Tutoriales

Tipos de fuentes de alimentación: SFX, ATX, TFX…

Existen diferentes tipos de fuentes de alimentación que puede ser útil conocer. En caso de que estés buscando una, entra antes de comprar.

Lamentablemente, la gente no le da demasiada importancia a la fuente de alimentación como componente PC. Creen que simplemente es un componente que suministra electricidad, sin hacer nada más interesante. Precisamente, justo por eso es un componente importantísimo. Así que, os ayudamos a conocer los tipos de fuentes que existen.

Según su factor de forma

ATX vs TFX vs SFX

Empezamos con su factor de forma, el cual es vital porque reduce o amplia las prestaciones de la fuente de alimentación. Hacemos referencia a los formatos en los que viene la fuente.

ATX

Es la evolución del primer factor de forma AT, el cual es antiquísimo y se dejaba ver en los equipos de los 80 y 90. Actualmente, ATX se sigue viendo, como también podemos comprar alguna fuente con factor AT, pero muy pocas. Las diferencias principales entre AT y ATX son las siguientes:

  • ATX provee un voltaje extra de +3.3V.
  • En las fuentes ATX tenemos el conector ATX de 20 pines que suministra energía a la placa.
  • Con las ATX el software decide cuando se apaga, normalmente cuando cerramos Windows. En las AT tenías que apagar manualmente la fuente.

ATX12V

Viene a ser el factor de forma mainstream/común/más corriente que encontramos. Como era de esperar, se trata de una evolución de ATX, aunque encontramos distintas versiones en este ATX12V:

  • V1.0: se añade el conector de 4 pines de 12V para alimentar al procesador. También, tenemos un conector de potencia auxiliar de 6 pines que proporciona voltajes +3.3V y +5V.
  • V1.3: se añade la conexión SATA de 15 pines.
  • V2.0: se añade el conector de 24 pines para alimentar la placa entera, desapareciendo el conector auxiliar de 6 pines. Por otro lado, el conector de 4 pines del procesador es limitado por el rail 12V2.

Actualmente, ha evolucionado hasta v2.2, cuyas mejoras se concentran en la eficiencia energética, como en otras especificaciones.

Por último, decir que las fuentes ATX y ATX12V tienen el mismo tamaño.

SFX

Prácticamente, no vemos este factor de forma porque es utilizado en equipos con dimensiones muy reducidas. Sus siglas significan Small Form Factor  y también se le conoce como SFX12V. Físicamente, es el factor de forma más pequeño por motivos obvios.

Por consecuencia de ello, suelen ser fuentes caras para lo que ofrecen. Su público es muy específico y no tienen mucha demanda, por lo que suelen ser descartadas a la hora de comprar una. Dicho esto, puede que cambie esto con el auge de las cajas Mini-ITX.

Mencionaros la existencia de la fuente SFX-L, una SFX con mayores dimensiones. Se trata de un factor complementario que ofrece un ventilador más grande. Se puede instalar en cajas SFX, siempre y cuando no haya problemas con su profundidad.

SFX vs SFX-L

Si queréis montaros un PC de pequeñas dimensiones, esta es vuestra fuente.

TFX

ATX vs TFX vs SFX

Destaca por su tamaño alargado y su presentación como una caja de zapatos, lo que quiere decir que es como un prisma. Suelen venir con el ventilador dispuesto en la parte superior, enfocado hacia arriba.

Se trata del factor de forma más limitado de todos en cuanto a todo: dimensiones y potencia. Es ideal para equipos pequeños que requieren poca potencia porque no vemos modelos con más de 350W en el mercado.

Según sus conexiones

Las conexiones cobran un apartado importantísimo en toda fuente de alimentación. Es necesario que incorpore las suficientes para abastecer de energía a cada componente, sin que se quede fuera ninguno. De este modo, encontramos varios tipos de fuentes de alimentación.

Modulares

Fuentes modulares

Las modulares han adquirido una fama más que merecida por su practicidad y utilidad a la hora de usarlas. Con ellas podemos conectar o desconectar los cables que necesitemos, mejorando la gestión del cableado.

Es cierto que en sus comienzos eran muy caras, pero han bajado su precio y la demanda de ellas ha aumentado. Es el efecto lógico porque nos permiten tener una caja ordenada sin cables que no necesitamos de por medio.

Otro de sus beneficios son las menores temperaturas que ofrecen ¿Cómo? Con menos cables de por medio es más difícil que se acumule el polvo. Cabe mencionar que ofrecen la mejor eficiencia de todas por 2 motivos: la gama a la que pertenecen y la conexión de los cables que únicamente necesitamos.

TE RECOMENDAMOS
Cómo borrar el historial de navegación de Safari en iOS

Por otro lado, hay que tener en cuenta que requiere una caja PC con factor de forma ATX como mínimo porque suelen ser más grandes. Igualmente, siguen siendo el tipo de fuente más cara del mercado, aunque podemos encontrar algún “chollo” interesante.

Por último, siempre ha existido el problema de la resistencia eléctrica que ofrecen estas fuentes. Desde un principio, muchos fabricantes recomendaban fuentes no modulares para obtener la máxima eficiencia. Sin embargo, esto parece ser cosa del pasado.

Sin duda, será la mejor en comparación con los otros dos tipos de fuentes de alimentación. Es la opción de futuro.

Semi-modulares

Este tipo de fuentes de alimentación son un híbrido entre una modular y una no modular: tienen conexiones fijas, como otras modulares. Normalmente, las fijas suelen ser las esenciales:

  • ATX 24 pines.
  • CPU EPS de 8 pines.
  • Cable PCIe.

Los cables SATA o PCIe extra suelen ser opciones modulares que quedan a la libertad del usuario. Igualmente, esos 3 cables pueden variar según la fuente, encontrando fabricantes que incluyen como esenciales (que no se pueden desconectar) otros.

¿Por qué optar por este sistema existiendo las modulares? Por el precio. Seguiremos disfrutando de buenas temperaturas, buen gestión del cableado y son algo más pequeñas que las modulares. Todo ello por un precio inferior.

No modular

tipos de fuentes de alimentación Sharkoon SHP Bronze

Son las fuentes más antiguas del mundo y se caracterizan por incorporar un conjunto de cables que determinan las conexiones que tendremos en la fuente. Aquí, los cables que no queremos usar los tendremos que esconder o “apañar” para que no estorben entre los componentes.

De todos los tipos de fuentes de alimentación, es la más barata de todos y encaja fácilmente en la mayoría de cajas. Por el contrario, suele tener las siguientes desventajas:

  • Peores temperaturas.
  • Más dificultades a la hora de gestionar el cableado.
  • Eficiencia de flujo de aire pobre.
  • Peor eficiencia que los demás tipos de fuentes de alimentación.
  • Tener que lidiar con alargadores porque necesitamos más cables.

Según su funcionamiento

Esta distinción es necesaria realizarla, pero entendemos que la oferta de fuentes pasivas es muy pequeña y puede no interesaros a muchos. De todas maneras, os va a interesar a los más exquisitos por el “silencio”.

Activas

tipos de fuentes de alimentación

Vienen a ser las fuentes de alimentación más comunes, las cuales equipan un ventilador con el que expulsan el calor existente dentro del componente. El sonido de la fuente va a variar según el modelo y la marca, pero podemos afirmar que hacen más ruido que las pasivas.

Se postulan como un producto más económico, más compacto y con mejor refrigeración. En comparación con las pasivas, las fuentes activas son más ruidosas porque incorporan un ventilador que puede girar muy rápido, lo que ocasiona mayor ruido.

Los fabricantes han puesto énfasis en la sonoridad de estas fuentes, creando sistemas “semi pasivos” por los que el ventilador de la fuente no gira hasta que se dé determinada temperatura. Normalmente, se ponen en funcionamiento cuando el sistema requiere más energía y, por ende, la fuente trabaja más.

Pasivas

tipos de fuentes de alimentación

Como su propia palabra indica, su refrigeración es pasiva, lo que implica la inexistencia de ventiladores o partes mecánicas. Este sistema posibilita una fuente que no haga nada de ruido, es decir, lo más silenciosa posible.

¿Cuáles son las desventajas de comprar una fuente pasiva? Las siguientes:

  • Es difícil encontrar este tipo de fuentes, habiendo mucha menos oferta que en las activas.
  • Rara vez veremos fuentes pasivas con más de 600W.
  • Se calientan con muchísima facilidad porque no equipan ventilador. Por ello, requieren una caja PC con una gran ventilación.

Como hemos dicho antes, los fabricantes han trabajado duro para lograr que las fuentes activas sean mejor opción. A día de hoy, lo son, por lo que estos tipos de fuentes de alimentación quedan reducidas a necesidades muy específicas.

Según su certificación

tipos de fuentes de alimentación

Llegamos a la última diferenciación que divide a los distintos tipos de fuentes de alimentación que existen. En este caso, se trata de la certificación energética que tiene una fuente, lo que marca la diferencia a la hora de requerir la máxima potencia.

80 PLUS

La primera certificación que encontramos es la más básica: 80 PLUS. Por ende, es la que menos eficiencia energética ofrece al usuario ¿Qué queremos decir con eficiencia energética?

TE RECOMENDAMOS
Pantalla negra mientras juego (Soluciones)

Las fuentes de alimentación que declaran500W“, por ejemplo, no entregan esa potencia por completo. De ello depende la certificación energética que ofrecen. Cuanto mayor sea dicha certificación, más potencia entregará.

Para que os hagáis una idea, la certificación 80 PLUS entrega el 80% de potencia al 100% de carga ¿Qué quiere decir esto? Siguiendo el ejemplo de la fuente de 500W, entregará el 80% de esa potencia que es 400W (500 x 0.8).

Personalmente, no recomiendo esta certificación porque es muy baja, lo que se transforma en una pérdida de potencia importante conforme subimos de potencia. 750W = 600W ; 1000W = 800W.

80 PLUS Bronze

El siguiente escalón lo ocupa la certificación bronce, que mejora a la anterior cuando la tenemos trabajando a 50%. Cuando la carga es del 100% la mejora es casi inexistente porque 80 PLUS Bronce ofrece una potencia del 82% al 100% de carga (500W = 410W)

Esto es sólo un 2% más, en comparación con 80 PLUS. Personalmente, me parece irrisoria dicha diferencia, por lo que me iría a una 80 PLUS antes que a una Bronce.

80 PLUS Silver

Con la certificación Silver las cosas se ponen más interesantes, aunque tampoco hay una mejora bestial respecto a la 80 PLUS. En este caso, tenemos más potencia al 50% (88%) y al 100% (85%) de carga.

En mi opinión, puede ser una buena opción si no tenemos un presupuesto boyante. Normalmente, la fuente está sujeta a una carga del 50% o el 20%, por lo que tener 88% a 50% de carga no está nada mal.

Por si os liáis con los porcentajes, luego pondremos una tabla comparativa.

80 PLUS Gold

Para mí, esta es la certificación de la que todo el mundo debería partir ¿Por qué? Porque me parece la mejor opción calidad-precio del mercado de fuentes de alimentación.

Como argumento, utilizaré la potencia que entrega la fuente en el 50% de carga y al 100%.

  • Al 50% de carga, la fuente proporciona el 90% de la potencia declarada (500W x 0.9 = 450W).
  • Al 100% de carga, llega hasta los 87% (435W).

La fuente estará al 100% cuando juguemos y overclockeemos tanto la GPU, como la CPU. Aquí es donde entra en juego tener una gran fuente de alimentación, de lo contrario no disfrutaremos del máximo rendimiento de nuestros componentes.

80 PLUS Platinum

Nos metemos en terrenos de gama alta, lo que implica un precio alto para fuente de alimentación. Si me pedís opinión, es preferible optar a una 80 PLUS Platinum antes que a una 80 PLUS Titanium ¿Por qué? Por la escasa diferencia al 100% y la diferencia de precio entre ambas certificaciones.

  • Al 100% de carga tendremos el 89% de la potencia de la fuente.
  • Al 50% de carga tendremos el 94%.

Es la certificación de gama alta por excelencia, quedando 80 PLUS Titanium para los más exigentes.

80 PLUS Titanium

Llegamos a la última certificación energética de todas: 80 PLUS Titanium. Es la que mejor certificación tiene, pero su precio es realmente alto, poniéndose a más de 150€ holgadamente.

Prácticamente nadie está dispuesto a pagar semejante cantidad por una fuente de alimentación que mejora muy poco a la Platinum.

  • En 100% de carga ofrece el 90% de la potencia.
  • En el 50% de carga ofrece el 94%.

El único dato destacable es que ofrece una eficiencia del 90% a un trabajo de 10%, lo que puede ser útil para algunos.

Para resumir todo este apartado, os dejamos una tabla por cortesía de Newegg.

Porcentaje de carga10%20%50%100%
80 PLUS80%80%80%
80 PLUS Bronze82%85%82%
80 PLUS Silver85%88%85%
80 PLUS Gold87%90%87%
80 PLUS Platinum90%92%89%
80 PLUS Titanium90%92%94%90%

Esperamos que os haya sido útil esta información. Si tenéis alguna duda, podéis comentar abajo para que os echemos un cable.

Te recomendamos las mejores fuentes de alimentación del mercado

¿Qué tipo de fuente se ajusta más a vuestras necesidades? ¿Conocíais todas las diferenciaciones? ¿Qué fuente tenéis?

Ángel Aller

La sociedad necesita a la tecnología, y la tecnología a la sociedad. Graduado en Derecho, amante de los videojuegos y geek inconformista. Encantado de tener un hobby en común. Leal a Alt+F4. Alicante.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba
Cerrar