Hardware

Mac Pro: Valorando lo que ofrece el nuevo buque insignia de apple

Nuevo Intel Xeon W 3000 y Radeon Pro Vega 2

WWDC 2019, Apple desvela el nuevo Mac Pro, su equipo enfocado a la producción de contenido audiovisual profesional.  Los objetivos ha cumplir son principalmente dos.

El primero arreglar el cataclismo creado por su antecesor  y el segundo volver a la modularidad sobre la que justificar la inversión en un equipo de alto (o altísmo) valor, pero que puede ser amortizado a lo largo del tiempo.

El Mac Pro más potente jamás fabricado por Apple hasta la fecha.

El rendimiento que puede esperarse de este producto es extremo si decidimos configurarlo con los componentes de máxima catalogación que soporta (procesador, cantidad de memoria, tarjeta gráfica y almacenamiento)

En todo caso, podemos optar por encargar una solución mucho menos ambiciosa pero también mucho más ‘asequible’. Siempre podremos actualizar las características que lo componen si en el futuro necesitamos ‘más potencia’, o aparecen nuevas soluciones.

Sería mentir no reconocer que, de base y sin posibilidad de seleccionar una configuración que no ofrezca tanto I/O, el nuevo Mac Pro ofrece a todo el que decida adquirirlo posibilidades de interconexión con componentes y periféricos:

    • En abundancia.
    • Con elevadas demandas de ancho de banda.

Y aquí es donde viene el revuelo.

El precio de partida es de $5.999 con los siguientes componentes optativos.

    • 1 Xeon W 3223 custom de 8/16
      • 3,5GHz /4.0GHz
      • 24,5MB cache (ampliada en todos los modelos para Mac Pro).
      • Memoria 2.666MHz (de 2.999 Mhz en el resto de la familia)
      • 64 PCIe lanes.
    • 4 x 8 GB de RAM
    • 1 Radeon Pro 580X
      • 36 compute units, 2304 stream processors
      • 8GB of GDDR5 memoria
      • 6 teraflops single precision
    • 1 SSD de 256GB

Tratemos de configurar un PC con estos componentes (recordemos que son parciales) y veamos su precio teniendo en cuenta que de momento no podremos concluir demasiado.

Esta es la valoración de Apple del PC actual que enfrentaría a su Mac Pro base de $5999.


– El procesador equivalente podríamos ubicarlo dentro del nuevo portfolio de la familia Xeon W (Cascade Lake) presentado por Intel apenas unos días antes de la WWDC en el Computex.

Xeon W-3223            8/16   3.5 GHz           4.2 GHz           160W 16.5 MB          1000€

Los nuevos Xeon W 3000 le pasan la mano por la cara a sus predecesores, de largo.

– La memoria haría uso de 2 DIMM de 16 GB a 2.666 MHz registrada con un valor aprox. de 200€.

Para sustituir la GPU seremos un poco flexibles y barajaremos decantarnos por una RTX 2070 o por una Quadro P4000 / Radeon Pro 7100 en función de cómo de polivalente o de específico fuera a ser el uso de nuestro ‘clon’.  Pongamos entre 500 – 900€.

– La unidad de almacenamiento se las apaña con el habitual 970 Evo Plus de 256GB y unos 80€.

Pero hay una cosa más…

– Ahora necesitamos una fuente de 1.400W ya que el Mac Pro la incluye sí o sí con vistas a cubrir cualquier necesidad, desde el primer día que tenga que usarse hasta el último, con la configuración base o con las posteriores que lo actualicen.

Seguramente no lo haríamos así si estuviéramos creando un equivalente al gusto, pero lo que queremos es tratar de comparar los precios y la realidad es que además de los componentes opcionales, hay una serie de ellos en el Mac Pro que no lo son. Los pagas quieras o no.

Así que toca dejarse 300€ en la PSU de nuestro clon del Mac Pro Base.

– Tres cuartos de lo mismo con la placa base, necesitamos una placa con socket LGA 3647 y que se aproxime a las posibilidades de expansión que la que obliga Apple a llevarse con cada Mac Pro y de momento no hay nada en el mercado (hace 7 días que se presentaron).

No creo que vaya a ser ‘barato’ conseguir una placa 1P con six channel y 8 slots PCIe para nuestro nuevo y flamante Intel 3647. ¿Le ponemos 1000 euros por poner algo?

Cada vez parece más descabellado lo que estamos forzándonos a hacer con el Mac PRO, ¿Verdad?

Si pudiéramos centrarnos en calcar solo el rendimiento de la configuración base y olvidarnos de ofrecer compatibilidad con upgrades que multiplicaran por 10 el rendimiento original, nos ahorraríamos una pasta.

Lamentablemente, el Mac Pro, no permite esto. Y los componentes ‘NO OPCIONALES‘, tienen mucho que decir en su precio.

Bueno, vamos a ver por donde vamos hasta el momento con nuestro proyecto.

    • PROCESADOR – 1000
    • MEMORIA RAM – 200
    • TARJETA GRÁFICA – 700
    • ALMACENAMIENTO – 80
    • PSU – 300
    • PLACA BASE – 1000

– Tendríamos que ocuparnos aún de conseguir una caja donde poder albergar los componentes, pero sin saber el formato de la placa hacemos castillos en el aire.

El Mac Pro utiliza una placa custom en la que ambas caras son utilizadas para ubicar componentes, en este caso la generosa cantidad de RAM, que ocupa una también generosa cantidad de espacio (y recuerdo que es 1P y six channel).

Contigo empezó todo. Seguro que todos recordáis este prototipo. Ahora se ríe ella.

Los fabricantes de placas ‘genéricas’ seguramente optarán por no complicarse la vida y que todos los componentes se ubiquen en la misma cara de la placa (si acaso las unidades NVMe están empezando a aprovechar la ‘otra cara’, pero dado que no estamos en mainstream, tampoco importa mucho este asunto y lo aparcamos).

Así que, presupongo una placa de formato extendido mínimo, por lo que la caja tiene que ser capaz de albergar este tamaño. Mucho más grande que la del Mac Pro.

– De nuevo se ‘adivina’ otro punto que Apple esgrimirá para justificar el precio de su criatura. Es lo más pequeño posible permitiendo acceso directo a los componentes con la mínima complicación. Y a la vez su propia estructura forma parte del sistema empleado para mantener las temperaturas en su sitio.


Esta es la solución personalizada que Apple utiliza para mantener fresco al nuevo Xeon.

Nuestra caja no va a hacer nada de esto último, descontadlo del precio, o anotádselo al disipador que vamos a tener que montar en la CPU. Propongo otro 200 / 300€ para ocuparnos de ambas cosas… y creo que me curo en salud.


Me salen unos 3.500€ y renunciar (gustosamente o con lágrimas y dolor según prefiráis) a:

    • Optar a los MPX Module, las Radeon Pro Vega 2, etc.
    • Thunderbolt 3 a no ser que nos ocupemos específicamente.
    • La aceleradora Afterburner para ProRes y ProRes RAW
    • Tener un equipo tan compacto, sólido y pequeño.
    • Ausencia de cableado, el suministro de energía es siempre desde slot.
    • Facilidad de acceso a y desde cualquier parte de la torre.
    • Chip T2 para el encriptado de la información.

– Es cierto que hay una diferencia importante de precio, pero también es verdad que no he sido capaz de crear un equipo que pueda ofrecer lo que el Mac Pro vincula con su precio (desde la configuración básica y de forma obligatoria), porque fundamentalmente consisten en posibilidades de expansión y de aumentar sus prestaciones sobre la base original.

Cuando Apple abra el configurador del nuevo Mac Pro y nos asuste con sus precios de ampliación para los componentes opcionales, temblaremos con los 1.5 TB de DDR4 con módulos de 128GB, las combinaciones de Radeon Pro Vega II / Duo y sus hasta 4 GPU interconectadas por Infinity Fabric, o el upgrade de almacenamiento hasta el RAID de 2+2TB NVMe.

Entonces veremos con mayor claridad si lo que es realmente llamativo son los $5999 de la configuración base, o si realmente tiene sentido su existencia.

Su rendimiento será muy inferior a los modelos sobrealimentados pero ya estamos pagando la base que permitirá expandirlo.

Creo que cuando tengamos el configurador será cuando realmente podamos apreciar si existe un sobrecoste importante respecto al que podríamos obtener adquiriendo nosotros mismos los componentes en lugar de encargárselos a Apple o de utilizar GPU’s sustitutivas ya que las Pro Vega II son exclusivas de Mac.

Sigo opinando que el Mac Pro 2019 base es caro, pero después de todo el rollo no de forma tan excesiva o injustificada como pensaba en un principio.

Y ya que hemos llegado hasta aquí, simulemos de forma parcial la configuración máxima también para nuestro súper PC. Preparaos para hacer parecer un juguete al Mac Pro base y calderilla sus $5.999.

Pre-calculemos:

– El precio del nuevo Xeon W más potente sería de aproximadamente 9.000€

(Xeon W-3275M 28/56 2.5 GHz 4.6 GHz 205W 38.5 MB)

– Subir a 768GB o 1.5TB de memoria usando módulos de 64 ó 128 GB puede ‘llamarse’. 500/600€ por módulo (64GB).  Y 2500€ por módulo (128GB).

Este tipo de equipos se equipan con cantidades ingentes de RAM. 

– Una unidad SSD NVMe de 2TB ronda los 450/500€

Me sale a sumar ‘a grosso modo’ al precio base de $5.999 lo siguiente:

  • CPU
    • +8.000€ del procesador.
  • MEMORIA
    • +6.600€ (12 dimm de 64 GB para llegar a 768 GB)
    • +15.000€ (6 dimm de 128 GB para llegar a 768GB)
    • +30.000€ (12 dimm de 128GB para llegar a 1.5TB)
  • ALMACENAMIENTO INTERNO
    • +900 (un chiste visto lo visto).

Vamos por entre 40/45.000€ sin contar las Radeon Pro Vega 2 (y la cosa puede subir mucho muchísimo ‘gracias’ a ellas, mirad los cuadros de un poco más abajo) y ‘el extra’ que Apple quiera añadir a los precios de los componentes que hemos calculado. Seguro que mis precios ‘a pelo’ son bastante mejores que los que veamos en la web de Apple en unos días.

Radeon Pro Vega 2 / Duo y su modularidad a través de los módulos MPX.


Hay otro componente que está pasando inadvertido que permite gestionar las tareas previstas (vídeo en este caso) descargando al resto de componentes de parte del trabajo.

Sin tener referencias sobre lo determinante que pudiera ser la presencia o ausencia de la tarjeta aceleradora Afterburner es complicado seguir sin que hacerlo ya sea proceder sin ninguna referencia a la que tratar de emular.

  • Soporta hasta 3 streams 8K ProRes RAW
  • Soporta hasta 12 streams 4K ProRes RAW.

Como para pasar desapercibido (o que no tenga su parte que ver en el precio).

Tampoco hemos tratado de replicarlo en nuestro PC ‘clon’ del Mac Pro, y por tanto su coste tampoco aparece repercutido de forma directa, por tanto su trabajo tendrá que ser absorbido por cpu y gpu, por lo que las comparativas de rendimiento nunca podrán ser de igual a igual.

TE RECOMENDAMOS
AOC presenta los monitores gaming HDR AGON 3 G-Sync y FreeSync 2

Esta semana comenzó el E3 y de momento no hemos visto ningún producto que se asemeje. Toca esperar a ver si algun a fabricante lanza algun que le tosa. Estamos seguro que hay muchas compañías dispuesto hacerlo ;)

Cargar más

INT 21H

Escarmentado reincidente de las consecuencias de averiguar cómo conectar esto con aquello, y cuando finalmente ya funciona no ser capaz de no ir a averiguar también qué pasa si deshacemos y probamos 'otras formas'. Inmerso en la gestión masiva de datos y la especulación.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba
Cerrar