Tutoriales

Sobremesa o portátil

¡La dura decisión! Elegir entre un sobremesa o un portátil es cada vez más complicado debido al avance del último. Dentro, analizamos todo: características, ventajas, inconvenientes, calentamiento, autonomía, actualizaciones y mucho más. ¡Allá vamos!

Debido a los avances acontecidos en los portátiles, el rendimiento de éstos se ha incrementado muchísimo. Esta mejora se ha visto en tareas profesionales y en videojuegos, así que muchos se hacen la pregunta ¿Qué elegir? Sabemos que nos leéis todo tipo de usuarios, así que analizamos a fondo todo sobre cada uno.

Sobremesa: fijo y potente

Cuando vamos a una tienda tenemos dos opciones: comprar un PC montado o hacer una configuración personalizada. Cada vez se compran más PCs personalizados al gusto de los usuarios, aunque seguimos viendo a compradores de equipos montados y listos para usarse.

Ventajas

A priori, nos tenemos que preguntar ¿Qué ofrece un sobremesa que no lo haga un portátil? En principio, potencia a raudales. A día de hoy, el mejor sobremesa y el mejor portátil no se pueden equiparar a rendimiento, ganando el primero. Para hacerlo más ameno, vamos a enumerar las ventajas que ofrece un equipo fijo:

  • Más potencia. Tenemos mayor potencia por cuestiones físicas porque el problema de los chips potentes es su temperatura. Esto deriva en la necesidad de una buena refrigeración, cosa que en los portátiles siempre va a estar más limitada.
  • Mejor refrigeración. Podemos montar el disipador que queramos, como un sistema de refrigeración líquida. Además, los ventiladores de un sobremesa son mucho más grandes, se pueden intercambiar y crear el circuito de aire que en los portátiles cuesta horrores.
  • Mayor productividad. Es la consecuencia de los dos puntos anteriores: tenemos una mejor herramienta profesional. Podemos trabajar con cargas más pesadas y exigirle al equipo prácticamente de todo.
  • Mejor experiencia en videojuegos. Esto está causado por una cuestión física: es muy complicado meter una tarjeta gráfica de alta gama en un portátil. De hecho, vemos hasta la RTX 2080, pero no obtenemos el mismo rendimiento que un sobremesa. Pensad que en un PC fijo podemos instalar una GPU de hasta 3 ventiladores.
      • Por otro lado, en el portátil (aunque no es del todo así) nos reducimos a la pantalla que tenemos, aunque podemos conectarlo a una pantalla externa. La pantalla no suele sobrepasar las 17 pulgadas. En un sobremesa podemos montar un monitor que ocupe toda nuestra mesa.
  • Mayor personalización de especificaciones. Podemos elegir nuestro equipo al gusto, decidiendo qué componentes queremos que lleve.
  • Posibilidad de mejorar o sustituir componentes. Pasado un tiempo, podemos tomar la decisión de cambiar tarjeta gráfica, procesador, discos duros, memoria RAM, fuente de alimentación; todo. En un portátil sólo podremos cambiar los discos duros y la memoria RAM.
  • No hay que cargarlo. Nuestro rendimiento no está limitado a una autonomía de 8 horas, sino que podemos trabajar sin preocuparnos por esta cuestión.

Desventajas

Aunque parezca que todo está dicho ¡Ni mucho menos! Los sobremesa tienen ciertas desventajas que les hacen equipos no tan eficientes o atractivos. Son las siguientes:

  • Son ordenadores fijos. Supone que no podemos llevarnos todo el equipo a la cafetería para trabajar, por lo que tenemos que estar delante de él para usarlo, salvo que lo utilicemos remotamente.
  • Consumen más. Es cierto que dan el máximo rendimiento posible, pero esto se traduce en un gran consumo, cosa que en los portátiles no es así. Esto es porque los portátiles deben ser los equipos más eficientes posible.
  • Necesitan periféricos. Y no cualquier periférico, sino un monitor, teclado y ratón. En los portátiles tenemos estos tres. Así que, cuando vayáis a comprar un PC tenéis que mirar también lo que cuestan sus periféricos, salvo que los tengáis previamente.
  • Necesitas un espacio mínimo. No todo el mundo dispone de un buen escritorio en el que instalar un buen equipo; de hecho, renunciarán a ese espacio para estudiar o hacer otras tareas porque todos los periféricos junto con la torre ocupan bastante espacio.
  • Peor refrigeración stock. En bajas gamas, los portátiles están mucho mejor refrigerados que un sobremesa lowcost, por ejemplo. No es una regla taxativa, pero, normalmente, es así. Las cajas baratas y el disipador stock no son muy buenos compañeros de refrigeración.
TE RECOMENDAMOS
Todo lo que tienes que saber para comprar en Banggood

Portátil: portable y versátil

portátil

Es el turno del portátil, un equipo que ha mejorado enormemente en los últimos 10 años. Hemos visto avances de todo tipo, en refrigeraciones, tecnologías de pantalla, teclados mecánicos incorporados, nivel de ligereza asombroso, etc.

Ventajas

En la práctica es el equipo que la gran mayoría de personas eligen, especialmente cuando su uso va a ser cotidiano o no van a necesitar una potencia descomunal. No obstante, encontramos opciones que nos ofrecen la posibilidad de obtener un rendimiento verdaderamente bueno, pudiendo hacer tareas de gran carga sin problemas.

Las ventajas de los portátiles son los siguientes:

  • Movilidad o portabilidad. Es una de sus grandes bazas: poder llevarnos nuestro portátil donde queramos. Y es que esto da mucha versatilidad al usuario porque puede disfrutar de su equipo y datos en cualquier lugar.
  • Buen rendimiento. Existen portátiles absolutamente para todo: ofimática, 2 en 1, gama media/baja,workstation, profesionales, etc. Lo cierto es que podemos encontrar portátiles para jugar a videojuegos y obtener una experiencia realmente buena.
  • Trackpad o ratón. Existe la posibilidad de utilizar ratón conectándolo a su USB o usar el trackpad, el cual gusta a muchos usuarios, especialmente de Apple.
  • Precio. Teniendo en cuenta que compramos un equipo completo, su precio es muy bueno porque viene todo incluido. Podríamos decir que es uno de los factores que hacen dudar a muchos usuarios. Más abajo hablaremos de esta cuestión porque no siempre es así.
  • Ligereza. En el caso de que optemos por un ultrabook o un portátil ligero, es una gozada poder viajar con él.
  • Trabajar en cualquier lugar. Cada vez veo más profesionales que trabajan fuera de casa o de la oficina con sus portátiles, lo que es muy atractivo para muchos.

Respecto al precio, para que no haya malentendidos he decidido hacer dos presupuestos similares: un portátil y un sobremesa. Los he hecho desde la página de PCComponentes.

El portátil sería el siguiente:

portátil sobremesa

La configuración del PC que he hecho es la siguiente:

Presupuesto PC

Presupuesto PC-2

El presupuesto del PC lo he hecho algo rápido e intentando cuadrar las especificaciones técnicas del portátil. Aún cambiando ciertos componentes, el precio del sobremesa sigue estando por debajo.

Desventajas

No todo es de color de rosa, por lo que los portátiles tienen puntos débiles, que no son pocos. Puede que para algunos estas desventajas no tengan tanto empaque, pero son reales, existen y debemos exponerlas.

  • Autonomía. Salvo que tengamos un enchufe cerca, el uso del portátil está acotado a la batería del mismo. Dependiendo del modelo que tengamos, tendremos más o menos horas de autonomía. También dependerá el uso que le demos, como los perfiles de energía que tengamos activados. En el caso de ser un workstation o portátil gaming, será raro pasar de las 5-6 horas de autonomía.
        • Una batería portátil puede ser una buena solución.
  • Menor rendimiento. Su rendimiento es muy bueno, pero está por debajo del sobremesa. Por tanto, sí, puede que su precio sea muy competitivo, pero su rendimiento no lo es ¿Merecerá la pena desembolsar más de 1000€ por una RTX 2080 o RTX 2070 que son superadas por un PC fijo?
  • La pantalla puede ser escasa. Si no tenemos un segundo monitor conectado, nuestra experiencia se quedará limitada a 17 pulgadas como máximo. Teniendo en cuenta que el tamaño estándar de un monitor es de 24 pulgadas, es bastante pequeño. Esto limita nuestra experiencia porque no tenemos tanto espacio para trabajar o jugar. Se podría decir que en videojuegos la experencia no es tan inmsersiva como en el PC fijo.
  • Nula personalización. Salvo que compréis un Mac (y ni eso), no podréis personalizar los componentes que el portátil va a traer instalados. Significa que tendremos que morir a lo que nos ofrezcan los fabricantes.
      • ¿Esto es malo? En mi opinión,. Sólo hay que ver la cantidad de modelos que equipan Ryzen frente a los que equipan Intel. Si yo quiero Ryzen, tendré para elegir no más de 10-15 modelos; si quiero Intel, podré elegir muchos más. Además, aquí entra el “tema marca“. Puede que encajen las especificaciones, pero la marca no nos guste… como veis, hay de todo.
  • Mejora de componentes limitada. Sólo podremos cambiar los discos duros y la memoria RAM. Así que, nos olvidamos de cambiar la GPU o el procesador, por ejemplo. Además, la memoria RAM debe ser muy concreta, no podemos comprar la que queramos; normalmente, las frecuencias suelen ser muy bajas. En definitiva, hay que hacerse a la idea de que nuestro portátil morirá con el mismo chip y la misma GPU inicial.
  • Peor refrigeración. Es una mera cuestión física: estos equipos tienen un espacio muy reducido para disipar el calor de sus componentes. Dicho esto, este sector ha innovado mucho en este aspecto y consigue unas refrigeraciones muy buenas, pero cuando llega el calor… se ven las debilidades. Lamentablemente, los que llevan una buena disipación cuestan mucho más dinero.
  • Si queremos hacer mantenimiento, perderemos la garantía. Hacemos referencia al caso en el que queremos limpiar el portátil por dentro. Los fabricantes prohíben abrir los equipos a los clientes; si lo hacen, perderán la garantía. Esto significa que estaremos 2 años, como mínimo, sin abrir el portátil, ni hacerle mantenimiento. Por norma general, no pasa nada, pero nos coartan tener el equipo saneado.
      • Por cierto, hacer el mantenimiento interior es mucho más laborioso que en un sobremesa. En una caja PC quitamos dos tornillos y podemos empezar a limpiar; en el portátil tenemos que desmontar toda la tapa inferior con cuidado.
  • Resistencia. Debido a su portabilidad, está más expuesto a golpes que un sobremesa. La gran mayoría de portátiles no aguantan los golpes bien. Este servidor os sirve de experiencia, al cual se le cayó el portátil desde el escritorio. El portátil nunca llegó a funcionar bien, dando pantallazos azules, etc. Esto no tiene por qué ocurriros a vosotros, pero existe la posibilidad. Así que ¡Diligencia!
  • Sustitución de batería. Personalmente, no he tenido ningún problema con esto y tengo el portátil desde 2015, pero conozco a mucha gente que sí. Al final, las baterías se deterioran, por lo que hay que cambiarlas. Esto supone coste, a no ser que entre en garantía. Deciros que las baterías duran mucho más de 2 años, así que, seguramente, tendréis que pagar por una nueva. Afortunadamente, no son muy caras.
  • El teclado no es tan cómodo. He probado distintos portátiles, y la diferencia de teclado se nota bastante. De igual manera, trabajo muchísimo más cómodo con el teclado mecánico de mi sobremesa por la posición de las muñecas, como por el confort de las teclas.
      • Probé a conectar mi teclado a mi portátil, pero no se trabaja igual, al menos en mi experiencia.
TE RECOMENDAMOS
En que criptomonedas invertir actualmente? Y como comprarlas?

Conclusiones

Creo que cada equipo está enfocado a un uso distinto y a unas condiciones específicas. Por ello, he pensado en poner razones por las que compraría un portátil o un sobremesa. Si os sirve de algo, soy usuario de ambos y me gustan ambos, no tengo ningún prejuicio a ninguno de estos dos tipos de PC. Sin embargo, en ciertas circunstancias, no elegiría uno frente al otro.

Razones por las que compraría un portátil:

  • Estoy en continuo movimiento y llego a casa a las tantas.
  • Soy freelance y no me gusta trabajar desde casa.
  • Me gustan los videojuegos o trabajo con herramientas potentes, pero casi no paso por casa.
  • Viajo mucho por negocios.
  • No tengo un espacio decente para instalar un setup.
  • Necesito buen rendimiento, pero no el mejor de todos.
  • Versatilidad.

Razones por las que compraría un sobremesa:

  • Mejor rendimiento posible.
  • Mejor experiencia en videojuegos y programas pesados.
  • Disponibilidad de espacio mínimo para su instalación.
  • Libertad de elección de componentes y posterior mejora de los mismos.
  • Trabajo desde casa.
  • Me gusta disfrutar de mi tiempo libre en mi PC.
  • Paso más tiempo en casa que fuera.

Como veis, depende del estilo de vida que tengáis, como de lo que busquéis en un PC. Personalmente, tengo un portátil y un sobremesa, el primero lo utilizo para trabajar fuera de casa; el segundo, para trabajar cuando estoy en casa y para disfrutar jugando a videojuegos o utilizar alguna herramienta potente. Para cada necesidad, tenéis una solución.

Esperamos que os haya servido de ayuda esta comparativa entre el portátil y el sobremesa y os hayáis decididos por el equipo que necesitáis. Si tenéis alguna duda, podéis comentar abajo y compartir vuestras impresiones.

Te recomendamos nuestra guía de mejores portátiles del mercado

¿Sois más de portátil o de sobremesa? ¿Qué experiencias habéis tenido?

Ángel Aller

La sociedad necesita a la tecnología, y la tecnología a la sociedad. Graduado en Derecho, amante de los videojuegos y geek inconformista. Encantado de tener un hobby en común. Leal a Alt+F4. Alicante.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba
Cerrar