Reviews

ViewSonic M2 Review en Español (Análisis completo)

Ahora que las vacaciones están cerca, los más entusiastas del cine y series quizás estéis buscando el proyector ideal para vuestro cine en casa. Puede que aquí encontréis la respuesta con el ViewSonic M2, un proyector LED de pequeño tamaño y resolución Full HD que hará las delicias de aquellos que busquen un equipo versátil y de precio accesible para lo que ofrece.

Cuenta con una muy completa conectividad, incluyendo USB-C, Wi-Fi, Bluetooth e incluso lector de tarjetas para ampliar su almacenamiento interno. Con su excelente relación de alcance, podremos conseguir 100 pulgadas en solo 2,7 m, que no está nada mal para uso doméstico y trabajo. Si quieres ver todo lo que tiene que ofrecernos este proyector, quédate con nosotros, ¡empecemos!

Antes de continuar, damos las gracias a ViewSonic por confiar en nosotros y cedernos temporalmente este proyector para su análisis.

ViewSonic M2 características técnicas

Unboxing

Empezamos este análisis del ViewSonic M2 efectuando el correspondiente Unboxing de la unidad, la cual nos llegará en una caja de cartón rígido de buen grosor con unos colores muy elegantes en negro y marrón acompañadas de fotografías del dispositivo gracias a una segunda cubierta de cartón flexible que cubre la zona de apertura. En las caras exteriores no tendremos demasiadas especificaciones, aunque sí las básicas.

Abrimos la caja por la parte superior y nos encontramos con una distribución cuanto menos trabajada y estudiada para ofrecer máxima protección del equipo. Este lo encontraremos en primera instancia dentro de una bolsa de transporte y en un molde de cartón, el resto de accesorios estarán situados bajo él en una caja de cartón independiente.

El bundle de compra contiene los siguientes elementos:

  • Proyector ViewSonic M2
  • Mando a distancia con pilas AAA incluidas
  • Bolsa de transporte
  • Cable de alimentación
  • Cable USB Type-C
  • Guía de inicio rápido
  • Stick USB para conexión Wi-Fi

Nos ha gustado mucho la cantidad de accesorios que trae consigo, sin faltar por supuesto el mando a distancia y añadiendo la tarjeta de red Wi-Fi en un stick USB que instalaremos en la parte inferior. Además se ha incluido en bolso de transporte de muy buena calidad con acolchamiento interno y varios bolsillos para accesorios.

Lo único que nos ha faltado es le conector HDMI, aunque sí tenemos uno USB-C, y con el poder conectar el proyector al Smartphone, portátil o tarjeta gráfica que tenga esta interfaz. Más tarde detallaremos sus posibilidades.

Diseño exterior del ViewSonic M2

Este proyector ViewSonic M2 es una clara apuesta por la integración de buenas prestaciones de imagen para su uso principalmente en reproducción de contenido multimedia, pero sus compactas medidas con algo más de 25 cm de ancho y largo, y solo 5,5 cm con el apoyo plegado, nos permitirán disfrutar de su pantalla de 100” en cualquier lugar.

El fabricante nos brinda un diseño muy trabajado para este proyector de corto alcance utilizando un color dorado tipo cobre para el borde lateral y negro para el resto del cuerpo del equipo. Todas las partes que constituyen la carcasa están fabricadas en plástico de muy buena calidad, y casi parece metálico a simple vista, aunque cuando lo toquemos sabremos que no se trata de metal.

El diseño nos parece sumamente elegante por donde quiera que lo vemos, y además muy minimalista poniendo como ejemplo claro la cara superior. En ella solamente tenemos el logotipo de ViewSonic, sin presencia de botones para control manual, ya que para ello tenemos el mando a distancia incluido.

Si nos vamos a la cara frontal del ViewSonic M2, nos encontramos con el sistema de proyección ubicado en la parte izquierda con una lente pequeñita pero con una muy buena relación de alcance para usarla en habitaciones pequeñas. Junto a ella tenemos los distintos sensores para la configuración automática de imagen. Concretamente será una pequeña cámara en la zona derecha de la lámpara y otros dos sensores a la izquierda.

El resto de la cara frontal se ha utilizado para colocar una rejilla de ventilación, cuyo sistema es totalmente pasivo y sin ventiladores. Esta es una de las buenas ventajas de los proyectores LED, que al consumir poca energía y usar una lámpara de diodos, generan mucho menos calor que los LCD o DLP con lámpara normal. De todas formas, cuando esté en funcionamiento sí notaremos una pequeña cantidad de calor a su alrededor. En las dos caras laterales no encontramos absolutamente nada en cuanto a conexiones, solamente la inscripción de Harman Kardon para anunciar su sistema de altavoces integrados

De esta forma llegamos a la zona inferior, que precisamente contiene una configuración de doble altavoz de 3W de la mano de este prestigioso fabricante de sistemas de sonido. Para el ajustado espacio interior que tenemos, no es una mala configuración, y nos va a dar una experiencia estéreo de buen nivel y una potencia de audio suficiente para la reproducción de contenido en habitaciones de tamaño pequeño y medio.

En esta zona inferior también encontramos una pequeña tapa con una abertura para ventilación. Si la retiramos, tendremos un puerto Micro USB para uso propio del proyector y otro USB Type-A para conectar el stick Wi-Fi que se ha incluido. Al ser elemento opcional, no está integrado directamente en la PCB del proyector, así que debemos de colocarlo nosotros mismos de forma manual en caso de que queramos utilizarlo. Esta tarjeta de red Wi-Fi se va a calentar bastante.

Sistema de soporte e instalación del ViewSonic M2

En esta ocasión no tenemos sistema de fijación de tres puntos para techo y para ello deberíamos utilizar el único agujero roscado compatible con trípodes universales situado en la zona central. No es un proyector orientado a techo desde luego, así que el ViewSonic M2 tiene un soporte para el suelo que a su vez nos permite colocarlo en casi cualquier ángulo para adaptarlo a la altura de la mesa en donde lo pongamos.

Este soporte no dispone de un sistema de bloqueo como tal, sino que tiene un giro más o menos duro para evitar que se cierre por el peso del equipo. No sabemos cómo responderá tras un largo tiempo de uso y si sus bisagras se aflojarán un poco. Finalmente disponemos de otras tres patas de goma como principal apoyo si usamos el proyector horizontal, y estas no tienen sistema telescópico para modificar su altura.

En el proceso de configuración del ViewSonic M2 a través del mando, se nos indicarán varios pasos para seleccionar la ubicación del proyector. Entre ellas tenemos un posicionamiento en mesa frontal y laterales, así como techo o incluso frente al usuario (con imagen del revés). Es un sistema muy sencillo en el que el proyector automáticamente adaptará la imagen a la situación en la que esté.

Panel de puertos traseros

Aún no hemos visto la parte de atrás del proyector ViewSonic M2, que es donde encontraremos todos los puertos. En ella también se ha dispuesto una abertura para ventilación que se combina con la frontal para el sistema pasivo.

Los puertos disponibles en este panel serán los siguientes:

  • Botón de encendido y apagado
  • 1x HDMI (HDCP 2.2)
  • 1x USB 3.0 Type-A (5V/3A)
  • 1x USB Type-C (Datos, carga o vídeo)
  • 1x Jack de 3,5 mm (Out)
  • Lector de tarjetas Micro SD
  • Entrada DC-IN para alimentación
  • Sensor IR para mando a distancia

Se trata de una configuración muy completa, ya que tenemos prácticamente todo lo necesario para conectar cualquier tipo de equipo a él. El más útil sin duda será el puerto HDMI, que además trae sistema de protección de contenido HDCP 2.2. Nosotros por otro lado hemos utilizado el USB Type-C para efectuar la conexión con nuestro banco de pruebas, ya que es una interfaz que incluye DisplayPort para entregar exactamente las mismas prestaciones que el HDMI. A través del USB-C también admite alimentación como mínimo de 45W para funcionar.

Tampoco puede faltar un lector de tarjetas Micro SD para que podamos reproducir el contenido directamente desde el proyector si necesitar un ordenador o TV de por medio. Esto se le sumará a los 12 GB de almacenamiento interno que ya tiene el propio ViewSonic M2. Como salida de audio dedicado, solamente dispone de un Jack de 3,5 mm, suficiente para conectar una columna de audio o un equipo de amplificación.

No menos importante será la conectividad inalámbrica que a priori no vemos, como es el caso de la Wi-Fi 5 Dual Band y el Bluetooth 5.0. Esto nos permitirá utilizar el modo de pantalla compartida de Windows o Android con el proyector para no usar cables, actualizar el firmware del dispositivo, o conectar unos altavoces Bluetooth. La verdad es que en este aspecto no podríamos pedir más, siendo un equipo sumamente versátil.

Prestaciones del ViewSonic M2

Veamos ahora en detalle el resto de prestaciones del ViewSonic M2 y más concretamente en el aspecto de proyección.

Se trata de un proyector con sistema LED DLP, por lo que una gran ventaja es que nos brindará una vida útil de su lámpara RGBB de hasta 30.000 horas en uso normal. Este uso normal significa que podremos utilizarlo con toda su potencia lumínica de 1200 Lúmenes. En este aspecto todavía se nota que la tecnología LED no ofrece esas brutales tasas en torno a los 3000 Lúmenes de las lámparas DLP tradicionales. Pero nos ofrecerá una muy buena experiencia de proyección en entornos con poca luz.

En este caso la resolución nativa del ViewSonic M2 será Full HD a 1920x1080p, así que dispondremos de una imagen bastante definida hasta una diagonal de 100 pulgadas. El fabricante fija este límite para asegurar un correcto enfoque de imagen y definición, aunque esto no quita que podamos estirar un poco más la pantalla perdiendo eso sí, algo de definición. El sistema de proyección soporta resoluciones menores a partir de 640x480p, así como formatos de imagen en 16:9, 4:3, 16:10 y ultra panorámico de 2.35:1, y una frecuencia de refresco máxima de 60 Hz.

Un aspecto fundamental que repasar son las características de proyección del ViewSonic M2, porque al igual que ocurre con el potente ViewSonic X10, tenemos sistema de autoenfoque de imagen así como ajuste trapezoidal Keystone automático en modo vertical y horizontal hasta ±30o. Esto asegura una buena movilidad del proyector para colocación a los lados del usuario, sobre mesa, trípode o techo. El otro elemento tan importante como la relación de alcance, se sitúa en 1,23, con una distancia de alcance de tiro corto entre los 0,6 y 2,7 m desde la pared. Para haceros una idea, obtendremos una pantalla de 100” a 2,54 m, así que es perfectamente válido para usarlo en habitaciones pequeñas.

Extendiéndonos un poco más en las prestaciones de imagen, la lámpara RGBB ofrece una profundidad de 10 bits de color (1,7 miles de millones de colores en R/G/B). En ella se implementa la tecnología propia ViewSonic Cinema Supercolor+ que realza la viveza de los colores y entrega una cobertura de color del 125% Rec.709. Soporta además contenido en HDR10 y contenido Blue-Ray 3D. Cuenta con certificaciones FCC, cTUVus, ROHS para protección de luz azul y aberración cromática.

No tenemos datos acerca del Input Lag del proyector ni tampoco del contraste máximo, aunque este último debería situarse en 3.000.000:1 posiblemente. En cuanto al retardo de señal, parece que está bastante optimizada, aunque todavía notamos un pequeño lapso entre imagen y movimiento del ratón cuando jugamos.

Esta vez hemos querido ir un poco más lejos, y además hemos realizado una calibración con nuestro colorímetro X-Rite Colormunki Display con la aplicación nativa de éste. Y lo cierto es que no hemos obtenido una notable mejora, ya que ha de fábrica la calibración que tiene es perfecta. Sí que ha servido para dar un ligero retoque a la temperatura de color, pero solo es notable en persona.

Proyección, menú OSD y experiencia de uso

La configuración y gestión completa del ViewSonic M2 se debe realizar a través del mando a distancia, ya que no contamos con botones en el equipo. Adicionalmente podremos integrarlo con una aplicación disponible para nuestro Smartphone llamada ViewSonic vCastSender.

Para comenzar con la configuración el proyector, nos pedirá nuestro idioma para al menos guiarnos debidamente por los distintos menús. El primero de ellos es bastante importante, ya que nos preguntará cuál es la situación espacial de nuestro proyector, pudiendo calcular automáticamente la distancia de enfoque y la posición de la lente para darnos una imagen con encuadre perfecto.

La conexión Wi-Fi hará acto de presencia de inmediato para conectar el equipo a nuestra red doméstica y así poder actualizar el firmware. De esta forma habremos establecido la configuración básica del proyector.

En cuanto a la experiencia de imagen que nos da el ViewSonic M2, pues es digna de un proyector de gama alta, con excelente nitidez y un autoenfoque impecable. Claro que si elevamos la diagonal demasiado, estaremos perdiendo definición al exceder el límite del proyector, y lo cierto es que una pantalla algo más de al menos 150” hubiera sido un buen extra de experiencia. El ajuste trapezoidal automático es de las funciones más útiles para un usuario, ya que se trata de colocar el proyector y reproducir, realmente cómodo.

Quizás no podríamos considerarlo un proyector gaming como tal, ya que su refresco máximo será de 60 Hz y el Input Lag no es del todo óptimo. El sistema de audio es mejor de lo que esperábamos por ser doble altavoz de 3W. Se nota la mano de Harman Kardon en este aspecto, ya que ofrece un volumen bastante decente y buen detalle en todas las frecuencias. De todas formas la experiencia tampoco va a ser sublime y un sistema de audio dedicado marcará las diferencias.

Menú OSD

La pantalla de menú principal será igual a otros proyectores del fabricante, con un menú estilo SmartTV en donde acceder a las opciones de configuración, modo pantalla espejo o a las aplicaciones disponibles de ViewSonic que en este caso parecen ser más bien pocas. Con el botón de selección de fuente del mando, podremos acceder a las distintas conexiones del equipo, HDMI, USB-C, USB, ranura Micro SD y almacenamiento local de 12 GB. Este último ya dispone de un completo árbol de directorios en donde poder almacenar nuestras películas, clips y fotos para reproducir.

La navegación por los distintos menús se sumamente intuitiva y estos se presentan con gran limpieza y claridad el perfecto español. De hecho tenemos un pequeño tutorial paso a paso de cómo conectar nuestro smartphone al proyector para compartir la pantalla con Google Home o iOS. Dispondremos de ajustes básicos como son el Wi-Fi, actualización de firmware fecha y hora, o datos sobre el uso de la lámpara y almacenamiento.

En cualquier momento podremos cambiar parámetros como la posición del proyector o los ajustes de imagen automáticos, que en el firmware admiten hasta ±40o de forma manual. Por defecto el modo de protección de la vista está desactivado, así como el control por voz compatible con Google Assistant y Alexa. Desde los ajustes avanzados podremos modificar otros parámetros de energía, encendido, ecualizador de audio y modo de brillo e imagen.

Todas estas opciones estarán disponibles de forma resumida en un menú más pequeño durante el modo de reproducción. Se quitan y se añaden otras opciones como la temperatura de color de la imagen, el contraste, brillo y la relación de aspecto. De todas formas en las capturas anteriores tenéis absolutamente todas las opciones disponibles.

Palabras finales y conclusión acerca del ViewSonic M2

Si definiéramos en una sola frase el ViewSonic M2, diríamos que es el proyector LED más versátil y con mejor rendimiento/precio del momento. Quizás su punto más fuerte no sea la luminosidad o su diagonal, pero todo en él está a gran nivel.

Podemos justificar la mejor versatilidad hablando de su tamaño, al ser pequeño, liviano y por incluir bolsa de transporte. Pero es que además tiene una increíble conectividad con Wi-Fi, Bluetooth, Micro SD, y un USB-C al que podemos sacarle mucho partido al ofrecer enlace de vídeo DP, de datos e incluso alimentación por un portátil o powerbank a partir de 45W.

Utiliza tecnología LED DLP, así que la vida de su lámpara es de 30.000 horas al menos. Esto permite bajar el consumo a máximo 74W generando muy poco calor y sin usar ventiladores, así que es completamente silencioso. La potencia luminosa no es una panacea, pero 1200 Lúmens, y resolución Full HD @60 Hz permiten ver una imagen potente en espacios relativamente oscuros.

Y con respecto a su diagonal, tampoco va a ser la más grande, pero entre 100 y 110” tendemos una óptima calidad de imagen. Y lo mejor de todo es que al ser de tiro corto, con solo 2,5 m obtendremos esta diagonal. Vendrá muy bien para usuarios con habitaciones pequeñas, presentaciones en despachos o reuniones de trabajo.

Te recomendamos nuestra guía de los mejores protectores del mercado

El Input Lag no parece ser el más reducido, y aunque no se especifica, a la hora de usarlo en juegos FPS sí que notamos un muy leve retraso en la respuesta. No es nada preocupante, y para echar largas tardes con los amigos irá bastante bien. Y ojo, porque hemos hecho una calibración y ha resultado ser casi perfecta, así que de fábrica viene muy fino.

Cuenta con sistema de audio de doble altavoz de 3W firmado por Harman Kardon, y lo cierto es que nos ha sorprendido positivamente. Nos ha dado un volumen bastante alto y sonido detallado, así que para salir del paso está muy bien. Tenemos salida Jack de 3,5 mm y bluetooth, así que se le puede integrar sistema de sonido, así como ampliar su almacenamiento interno de 12 GB con tarjetas Micro-SD.

La gestión de menús y configuración es una delicia, ya que destaca por la claridad, con gran cantidad de opciones y en perfecto español. Y lo más útil será su capacidad de enfoque automático y ajuste keystone también automático tanto en la vertical como horizontal. Podemos controlarlo por voz si tenemos un altavoz Google Assistant o Amazon Alexa, así que no podemos pedir mucho más.

Y nosotros sí que vamos a pedir la cuenta, y el ViewSonic M2 nos saldrá por un precio de 699 euros en Amazon. Nos parece que es perfecto para todo lo que ofrece, que es más que la mayoría de proyectores DLP, es bastante coherente. Por nuestra parte es uno de los grandes recomendables.

VENTAJAS

INCONVENIENTES

+ LED DLP HASTA 30.000 HORAS

– NO TIENE UN BRILLO DEMASIADO POTENTE
+ RESOLUCIÓN FULL HD CON IMAGEN NÍTIDA Y BIEN CALIBRADA – NO INCLUYE CABLE HDMI

+ CONECTIVIDAD COMPLETA

+ VERSÁTIL, COMPACTO Y PORTABLE

+ NO GENERA NADA DE RUIDO Y MUY POCO CALOR

+ SISTEMA DE ENFOQUE Y KEYSTONE AUTOMÁTICOS

El equipo de profesional review le otorga la medalla de platino y producto recomendado.

Última actualización el 2020-09-28

ViewSonic M2

DISEÑO - 92%
COMPONENTES - 91%
REFRIGERACIÓN - 92%
COMPATIBILIDAD - 92%
PRECIO - 91%

92%

José Antonio Castillo

Graduado en Ingeniería en Tecnologías Industriales. Amante de la informática, el gaming y casi cualquier deporte de motor.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba