Tutoriales

HDCP – Qué es, para qué sirve y como funciona

Con la llegada de la interfaz de vídeo digital, primero con el conector DVI y más tarde con HDMI, la evolución en la calidad de imagen ha sido brutal en los últimos años, y junto a ellos el HDCP. Costó bastante estandarizar la resolución Full HD, pero tras ésta, 2K y sobre todo 4K llegaron a nuestra vida mucho más rápidamente y a precios asequibles.

Las compañías y plataformas de contenido siempre han estado luchando contra la piratería y el consumo ilegal de su contenido, y una de las soluciones era precisamente la de cifrar el contenido que se reproducía en nuestro equipo. Por eso hoy explicamos qué es la función HDCP y que ventajas o desventajas le da al usuario.

Que es el HDCP y cómo funciona

Esta funcionalidad HDCP o High-Bandwidth Digital Content Protection es un método desarrollado por Intel para proteger y controlar el contenido multimedia digital, audio y vídeo, que se transmite.

HDCP

En la actualidad es compatible con prácticamente todos los tipos de interfaces de vídeo, concretamente DVI, HDMI, DisplayPort, GVIF y UDI. De hecho, en la última versión funciona de forma independiente a la interfaz, siempre que sea digital o esté basada en IP pudiendo ser comprimida o no comprimida. El funcionamiento es simple, HDCP crea claves cifradas entre el emisor y el receptor para que la conexión vaya de forma cifrada.

¿De dónde surge esta idea? Pues evidentemente de la necesidad de luchar contra la piratería y el consumo masivo de contenido de forma ilegal. Concretamente fue una forma de evitar que el contenido que se estaba reproduciendo pudiera ser copiado, por ejemplo, los DVD de películas o los Blu-Ray.

Al ser una tecnología propietaria (Intel) las compañías deben adquirir una licencia y certificación para implementarla en monitores, televisores y otro hardware como tarjetas gráficas y reproductores multimedia pagando el canon o cuota a una filial de Intel llamada Digital Content Protection (LLC). La versión actual es HDCP 2.2.

Qué restricciones existen con HDCP

HDCP

El HDCP lo incorporan hoy en día la gran mayoría de componentes de reproducción multimedia, especialmente televisores y monitores. Hay compañías que lo implementan directamente en el contenido que retransmiten, y un caso claro puede ser HBO o Netflix, los cuales incluyen la función HDCP Compilant Streaming en su contenido de alta definición.

Entre los acuerdos que se incluyen en una licencia HDCP se encuentra el hecho de no poder suministrar contenido en alta definición a receptores que no tengan la misma versión HDCP requerida. Esto provoca que muchos usuarios tengan problemas en ver el contenido actual de la plataforma si están utilizando monitores o televisores antiguos, o equipos antiguos con monitores 4K modernos.

Otro tipo de restricciones que implementa HDCP a la hora de reproducir contenido de dispositivos DVD y Blu-ray es la calidad de imagen. En ellos la alta resolución llega mediante HDCP, así que en una TV sin HDCP la calidad estaría limitada a 540p o 480p. Esto se extiende a las consolas que utilicen HDMI/DVI no entregando señal de vídeo a televisores sin HDCP a menos que utilicemos un convertidor de señal digital-analógica-digital. En conexiones multi-pantalla también suelen surgir problemas de conexión sobre todo si combinamos monitores antiguos y modernos a distinta resolución.

Otra de las restricciones de esta función se encuentra en las salidas de audio digital. Por ejemplo, en DVD y Blu-Ray la calidad de audio se verá limitada a la calidad CD para salidas digitales que no sean compatibles con HDCP. Por ejemplo, a la hora de ver una película en calidad Dolby Digital 5.1. Claro que esto se aplicará solo a la salida digital, mientras que si utilizamos salidas analógicas HDCP no tiene soporte ni influencia en la misma, al igual que ocurriera con monitores CRT.

¿Se evita realmente la piratería?

HDCP suele dar más problemas que soluciones, ya que en 2010 fue publicada una clave maestra en donde se sostenía que desencriptaba la conexión. Fue la propia Intel la que reconoció que esta clave maestra era efectiva, por lo que DHCP se puede romper.

Debido a esto y a otros métodos creados por los usuarios, prácticamente es un hecho encontrar en la red todo tipo de contenido ilegal en calidad 4K nativa y con alta calidad de audio. Si día a día consiguen destruir las encriptaciones Denuvo de los últimos juegos y otras de gran nivel DHCP ya es un hecho.

Por el contrario, usuarios con hardware antiguo que desean ver contenido de forma legal suelen tener muchos problemas con HDCP, así que están prácticamente obligados a tener dispositivos actualizados con la inversión que ello conlleva.

Cómo saber si nuestro monitor soporta HDCP

HDCP

En este punto se nos puede plantear la duda de verificar si nuestro monitor o televisor cuenta con HDCP 2.0 o 2.2, el estándar más actual y el que deberíamos de tener implementado en al menos unas de las conexiones de nuestro receptor y emisor.

El primer método será el más simple, el de recurrir al panel de puertos trasero del monitor o televisor y buscar una inscripción que ponga “HDCP y su versión”. Sino no encontramos dicha inscripción, podemos revisar la pegatina con el modelo para ver si esta información viene.

Si la búsqueda ha sido infructuosa, podemos recurrir al manual de instrucciones, sí, ese que tiraste en el momento en el que desempaquetaste el monitor.

Así que, con el modelo de producto encontrado en la etiqueta de la parte trasera en el paso anterior, vamos a irnos a la página del fabricante para buscar esta información que seguramente vendrá en la ficha del producto.

Si aún no hemos encontrado nada, lo mejor será conectar el emisor con el receptor y ver si nos da imagen y a la resolución esperada. La reducción de calidad se notará mucho en monitores 4K, sinónimo de que HDCP está limitando la resolución. Sería el momento de ponernos en contacto con el soporte de la marca para que nos brinde ayuda sobre cómo poder ver el contenido a máxima calidad.

Conclusiones y enlaces de interés

HDCP es uno de los muchos intentos para frenar el consumo de contenido legal en nuestros dispositivos. Y como siempre hay innumerables métodos para romper la seguridad, y en otros casos por supuesto están las plataformas de streaming como Twitch o muchas otras.

Claro que estas mismas se dedican a poner límites a estas reproducciones analizando el contenido de streaming para tirar los directos o vídeos de personas que se dedican a mostrar contenido de terceros licenciados. Ya conocemos todos nosotros las altas limitaciones (a veces injustas) que tiene ahora YouTube en sus vídeos, la propia Twitch o Facebook.

Por supuesto si queréis tener una experiencia perfecta con el contenido que pretendéis ver, lo mejor es ir siempre a la fuente oficial y pagar por el servicio. Siempre se ofrecen ventajas de soporte, calidad, idiomas, contenido en directo en banda ancha y por supuesto el acceso a partidas online en el caso de videojuegos.

Ahora os dejamos con algunos enlaces de interés:

¿Has tenido algún problema extraño con el monitor que hasta ahora no supieras? Quizá se haya debido al HDCP.

José Antonio Castillo

Graduado en Ingeniería en Tecnologías Industriales. Amante de la informática, el gaming y casi cualquier deporte de motor.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba
Cerrar