Lunes , Agosto 21 2017
Inicio / Hardware / ¿Es importante la longitud de los cables digitales?

¿Es importante la longitud de los cables digitales?

Todos tenemos multitud de cables en casa. Todo tipo de cables para diferentes uso. Cables para el audio, vídeo, para conectar a otros aparatos, para transmitir datos, para conectar a internet… La lista es interminable. Generalmente los cables suelen tener una longitud corta, y encontrarse en la misma estancia. Aunque, también hay cables de mayor longitud. Es ahí cuando surge la duda. ¿Afecta su longitud a su funcionamiento? 

¿Es importante la longitud de los cables digitales?

En primer lugar es importante saber que hay cables analógicos y cables digitales. En función del tipo de cable, sí que habrá diferencias. Por ejemplo, en el caso de los analógicos, cables más antiguos por así decir, se pueden notar diferencias en su calidad si se utilizan en larga distancia. A mayor distancia, mayores son los problemas. Por tanto, la calidad se ve reducida cuando más lejos esté. Por ello, se recomendaba siempre usar cables analógicos cortos, para evitar los problemas de conexión y calidad. También se requería que los cables fueran lo más gordos posibles, para garantizar una mayor calidad.

En el caso de los cables analógicos hay una clara relación entre la longitud y la calidad. ¿Ocurre lo mismo en el caso de los cables digitales? Os lo explicamos a continuación.

Cables digitales

Por suerte, en el caso de los cables digitales el problema de la distancia se ha subsanado. En teoría no existe dicho problema. La principal diferencia reside en la señal. ¿De qué manera? En este caso, las señales digitales se distribuyen en paquetes. Por el contrario, las señales analógicas se transmiten por ondas. Esto hace que en la señal digital llegue a su destino con la misma calidad. Si la señal llega, ha llegado, y eso significa que es buena. Y el tipo de cable que haga que la señal llegue no afecta para nada. Por tanto, te da igual tener un cable de 3 euros o uno de 50. Porque no va a tener influencia en la calidad de la señal.

Eso sí, en algunos casos la distancia puede afectar. En algunos tipos específicos de cables, puede haber problemas con la distancia. Por ejemplo, en el caso de un cable HDMI. La máxima longitud permitida en este tipo de cables es de 15 metros. ¿Por qué 15 metros? Porque a partir de esta distancia empiezan a aparecer problemas de calidad con la imagen. O puede que haya cortes de imagen.

No son los únicos cables que presentan una limitación. También los DisplayPort tiene un límite. En su caso pueden alcanzar un máximo de 5 metros. También están los cables VGA. A partir de 10 metros empiezan a perder calidad. Incluso los USB tienen una longitud máxima recomendada. Dicha longitud difiere en tipo del cable USB. Para los USB 2.0. hay un máximo de 5 metros. En el caso de USB 3.0., se reduce hasta los 3 metros. Aún más corta es en el caso de los USB 3.1. ¿Cuál es la distancia en este caso? Es de apenas 1 metro.

Por tanto, podemos ver que en el caso de los cables digitales se han superado muchos de los problemas presentes en los cables analógicos, aunque en algunos tipos específicos sigue habiendo ciertos problemas. Todavía hay límites en algunos de ellos, por lo que en ciertas distancias, la longitud aún afecta. Aunque se trata de casos “aislados” y no es la norma general de este tipo de cables.

¿Hay alguna solución?

Hay una forma de poder darle solución a este problema, de forma que se pueda ampliar la distancia sin que haya una pérdida de calidad. Gracias a esta forma podemos lograr que los cables logren una mayor distancia. ¿Cuál es esta forma? Se trata de usar conversores. En la actualidad hay conversores USB a Ethernet o conversores HDMI a Ethernet. Gracias a ellos puedes llegar a obtener distancias de 40 o 50 metros. Todo ello sin que pierdan calidad. Por lo que puede ser una buena opción en el caso de necesitarlo.

TE RECOMENDAMOS
¿Qué es la memoria USF 2.1?

Por tanto, podemos concluir que la longitud sigue afectando a algunos cables. La buena parte, es que cada vez juega un rol menos determinante, especialmente en comparación con los cables analógicos. Es de suponer que la importancia de la longitud y la distancia irá disminuyendo con el paso del tiempo. ¿Qué pensáis vosotros? ¿Juegan la distancia y la longitud un papel determinante?

Sobre Eder Ferreño

Graduado en Marketing, viajero, residente en Amsterdam. Amante del cine y la lectura.