Tutoriales

Placa base micro ATX: ¿Es mejor una ATX que una ITX?

Hasta hace poco tiempo, una placa base micro ATX era el formato más pequeño disponible para los ordenadores de escritorio, pero la miniaturización de los componentes y la evolución de la tecnología ha hecho que estas hayan sido relegadas a un segundo plano debido a las nuevas placas bases Mini ITX, o simplemente ITX.

Placa base micro ATX

En este artículo veremos si aún tienen cabida las placas Micro ATX o si definitivamente han sido relegadas por las más pequeñas a un segundo o tercer lugar. Si tas pensando en comprarte alguna de ellas, esperamos que aquí te despejemos las dudas.

Tamaños de placa base disponibles

En la actualidad existen básicamente cuatro tamaños de placa base disponibles, y dos de ellos son los que a nosotros nos interesan. ¿Cómo de pequeñas serán respecto a las hermanas mayores?

Formato de placas bases

  • Placas E-ATX, las más grandes: salvando las distancias con las placas de servidores y otros personalizadas, estas serán las más grandes, con unas medidas de 300 x 330 mm. Son las placas en donde más componentes caben, casi siempre usadas para los chipsets x299 y x399 con 8 ranuras DIMM y capacidad para muchas tarjetas de expansión.
  • Placas ATX, las de tamaño estándar: estas son las más genéricas, y cuentan con unas medidas de 305 x 244 mm. Prácticamente el 90% de chasis que se venden en el mercado son compatibles con este tipo de placas. Presentan 4 ranuras DIMM y espacio para al menos dos tarjetas gráficas.
  • Placas Micro ATX: son las siguientes en la lista en cuanto a tamaño, con un total de 284 x 208 mm para la variante Mini ATX y de 244 x 244 mm para las micro ATX. Estas placas son compatibles prácticamente con todos los chasis del mercado que admiten ATX, así que tenemos la ventaja de obtener espacio de sobra para ellas.
  • Placas ITX o Mini-ITX: son las más pequeñas para PC de escrtitorio salvando las distancias con las placas que incorporan los considerados Mini-PC, los cuales cuentan con unas personalizadas para su hardware y CPU. Estas placas suelen ser también compatibles con muchos de los chasis antes comentados, aunque obviamente no tienen mucho sentido montarla en estos chasis tan grandes.

Capacidad de hardware Micro-ATX vs ITX

Vistos los tamaños, debemos suponer que entre más pequeña sea una placa base, menos componentes podrá albergar en su interior, y esto es totalmente cierto, ya que existen evidentes barreras técnicas que el tamaño no puede salvar. Aunque muchas de las micro ATX del mercado almacenan alguna sorpresa que otra.

Para comparar el máximo hardware que pueden albergar, hemos escudriñado el mercado para ver más o menos que nos pueden ofrecer en sus gamas más altas. Veamos que nos brindan cada una de ellas:

Compatibilidad con CPU y disipador

Placa base micro ATX
Vista del socket LGA 1150

En este sentido, ambas placas cuentan con las mismas características, ya que tendremos modelos ITX y Micro-ATX capaces de soportar procesadores Intel Core de Socket LGA 1151 y procesadores AMD Ryzen de socket AM4, así que podremos montar por ejemplo un Core i9-9900K sin problemas en ambas placas base.

Esto es muy interesante para usuarios que quieren montar un PC gaming pequeñito con un hardware potente. Además, otro detalle a considerar es que ambas placas cuentan con soporte para los chipsets más potentes de ambos fabricantes, queremos decir el Intel Z390 y el AMD X470.

Un detalle que no se nos escapa es el espacio disponible para el disipador. ¿Queremos poner un Scythe Ninja 2?, pues en ambas podremos, ya que el espacio libre que se queda en el socket será estándar en todas las placas bases. Sin problemas podremos montar un disipador que sea más grande que la propia placa.

Soporte para memoria RAM

Placa base micro ATX DIMM

En poco tiempo la capacidad de memoria RAM ha llegado a un nuevo nivel, ya que los fabricantes ya se encuentran construyendo módulos de 32 GB DDR4 a velocidades increíbles.

Físicamente, las Micro-ATX tiene una ventana aquí innegable y este al igual que las ATX, casi todas cuentan con 4 ranuras DIMM capaces de albergar 64 GB de memoria RAM DDR4, aunque como decimos, con los módulos de 32 GB pronto serán 128 GB.

Por su parte, una placa Mini-ITX va a tener en la totalidad de los casos tan solo dos ranuras DIMM, que en su caso podrán soportar 32 o 64 GB de memoria RAM. Así que, en este sentido, sí que una micro ATX da un extra de capacidad.

En lo que respecta a la velocidad, en ambos casos va a depender de la potencia de la placa y los perfiles JEDEC que haya decidido el fabricante soportar mediante la BIOS. Así que tendremos placas tanto ITX como Micro ATX con soporte para más de 4000 MHz de frecuencia de reloj.

Almacenamiento

Placa base micro ATX
SSD M.2

El tercer elemento crítico a la hora de mirar una placa base es la capacidad de almacenamiento. Teóricamente, al tener el mismo chipset ambas placas deberían de soportar exactamente la misma cantidad de almacenamiento, porque como siempre el tamaño puede jugar en contra de las placas Mini ITX.

Comencemos por una placa de gama alta ITX, en sus especificaciones vemos un total de dos ranuras M.2 compatibles tanto con SATA como PCIe. En estas placas, no suele haber espacio suficiente en la parte delantera para las dos ranuras, así que los fabricantes colocan la segunda ranura justo en la parte de atrás. Por su parte tendremos u total de 4 conectores SATA en prácticamente todas las placas de este tipo.

En las placas Micro ATX hay espacio suficiente como para colocar 6 puertos SATA junto a 2 ranuras M.2. Así que, en teoría, la capacidad de almacenamiento podría extenderse en las Micro ATX un poco más, pero esto va a depender del fabricante, y sabemos que con dos ranuras M.2 tendremos más que suficiente.

Ranuras PCIe

El siguiente elemento diferencial, y aquí sí que no hay duda alguna de quién gana es en la capacidad de conexión para tarjetas de expansión en ranuras PCIe.

En las ITX, vamos a terminas rápido, ya que solo cuentan con la ranura PCIe x16 3.0 para conectar una tarjeta gráfica en ella, del tamaño y potencia que sea, eso sí. No tendremos ninguna ranura PCIe x1 ni x4, así que no podremos conectar nada extra, como una tarjeta Wi-Fi externa.

En las Micro-ATX sí que tenemos espacio incluso para hacer Nvidia SLI y CrossFire gracias a dos ranuras PCIe 3.0. Además, habrá espacio suficiente para introducir otras dos ranuras PCIe x1 haciendo un total de 4. Por supuesto, será decisión de cada fabricante meter las que quiera.

Conectividad para periféricos y red

Placa base micro ATX

Esto es algo que ambas placas base tienen prácticamente igual, con un total de aproximadamente 18 conexiones a repartir como cada fabricante quiera. Podremos tener los típicos 6 conectores para audio, dos puertos USB 2.0, otros 4 o 6 puertos USB 3.1 gen1/2/Type-C, puertos HDMI y DisplaPort y el puerto de red RJ-45.

El otro apartado que también es casi siempre igual es la conectividad de red, concretamente inalámbrica. Los fabricantes saben que si queremos comprar una placa Micro-ATX y, sobre todo, ITX, es porque queremos movilidad, así que lo mínimo que podemos pedir en una ITX, es que cuente con tarjeta Wi-Fi preinstalada. En las Micro-ATX baratas no tenemos opción de Wi-Fi integrada normalmente.

Conectividad interna

Con esto nos referimos a las cabeceras para USB, ventiladores e iluminación RGB. Si tenemos placas base modernas y orientadas a gaming, seguro que las dos van a traer la menos dos o tres cabeceras para ventiladores + bomba de agua, una cabecera RGB y dos conectores para USB.

Por supuesto en las Micro-ATX de nuevo tendremos espacio para más, así que cada uno valore la cantidad de cabeceras que le Hansen falta. Por nuestra parte, las dos placas cumplen en este sentido.

Cuál da más ventajas a la hora del montaje

Placa base micro ATX
Chasis ITX

Pues esto será un rasgo diferencial a favor de la placa ITX, por el simple hecho de que realmente es útil para montar un Mini PC.

Mientras que una placa Micro-ATX necesitará una torre que prácticamente será igual de grande que una ATX, una ITX tendrá sus propios chasis, unos chasis que sí, admitamos que tienen una refrigeración algo pobre y poco espacio, pero al menos su aspecto se ha cuidado y realmente pueden colocarse donde queramos.

Además, un en muchos chasis ITX podremos incluso montar sistemas de refrigeración de 120mm. O si queremos más espacio, pues vayámonos a una placa mATX que tiene mayor capacidad y aprovechemos el ese espacio. Personalmente pienso que es contraproducente comprar una placa Mini-ITX para luego colocarla en una torre grande.

Resumen y cuál usar en cada caso

Pues bien, vamos a ver el resumen de toda la chapa que hemos dicho anteriormente, para que cada uno tenga más o menos clara nuestra opinión al respecto.

Placa Mini ITX

Sin duda esta placa será ideal para construir un equipo portable. Son placas pequeñitas pero completas en cuando a conectividad de periféricos y como mínimo debemos asegurarnos que tenga Wi-Fi incorporada. Vendrá genial con un chasis ITX que decore la habitación y que además tenga un buen diseño en cuento a refrigeración.

Podremos montar un PC multimedia con procesadores poco potentes y baratos, o por el contrario un PC gaming potente, ya que tienen chipsets de gama alta y capacidad para instalar tarjeta gráfica.

Placa Micro ATX

Si queremos una placa mediana para una torre que no es ni grande ni pequeña, pues adelante, pero no tiene sentido comprar una Micro ATX para montarla en una torre ATX, a no ser que sea por motivo de dinero.

Hay placas Gaming muy potentes de este formato y además con Wi-Fi y que admiten varias GPU. Si encuentras una oportunidad buena en el mercado, será tan válida como una ATX, pero lo cierto es que no es tan portable como la ITX ni tan amplia como la ATX.

Modelos recomendados placas Mini-ITX

Para finalizar, veamos los modelos que, bajo nuestra humilde opinión, son las más recomendados.

MSI B360I Gaming Pro AC

MSI B360I Gaming Pro AC - Placa Base Performance Gaming (LGA 1151, 2 x PCI-E 3.0 x 16 Slots, 2 DIMMS, 4 x SATA) Negro
  • Mystic Light y Mystic Light Sync - Personaliza tu PC con hasta 16,8 Millones de colores
  • Twin Turbo M.2 - dos ranuras M.2 Turbo
  • Audio Boost - sonido de calidad de estudio para tus dispositivos de audio
  • DDR4 Boost - tecnología avanzada para proporcionar señales puras para la mayor estabilidad
  • Core Boost - optimizado diseño de alimentación y trazos para soportar mas núcleos y obtener mejor rendimiento

Última actualización el 2019-05-24

Comenzamos por una placa con chipset B360 para los procesadores Intel de gama media. Cuenta con iluminación RGB, conectividad Wi-Fi, tarjeta de sonido 7.1 AC892 de Realtek y justo lo que hemos comentado arriba, dos ranuras DIMM y una PCIe 3.0. Además, tendremos los dos M.2 reglamentarios para que no haya problemas con el almacenamiento.

MSI MPG Z390I Gaming Edge AC

Rebajas
MSI MPG Z390I GAMING EDGE AC - Placa base Performance (LGA 1151, 1 x PCI-E 3.0 x16, DDR 4 Boost, Twin Turbo M.2, 2 x USB 3.1 Gen2, Intel Wireless-AC 9462, Bluetooth 5.0)
  • CORE BOOST: Un diseño premium y totalmente digital de alimentación para soportar más núcleos y ofrecer mejor rendimiento
  • TWIN TURBO M.2: Con 2 ranuras M.2. corriendo en PCI-E Gen 3, maximiza x4 el rendimiento para los NVMe SSDs
  • DDR4 BOOST: tecnología avanzada para proporcionar señales puras ofreciendo el mejor rendimiento y estabilidad
  • AUDIO BOOST: Audio aislado con procesador de audio de alta calidad EES DAC y Nahimic para la experiencia más inmersiva
  • INTEL TURBO USB 3.1 GEN2: Desarrollado por Intel, asegura una conexión ininterrumpida con más estabilidad y mayor velocidad USB

Última actualización el 2019-05-24

Mucho más interesante es esta placa ITX con chipset Z390 para poder montar un PC gaming de gama alta en tan solo unos pocos centímetros de nuestra casa. Tendremos funciones avanzadas para que nuestro hardware entre un extra, con Core Boost, DDR4 Boost y un VRM de nada menos que 10 fases. Tiene dos ranuras M.2 PCie x4, conectividad USB 2.0, 3.0 y 3.1 Gen2 y por supuesto Wi-Fi. Merece mucho la pena esta placa por el precio que tiene.

Gigabyte Z390I AORUS Pro Wifi

GIGABYTE Z390 I AORUS Pro WiFi S1151V2 -
  • Gigabyte
  • Ordenadores personales

Última actualización el 2019-05-24

Otra más para la lista, en este caso se trata de una AORUS de unos 190 euros que nos ofrece un disipador para una de sus dos ranuras M.2 en la zona frontal. No soporta, en principio, 64 GB de RAM, pero tenemos conectividad Wi-Fi de alto nivel con un chip Intel CNVi 2×2 a 1,73 Gbps y una tarjeta de sonido superior con chip Realtek ALC1220. Si tu objetivo es montar un PC gaming, AORUS tiene lo que necesitas.

MSI B450I Gaming Plus AC

MSI B450I Gaming Plus AC - Placa Base Gaming (AM4, AMD B450, 1 x PCI-E 3.0 x16, DDR4 3466+, HDMI, 4 x SATA 6 GB/s)
  • Steel Armor - Fortalece tu sistema con PCI-E Steel Armor, con más puntos de soldadura y un refuerzo de acero para proteger tus dispositivos PCI-e
  • MSI GAMING - Adelanta a tus oponentes usando las fantásticas herramientas MSI GAMING. Hardware y herramientas de software creadas para mantenerte en la cabeza de la competición
  • Audio Boost - sonido de calidad de estudio para tus dispositivos de audio
  • DDR4 Boost - tecnología avanzada para proporcionar señales puras para la mayor estabilidad
  • Core Boost - optimizado diseño de alimentación y trazos para soportar mas núcleos y obtener mejor rendimiento

Última actualización el 2019-05-24

Pasemos ahora a ver una placa orientada a montar CPU AMD Ryzen de gama media gracias al chipset B450. Está a un precio similar a la que vimos anteriormente con B360 de Intel y lo cierto es que son similares. Capacidad para dos unidades M.2, conectividad Wi-Fi AC 1×1 y una buena tarjeta de audio ALC887 de Realtek son sus bazas. Tenemos todo lo necesario y a un buen precio para nuestro Ryzen.

Asus ROG Strix X470-I Gaming

Asus ROG STRIX X470-I GAMING AMD AM4 X470 mini ITX - Placa base gaming con M.2 heatsink, Aura Sync RGB iluminación LED, DDR4 3600MHz , HDMI 2.0, 802.11ac Wi-Fi, dual M.2, SATA 6Gb/s y USB 3.1 Gen 2
  • Zócalo AM4 para procesadores AMD Ryzen de 2.ª Generación/Ryzen 1.ª Generación/Ryzen con gráficos Radeon Vega/7
  • 2 x DIMM, máx. 64 GB, DDR4 2666/2400/2133 MHz, non-ECC, un-buffered
  • AMD Ryzen 1.ª Generación / AMD Ryzen con gráficos Radeon Vega
  • 2 x PCI Express 3.0/2.0 x16 (uno x16 o dos x8/x8)
  • AMD Ryzen con gráficos Radeon Vega /7.ª Generación serie A/Athlon X4

Última actualización el 2019-05-24

Y para finalizar tenemos una placa ITX para el chipset de gama alta de AMD Ryzen, el X470. Una placa similar también a las Z390, con las dos ranuras M.2 correspondientes, tarjeta de sonido Realtek S1220A y tarjeta Wi-Fi 2×2 1,73 Gbps. Nada que no hayamos comentado ya ni que echamos en falta.

