen velocidades muy superiores a los HDD.
    • RPM: en los HDD puedes encontrar unidades de 5400 RPM, 7200 RPM, etc., siendo los de más revoluciones por minuto más rápidos al hacer girar los platos de forma más rápida.
    • Buffer: es muy importante, ya que se trata de una memoria intermedia en la que se almacenan algunos datos durante los accesos para acelerar éstos. Si es de mayor capacidad siempre será mejor.
  • Fiabilidad: un disco duro para un PC tiene un uso limitado, durante unas horas al cabo del día. Sin embargo, en un disco duro en red podrían estar trabajando 24/7,y esto necesita de una fiabilidad superior. Lo mismo ocurre con los medios de videovigilancia. Por ese motivo existen discos duros de modelos que se han diseñado específicamente para estos fines, logrando un ROI positivo y reducir al máximo posible el CTP. Tampoco deberías olvidar que los discos duros de menor masa, como los de 2.5″, tienen mayor tolerancia a golpes y caídas frente a los grandes de 3.5″, lo que es también algo a considerar.
  • Capacidad: esto es algo más personal y no tan técnico, ya que dependiendo de las necesidades de cada usuario se deberán implementar discos duros de mayor o menor capacidad. Pero siempre es importante contar con una buena capacidad para almacenar todos los datos que necesites y más. Ten en cuenta que a la larga se incrementará el tamaño de los datos. Por ejemplo, si se usa para copias de seguridad, es probable que las copias tengan un tamaño de 50 GB, pero conforme se van almacenando más datos en el dispositivo original, mayores van a ser estos archivos de copia…
  • Marca: al igual que WD, Synology o QNAP eran los más destacados en los NAS, en los discos duros puedes confiar en marcas como Samsung, Seagate o Western Digital (WD).

Marcas y modelos de discos para NAS recomendados

Si quieres guiarte por nuestras recomendaciones, aquí tienes una serie de discos duros para NAS que están entre los mejores del mercado, con diferentes capacidades y características para satisfacer tus necesidades:

Toshiba N300 de 16 TB

Toshiba N300 16TB NAS Disco duro interno de 3,5 pulgadas - CMR SATA 6 GB/s 7200 RPM 512 MB caché - HDWG31GXZSTA
  • Diseñado para oficinas pequeñas y oficinas en casa NAS
  • Diseñado para funcionamiento 24/7 (9)
  • Alta fiabilidad con hasta 180 TB/año de carga de trabajo (6)
  • Unidad de alto rendimiento de 7200 RPM con gran tamaño de caché
  • Sensores RV integrados para compensar las vibraciones de rotación

Última actualización el 2022-08-17

Toshiba Europe X300 8 TB

TOSHIBA Europe X300 8TB SATA 3.5" 7200 HDD, Disco Duro HDWR180EZSTA
  • HDWR180EZSTA
  • Fabricado en China
  • Tamaño del paquete del artículo: 20 x 20 x 11 cm
  • Peso del paquete del artículo: 1 kg

Última actualización el 2022-08-17

Seagate Iron Wolf de 1 TB a 16 TB

Rebajas
Seagate Technology IronWolf, 4 TB, NAS, Disco duro interno, HDD, CMR 3,5" SATA 6 GB/s, 5900 RPM, caché 64MB para almacenamiento conectado a red RAID, 3 años de Rescue, Paquete Abre-fácil (ST4000VNZ08)
  • Construido con firmware Agile Array para optimización RAID y uso 24x7
  • Sensores de vibración rotacionales en unidades de mayor capacidad para mitigar la vibración en aplicaciones de múltiples bahías
  • Iron Wolf Health Management está integrado en los sistemas operativos NAS compatibles que monitorean el estado de la unidad.
  • Tasa de carga de trabajo de 180 TB / año para entornos multiusuario ocupados que permite a los usuarios enviar más datos a través del disco duro y el NAS
  • El tiempo medio entre fallos (MTBF, horas) es 100.000

Última actualización el 2022-08-01

WD Red Pro de 14 TB

14TB Red Pro 512MB CMR INT
  • 14TB RED PRO 512MB CMR INT

Última actualización el 2022-08-17

Samsung SSD de 4 TB

Última actualización el 2022-08-17

Ahora la elección es tuya… ¿Con cuál te quedas? Y ¿por qué?

Isaac Romero Torres

Más de una década trabajando en el ámbito de la investigación sobre arquitecturas y microarquitecturas de CPUs, de la electrónica, la lógica digital, de los sistemas operativos Unix (con los que trabajé como asesor para algunas empresas), programación de MCUs, PLCs, hacking, etc.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba