Tutoriales

Bleeding: Qué es y por qué lo padecen los monitores IPS

Lejos quedan ya esos enormes y pesados monitores CRT, la aparición de tecnologías como la LCD nos ha brindado una mejora increíble en la calidad de imagen de un monitor. Especialmente los paneles IPS, de los que hoy hablaremos debido al fenómeno llamado Bleeding o Backlight Bleeding que suele afectarles.

Es posible que tu monitor sea de este tipo y nunca te hayas fijado en este fenómeno del bleeding, o quizás hayas tenido la suerte de no encontrarte nunca con ninguno. De una cosa estamos seguros, y es que la tecnología LED de los monitores tiene muchísimas ventajas, pero también hay algunos factores o inconvenientes que no deben ser olvidados.

Bleeding

Las pantallas TFT-LCD y la tecnología IPS

Comencemos explicando en que consiste la tecnología que utilizan las pantallas actuales, concretamente la que tiene que ver con los paneles IPS, que no es otra que la TFT-LCD.

Si, no es un error, una pantalla IPS es básicamente una pantalla TFT LCD o Thin Film Transistor Liquid Crystal Display. Parece una tontería, pero la mejor forma de saber que una pantalla es de cristal líquido es tocarla con un dedo y ver que se produce una onda alrededor del dedo de color gris o negro tal y como veis en la imagen.

Bleeding

Tecnología TFT-LCD

Las pantallas de tipo TFT son una variante de las primeras LCD que utilizan transistores para mejorar la calidad de la imagen. A su vez, es la tecnología posterior a los monitores CRT o monitores con tubos de rayos catódicos, aquellos con pantalla de cristal y un enorme culo que generaba la imagen con un cañón de electrones incidiendo sobre una matriz de fósforo. Estas son completamente distintas, y utilizan una matriz de píxeles dispuestos en filas y columnas. Cada uno de estos píxeles, que en esencia son condensadores, cuenta con un transistor conmutador para que pueda ser controlado de forma independiente, no perdiendo el brillo en cada actualización de refresco. Es precisamente por eso que las pantallas TFT no parpadean a la vista humana.

A su vez, los píxeles están fabricados con una capa trasparente de óxido de indio y estaño en la zona del frente (lo que vemos), una capa de cristal líquido en la zona central y otra capa trasparente en la zona de atrás para que éstos dejen pasar la luz a través de ellos formando así los colores. En una pequeña zona de ellos tener los transistores, que tan solo podrán ser vistos por un microscopio y que no afectarán a la calidad de imagen por su diminuto tamaño. Es más, su película de silicio es prácticamente eliminada para dejar pasar la luz a través de ellos.

Pero a diferencia de los panales OLED por ejemplo, estos pixeles no son diodos emisores de luz como tal, lo que hacen es obstruir la luz blanca que genera un panel de LEDs o CCFL (Luz Fluorescente de Cátodo Frío)  que está situada detrás de ellos. La variación de brillo en los píxeles formados por subpíxeles Red, Green y Blue (RGB) hará que aparezca la imagen correspondiente. Así que, para empezar, un píxel está formado por tres subpíxeles, y a su vez estos dejarán pasar en cada momento determinada cantidad de luz para que el efecto haga que nuestra vista vea un determinado color. Si por ejemplo nos vamos a una pantalla gigante que sea TFT, podremos ver perfectamente cada uno de estos píxeles rojo, azul y verde en ellas.

Cómo funciona un panel IPS y qué ventajas nos da

Bleeding
Composición de un panel IPS

Ya hemos visto más o menos cómo funciona una pantalla LCD, pero en el mercado tenemos distintos tipos de tecnologías de iluminación, unas utilizan retroiluminación LED blanca, y otras CCFL, más antigua y que se basa en tubos fluorescentes como los que tenemos en la cocina. Una de ellas es por ejemplo la tecnología TN, la más barata y básica de los paneles TFT.

Pero nos centraremos en la IPS que significa In-Plane Switching o de variación de plano. Estos tienen una distribución de cristal líquido alineados en paralelo mediante varias capas que hace mejorar los colores que los píxeles generan al dejar pasar la luz. Este diseño tiene la finalidad de mejorar sustancialmente la calidad que entregaban los paneles TN, ya que el desplazamiento del metal líquido horizontalmente hace que se mejoren mucho los ángulos de visión. Actualmente se sitúan en los 178⁰C mientras que un TN ofrece una distorsión en los colores muy acusada si lo miramos desde ángulos abiertos. Esta es la forma más clara de saber si estamos en un panel IPS o TN.

Bleeding

Pero no solo mejora los ángulos, también aumentan las prestaciones de color y su profundidad, gracias al uso de retroiluminación LED en lugar de CCFL. De esta forma tenemos paneles de 8 y 10 bits, pudiendo generar 16,7 millones de colores para el primer caso, y 1.070 millones de colores para el segundo. Eso sí, solían ser paneles más lentos en respuesta que los TN y soportaban menos frecuencia de refresco, aunque esta brecha se ha reducido mucho, contando con IPS de hasta 240 Hz y respuestas de solo 1ms. Pero sin duda la mayor desventaja que pueden presentar es el fenómeno del screen bleeding o backlight bleeding, que ahora explicaremos.

Qué es el Backlight bleeding

Bleeding

Llegamos al punto principal, el bleeding es un fenómeno que se produce al existir fugas de luz en los bordes de un panel de tecnología LCD, más concretamente en los IPS. Las pantallas de este tipo, tienen como ya sabemos un sistema de retroiluminación muy potente detrás de los píxeles que es la que realmente los ilumina. Puede ser de tipo CCFL o LED, y a veces entregan unos brillos de hasta 1500 cd/m2 o nits.

El caso es que, por pequeños defectos en la fabricación, el panel de cristal líquido y pixeles no bloquea adecuadamente la luz de fondo, provocando así que se produzcan fugas de luz por los laterales. Eso se pone de manifiesto sobre todo cuando la pantalla está representando colores oscuros como grises o negros, y también es más notorio cuando le subimos la potencia de brillo a la pantalla. Debido a que el efecto se asimila a un sangrado o mancha, se le ha puesto ese nombre.

El bleeding es bastante usual en pantallas IPS de gama media o baja, y casi siempre se produce en los bordes de la misma, sobre todo en las esquinas, en donde las terminaciones del panel suelen ser más críticas. No obstante, también se puede apreciar este fenómeno en partes centrales de la pantalla, sobre todo tras mucho tiempo de uso de la misma y la degradación del cristal líquido, que además las hace amarillear un poco.

¿Solo aparece en los IPS?

Bleeding

En teoría el método de construcción utilizando en estos panales IPS es el que los hace más susceptibles de tener bleeding. Los paneles con esta tecnología se componen de numerosas capas, puestas unas encima de otras y en diferentes ángulos. Con simples desviaciones en el laminado o corte de las mismas, puede causar estas fugas de luz. Así mismo, los cambios de presión en el pegado e instalación de las distintas láminas también pueden causar este tipo de fugas de luz en zonas que no son los bordes del panel.

Teóricamente todos los panales con tecnología TFT-PCD puede ser susceptibles de sufrir bleeding, aunque las peculiaridades de fabricación de los IPS los hacen de largo ser los más propensos a este fenómeno.

Cómo saber diferenciar bleeding e IPS Glow

Bleeding

Un aspecto muy importante a tener en cuenta de la tecnología LCD en general es que sus paneles se presentan con un efecto de brillo característico debido al uso de cristal líquido. Este brillo se denomina IPS Glow, ya que en los IPS suele ser más notorio, aunque también se observa en los TN.

El IPS Glow es diferente al bleeding, aunque se manifiesta también sobre fondos oscuros. En este caso, es un brillo más generalizado que aparece en distintas zonas de la pantalla o incluso en la pantalla completa dependiendo del ángulo con la que la miremos. Éste es un funcionamiento normal de estos paneles, debido a la tecnología de uso, así que no es un error del mismo, aunque sí es cierto que en los monitores de calidad aparecerá menos.

Lo importante será la forma de diferenciar un fenómeno y otro. Para ello, debemos de poner un fondo negro en la pantalla, y luego subir el brillo hasta que sea más notorio. Ahora lo que debemos hacer es mirar la pantalla desde distintos ángulos.

  • Cuando es bleeding, el brillo se mostrará notoriamente en los bordes y se mantendrá perfectamente visible independientemente del ángulo con el que miremos el monitor. Además el bleeding aparece desde el mismo instante en que arrancamos por primera vez el monitor.
  • Cuando es IPS glow, el brillo será más generalizado y en cualquier parte de la pantalla. Si nos movemos en diferentes ángulos, este deberá verse más o menos según dónde nos situemos, pudiéndose eliminar completamente si nos colocamos en el frente del monitor. Es posible que por la degradación del panel este brillo aparezca tras un tiempo de uso.

Cómo quitar el bleeding

Panel IPS correcto

No hay forma posible de eliminar el bleeding de una pantalla a menos que la desmontemos y volvamos a pegar sus capas, algo que creemos, no está al alcance de muchos. Esto es lo que podemos hacer para librarnos de él o al menos reducirlo:

  • Recurrir a la garantía del fabricante y que nos cambie el monitor. Muchas veces el bleeding aparece solo en ciertas unidades, lo mínimo que podemos hacer es aprovechar nuestro derecho como usuarios.
  • Bajar el brillo máximo del monitor hasta que se vea lo menos posible. No es mala idea hacer esto si no tenemos garantía o es un monitor de gama media/baja del que ya esperábamos algo así.
  • Podemos apretar o aflojar posibles tornillos que fijen el panel de imagen a los marcos de pantalla. Sabemos que el LCD reacciona a la presión distorsionando los colores, así que puede deberse a un mal ajuste en los marcos.
  • Desmonta y vuelve a montar el panel. No lo recomendamos para nada, pero si te gusta experimentar, pues adelante.

Conclusiones sobre el bleeding y los monitores IPS

Ya hemos visto que el bleeding puede aparecer en cualquier monitor con tecnología IPS, y de él tampoco se libran los monitores más caros. Obviamente no es una sensación agradable, sobre todo si nos gastamos una fortuna, así que lo mínimo que podemos hacer es reclamar al fabricante una nueva unidad.

Por suerte, en el mercado tenemos otras tecnologías como la TN o la VA, que combina las ventajas de los IPS y los TN para darnos panales de muy buena calidad y libres del bleeding. Tanto si eres gamer como diseñador, hay modelos impresionantes tanto en calidad de color como en velocidad.

Ahora te dejamos con otros tutoriales y nuestra guía de monitores.

Entonces, ¿tienes bleeding en tu monitor o es IPS glow? Cuéntanos tu experiencia con este fenómeno y si alguna vez has devuelto un monitor por este problema.

José Antonio Castillo

Graduado en Ingeniería en Tecnologías Industriales. Amante de la informática, el gaming y casi cualquier deporte de motor.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba
Cerrar