Modelos recomendados placas Micro-ATX

Y ahora vamos con los modelos de placas mATX.

Asus TUF B360M-E Gaming

Rebajas
TUF B360M-E Gaming 2DDR4 DVI/HDMI/M.2 uATX
  • Asus TUF B360M-E Gaming Socket 1151 - Placa Base

Última actualización el 2019-05-24

La mejor opción que vemos en cuanto a calidad/precio para una Micro-ATX de chipset B360M, aunque no tenemos disponible conectividad Wi-Fi en ella. La gama TUF se caracteriza por la calidad de los componentes, aunque también tenemos una ranura M.2 PCIe y dos USB 3.1 Gen2.

Asus Maximus XI Gene

Asus ROG Maximus XI Gene
  • Rog máximos xi gene

Última actualización el 2019-05-24

Seguramente la placa base Micro-ATX xon chipset Z390 más potente del mercado, y la razón principal es su capacidad de 64 GB de RAM a 4800 MHz en solo dos ranuras DIMM y el conector exclusivo de Asus para almacenamiento de alta velocidad conectado directamente al procesador. Además, tenemos conectividad Wi-Fi Intel CNVi AC-9560 y un VRM de 12 fases para hacer overclocking.

Gigabyte Z390 M Gaming

Rebajas
Gigabyte Z390 M Gaming LGA 1151 (Zócalo H4) Intel Z390 Micro ATX - Placa Base (DDR4-SDRAM, DIMM, 2133,2400,2666 MHz, Dual, 64 GB, Intel)
  • Soporte para  procesadores de 9ª y 8ª Gen Intel Core
  • Dual Ultra-Fast M.2 con PCIe Gen3 X4 (1 conThermal Guard) con interfaz SATA
  • Soporte Multi-Graphics con PCIe Armor y Diseño Ultra Durable
  • Intel USB 3.1 Gen2 Type-A nativo
  • Ultra Durable 25KV ESD y protección contra la sobretensión

Última actualización el 2019-05-24

Está bien, con la anterior nos vinimos un poco arriba, vamos a ver una un poco más económica de Gigabyte. Es una placa de nueva generación con soporte para 128 GB de RAM con 4 DIMM, dos ranuras M.2 PCIe, soporte para CrossFire 4-way o 2-way, aunque tampoco tiene conectividad Wi-Fi integrada.

Gigabyte B450 AORUS M

Rebajas

Última actualización el 2019-05-24

Pasamos ahora a una muy buena placa base gaming barata de AORUS con chipset B450 para AMD Ryzen. Es similar a la vista anteriormente para el B360, ya que no tiene conectividad Wi-Fi, y una sola ranura M.2 PCIe.

EVGA X299 Micro

EVGA 131-SX-E295-KR - Placa Base Intel
  • Gran calidad.
  • Excelente acabado.
  • Premium.

Última actualización el 2019-05-24

Hemos querido meter también esta EVGA, por ser una de las pocas placas Micro-ATX que existen para la plataforma X299 Workstation de Intel bajo socket LGA 2066. Por supuesto cuenta con Wi-Fi, dos ranuras M.2, puerto U.2 y 4 ranuras DIMM en Quad Channel. Además, soporte Nvidia SLI y AMD CrossFire en sus dos PCIe 3.0.

Enlaces de interés y conclusión

Pues hasta aquí llega este artículo que habla sobre las principales diferencias y similitudes de las placas ITX y Micro-ATX. Esperamos que la información te sea útil para elegir mejor qué placa base necesitas para tu PC.

José Antonio Castillo

Graduado en Ingeniería en Tecnologías Industriales. Amante de la informática, el gaming y casi cualquier deporte de motor.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba