Tutoriales

Disco duro 2.5 pulgadas vs 3.5 pulgadas: usos adecuados

Si estás dudando entre un disco duro de 2.5 o 3.5 pulgadas, este artículo te ayudará. Dentro, repasaremos cuáles son los usos adecuados.

Aunque a primera vista no tenga mucha relevancia, existen importantes diferencias entre los discos duros de 2.5 y 3.5 pulgadas. Muchos compran un disco duro sólo con ver su capacidad, que es lo más importante para el comprador. Sin embargo, después, pueden surgir sorpresas por no comprar el formato adecuado. Por ello, os vamos a decir cuáles son los usos adecuados para cada formato.

Diferencias entre 2.5 y 3.5 pulgadas

carcasa disco duro 2.5 3.5

Puede que haya gente que no conozca la existencia de estos dos formatos, creyendo que todos los discos duros son iguales. Curiosamente, tienen muchas diferencias que deben exponerse para informaros de las virtudes y defectos que presentan cada formato. Os adelantamos que, más que enfrentarlos, vamos a ayudaros a que elijáis el que más os beneficie.

Tamaño

Como era obvio, la primera diferencia que encontramos es el tamaño del disco duro. Los discos duros de 2.5 pulgadas son más pequeños, haciendo énfasis en su grosor, que es mucho menor. Suelen tener unas dimensiones de 6,9 x 10 x 9,7 centímetros; por este motivo, se usan en los portátiles.

Por otro lado, los de 3.5 pulgadas son más grandes, debido a que no importa mucho su tamaño. Esto se debe a que éstos están enfocados a los sobremesa, por lo que los portátiles no pueden usarlos, normalmente.

Destino

Aprovechando lo que hemos dicho antes, encontramos una diferencia esencial entre ambos: el destino del disco duro. El HDD de 3.5 pulgadas, normalmente, tiene como destino un sobremesa. Por el contrario, el HDD de 2.5 pulgadas está destinado a usarse en portátiles, aunque podamos usarlos en sobremesas también. De hecho, los servidores usaban HDD de 3.5 pulgadas, aunque se estén pasando ahora a los SSD.

Siempre podéis utilizar adaptadores para usarlos en cualquier lado.

Consumo

Inicialmente, los discos duros de 2.5 pulgadas fueron ideados para portátiles. Por tanto, fueron diseñados para consumir menos energía, aspecto importante en equipos que funcionan con batería. Sabemos que depende mucho del momento en el que midamos el consumo, ya que no es lo mismo a plena carga que en reposo.

TE RECOMENDAMOS
Black Friday Amazon 25 y 26 de noviembre: Informática y electrónica: SSD, Monitores...

De igual manera, los discos duros de 2.5 pulgadas consumen menos energía que los de 3.5 pulgadas. El de 2.5 pulgadas consumen, normalmente, unos 5 W como máximo. Por otro lado, los de 3.5 pulgadas pueden consumir unos 7 W fácilmente.

Los discos duros de 2.5 pulgadas tienen partes mecánicas más pequeñas, los que le permite esta diferencia. Con lo expuesto, decir que los consumos se han reducido en los últimos HDD de 3.5 pulgadas, así que la diferencia no es la misma. Sí es cierto que los de HDD externos de 3.5″ necesitan alimentación, mientras que los de 2.5″ lo hacen mediante la conexión USB.

RPM o velocidad

2.5 3.5 pulgadas

Los discos duros de 2.5 pulgadas funcionan a una velocidad de 5.400 RPM, mientras que los de 3.5 pulgadas lo hacen a 7.200 RPM. Es verdad que podemos ver velocidades de 10.000 o 15.000 RPM en los de 3.5 pulgadas, pero es menos usual.

Estos datos se traducen en MB/s de transferencia:

  • 3.5 pulgadas a 7.200 RPM: 152 MB/s de escritura
  • 2.5 pulgadas a 5.400 RPM: 85 MB/s de escritura.

Por tanto, los de 3.5 pulgadas son bastante más rápidos que los de 2.5 pulgadas. Con todo dicho, tenemos que deciros que existen discos duros de 2.5 pulgadas a 15.000 RPM para servidores que están sustituyendo a los de 3.5 pulgadas porque son mucho más eficientes. Esto es porque uno similar de 3.5 pulgadas consume lo mismo que 2 de 2.5 pulgadas.

Capacidad

La capacidad también es clave para diferenciar ambos factores de forma. Para apreciar dichas diferencias nos tenemos que ir más allá de los 4 TB porque los discos duros de 2.5 pulgadas ofrecen esa capacidad máxima. Sin embargo, los de 3.5 pulgadas pueden ofrecer muchísimo más, viendo 10 TB, por ejemplo.

A pesar de ello, el usuario normal no va a solicitar capacidades de 8 TB o 10 TB, normalmente. Esas capacidades suelen solicitarlas los servidores o entornos profesionales. Por lo tanto, no es una diferencia apreciable para el usuario medio.

TE RECOMENDAMOS
Disipador para SSD M.2 NVME - ¿Merece la pena?

Precio

En principio, las unidades de 2.5 pulgadas son más caras que las de 3.5 pulgadas en los mismos términos de capacidad. Hemos hecho una comparación rápida y sí es verdad que son ligeramente más caros los de 2.5 pulgadas, pero no por mucho. De hecho, vemos algunos con tecnología SSHD, por ello cuestan más.

Es una cuestión a tener en cuenta, pero no es una diferencia abismal. Así que, no creemos que sea un problema que haga al consumidor preferir un factor de forma frente al otro.

Usos

Bajo mi punto de vista, es una de las diferencias más importantes a reflejar. Es cierto que los discos de 3.5 pulgadas tienen un rendimiento más elevado, ofreciendo más velocidad de escritura o lectura. No obstante, la cosa cambia cuando ponemos estos discos duros a trabajar de manera secuencial o constante: no disfrutamos de esas velocidades continuamente.

Por esta razón, muchos recomiendan 2.5 pulgadas si vamos a usarlo continuamente, dejando el disco duro de 3.5 pulgadas para simplemente guardar información y acceder a él de forma puntual.

SSD

Por último, decir que los SSD vienen en un factor de forma de 2.5 pulgadas. No encontramos SSDs que sean de 3.5″; de hecho, la tendencia va hacia la desaparición de los discos duros en ambos formatos de forma porque el rendimiento de los SSD M.2 es espectacular y serán el futuro.

Es una diferencia más que hay que tener en cuenta y que queríamos mostraros para diferenciar un poco más.

Recomendaciones

Con todo dicho, damos paso a las recomendaciones de un factor de forma u otro.

  • 2.5 pulgadas:
      • Para portátiles.
      • Bajo consumo.
      • Uso continuo.
      • SSD.
      • Capacidades inferiores a 4 TB.
  • 3.5 pulgadas:
      • Para sobremesa.
      • Guardar información.
      • No importa el consumo.
      • Capacidades grandes.
      • Más velocidad de lectura y escritura.

Dependiendo de lo que busquéis, debéis elegir un factor de forma determinado. Como veis, cada uno ofrece unas ventajas y desventajas, así que sólo os queda ponderar y elegir el que más se ajuste a vuestras necesidades.

Te recomendamos los mejores discos duros del mercado

¿Qué factor de forma utilizáis? ¿Sabíais todas estas diferencias? ¿Cuál os parece mejor?

Ángel Aller

La sociedad necesita a la tecnología, y la tecnología a la sociedad. Graduado en Derecho, amante de los videojuegos y geek inconformista. Encantado de tener un hobby en común. Leal a Alt+F4. Alicante.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba
Cerrar