Reviews

Be Quiet! Dark Rock Pro 4 Review en Español (Análisis completo)

Continuamos analizando nuevos disipadores, y hoy es el turno de la unidad tope de gama Be Quiet! Dark Rock Pro 4. El fabricante alemán ya va por la cuarta generación de su disipador de doble torre, con ventiladores Silent Wings PWM renovados para generar solo 24,3 dB a máximo rendimiento y un muy trabajado diseño para disfrutarlo en tu chasis con ventana.

Soporta TDP de nada menos que 250W, por lo que es un disipador orientado a la gama alta  y compatible con la gran mayoría de sockets actuales excepto Threadripper porque ya tenemos hay una versión Dark Rock específica para ellos. ¿Creéis que estará al nivel del Noctua D15? Pues descubrámoslo en este análisis.

Pero antes, debemos dar las gracias a Be Quiet! por confiar en nosotros y cedernos este disipador para su análisis.

Be Quiet! Dark Rock Pro 4 características técnicas

Be Quiet! Dark Rock Pro 4 Características

Unboxing

Comencemos este análisis como siempre efectuando el Unboxing del Be Quiet! Dark Rock Pro 4, ya que debemos ver todos los accesorios que trae consigo para hacernos una idea de su compatibilidad, sistema de montaje y primera visual. Para su presentación se ha utilizado una bonita caja de cartón rígido en color negro con fotos del disipador, descripción de elementos y especificaciones repartidas por sus caras visibles.

Abrimos ahora la caja para ver que el disipador está perfectamente colocado sobre dos bloques de espuma de polietileno y parece que sin Ningún tipo de bolsa para evitar que se llene de polvo. Junto a él, encontraremos una caja con los accesorios y los correspondientes ventiladores.

Be Quiet! Dark Rock Pro 4 Review

El bundle contendrá todos estos elementos:

  • Disipador Be Quiet! Dark Rock Pro 4
  • 2x ventiladores de 120 y 135 mm
  • 6x Anclajes para ventiladores
  • Sistema de instalación para Intel y AMD
  • Backplate para sockets Intel
  • Cable duplicador para conectar ventiladores
  • Destornillador para el montaje
  • Jeringa de pasta térmica
  • Guías de instalación en 6 idiomas

El fabricante ha realizado una buena diferenciación entre los elementos de montaje de las distintas plataformas, repartiendo cada elemento en su correspondiente bolsita y serigrafiando para qué marca de CPU es. En esta ocasión la pasta térmica la tendremos que aplicar nosotros, la cual viene en una pequeña jeringa que nos dará aproximadamente para 2 o 3 montajes.

Diseño del bloque

Be Quiet! Dark Rock Pro 4 Review

El Be Quiet! Dark Rock Pro 4 es el disipador de cuarta generación orientado a procesadores de gama alta. El fabricante no ha añadido demasiadas novedades estéticas al mismo con respecto a otras generaciones, pero lo importante será el rendimiento y aquí si que parecen haber mejorado con su construcción.

Como claros competidores de este disipador que hayamos analizado nosotros podemos citar el emblemático Noctua NH D15 en su versión Chromax y normal, el Deepcool Assassin III o el Scythe Fuma. Tres grandes exponentes con rendimiento muy parecido, y que serán sin duda las opciones a escoger junto al de hoy si decidimos no pasar a la refrigeración líquida.

Be Quiet! Dark Rock Pro 4 Review

Pasemos ya a ver en detalle el diseño y construcción del disipador Be Quiet! Dark Rock Pro 4, porque en este campo, sí que está un pasito por encima de los ya mencionados, más concretamente en su estética. Esta generación continúa utilizando el color negro en todas y cada una de las superficies del disipador, también en bloques e interior de las aletas. Es una capa muy fina de pintura, para así no interferir en el intercambio de calor, y seguramente se haya dado con un tratamiento de pintura electrostática o similar.

Las casas no se empiezan por los tejados, pero nosotros vamos a situarnos en primera instancia en la parte superior del Be Quiet! Dark Rock Pro 4. En ella se está utilizando una placa metálica moldeada por extrusión y con un bonito acabado en metal cepillado. Todas las terminaciones de los tubos de calor están perfectamente rematadas en cilindros del mismo tamaño y ubicación simétrica. La estética es una maravilla, y a ella se le acompaña el nombre de la marca con letras cromadas.

Justo encima del hueco que tenemos entre los dos bloques se ubicando dos tapones metálicos roscados que tendremos que retirar en el momento de fijar el disipador al socket. Debido a la mala accesibilidad lateral, tendremos que meter por aquí el destornillador incluido para trabajar sobre él.

Be Quiet! Dark Rock Pro 4 Review

Pasamos ha a ver el bloque aleteado del disipador Be Quiet! Dark Rock Pro 4, el cual consiste en una configuración de doble torre capaz de disipar un TDP de hasta 250W, estando a un nivel similar de la refrigeración líquida de 240 mm. El tamaño del disipador es bastante contundente, con unas dimensiones sin ningún ventilador de 162,8 mm de altura, 136 mm de anchura y 119,5 mm de profundidad. Si añadiéramos el ventilador exterior pasaría a tener 145,7 mm de profundidad, mientras que el peso total del conjunto será de 1,13 kg, uno de los más elevados.

En el denso aleteado de estos bloques, vemos que la estética se ha cuidado como la que más, dotados de distintos escalones y salientes para dar ese aspecto fenomenal. Cabe decir que, al ser aletas de aluminio, debemos de tener cuidado con la manipulación de los ventiladores, ya que se doblan con relativa facilidad. En las caras laterales de las torres tendremos preparadas las ranuras para fijar los dos ventiladores incluidos, pudiendo hacerse en cualquier posición y cara, al ser simétricas.

Be Quiet! Dark Rock Pro 4 Cold Plate

Seguimos un poco hacia abajo para situarnos sobre la zona del cold plate del disipador, el cual tiene suficiente amplitud como para cubrir todos los procesadores que le son compatibles. Este bloque digamos que cuenta con dos partes, la superior aleteada con el sistema de fijación para montaje, y la zona de contacto con la CPU. Esta ultima está tan bien pulida que es prácticamente un espejo, consistiendo en un bloque de cobre con los heatpipes soldados a él.

Y tenemos nada menos que 14 heatpipe de cobre niquelado saliendo de cold plate, una de las configuraciones más completas que se han visto. Estos tubos son completamente simétricos a ambos lados y están soldados a los bloques aleteados con un perfecto reparto equitativo para una entrega de calor óptima en toda la superficie. Una segunda función de los tubos de calor es aumentar la altura de los bloques para poder albergar módulos de memoria RAM bajo él, que en este caso podrán ser como máximo de 46,8 mm hasta la primera aleta y moviendo un poco el ventilador hacia arriba.

Prestaciones de los ventiladores

Ya hemos visto en detalle las características del bloque, aunque es el turno de conocer mejor los ventiladores del disipador Be Quiet! Dark Rock Pro 4.

Be Quiet! Dark Rock Pro 4 Review

En esta ocasión dispondremos de dos ventiladores incluidos, trantándose de los Be Quiet! Silent Wings PWM en su tercera generación. Cabe destacar que no van a ser dos ventiladores iguales por estar diseñados para distintas regiones. Uno está destinado a colocarse en la cara exterior del disipador, siendo ligeramente más grueso con 25 mm y más pequeño con 120 x 120 mm. Mientras que el segundo deberá de estar entre las dos torres, con 22 mm de grosor y una envergadura de 135 x 135 mm.

En conjunto se genera un ruido máximo de 24,3 dBA, siendo un registro realmente bajo haciendo honor al nombre de la marca, y lo cierto es que se nota la diferencia con la competencia. No obstante, estos ventiladores ofrecen unas prestaciones bastante buenas, con un régimen de giro controlado por señal PWM, capaces de llegar a las 1500 RPM en el pequeño y 1400 RPM en el grande. Para ello utilizan un motor de 6 polos que minimiza las vibraciones y un rodamiento hidráulico que les da una vida útil de 300.000 h, siendo de los más duraderos del mercado. De ellos no conocemos ni flujo de aire ni presión estática.

Be Quiet! Dark Rock Pro 4 Ventiladores

En cuanto a la pinta que tienen, pues ahí los veis, son dos ventiladores en color negro dotados de 7 y 9 aspas respectivamente en las que se ha utilizado un sistema de canales o estriado para mejorar el flujo y el ruido. Para su conexión se utiliza una cabecera de 3 pines, pudiendo conectar cada uno de forma independiente a la placa, por ejemplo, CPU_FAN y CPU_OPT o juntos mediante un duplicador que se ha incluido. Las ventajas de cada caso son obvias, con la primera podremos gestionar las RPM de forma independiente de cada ventilador, mientras que con la segunda haremos que ambos giren a la vez.

En cuanto al modo de colocación, pues es tan sencillo como situarlos en la cara que deseemos y pasar por sus agujeros el bracket de sujeción que irá fijado a los bordes del disipador. En este caso los ventiladores no tienen patas cubiertas de goma, y será el propio disipador el que traiga unos pies de goma para apoyar ahí los ventiladores. Se han incluido 6 brackets para hipotéticamente colocar hasta 3 ventiladores. Tampoco debemos preocuparnos demasiado por la altura de los módulos de memoria RAM, ya que el disipador admite por sí mismo alturas de hasta 46,8 mm, y 40 mm con una colocación genérica del ventilador. Siempre podremos moverlo hacia arriba o abajo para hacer sitio.

Montaje y compatibilidad

Es el turno de ver y explicar un poco como se desarrolla todo el proceso de montaje del Be Quiet! Dark Rock Pro 4, el cual trae un sistema más o menos similar al que utiliza Noctua en sus disipadores.

Be Quiet! Dark Rock Pro 4 Review

La compatibilidad con sockets será la siguiente:

  • Para Intel tenemos compatibilidad con los siguientes sockets: LGA 1366, 1150, 1151, 1155, 1200, 2011 v3 y 2066
  • Y en el caso de AMD los que siguen: AM2, AM2+, AM3, AM3+, AM4, FM2, FM2+ y FM1

Solamente echaríamos en falta el socket TR4 y TRX40 de los AMD Threadripper, pero Be Quiet! Ya tiene una versión exclusivamente diseñada para este socket de su disipador de doble torre. Así mismo se asegura la compatibilidad con el socket LGA 1200 debido a que es básicamente igual que el 1151, sin problema ni fallo.

En esta ocasión os vamos a mostrar el proceso de instalación en un socket LGA 1151 y en un AMD 4 para que veáis las diferencias. Recuerda mucho al sistema de Noctua, por no decir que es igual salvo en el diseño final de los elementos. Y lo cierto es que es un poco tedioso de instalar, bastante más que cualquier sistema de refrigeración líquida, pero es lo que toca.

Be Quiet! Dark Rock Pro 4 Montaje

Centrándonos en el socket de Intel, necesitaremos utilizar el backplate que se ha incluido. Debemos de colocar en la placa a la vez que metemos los cuatro tornillos desde atrás, y a la misma vez que introducimos las gomillas en la cara visible de la placa y fijamos los tornillos con los adaptadores apretándolos lo suficiente como par que no se mueva. Por eso precisamente decimos que es tedioso, al tener que sujetar unas cuantas cosas a la vez.

Los siguiente será colocar las pletinas tal y como veis en la imagen, fijándose mediante otros cuatro tornillos. Vienen unas arandelas de plástico cuyo uso no viene especificado en las instrucciones, ni tampoco se ve tan claro como colocar las pletinas. El caso es que al final colocaremos la pletina de fijación justo en el centro del disipador, lo apoyaremos en el sistema de montaje y lo fijaremos con los dos tornillos hasta donde permita la rosca, introduciendo el destornillador por los agujeros marcados. No os olvidéis de retirar el plástico del cold plate ni de echar pasta en la CPU.

Be Quiet! Dark Rock Pro 4 Review

Luego hemos hecho el mismo proceso en el socket AMD que será objeto de pruebas con el AMD Ryzen 7 2700X. Los pasos son más o menos iguales, solo que esta vez el socket trae ya el backplate, y debemos retirar los fijadores rápidos para disipadores AMD. Haciendo uso de los elementos de la bolsita de AMD, lo tendremos listo en un periquete.

Acordaos de introducir los módulos de memoria RAM en sus DIMM antes de fijar el disipador, ya que el último banco quedará debajo. En cualquier caso, podéis ver que hay sitio de sobra para memorias de perfil alto como las utilizadas, aunque perderemos de vista parte de la iluminación de ellas. Para evitar perder FPS en los juegos al esconder el RGB, podéis mover el ventilador frontal hacia la parte de atrás, no es tan efectivo, pero hará bien su trabajo.

Pruebas de rendimiento con el Be Quiet! Dark Rock Pro 4

Be Quiet! Dark Rock Pro 4 Review

Tras efectuar este último montaje del Be Quiet! Dark Rock Pro 4, es turno de hacer las pruebas de rendimiento. Para ello hemos utilizado la siguiente configuración de hardware y banco de pruebas:

BANCO DE PRUEBAS

Procesador:

AMD Ryzen 7 2700X

Placa Base:

Asus Crosshair VIII Hero

Memoria:

G.Skill NEO 16GB @ 3600 MHz

Disipador

Be Quiet! Dark Rock Pro 4

Tarjeta Gráfica

Gigabyte RTX 2080 SUPER

Fuente de Alimentación

Cooler Master V850 Gold

En esta ocasión hemos decidido utilizar el procesador AMD Ryzen 7 2700X en una plataforma X470, y de hecho será el que utilicemos a partir de ahora para todos o casi todos los sistemas de refrigeración que nos lleguen. El Intel Core i9-7900X se ha quedado un poco antiguo ya, y además el 2700X es una de las CPU que más calor generan en AMD con un TDP de 105W y una Tj.Max de 85oC.

Hemos llevado a cabo un proceso de estrés con Prime95 un total de 48 horas ininterrumpidas y a la velocidad de stock de la CPU. Todo el proceso ha sido monitorizado por el software HWiNFO x64 para mostrar la temperatura mínima, máxima y media entregada por el paquete de la CPU. La temperatura ambiente es de unos 21 a 24oC.

Be Quiet! Dark Rock Pro 4 Temperaturas Be Quiet! Dark Rock Pro 4 Review Be Quiet! Dark Rock Pro 4 Review

El desempeño con esta CPU de 8C/16T a 12 nm ha sido digno de una refrigeración líquida, con una muy buena media de 58oC, algo así como 10 o 15oC más baja que el disipador de stock Wrait Prism de AMD. Además, las temperaturas de pico han estado en todo momento muy controladas, y el máximo registro en dos días ha sido de 65oC, muy por debajo de su temperatura límite.

De forma adicional, lo hemos probado con el Intel Core i9-9900K, y al igual que ocurre con el resto de disipadores de aire, los picos de temperatura se disparan a los 99oC debido a la cuestionable unión del IHS con el die. Por este motivo, este procesador de Intel siempre será mejor colocarle una refrigeración líquida.

Palabras finales y conclusión acerca del Be Quiet! Dark Rock Pro 4

En términos generales, podemos sacar en claro que este disipador es digno de la gama alta. Be Quiet! Ha hecho un fenomenal trabajo en todos los apartados, optimizándolo aún más y retocando su diseño.

Un diseño que nos ha encantado, manteniendo su estética en color negro con una bonita terminación en la parte superior con metal cepillado. Las torres simétricas son también muy llamativas, así como la integración con los ventiladores y sus apoyos de goma. El bloque tiene una altura de casi 163 mm, revisad antes vuestro chasis y su capacidad. Con las memorias no tendremos problemas, ya que se admiten alturas de 46 mm.

El rendimiento que ha demostrado tener esta más o menos a la altura de una refrigeración líquida de 240 mm, e irá muy bien en CPU de gama alta con capacidad de overclocking, con excepción de los Intel i9-9900K y otros especialmente calientes como el i9-10980X. Hay una versión independiente para los Threadripper.

Te recomendamos nuestra guía de los mejores disipadores del mercado

Algo que no nos termina de convencer es el sistema de montaje, ya que es un poco más tedioso de lo normal, sobre todo en la plataforma de Intel. Es similar al utilizado por Noctua, pero creemos que se podría haber optimizado un poco más. En cualquier caso, ofrece soporte para todos los sockets actuales y su fijación es segura.

Los ventiladores nos han dejado muy contentos, ya que son increíblemente silenciosos, tanto que parece que ni siquiera están funcionando. El fabricante hace honor a su nombre, y además están solo pensados para este disipador en tamaño y rendimiento, con nada menos que 300.000 h de vida. La garantía del disipador es de tres años.

Finalmente, el precio de este Be Quiet! Dark Rock Pro 4 en la actualidad es de 83,95 euros, un poco más barato que sus competidores de Noctua, Deepcool, aunque unos euros más caro que los Scythe. Por su calidad, diseño y rendimiento, va a ser una muy buena compra.

VENTAJAS

INCONVENIENTES

+ DISEÑO Y ESTÉTICA

– SISTEMA DE MONTAJE INTEL TEDIOSO
+ CALIDAD EN LOS ACABADOS

+ RENDIMIENTO PARA CPU DE GAMA ALTA DESBLOQUEADAS

+ DE LOS MÁS SILENCIOSOS QUE HAY

+ AMPLIA COMPATIBILIDAD Y SOPORTE RAM DE PERFIL ALTO

El equipo de Profesional Review le otorgamos la medalla de platino:

Be Quiet! Dark Rock Pro 4

DISEÑO - 93%
COMPONENTES - 92%
REFRIGERACIÓN - 90%
COMPATIBILIDAD - 91%
PRECIO - 90%

91%

José Antonio Castillo

Graduado en Ingeniería en Tecnologías Industriales. Amante de la informática, el gaming y casi cualquier deporte de motor.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba
Cerrar